Ramón Lobo

Obama quiere volver a ser Obama

Por: | 23 de mayo de 2011

Israel3

ODED BALITY (ASSOCIATED PRESS).

Actualizado el día 24 a las 11.10/

La muerte de Osama bin Laden en Abbottabad (los adjetivos los pone el lector, o la justicia) ha impulsado a Barack Obama en las encuestas en EEUU y trastocado el ritmo de los republicanos y del Tea Party. Es un buen momento para ascender en los sondeos tras meses de depresión política y mercadotécnica y en vísperas de un larguísimo año electoral. Pese a la mejoría está lejos de los buenos tiempos.

Se dice que lo primero que debe hacer un recién llegado a la Casa Blanca es decidir el tiempo que desea quedarse. ¿Un presidente de una o dos legislaturas? Si se opta por la primera, como Jimmy Carter, es decir si intenta reformas que lo van a dejar fuera, es imprescindible sentar las bases de un cambio profundo que se prolongue más allá del mandato. En eso, Carter fracasó. Los que escogen la segunda, la mayoría, dedican los primeros cuatro años de presidencia a garantizarse los segundos cuatro, en los que realmente se sienten libres, cuando intentan entrar en la historia. De ser cierto, esperanza: lo mejor de Obama estaría por llegar.

Captura de pantalla 2011-05-23 a las 13.08.48



Obama arrancó con fuerza. Dedicó las primeras semanas de mandato a sentar las bases de su 'revolución': cierre de Guantánamo, final de las comisiones militares y la creación de un sistema público de Sanidad universal. Gastó dos años, mucha energía y salió trastabillado: su partido perdió las elecciones legislativas de 2010. Después, marcha atrás en casi todo en espera de tiempos mejores. Garantizarse la reelección es ahora la prioridad. Los discursos hermosos vuelven a estar por encima de los hechos, de las realidades tangibles.

Obama-1

Un 'seguidor' de Obama en Irlanda. PETER MCDIARMID (GETTY).

La muerte de Bin Laden -y el hecho de que el Partido Republicano se halla en guerra civil- le ha empujado a una jugada de alto riesgo para recuperar la iniciativa: enfrentarse a Israel, el aliado más importante de EEUU en Oriente Próximo. La difrerencia es gesticular, tal vez verbal. Sin medidas concretas que lo acompañen -un Estado palestino, presión diplomática o castigos económicos- no existe riesgo alguno para los afectados. Pese a la elegante teatralidad desplegada, una desintonía pública entre el presidente de EEUU y el primer ministro de Israel sorprende porque no es frecuente.

Benjamin Netanyahu, de quien Bill Clinton dijo que era el político más hijo de puta que había conocido, afirma que la propuesta de Obama es indefendible. La propuesta del presidente de EEUU coincide con las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad que Israel incumple impunemente.

El discurso del jueves del presidente de EEUU está dirigido al mundo árabe, al mundo islámico. Un mundo que lo recibió con esperanza y que con el paso de los meses se ha visto defraudado. Lejos quedan las hermosas palabras de El Cairo y cerca las querellas con Pakistán.

Captura de pantalla 2011-05-23 a las 16.35.37

Peace Now.

En frente de Obama, Netanyahu, el amigo de Bill Clinton, que acusa al movimiento palestino Hamás de ser la versión palestina de Al Qaeda y habla de realidades demográficas sobre el terreno que impiden el regreso a las fronteras de 1967. Se refiere a la política israelí de colonización constante de unos territorios ocupados, de forma ilegal según las resoluciones de la ONU, las mismas resoluciones que sirven para derrocar a Sadam Husein y ahora a Muammar el Gadafi con más dificultades de las previstas. Israel convive con el enemigo exterior desde antes de su fundación. Es el que le impide enfrentarse al enemigo interior y le permite aplazar el debate interno: democracia o teocracia.

No es la muerte del jefe de Al Qaeda lo que impulsa a Obama, sino las revueltas árabes de decenas de miles de jóvenes hartos de no tener futuro. Obama se mueve bien entre esos sentimientos. Llegó a la presidencia impulsado por un movimiento popular, el 'Yes we can', un entusiasmo por el cambio cuyo espíritu, pese a las lejanías -geográficas e ideológicas- tiene algo que ver con el de la Puerta de Sol de Madrid.

Allí, en EEUU, había hartazgo de una clase política, de una Administración que fabricó toneladas de miedo al terrorismo islámico y jugó con los colores de las alertas de peligro en beneficio propio, que organizó dos guerras, una de ellas, la de Irak, con pruebas falsificadas y retorciendo la legalidad internacional. Obama no es Bush, desde luego, pero tampoco es Obama y eso empieza a ser un problema.

Hay 9 Comentarios

Qué manía con hablar de la "muerte" de Bin Laden. Ni que se hubiera muerto de viejo. Según la información que se ha hecho pública, aquello parece una ejecución extrajudicial, es decir, un asesinato. Y no llamar a las cosas por su nombre es mentir..

Hamas dejará de ser la excusa perfecta de Bibi para no negociar cuando tenga que tratar con los Hermanos Musulmanes egipcios y posiblemente con los sirios.

Obama significó un cambio respecto de Bush: ahora EEUU bombardea otros paises.

Ya es muy tarde, el daño ya esta hecho, y con el discurso de Israel mas daño a causado a su mala reputacion.
Mientras siga gente en el paro, y la gente siga perdiendo sus casas no ira hacia adelante, y como los que hemos elegido y a quien el gobierna somos los Americanos, que importa la percepcion quie tengan los adulantes, Europeos.

CARTA DE UN PREMIO NOBEL DE LA PAZ-ADOLFO PÉREZ ESQUIVEL- ...A OBAMA -PREMIO A LA GUERRA-

" Sin embargo has incrementado el odio y traicionado los principios asumidos en la campaña electoral ante tu pueblo, como poner fin a las guerras en Afganistán e Iraq y cerrar las cárceles en Guantánamo y Abu Graib en Irak , nada de eso haz logrado hacer, por el contrario, decides comenzar otra guerra contra Libia, apoyada por la NATO y la vergonzosa resolución de las Naciones Unidas de apoyarla; cuando ese alto organismo, empequeñecido y sin pensamiento propio, ha perdido el rumbo y esta sometido a las veleidades e intereses de las potencias dominantes.
La base fundacional de la o nU es la defensa y promoción de la Paz y dignidad de entre los pueblos. Su preámbulo dice “Nosotros los pueblos del mundo…”hoy ausentes de ese alto organismo.
La Paz, es una dinámica de vida en las relaciones entre las personas y los pueblos; es un desafío a la conciencia de la humanidad, su camino es trabajoso, cotidiano y esperanzador, donde los pueblos son constructores de su propia vida y de su propia historia. La Paz no se regala, se construye y eso es lo que te falta muchacho, coraje para asumir la responsabilidad histórica con tu pueblo y la humanidad.
¿Cómo puedes hablar de la Paz si no quieres cumplir con nada, salvo los intereses de tu país?
¿Cómo puedes hablar de la libertad cuando tienes en las cárceles a prisioneros inocentes en Guantánamo, en los EEUU, en las cárceles de Irak, como la de Abu Graib y en Afganistán?
¿Cómo puedes hablar de los derechos humanos y la dignidad de los pueblos cuando los violas permanentemente y bloqueas a quienes no comparten tu ideología y deben soportar tus abusos?
¿Cómo puedes enviar fuerzas militares a Haití después del devastador terremoto y no ayuda humanitaria a ese sufrido pueblo?
¿Cómo puedes hablar de libertad cuando masacras a los pueblos del Oriente Medio y propagas guerras y torturas, en conflictos interminables que desangra a los palestinos e israelitas?
.
El Nobel de la Paz es un instrumento al servicio de los pueblos, nunca para la vanidad personal
Te deseo mucha fuerza y esperanza y esperamos que tengas el coraje de corregir el camino y encontrar la sabiduría de la Paz.

Hipocrita es comparar Irak con Libia o mencionar "guerra sin ton ni son· respecto a eso y quedarse tan pancho.

Ramón, espero con ilusión tu reportaje sobre los nuevos tornados en EEUU. ¡Esta vez las víctimas son blancas y no tan pobres! ¿Y qué hace Obama? ¡Se está divirtiendo en Irlanda!

y los palestinos son hermanitas de la caridad?
por que tanto odio a Israel?
al final son ustedes defensores a ultranza de las sociedades musulmanas,aquellas donde se ahorcan homosexuales,se queman iglesias cristianas y se golpea a las mujeres.
en cuanto a Obama...si lo mejor esta por llegar,hay que ser muy optimista.
deberia devolver el Nobel de la paz.
criticaron a Bush por la guerra de Iraq y este obama lanza una guerra sobre lybia sin ton ni son y se le aplaude.hipocritas!!!!

Pues claro que no es asumible para Israel la idea de negociar sobre la base de las fronteras del 67. Ni es asumible ni es posible sin derramar litros de sangre en la tarea de desalojar colonos de Cisjordania. Ahora no son los pocos miles de Gaza, ahora es medio millón a los que ni siquiera quieren ver cerca el resto de judíos de Israel. Y aún quedaría Jerusalem. El Golan sería el problema más sencillo de resolver.
Claro que también se puede plantear como una base teórica de partida y hablar de compensaciones en otra parte, o de un corredor para unir Gaza con el West Bank e incluso (y esto es probablemente lo que persigue Israel desde hace tiempo) de transferencias de población que le permitieran librarse del millón y medio de árabeisraelíes.
Pero es que con lo que queda fuera de las colonias no hay manera de hacer un "estado palestino" por más ganas que se le pongan.

Así es que, puestos a cabrear a Netanyahu (que es lo único que ha conseguido y seguramente conseguirá Obama) la propuesta debería haber sido mucho más audaz y plantear algo tan simple como que, las fonteras actuales deberían ser la base de un nuevo y único estado multireligioso. (salvo el Golán claro)
Porque esa es la única solución factible. Difícil pero factible, en tanto que la de los dos estados es simplemente imposible, salvo que la comunidad internacional acepte que siete millones de personas sean encerradas para siempre en unos cuantos corrales.
Supongo que Obama habrá querido dar un tirón de orejas al lobby judio en USA, principales culpables de lo que pasa en Palestina y de las atrocidades de sus milicos en la región.
Pero en USA hay demasiados congresistas y senadores judíos y que son los que condicionan toda la política exterior norteamericana y esos son los que decidirán en última instancia.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal