Ramón Lobo

Si no consumes no existes

Por: | 11 de julio de 2011

Africa1

REBECCA BLACKWELL (REUTERS).

Aden Salaad tiene dos años y está sumergido en un recipiente de plástico. Por las gotas que quedan sobre su cuerpo se trata de un baño. La parte delantera del recipiente está rota; parece que no permite retener el agua mucho tiempo. Sobrevive en Dagahaley, donde Médicos Sin Fronteras dirige un centro para combatir la malnutrición. Dagahaley es uno de los tres campos que forman Dabaab, en Kenia, la mayor concentración de refugiados del mundo.

Muchos son somalíes. Esta vez no es la guerra la causa de la huida, sino la hambruna. Llegan también refugiados de otras zonas del cuerno de África en las que la sequía es especialmente dura; la peor en 60 años. 

Es una hambruna que afecta a 10 millones de personas irrelevantes económicamente en un mundo en el que la relevancia la establece la capacidad de consumo, la capacidad de pagar tus cuentas.

La malnutrición es responsable de la muerte de la mitad de los 13 millones de niños que fallecen al año. Son cifras brutales, invisibles: 5,6 millones de menores de cinco años mueren cada año por falta de una alimentación adecuada. Ante tal desmesura, Occidente prefiere no mirar.

 

Aden tiene malnutrición. Su familia es pobre, paupérrima. No sabe qué es una tarjeta de crédito ni una cuenta bancaria; no ha oído hablar de la ley de la oferta y la demanda. Su ley económica es simple: solo entiende de escasez y escasez absoluta. Aden no tiene juguetes. No irá a la universidad. Su vida durará la mitad que la nuestra. Aden no sabe lo que es la luz eléctrica ni las duchas calientes ni el agua potable. No conoce ni conocerá el olor de una panadería los domingos (o los viernes) por la mañana. Tampoco sabe que es un periódico o una televisión. Ni sabe que niños como él nunca salen en los titulares.

Captura de pantalla 2011-07-11 a las 13.23.04
Más en la web Global Issues.

Un poco más al norte, en la Europa fortaleza, los titulares del día destacan el ataque sobre la deuda de España e Italia dirigido por invisibles reverenciados con un sinónimo amable: 'los mercados'. Esos son los mercados que el 'Financial Times' llama casino. También podríamos calificarlos de especuladores. No es un insulto, solo una descripción: su negocio es especular, sobre todo con el miedo.

 

El presidente de la UE, Hernan Van Rompuy, ha salido de la parálisis en la que vivía y ha convocado una reunión urgente de los Veintisiete para tratar el asunto. La noticia no es el resultado, que ya se verá, si no el gesto. No está en juego Portugal (segundo ajuste), España o Italia, está en liza el euro. Las Bolsas hacen juego.

Captura de pantalla 2011-07-11 a las 15.30.18

Cientos de millones de euros para tapar un vía de agua que se multiplica. El jefe del Banco Central Europeo tiene la receta: más Europa. En el comienzo de la crisis, en noviembre de 2008, se habló de refundar el capitalismo... Aquella voluntad quedó en refinanciar sin cambiar las normas, sin detener a nadie.

Comparar ambos mundos, el de los primeros párrafos y este, sería populista, demagógico. Por encima de los adjetivos quedan los datos, la injusticia, la conciencia de cada uno... Y la música; aquellos conciertos por África en 1985 y 2005. Los músicos no modifican las causas del hambre; en el mejor de los casos, despiertan conciencias que vuelven a dormirse. Es el momento de actuar sobre las causas. No solo es el hambre; es un problema de prioridades, de valores.

Hay 16 Comentarios

Con más o con menos razón, todos nos escudamos en algún argumento para no soltar ni un euro. Demagogia? populismo? Lo que digáis, pero la gente se muere y se muere de verdad.
Sí me gustaría comentar que no es lo mismo el hambre que la desnutrición aguda. Hambre hay en muchísimos países, pero lo que de verdad mata es la desnutrición, una enfermedad que además tiene cura. Existen tratamientos que, aplicados durante 45 días, acaban con la desnutrición aguda y que no cuestan más que 30/40 euros.
Hablar de valores, capitalismo y gobiernos está muy bien, ellos son los que de verdad pueden cambiar las cosas, pero cada uno de nosotros puede aportar un granito de arena...

Mejico, Perú, Argentina son paises pobres, pero la gente no se muere de hambre.

¿En ningún país demócratico hay hambre? Se me ocurren unos cuantos que conozco bastante bien, porque he vivido muchos años en cada uno: México, Perú, Argentina.
Es posible que el artículo se incline hacia el populismo y la demagogia, pero creo que eso no es ni por mucho lo más importante. Lo fundamental es que mientras occidente, con su libre mercado y su democracia se vuelve cada vez más gordo, estos países mueren de inanición.
Me parece que la realidad es más compleja y más interrelacionada de lo que suponemos y me parece también que es fundamental pensar en estas cosas, analizar, reflexionar. La vida en esas condiciones vuelve imposible salir de ese profundo pozo sin ayuda. Nadie sale de un estado así sin que le den una mano. Y el artículo me parece que intente reflexionar sobre ello.

Solo hechando las cuentas te sale a que:

Muere MAS de un menor (1,06) de 5 años cada segundo por hambre. Y cada uno que mire a donde quiera

Aquí seguimos preocupados mirándonos el ombligo, agobiados con nuestra deuda. Al sur por no tener, no tienen ni deudas porque ha sido tan poco lo recibido... apenas unas migajas.

¿"Irrelevantes económicamente" quiere decir "pobres"? ¿La relevancia la establece la capacidad de consumo, la capacidad de pagar tus cuentas? Lo primero es un eufemismo que puede acabar dañando a los pobres, lo segundo no es cierto. Los gobiernos de los países ricos no reparan en mi porque pague mis cuentas, sino por mi voto. Y creame, conociendo su incompetencia, mejor que no se metan en los asuntos de los pobres. Quizás ese es el gran problema, que quienes gobiernan España, Estados Unidos o Cataluña, sin poder apenas con lo suyo, se dedican a darles lecciones a los gobiernos africanos con instrumentos colonialistas como las ONGs o la cooperación. "Adelante, muchachos de Albacete, Tarragona, Toledo y Barcelona, vayan en tromba a explicarles a los sudaneses como cultivar su tierra de mierda". Déjenles en paz y recuerden lo que significaban los barquitos de trigo de la Perón para el ego de un país en ruinas y para el proyecto autártico de Franco. A Aden lo saca del barreño una ONG y lo mete en la cárcel su gobierno con fondos de cooperación europeos. Para acabar, ya que se nos sirve en bandeja, el artículo suena demagógico y populista.

El hambre en el mundo no existe ni ha empeorado en absoluto porque los bancos hayan sido rescatados.
En hambre tiene otras causas, como la corrupción, la falta de democracia y de derechos, y la violencia.
En ningún pais democrático hay hambre (tal vez tendriamos que exceptuar a la India, si podemos decir que es un pais democrático) , pero posiblemente si la habria si los bancos no hubieran sido rescatados o recibido apoyo de los gobiernos, porque el dinero que hay en los bancos es el dinero que tenemos depositado todos los ciudadanos, que de hecho, y debido a que tenemos nuestro dinero en los bancos somos todos los famosos " especuladores".
No veo por qué un pais, digamos Grecia, puede gastarse más dinero del que tiene, para lo que necesita pedir prestamos a bancos o ciudadanos privados ( quienes tienen su dinero ingresado en el banco) y que estos bancos no pidan un interés que se ajuste al riesgo de que los griegos decidan no devolver el dinero, o que no puedan porque no han sabido gastarselo de forma inteligente , o fraudulenta.
Si lo hacen se les acusa de ser unos especuladores, si no lo hacen entoces se les acusa de crear una burbuja.

depredadores y destructivos?
somos seres buenos por naturaleza, todos los somos, aunque algunos hayan crecido en realidades dificiles, siendo socializados en referentes no naturales.
Lo que si es verdad es que dentor de nuestra bondad creamos grandes gremios de trabajadores, grandes empresas muy productivas para vivir mejor, pero aquellas que creamos para nuestro bienestar se ciernen ahora contra nosotros. Creamos las multinacionales, creamos los mercados y una vez que les dimos la clave del valor bursatil dejamos de controlarlas. Ahora ningun ser humano puede controlar la ambicion de millones de accionistas de todo el munod que esperan su pedazo de la tarta cuando cierra la bolsa de su pais. Son millones que no saben de donde salen esos beneficios, pero eso ya no importa, la maquina de hacer dinero sigue en marcha y ese barreno del que Ramon habla se seguira rompiendo hasta que no retenga ni una gota de agua.
Pablo, Sumbawa, Indonesia.

No creo que sea ya un problema de valores sino de NUESTRA NATURALEZA. El sistema no funciona porque ES CREADO POR HUMANOS, QUE SOMOS esencialmente depredadores y destructivos. Los/as ilusos que creen que pueden ejercer algún tipo de control SOBRE LA NATURALEZA HUMANA no hacen más que empeorar las cosas porque en realidad no saben qué hacer con este monstruo sin cabeza. Solo hay una solución: matar al monstruo que SOMOS NOSOTROS MISMOS. ¿Cómo? ¿Ingeniería genética? ¿Extinción planetaria?

Ojalá más gente se haga eco de tus palabras

Si bien coincido en que el problema es más de valores, de voluntad política más que otra, cosa, no creo que debamos caer en argumentos del estilo de "con ese dinero se podría haber erradicado el hambre en el mundo".

Las injusticias del mundo dependen de nosotros... pero está en nuestra mano arreglarlas, pero sólo lo que está a nuestro alcance.

No creo que sea ya un problema de valores sino de inteligencia, o falta de ella. El sistema no funciona porque es esencialmente depredador y destructivo. Los/as ilusos que creen que pueden ejercer algún tipo de control no hacen más que empeorar las cosas porque en realidad no saben qué hacer con este monstruo sin cabeza. Solo hay una solución: matar al monstruo

Los intereses de las naciones pretendiendo crear un futuro donde solo el mas capaz, fuerte sea el que sobreviva dejand a continentes enteros sumidos en la desesperanza e incertidumbre

Excelente.

Con el dinero que se ha adjudicado a la banca para salvarla de la quema mundial, dicen los expertos, se podría haber erradicado el hambre en el mundo.

"No solo es el hambre; es un problema de prioridades, de valores."
Yo también lo creo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal