Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

Creo que nunca he comido carne

Por: | 04 de agosto de 2011

Oxfam

Página de Oxfam sobre la crisis alimentaria.

Comer tres veces todos los días es un privilegio al alcance de una minoría. Los que tienen la suerte de alimentarse tan bien viven en el Norte, donde se concentran la riqueza, el desperdicio de comida y los casos de obesidad. Muchos niños encienden la televisión nada más levantarse de la cama mientras que se atiborran de productos hipercalóricos.

En el Tercer Mundo no hay despertadores; es al alba, cuando surgen las primeras luces, la que marca la hora del comienzo de una lucha: sobrevivir. No existen camas ni colchones, solo unas esterillas viejas colocadas sobre una tierra dura y roja. Como los habitantes de la mayoría de las aldeas africanas no saben qué es la electricidad no han tenido que preocuparse por el consumo, comprar aparatos: televisión, lavadoras, friegaplatos.

Los que tienen suerte en el Tercer Mundo comen dos veces, a mediodía y al atardecer. Depende de los lugares, pero el arroz, el maíz y el trigo suelen ser la base alimentaria. En los días buenos se añade alguna verdura o carne de pollo, casi siempre escuálido.

Seguir leyendo »

Dónde va el dinero y otras canciones sobre la crisis

Por: | 03 de agosto de 2011

Evolucion cambio de sentido
Raúl Barbolla, siempre genial.

Los expertos analizan, los Gobiernos se paralizan, Moody's, gobernante mundial, premia a EEUU con mantener al nota máxima; los griegos ya no tienen cintura para apretarse tanto cinturón, el runrún amenaza a Italia y España, y después... Lo que es malo puede ser peor dentro de cinco minutos. La primavera árabe, su éxito en Túnez y Egipto, se refleja en un Mubarak encamado, enfermo, que recuerda a Augusto Pinochet en silla de ruedas. Libia y Siria siguen en guerra interior, con decenas de muertos civiles. Los mismos que prometieron socorro son los incapaces de defender el fuerte del euro, símbolo del sueño de generaciones de líderes y ciudadanos europeístas. Con menos Europa asoma la tribu, el 'que se vayan los extranjeros', los diferentes. Son tiempos sombríos reflejados en las curvas de un chart, del índice de las bolsas globales, de las subidas de la prima riesgo. Parecen números, pero las víctimas de ese juego de confianzas, especulación y beneficios son las personas: parados, futuros desempleados, funcionarios, pensionistas, empresas y después de una larga lista, la democracia.

1) La crisis de la Eurozona, vía 'The Guardian'.

2) Luis Eduardo Aute: Atenas en llamas.

Seguir leyendo »

La última noche de Bin Laden

Por: | 02 de agosto de 2011

 

En estos tiempos en los que se habla tanto de crisis del periodismo, del final de la letra impresa, del triunfo de la brevedad embutida en 140 caracteres, surgen reportajes como el de Nicholas Schmidle en 'The New Yorker' titulado 'Capturando a Bin Laden' (Qué pasó aquella noche en Abbotabad). No es el canto del cisne de un mundo que se muere, sino la demostración empírica del camino a seguir, de la ruta de la salvación.

Kapuscinski decía que los periodistas son buscadores de contextos, personas capaces de narrar con ritmo y elementos literarios un hecho real, una noticia.

"Poco después de las 11 de la noche del 1 de mayo, dos helicópteros Black Hawk MH-60 despegaron de la base aérea de Jalalabad, al este de Afganistán, embarcándose en una misión secreta dentro de Pakistán para matar a Bin Laden. Dentro de las aeronaves iban 23 'navy seals' del Equipo Seis, (...) un intérprete americano al que llamaré Ahmed y un perro llamado Cairo".

Seguir leyendo »

Ramadán capital Damasco

Por: | 01 de agosto de 2011

Avaaz
Ya no queda rastro de la primavera árabe, de aquel entusiasmo compartido. En Occidente cae en vertical el calor de agosto: en Siria, calor, fuego y pólvora vuelan en Hama, Damasco y otras ciudades alzadas; allí el peligro es horizontal: la muerte viaja desde la bocacha del fusil, o del carro de combate, hacia las personas que exigen una vida mejor, libertad.

"No se puede negociar con gentes que cometen crímenes contra la humanidad". "El pueblo ha decidido derrocar al régimen". "Debe marcharse". asegura Haitham al Maleh, el más célebre de los opositores sirios, en una entrevista publicada por Ignacio Cembrero, especialista en el mundo árabe.

La sociedad se mueve sobre un tiovivo dirigida por una memoria de pez: en cada vuelta, una sorpresa. Siempre se dijo que la memoria del pez dura segundos y aunque el mito ha sido derribado por la ciencia aún sirve para la metáfora literaria, siempre más libre.

El pez que gira no recuerda la piedra de la vuelta anterior. Los humanos, más sofisticados, dan nombres a las piedras que juran no olvidar: Camboya, Ruanda, Bosnia-Herzegovina, Sierra Leona, Gaza, Congo, Darfur, Libia... La diferencia entre el hombre y el pez es la honestidad. El pez no miente.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal