Ramón Lobo

Shakespeare en Trípoli

Por: | 21 de marzo de 2011

Gadafiprotest
Londres, frente a Downing Streett 10. / FACUNDO ARRIZABALAGA (EFE).

Proteger civiles. Ese es el titular, la frase que vende, la idea que los dirigentes occidentales quieren dejar impresa en el cerebro colectivo de la opinión pública mundial. Proteger civiles es el objetivo declarado de los ataques a Libia y como todo objetivo propagandístico es de complicada aplicación. Con frases hechas, eslóganes y unas cuantas mentiras se iniciaron guerras en Afganistán e Irak. La primera, se pierde; la segunda, se empata. Son los civiles los que han pagado el precio más alto. Se trata de otros civiles, civiles que no salen en televisión. Sin una buena imagen no existe la realidad, solo es un rumor, un murmullo. Sucede con frecuencia en el Tercer Mundo. Sucede ahora en Costa de Marfil.

 

Matar o no matar a Gadafi, esa es la cuesión. Shakespeare. Hamlet. Libia.

Nadie se pone de acuerdo (en privado será peor) sobre los límites de la resolución 1973. Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU son piezas de ingeniería jurídica expresamente ambiguas, así se da margen de maniobra a la diplomacia y a la guerra. Los ministros británicos de Defensa y Exteriores, Liam Fox y William Hague, se han hecho un lío esta mañana. Afirmaron que era legítimo bombardear a Muamar el Gadafi si las circunstancias lo aconsejan y por la tarde sus respectivos portavoces defendieron los contrario. En medio, el jefe del Petágono, Robert Gates, algo más experimentado en el arte de la apariencia y en las buenas maneras, había puntualizado que matar a Gadafi era un opción "poco sabia".

Debe de ser cierta la imagen de descontrol proyectada por los aliados si el pulsilámine secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se ha atrevido a criticar que la comunidad internacional no hable con una única voz. Resulta sorprendente: él representa la comunidad internacional.

Tampoco está claro quién dirige las operaciones militares. EEUU no quiere aparecer al frente; la OTAN, tampoco. El único que está feliz en el centro del foco es Nicolas Sarkozy.

Una guerra sin objetivos concretos y confesables es una guerra que se embrolla, se desvía y acaba mal. El objetivo de esta no es proteger a los civiles, el objetivo verdadero es cambiar el régimen libio y permitir la llegada al poder de los rebeldes, una entelequia de la que no se sabe mucho. Para obtener resultados no bastan las armas, hay que tener la valentía política de usarlas y pagar un precio por ello. El primer paso es decir la verdad a la opinión púbica.

A diferencia de Irak en 2003, se trata de un objetivo legal si se acepta el supuesto de que la legalidad emana del Consejo de Seguridad de la ONU, donde se sientan los seis países que más armas exportan.

Una vez iniciados los bombardeos empiezan las disidencias, las dudas. El pues-yo-no-quería-tanto; se-han-pasado-con-los-aviones. El teatro.

La Liga Árabe, el organismo regional que solicitó la aplicación de una zona de exclusión aérea sobre Libia, se siente incómoda. Su secretario general, Amr Mousa juega a todas las cartas porque aspira a ser presidente de Egipto. El domingo sostiene una cosa; el lunes, otra. Casi como los ministros británicos. Hasta China y Rusia, que se abstuvieron en la votación del Consejo de Seguridad, se declaran contrarios. Y Alemania, que se alía con Turquiía para bajar el todo.

Todos simulan; todos menos Gadafi, a quien el cambio de decorado le cogió embutido en el disfraz equivocado.

La narración de la historia no arranca cuando 'nosotros' llegamos a ella. América no empieza a existir cuando la descubre Colón. Las guerras no estallan cuando 'nuestros' aviones bombardean radares y antiaéreos enemigos. Tampoco terminan cuando 'nosotros' decimos que terminan. La de Irak, por ejemplo, terminó el 9 de abril de 2003, un día después de la muerte de José Couso, cuando soldados estadounidenses derribaron la estatua de Sadam Husein en la plaza del Paraíso de Bagdad. Fue una imagen para ser televisada en directo por la CNN. Una imitación del mito de Iwo Jima. La guerra real empezó el día que la Administración de Bush creyó que había terminado la suya.

Cae_regimen_iraqui

REUTERS.

Gadafi no es Sadam Husein. Ni Libia es Irak. Tampoco Afganistán. Libia solo es desierto, unas cuantas ciudades y gente dura, curtida por el sol, el viento y la sed.

La historia es larga y tozuda, tampoco finaliza cuando 'nuestros' ciudadanos acuden a votar agradecidos por los esfuerzos realizados en la defensa de su estilo de vida. Las guerras siguen, se transforman, mutan, y los que eran amigos en la lucha contra el Imperio del Mal Soviético se transforman en enemigos del Gran Satán Capitalista y cometen atentados inimaginables en Nueva York y Washington.

Nadie aprende las lecciones del pasado porque nadie lee historia. Tampoco Gadafi, que olvidó actualizar la última versión del manual Qué le Sucede a un Dictador Estúpido Cuando Deja de Ser Últil. Escribe el prólogo Manuel Antonio Noriega.

Vuelvo a Sun Tzu y a su libro El Arte de la Guerra: "Una victoria rápida es el principal objetivo de la guerra. Si la victoria tarda en llegar, las armas pierden el filo y la moral decae".

Hay 34 Comentarios

Mueran todos los dictadores y los que los apoyan. vale la pena martires en esa gesta. Mientras matan y acaban hablan y hablan pero no hacen nada. Cuando alguien decide ayudar a las victimas, entonces son asesinos. Partida de hipocritas yapanadores. O no entienden lo que pasa o prefieren ser aplaztados por los regimenes comunistas. PREGUNTENLES AL PUEBLO LIBIO QUE CREE, A ESOS QUE HAN AGUANTADO 42 ANOS DE VULGAR ATROPELLO,, SON UNOS INUTILES USTEDES QUE CRITICAN TANTO A LOS EEUU, PERO TODOS LO ENVIDIAN, QUIEREN IR CORRIENDO PARA ACA.

Un artículo muy interesante.

Se han recogido mas de 4200 firmas para traer el cuadro “Guernica” de Picasso a Gernika.

Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.

http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80

Yo solo digo que:
Nunca Mais
No a la Guerra

http://www.ingenioconsaboralaca.com/

El problema es que en esta y otras guerras no es tan fácil como en las pelis del oeste de buenos y malos. Aquí son malos contra malos.

Da asco la forma cómo Europa y USA , como siempre, creyendose los dueños del mundo deciden el futuro de cualquier país. Da asco. Nunca quisieron aprender. La Historia parece que los vuelve cada vez mas ciegos. La prepotencia y la presunción de creerse con meyor derecho que los demás países es la cruz que ellos mismos están construyendo. Tristemente es así. Da tristeza y asco. Ningún país tiene derecho a intervenir sobre otro, a no ser por la vía diplomática y con buena voluntad. No con la codicia evidente de todos esos gobernantes que jugaron las mismas cartas del que ahora quieren derrocar. sinverguenzas, todos ellos han mamado de la teta del petróleo Libio. No tiene ni ley ni moral para hacer lo que están haciendo. Hay que para la guerra ya!!!!! No estamos en la época colonial donde masacraban y ocupaban países porque les daba la gana. Ya basta. y los medios , periódicos que dejen de mentir, el 90% de su visión e información es falsa, es construída para crear una opinión engañada y servil. Da asco.

Así que la gente a la que le cae las bombas pide que intervengamos y les echemos una mano, y algunos aquí se atreven a decirles que no tienen razón. ¡Joer con los señoritos en su sillón!

Me sumo plenamente a los comentarios de Fernando, Helena y Black Pink. Han hablado de un mundo nuevo, de nuevas actitudes, de un nuevo orden. De eso se trata. Otra cosa es opinar como Gaspar Llamazares desde un auténtico y anticuado patetismo. Así le va....

Les españols son uns demonios socialiste colmilludos, lenguas con petrolio, ojos rojos de sangre, sentados soble muertos libios, robones de lo ajeno, y criminales de guerra come ils comuniste franceis. Malditos ladros del demonio. Oler a petrolio y sangue.

Ramón, tu colega Vidal-Folch lo ve de otra manera mucho más constructiva que la tuya, y con mayores miras:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/guerra/europea/elpepuint/20110321elpepiint_6/Tes

No entiendo a dónde quieres llegar, Ramón Lobo. Sabemos quién es Gadafi y quién lo puso ahí. Sabemos quiénes son Zarkozy, y Obama, y hasta nuestro transmutable ZP. Pero ¿de qué sirve ahora darnos esos latigazos? ¿Qué podemos hacer? ¿Criticar porque atacan, y criticar si no hacen nada mientras todos se matan? Nuestros líderes, por una vez en muchos años, han decidido usar el poder de Occidente acuerdo con la legalidad internacional (que, de momento, es la que es) en defensa de los derechos universales (dentro de los límites que impone esta situación, claro) en una región de la aldea global en la que vivimos. Me da igual si esas son sus intenciones reales o no. Así es como me lo han vendido, y yo les tomo la palabra. Si luego hacen otra cosa o lo hacen mal, entonces seremos nosotros los que tendremos que salir a la calle a echarlos a todos a patadas.

No sé quiénes son los rebeldes libios, pero luchan contra ese mafioso loco que administra un país y sus recursos. No sé quién los jalea, pero sé que, de momento, forman parte de la ola de cambio y progreso que recorre el norte de África. No sabemos qué pasara al final con todo esto, pero ha surgido una oportunidad en estos países endemoniados para que intenten avanzar y puedan construir SU futuro a SU manera. No sabemos en qué acabará, pero tenemos que ayudarles. Llevábamos décadas pidiéndoles que se levantaran contra los dictadores. Ahora que lo han hecho, no podemos dejarlos en la estacada.

Que estrategia tienen los EUA. Cuando quieren robar algo en un pais, pagan gente que organice movimientos en contra del gobierno en turno. Si dicho pais es una "democracia", ganan las elecciones usando enormes recursos economicos y de toda indole. Luego modifican las leyes para que ese recurso se pueda privatizar. Lo "compran" a precio de ganga y asi se quedan con dicho recurso (normalmente es el petroleo). Si por el contrario, el pais no es democratico, automaticamente lo llaman dictadura. Igual pagan gente para desestabilizar y los llaman "disidentes democratas". Cuando el "tirano" se defiende, le inventan o exageran crimenes contra su pueblo y ya tienen razones para invadirlo. Despues lo matan y se quedan con los recursos. Metodo infalible

Totalmente de acuerdo con Fernando. La soberanía nacional que mencionan algunos no debe ser obstáculo para defender a civiles desarmados. Las cosas han cambiado. Antes, lo que ocurría dentro de una familia quedaba ahí; ahora se puede acusar a padres maltratadores o abusadores. Lo mismo, afortunadamente, está ocurriendo en el mundo intrernacional

La ONU legitima la muerte. Después de miles de años cortando cuellos, por fín dos gueras mundiales han servido para algo.
La ONU cada vez se parece más al Papa.
Es infalible.
No hay lugar para dudas ni desacuerdos.
Si la ONU dice que sí, matas con Mr Proper. Si dice que no, también puedes hacerlo, pero luego tienes que escribir una autobiografía para justificar demonios y errores.
Gadafi y su prole apestan a macarrillas de barrio bajo.
Juegan con la incultura y el miedo. Berlusconi y alguno más que compartían putas con estos mamporreros, ahora se dedican a bombardearlos con cazas de última generación.
"Operación Barba Azzura", con pacto de no agresión pasado por el forro incluído.
Todos les han vendido armas a Libia. Todos. Pero de esas de juja, las que sobran. Migs a pedales.
Lo suficiente para someter a un pueblo durante años y escasa pegada para tocarle el escroto al vecino.
Ahora ese pueblo debe ser salvado de la tiranía. Porque ahora los Gadafi los matan con balas, antes los mataban de otra manera.
Pero esa no cuenta. No altera el precio del crudo.
Demasiado crudo para digerir.
Hoy ciudadano Ramírez, (en esa radio donde a la central de Japón la llaman Tukayama y que explican que se fue al garete porque en Japón hay terremotos y como aquí no los hay no pasa nada, y los parvulitos lo entienden),ese gran panadero de la información discutía si había que matar o no a Gadafi.
El decía que había que matar a Gadafi.
Lo decía EL, como diría que hoy entra la primavera.
La ONU y Pedro legitiman a partes iguales.
Y lo peor de todo es que en Fukushima están lanzando sobre la central ÁCIDO BÓRICO.
Con helicópteros terroristas.

Totalmente de acuerdo con el comentario de Fernando. Y con la esperanza de que esta acción militar pueda ser un punto de inflexión en la política de los paises democráticos. No soy partidario de la fuerza ni de la guerra, pero llega un momento en que es necesaria si queremos ayudar a los menos favorecidos.
Y tampoco soy partidario de las hipócritas "ambigüedades": no veo nada claro las posturas de los políticos que puntualizan que no es una operación contra Gadafi, sino una operación para defender a los civiles. Ni veo nada claro las posturas ambíguas de políticos y organizaciones que al principio estuvieron de acuerdo (Liga Árabe) o cerraron los ojos (China, Rusia, etc.), y ahora ponen reparos.
Gadafi es un dictador más. Dá igual qué bandera ideológica enarbole: todo dictador empieza o termina disparando contra su pueblo o contra el pueblo vecino. Si se ha decidido actuar contra un tirano, que sea a las claras y hasta las últimas consecuencias.
Esa debe ser la postura, a mi modo de ver, de una democracia verdadera, pero...

Para eclectis y quienes están mostrando iguales razonamientos - Vamos a ver si consiguen entenderlo de esta manera: No estamos defendiendo a los dictadores la mayoría de quienes estamos criticando el ataque a la otra parte del pueblo libio, los que siguen a Gadafi - que incluso podrían ser mayoría en tanto no decidieran pasarse al otro bando. Cualquier tirano debe ser despojado del poder, y se debe dejar paso a quienes pacíficamente optan por una sociedad más libre y equitativa. Pero teorizar desde nuestras cómodas butacas es muy fácil tanto para usted como para mi, puesto que nos hallamos en el campo de sucesos y nos nos queda otra opción que la de pretender creer lo que se nos dice a través de los manipulados e interesados medios de comunicación.Por ejemplo, acabamos de saber que 370 de 500 seguidores de Gadafi han sido ajusticiados, posiblemente fusilados, lo cual no nos habla nada a favor de esos partidiarios "demócratas". Veo que usted opta con mucha prisa por la solución militar, es decir, matar cuanto antes a Gadafi y sus seguidores, posiblemente sin considerar que esos seguidores también son el pueblo libio y que pueden ser muy numerosos, suficientes para que los interventores occidentales originen allí una guerra civil u otro infierno caótico como el de Iraq con más de un millón de muertos hasta la fecha. Lo veo a usted muy quijotesco (y no pretendo insultarse en absoluto, pues admiro a Don Quijote) en cuanto a su defensa del débil, pero en lugar de lanzarse a destruir y matar con saña y presteza (Francia, Gran Bretaña, USA en esta ocasión) contra los libios, pienso que mejor sería dar los pasos previos correspondientes, cuales son el aislamiento internacional y las medidas punitivas en el comercio y en las relaciones internacionales, y cualquier otra medida que pudiera evitar el derramamiento de sangre inocente. Hay algo que se llama la soberanía nacional, la cual es muy peligroso traspasarla, pues se corre el riesgo de seguir ejerciendo bajo el prisma de la bien conocida forma imperialista de tratar a los países como títeres o, tal como la historia nos ha enseñado en tantas ocasiones, como a cucarachas a las que aplastar cuando molestan. Por mi parte, toda mi mejor animosidad al pueblo libio y a su libertad.

Lo que me escama es La sospechosa preocupación de Occidente por los derechos humanos y los pueblos oprimidos que amplían mercado con China

Helena estoy contigo.
Fácil argumento sin ninguna prueba, justo como los de la opinión contraria.
La 1º víctima de una guerra es la verdad, siempre se ha dicho, ¿ verdad ?, pues eso.

Los que escribís desde pedestales de poder mediático teneis una responsabilidad muy clara, por favor presentadnos pruebas, argumentos, documentos, y no un bufiso inconexso, aderezado con par de videos en inglés, que encima ni te molestas en subtitular.

Patético.

Me ha llamado la atención el protagonismo de Francia aunque ya sabíamos lo que le gusta hacerse ver a Zarkosi
Puede alguien informar sobre los intereses petroleros de Francia en Libia?

occidente debería hacer lo que establece la carta de 1945 de la ONU, que es:
1º. RESPETAR LA LEGALIDAD INTERNACIONAL Y LA INDEPENDENCIA Y AUTONOMÍA POLÍTICA Y TERRITORIAL DE LIBIA.
2º. INCREMENTAR LA ACCIÓN DIPLOMÁTICA E IMPEDIR LA GUERRA ENTRE DOS O MÁS ESTADOS MIEMBROS.

La modificación de 1970 es un tomadura de pelo a la comunidad internacional, de Francia, EE.UU y UK.

NO A LA GUERRA
NO A LA GUERRA
NO A LA GUERRA
NO A LA GUERRA
NO A LA GUERRA

Tiene razon mas una vez, estamos nu mundo gobernado pela hipocresia - Libia a su tiempo y solos sairian con la Democracia, una pena q tenga petroleo se no nada se passaria - a ver lo q hacen los grandes com yemen y Bahrain, onde los americanos tienem bases - se ai hacen lo mesmo - tb son ditaduras - mas de las buenas, CLARO.

Y yo me pregunto. ¿Qué debería hacer occidente ante los sucesos de Libia?

Creo que nadie me podrá contradecir si digo que de no haber actuado en el conflicto, las críticas surgirían igualmente, e incluso apelando al mismo calificativo de "demagogia" que se apela tras esta acción, en ese caso por la falta de compromiso con la defensa de la Democracia.

Creo que debemos partir de una premisa fundamental. La situación actual es radicalmente diferente a la del año 2003, respecto a la invasión de Irak, o la del 2001 de Afganistán. Los acontecimiento históricos que estamos viviendo en el Mundo Árabe, donde una población joven, integrada en la sociedad de la información y de la comunicación, más preparada que las generaciones anteriores y que soporta la misma miseria, se ha levantado contra los sitemas autoritarios que les gobernaban y han exigido Democracia. Una Democracia que, debemos reconocerlo, adolece de grandes imperfecciones, pero como dice David Held, es el mejor de los sistemas conocidos. No olvidemos que nunca se dió un conflicto bélico entre países democráticos.

Ante esta nueva situación, debemos analizar la actitud del Mundo Occidental, también, desde cero. En este sentido, nuevamente, nos hallamos ante un hecho histórico. Las Naciones Unidas han decidido intervenir por primera vez en la Historia en un conflicto interno para la salvaguarda de los Derechos Humanos y la Democracia.

A partir de este punto, se abre un horizonte esperanzador. De haber permanecido callado Occidente, el ejemplo de Libia hubiera legitimado acciones similares en todos aquellos lugares en que se sucedan las diversas protestas. Se hubiera legitimado la represión al admitirse la impunidad de Gadafi.

Ahora, con esta intervención, se sienta un precedente que tal vez, solo tal vez, invista de la dignidad y la coherencia necesaria al Mundo Democrático para deslegitimar toda acción interna que suponga una violación de Derechos Fundamentales.

Dejemos de Pensar en clave de Pasado. Situémonos en el contexto actual, en el de un Mundo que está viviendo un cambio tan inesperado como esperanzador, y atendamos a la enorme importancia de la acción de Occidente, ya que, de derrocar a Gadafi y ceder al pueblo el Gobierno, nos hallaremos ante el punto de partida de la verdadera democratización y el Estado global.

Dejemos de subrayar los errores del pasado, pues rectificar es de sabios, y el camino abierto es tremendamente esperanzador.

Lástima que el acuerdo de la ONU para aislar al dictador Francisco Franco no contó con la aprobación del Consejo de Seguridad para mandar tropas e intervenir militarmente en España. Esa morocidad trajo muchos años más de lamentables actos del gobierno franqusta contra el pueblo español. Franco era la escoria que dejó el fascismo italiano y el nazismo alemán. Tal vez la democracia española se habría adelantado y no hubiera pasado por las horcas caudinas de una transición maculada por el desamparo a las personas que aún hoy no pueden enterrar a sus muertos y el juez Garzón carga con las tintas de haberlo intentado.
Gadafi y sus pares en el medio oriente tienen iguales trofeos que Francisco Franco, nacido de una traición a una República que se había creado sin un solo disparo. Midan los años de los dictadores árabes y a Franco y hay identidad de objetivos.

Por mi parte voy a ser poco correcto políticamente y me despojo públicamente de hipocresías. Si el Sr. Gadafi es lo único (pienso que es muy probable) que separa la situación Libia de un futuro democrático en el pais, lo siento por el Sr. Gadafi. Todas las revoluciones tienen ese precio. El tuvo la oportunidad de escuchar a su pueblo y respondió con violencia desmedida. Hagamos un paralelismo: Si Vd. o yo nos encontramos en algun lugar con un indivíduo armado, que arremete contra ciudadanos indefensos y los está aniquilando, para mi está claro que si lo podemos impedir nuestra violencia se justifica como un mal menor. Si en vez de Vd. o yo hablamos de alguna autoridad legítimamente señalada (ONU etc) que debe hacer? Creo que el propio Shakespeare no tendría duda alguna.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal