Ramón Lobo

Bambalinas que suenan

Por: | 26 de junio de 2011

Me gustan las bambalinas y el caos que generan: lo que nace lejos del escenario, donde todo se exagera, donde el parecer es más importante que el ser. Me gusta este grupo canadiense, Arcade Fire, que calienta manos y gargantas en el camerino, en el túnel, en el ascensor... La música está dentro, donde reside el arte, lo diferente, no fuera, donde solo se escucha. En los grandes conciertos todos sienten, músicos y público.

Lo importante es sentir, expresarse, compartir. El lugar, el envoltorio, la casa, la sala de conciertos es una apariencia necesaria. Pocos cruzan la línea y llegan a las bambalinas donde nace todo.

Hay 3 Comentarios

Para ser un buen fan hay que creer en las mismas cosas que los miembros del grupo. Hay llevar la misma ropa. Hay que hablar de la misma forma. Hay que comprar todos sus discos y gastar cientos de dólares que podrías haber usado para ayudar a los pobres de África. Muy conformista, ¿no te parece?

Pensaba que no te gusta el conformismo. No hay nada más conformista y totalitario que un concierto. Mira cómo la gente grita al unísono, una masa de borregos emborrachados. Pensaba que no te gusta la manipulación. Pues, los actores y cantantes pueden decir cualquier cosa en el escenario y todos los "fans" les creerán. La ideología de un concierto es totalitario, solo fans y nadie más. Si dices algo en contra del grupo te echarán a golpes. Eso es discriminación. Pensaba que no te gusta el capitalismo salvaje. Pues, todos esos fans han pagado cientos de dólares para entrar y los artistas son millonarios. ¡Pero si hay hambre en África! Además, los conciertos son terribles para el medio ambiente, vuelan de ciudad en ciudad sin preocuparse por las emisiones. En África el nivel del mar sigue subiendo y ellos hacen la vista gorda, solo para satisfacer a sus fans y ganar montones de dinero.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal