Ramón Lobo

34 segundos antes Haití ya era un país pobre y olvidado

Por: | 13 de julio de 2011

Haiti2-2

EMILIO MORENATTI (ASSOCIATED PRESS).

Cuenta Vicente Romero, veterano periodista de TVE, que las hambrunas son una bendición en el Cuerno de África y en el Sahel porque provocan la llegada de ayuda humanitaria. El hambre crónica, la de todos los días, es invisible: nadie mira, nadie socorre. Los problemas estructurales -la pobreza extrema lo es-, exigen algo más que cuatro semanas de foco mediático y humanitario. Haití lo tuvo hace un año y medio. Llegaron cientos de periodistas y con ellos, delante o detrás, decenas de organizaciones de la ONU y decenas de ONG. Gracias a unos y otros, la crisis estuvo en el 'mapa' unos meses.

Captura de pantalla 2011-07-13 a las 12.17.59

Haití, por razones complejas de explicar, movilizó una ingente ayuda; decenas de miles de personas se apresuraron a donar dinero para las víctimas del terremoto. No todo fue solidaridad, algunos trataron de cobrarle intereses a la tragedia. No hubo la misma reacción mundial con las inundaciones de Pakistán, también en 2010, ni con el terremoto que sufrió ese mismo país en 2005: más de 70.000 muertos.

No es racismo, se llama geografía y política.

La cercanía de la isla que comparten Haití y la República Dominicana a EEUU faciitó el envío de equipos. Basta con la presencia de una cadena de televisión en el lugar para que las demás acudan raudas con sus presentadores estrellas al frente para retransmitir la miseria en directo.

Ryszard Kapuscinski lo denunció hace años en 'Los cínicos no sirven para este oficio' (Anagrama): el objetivo ya no es contar lo que sucede sino estar donde está la competencia.

Captura de pantalla 2011-07-13 a las 13.37.19

También hubo razones políticas para decidir el envío de tropas que garantizaran el orden: evitar que la población haitiana escapara hacia a EEUU, donde viven más de medio millón, sobre todo en Nueva York y Florida. Uno de cada 20 haitianos reside en EEUU, casi siempre sin papeles.

Además hubo letra pequeña inconfesable: las inundaciones paquistaníes afectaron a zonas dominadas por la versión local de los talibanes.

Anderson Cooper, una de las estrellas de CNN, emitió su 'heróico salvamento' de un niño a quien habían golpeado. Cooper quedó muy bien; ese era su objetivo. Él y su emisora fueron los primeros responsables en transmitir la imagen del Haití violento, el de los pillajes.

El mismo Vicente Romero -que participó ayer en la inauguración en Caixa Forum Madrid de la exposición Haití 34 segundos después- denunció que el verdadero pillaje es el que padece Haití por parte de las multinacionales que 'colocan' sus semillas transgénicas a los agricultores haitianos. Esas semillas no se reproducen, al año siguiente hay que volver a comprarlas a la misma empresa. No será Haití quien las pague, será la ayuda humanitaria.

Haiti1
EMILIO MORENATTI (ASSOCIATED PRESS).

Haiti3-1
MARTA RAMONEDA.

La exposición, que llega desde Barcelona financiada por la obra social de la Caixa, intenta mantener Haití en la memoria y dar cuenta del uso dado a las donaciones. La exposición -muy recomendable- cuenta con las fotos de Emilio Morenatti y Marta Ramoneda, dos de los grandes.

El atasco de organismos humanitarios de la ONU y de ONG en las primeras semanas tras el terremoto ralentizó el reparto. No había siquiera unas prioridades definidas, todo era prioritario y urgente. El terremoto descabezó a la misión de Naciones Unidas en Haití, mató a los que más sabían del país. Esta falta de coordinacón se repite en cada catástrofe. Sea Ruanda en 1996 o en Haití 2010.

La ONU no es eficaz. Sus organizaciones dependientes, tampoco salvo excepciones.

Haití foton
Y si nos quitan lo bailao.

Haití vive un terremoto cotidiano, como el Cuerno de África y el Sahel: pobreza e injusticias crónicas. La responsabilidad primera es de Francia, que aplastó la independencia haitiana -la primera república negra que abolió la esclavitud décadas antes de que lo hiciera Abraham Lincoln- con un embargo primero y un acuerdo leonino que impuso al nuevo país el pago de unas compensaciones delictivas.

Haití pagó caro sus ansias de libertad. Después llegaron la invasión estadounidense, los Duvalier, las políticas económicas del norte que hunden la agricultura del sur, la corrupción, el tráfico de drogas, la inmigración masiva...  El terremoto de enero de 2010 llevó lo crónico a las primeras páginas de los diarios y a las aperturas de los informativos de televisión. Después, vuelta a la normalidad. Aun quedan voces, como la de Forges.

Poco queda del concurso de promesas en la primera cumbre de donantes. Los políticos producen decenas de promesas tóxicas sin miedo a ser descubiertos, denunciados, porque la mayoría de los medios de comunicación prefieren repetir el texto de la falsa promesa que vigilar su cumplimiento.

Hay 9 Comentarios

1º Millonarios hereditarios que gobiernan el país. Y que cooptan a quien sea: ahí está JB Aristide.
2º Distribución pero que muy desigual de la renta. Saqueo y explotación organizados, vaya, con la gran ayuda de unos cuantos millonarios extranjeros, por supuesto, que a alguien hay que vender lo producido, y no será a los haitianos.
3º Como consecuencia de lo anterior, falta de educación y de lo más elemental para la mayoría. Como en los viejos tiempos del Antiguo Régimen, tan amado por algunos (sólo hay que ver Grecia y su esclavitud masiva por deudas).
4º Arreglar todo esto, en Haití y en Grecia (pero arreglarlo de verdad, nada de limosnas), es posible sólo con una política redistributiva que muchos bienpensantes calificarían de subversiva y comunistoide. Pero la clase media no se crea por las buenas. Es un proceso muy largo. O sea que o a esperar o a montar una revolución (esperar, claro).

Yo lo que quiero oír, después de dar dinero, es qué hacen los Haitianos por ellos mismos. Van a seguir reproduciéndose irresponsablemente, como hasta ahora? Van a trabajar disciplinadamente, muchas horas, mucho esfuerzo y poco salario (ejemp, China, India, etc)? Van a acomodar su población a las capacidades del medio natural en que viven?... Porque yo estoy harto, muy harto de dar mi trabajo para que unos irresponsables se permitan tener 6, 8, 10 y más hijos, que naturalmente no puede mantener, y pretenda que se los pague yo. Pero si han deforestado la isla solo para cocinar, ...¡Si no caben físicamente!

Recuerdo un terremoto en Japon y otro en Lorca. En estos dos me faltaron las imagenes de tiroteos y pillajes. ¿Sera que no hubo?
Los haitianos son gente amable y trabajadora en absoluto responsable de nada. Si roban, violan y matan es animus iocandi y los autenticos responsables, como siempre, son otros.

Esta entrada delata un cinismo, y tambien una envidia increibles y poco sanas.
Periodistas como Cooper mostraron al mundo la enormidad ed la tragdia y gracias a ellos se volcó el mundo en ayudar a ese pais que sufrió no miles, cientos de miles de muertos.
Los soldados no fuero para salir en un "Fotón". Fueron porque les mandaron ir o se ofrecieon voluntarios para ayudar a loos ahitianos en un momento de necesidad extrema. Mucho mayor da la que habitualmente sufren, que no es poca.
Criticar a aquellos que fuerno y ayudaron en lo que les fué posible me parce inhumano, especialmente por alguien que luce una camisa Polo de Ralph Lauren.

Las semillas transgenicas las dan ( ademas de porque son las que se utilizan en EEUU) porque son las que tienen, son adem[sa resistentes a los insectos y producen grano que pueden consumir los humanos, no las insectos, aparte de que las plantas no necesitan ser fumigadas, algo que tampoco pueden hacer. Aparte de eso, no las vendieron ,las dieron gratis.

Olivia, siento decirte que en Haití no hay falta de cámaras, quizás sea que en el resto del mundo faltan ojos que quieran seguir viendolo salvo que vuelva a ocurrir otra desgracia.

Te olvidaste mencionar que las autoridades haitianas mintieron acerca del número de fallecidos. Hasta en las circunstancias más graves no pueden dejar de mentir y robar. Por eso creo que va a haber cada vez menos donaciones, y con razón.

Qué difícil contar tantas cosas en un post. Unas veces sale más redondo y otras, con algún pico. Tampoco es fácil leerlos, es complicado saber si la valoración que hacemos es por la calidad del post, el interés en el tema, el humor que nos acompaña al leerlo o el mal humor que queremos descargar en algún sitio.

Pero, hay días como hoy en los que no caben muchas dudas, a pesar del triste panorama, un gusto leerte.

Por aclarar un grado en la escala de grises, añadiría que en Haití hay haitianos que siguen empeñándose en vivir y que, a pesar de la falta de cámaras, hay quien sigue trabajando por allí y por aquí... Habrá que ir a ver la exposición. Saludos.

pero es más de lo mismo... el doble discurso del Sáhara o de Palestina.Hay demasiados hilos por debajo que no dejan actuar. En el caso de Palestina, la UE y España sobre todo es crítica, muy crítica, verbalmente, pero los negocios que tienen entre ellas es brutal...
http://www.alestedeleden.blogspot.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal