Ramón Lobo

Los indignados de EEUU rompen el muro de silencio

Por: | 11 de octubre de 2011

Los indignados estadounidenses han roto el muro de silencio de los primeros días, cuando los medios de comunicación de EEUU apenas informaron de las detenciones masivas en el puente de Brooklyn. Mientras que los medios tradicionales miraban hacia otro lado, la información volaba por Internet y las redes sociales. Ha sido necesario que el presidente Barack Obama les prestara atención para lograr visibilidad política. Los tiempos han cambiado.

Captura de pantalla 2011-10-11 a la(s) 05.43.44

Dibujo que ilustra a Hendrik Hertzberg.

The New Yorker publica un texto de Hendrik Hertzberg titulado "un paseo por el parque" en el que explora las razones de la protesta. Tras un recorrido crítico e irónico, el autor sostiene que aún es pronto para saber cuál será su impacto real en EEUU. The Washington Post se pregunta si estamos ante la decadencia de Occidente, ante un colapso del sistema. También entrevista a los manifestantes, se interesa por su problemas y esperanzas. Lo mejor es que el reportaje lo tuitea Jim Roberts, jefe de la edición digital de su rival, The New York Times.

Captura de pantalla 2011-10-10 a la(s) 13.18.22

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha suavizado sus críticas al movimiento: "Se pueden quedar mientras cumplan la ley"; le cita el Times en su sección local. Este diario ofrece un análisis del impacto a medio plazo de Occupy Wall Street y de su rápida extensión por todo el país. La crónica concluye que pueden ofrecer ayuda a los demócratas, pero también representan un riesgo. Por si acaso, la expresidenta (speaker) de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ya ha apoyado al movimiento desde la cadena de televisión ABC.

En The Daily Beast, Jon Avlon se pregunta si está naciendo un Tea Party de izquierda, idea que comparte Evan McMorris-Santono en TPM. El exdirector del Times, Bill Keller, es más optimsita: ¿Está acabado el Tea Party?

The Christian Science Monitor se centra en la ausencia de un liderazgo dentro del movimiento y Knight Center para Periodismo en las Américas denuncia la detención de al menos tres periodistas estadounidenses que cubrían las protestas.

Los indignados también salen a la calle en Irlanda, según The Huffington Post. Y en Twitter fluyen miles de mensajes (#OccupyWallStreet). En algunos aparece la vena patriota y 'ultra'.

Captura de pantalla 2011-10-11 a la(s) 06.30.53
La CBS destaca que la policía se ha gastado casi dos millones de dólares en sobresueldos. The Daily News informa de que los indignados neoyorkinos planean hoy manifestaciones frente a las propiedades de Rupert Murdoch, dueño del canal ultraconservador Fox News, y frente a las de otros millonarios.

PeticionImagen-23
Murdoch
en la exposición de Minotauro, en Londres. / Ben Stansall (AFP).

Hace unos días, Politico.com lanzaba sus primarias y escogía a los que en su opinión son los cinco mejores candidatos a la presidencia de EEUU -Erskine Bowles, John Chambers, Hillary Clinton, David Petraeus y Condoleezza Rice- e invitaba a los lectores a elegir los suyos. Ya tenemos respuesta; estos son los preferidos: Michael Bloomberg, Jon Huntsman, Colin Powell, David M. Walker y Mark Warner.

Naciones Unidas ha publicado un informe que confirma lo que todos sabían: en Afganistán se practica la tortura sistemática. No solo señala al Gobierno de Hamid Karzai, también a las tropas internacionales. Es una noticia destacada en The Guardian, que se centra en la policía y en los servicios de información afganos. En The New York Times afirma que el informe dibuja "un cuadro devastador" y que recoge que algunos casos de torturas salpican a las tropas extranjeras.

PeticionImagen-24
Una niña bajo la lluvia en Goma. / ASSOCIATED PRESS.

Human Rights Watch ha presentado un informe dedicado a la República Democrática de Congo y a las violaciones de mujeres denunciadas por la ONU en 2010. La ONG asegura que los gobiernos no están haciendo lo suficiente.

 

El Telegraph afirma que el régimen de Birmania se dispone a liberar a cientos de prisioneros politicos y dar pasos hacia una democracia. El diario británico cita fuentes diplomáticas.

Sony ha comprado los derechos para llevar la vida de Steve Jobs al cine, informa The Guardian. Martin Wolf empieza su obituario en el Financial Times: soy un miembro de la secta y la BBC informa de que según el certificado de defunción, Jobs murió por insuficiencia respiratoria.

 

De cierre, otro dibujo genial del griego Charis Tsevis en la revista italiana Panorama y un buen título para un reportaje: iGod.

Captura de pantalla 2011-10-10 a la(s) 13.58.07

Hay 42 Comentarios

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Esa es la cuestión que planteó Philip Kindred Dick, haciendo en su día más cromada la mirada del ser humano que se asienta en la rama quebrada de las inquietudes materiales y morales de la tecnología. Dick, se acercó bastante a un futuro más cierto que ficticio. Avanzándose a un mañana que está cerca de ser el hoy de la mirada del ser humano, poniendo su semilla hacia un mañana más tecnológico que de madurez humanista.

Y hasta puede, que en un futuro no muy lejano, la llama alargada de la tecnología alcance una dimensión de influencia política. Ante la aflicción del votante contemporáneo, las incertidumbres del futuro y la poca credibilidad de este sistema actual globalizado ¿Acabaremos votando a Google, a Apple o a cualquier corporación que nos ofrezca más aplicaciones entretenidas que promesas de trapacería?

Políticos “replicantes” o cualquier clon parlanchín bien parido, podrían
Sustituir al orador errante que son los actuales administradores, incapaces de convencer a veces ni a sus propios militantes, que no acaban de satisfacer su curiosidad participativa. Pues no es de descartar, como dice Kindred en su novela, que cada ciudadano recibirá un androide sirviente hecho a medida. De momento vamos tirando con Internet, el ipod y algún que otro multirobot de cocina.

Y como la gente está adicta a las nuevas tecnologías inmateriales de esta sociedad de la información. En un futuro no lejano, igual otros oráculos decidirán el mañana siempre incierto, de liderazgos y guías predicadores en vanos desiertos. Desde el corporativismo ambicioso y calculador puede salir cualquier cosa, sin más factor humano que la ingienería más cafre y grosera nos desee dar, anulando lo filantrópico y el amor al ser humano que anda desorientado y confundido en estos momentos de luz tenue, en este mundo trazado de crisis y trances agresivos de recesión.

Los políticos van a la baja. Pues todo fuera que las Corporaciones funcionales podrían a medio plazo sustituir a los partidos políticos. Viendo todo esto, como algo de política “no biológica”, camino entre la locura y el pragmatismo del juicio fuera del entendimiento. Entre lo artificial y lo natural, entre lo efímero y lo perecedero.

Votar desde la video consola, por sms, por “ipod”, o por cualquier artilugio de última generación podría ser factible y viable a corto plazo. Porque igual, la política acabe siendo sólo una aplicación más de nuestra vida cotidiana. Para acabar sustituyendo pancartas por hologramas de eslogans convincentes en laminados “pixeles”, de persuasión y creencias codificadas dirigidas por códigos binarios poco dados al yerro.

La codicia y la endogamia más fecunda, junto al mercantilismo mísero de la vida, nos han llevado a esta crisis global e integral de este siglo XXI. El siglo que debería de ser el de la definitiva humanización, para acabar de una vez anulando tiranías y autocracias. Y no la de la involución, que es como una detención y retroceso. Para acabar tirando piedras a la figura de Darwing con desprecio infinito y burla socarrona. Porque aquí, Dios, no quiere embalarse por no ser todo esto competencia divina ni celestial. Pues la tecnología, es más omnipresente que cualquier esencia desnuda o dogma que prometa satisfacer por lo sencillo al alma sufrida. Sustituyendo a los partidos por corporaciones, que fueran reemplazados sus candidatos políticos por replicantes de poca sensibilidad aparente y profundamente profílicos. El hedonismo mal entendido ya está enterrado como el barro que se mezcla. La riqueza sin felicidad y el poder adquisitivo del bienestar se secaron en el pozo de las soberbias desmedidas.
Estamos empeñados en ver estrellas más allá de Orión, sin ser capaces de contemplar la ficticia realidad que está mucho más cerca, una verdad que nos abraza como ilusos y cándidos electores que ya no esperan armoniosos horizontes del político al uso. Las máquinas podrían ocupar nuestro sitio y espacio en la toma de decisión de nuestros futuros gobernantes, sin la virtud de la intervención del ser humano, que puede ser sustituido por el aparato o el ingenio más contemporáneo que se alimenta del litio. Siendo alambre de espinos el político poco creíble que chirría y desafina. Mientras, la economía sigue intentando hacer ladrillería de sus viejas molduras, pensando que todo esto, nos pueda seguir dando el confort y el bienestar como si fuese el cálido vientre de una madre. Los gobernantes pueden pasar a integrarse en un “museo de los políticos”, o peor cosa; que se expusieran en ágoras y mercadillos como atracción de feria, pasando de oradores a cuenta cuentos, o narradores orales de eternas promesas y ficciones que nadie ya cree ni confía. Porque al final, los fragmentos de nuestros sueños nos distancian de los que no saben a donde van, deambulando por caminos de horizontes de bruma y promesas impías. Y el que tuviese el secreto del aroma del incierto futuro, ese sabor fuese metálico, igual que el silicio y no la sabrosa y jugosa manzana pecadora. Para tratar de saborear lo que los sentidos engañan y fingen para burlar al auténtico gusto, para solo repetir sabores insípidos que apañen y amañen nuestros sentidos. Como el pincel que ya no quiere plasmar colores, con el peligro de inundar de tenue luz el venidero mañana político.

Resplandores eternos de alientos metálicos exhalarán de autómatas programados por la lógica congruente, y que podrían encomendarse a la vereda y senda de las urnas, para recorrer manantiales de indiferencia política, que sigue empeñada en adherirse al poder, como “Un Dios ha muerto” de Nietzsche. Quizás, los androides no suspiran ni se abrazan a las flores, ni sus relojes marcan los latidos de un corazón de pasión o de un alma quebrada. Pero a la política actual, que va floja de interés y participio ciudadano, hace que otras alternativas de arbitraje y parecer mucho más automatizadas, pudieran alcanzar su objetivo en un futuro no muy lejano. Estos artilugios electrónicos que vagan por el mundo libres de materia humana y que se han exudado en nuestras vidas cotidianas.

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas? Yo, no lo sé. Prefiero pensar en el proverbio japonés de qué: mil árboles que crecen hacen menos ruido que un árbol que se derrumba.

Sergio Farras, escritor tremendista.

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Esa es la cuestión que planteó Philip Kindred Dick, haciendo en su día más cromada la mirada del ser humano que se asienta en la rama quebrada de las inquietudes materiales y morales de la tecnología. Dick, se acercó bastante a un futuro más cierto que ficticio. Avanzándose a un mañana que está cerca de ser el hoy de la mirada del ser humano, poniendo su semilla hacia un mañana más tecnológico que de madurez humanista.

Y hasta puede, que en un futuro no muy lejano, la llama alargada de la tecnología alcance una dimensión de influencia política. Ante la aflicción del votante contemporáneo, las incertidumbres del futuro y la poca credibilidad de este sistema actual globalizado ¿Acabaremos votando a Google, a Apple o a cualquier corporación que nos ofrezca más aplicaciones entretenidas que promesas de trapacería?

Políticos “replicantes” o cualquier clon parlanchín bien parido, podrían
Sustituir al orador errante que son los actuales administradores, incapaces de convencer a veces ni a sus propios militantes, que no acaban de satisfacer su curiosidad participativa. Pues no es de descartar, como dice Kindred en su novela, que cada ciudadano recibirá un androide sirviente hecho a medida. De momento vamos tirando con Internet, el ipod y algún que otro multirobot de cocina.

Y como la gente está adicta a las nuevas tecnologías inmateriales de esta sociedad de la información. En un futuro no lejano, igual otros oráculos decidirán el mañana siempre incierto, de liderazgos y guías predicadores en vanos desiertos. Desde el corporativismo ambicioso y calculador puede salir cualquier cosa, sin más factor humano que la ingienería más cafre y grosera nos desee dar, anulando lo filantrópico y el amor al ser humano que anda desorientado y confundido en estos momentos de luz tenue, en este mundo trazado de crisis y trances agresivos de recesión.

Los políticos van a la baja. Pues todo fuera que las Corporaciones funcionales podrían a medio plazo sustituir a los partidos políticos. Viendo todo esto, como algo de política “no biológica”, camino entre la locura y el pragmatismo del juicio fuera del entendimiento. Entre lo artificial y lo natural, entre lo efímero y lo perecedero.

Votar desde la video consola, por sms, por “ipod”, o por cualquier artilugio de última generación podría ser factible y viable a corto plazo. Porque igual, la política acabe siendo sólo una aplicación más de nuestra vida cotidiana. Para acabar sustituyendo pancartas por hologramas de eslogans convincentes en laminados “pixeles”, de persuasión y creencias codificadas dirigidas por códigos binarios poco dados al yerro.

La codicia y la endogamia más fecunda, junto al mercantilismo mísero de la vida, nos han llevado a esta crisis global e integral de este siglo XXI. El siglo que debería de ser el de la definitiva humanización, para acabar de una vez anulando tiranías y autocracias. Y no la de la involución, que es como una detención y retroceso. Para acabar tirando piedras a la figura de Darwing con desprecio infinito y burla socarrona. Porque aquí, Dios, no quiere embalarse por no ser todo esto competencia divina ni celestial. Pues la tecnología, es más omnipresente que cualquier esencia desnuda o dogma que prometa satisfacer por lo sencillo al alma sufrida. Sustituyendo a los partidos por corporaciones, que fueran reemplazados sus candidatos políticos por replicantes de poca sensibilidad aparente y profundamente profílicos. El hedonismo mal entendido ya está enterrado como el barro que se mezcla. La riqueza sin felicidad y el poder adquisitivo del bienestar se secaron en el pozo de las soberbias desmedidas.
Estamos empeñados en ver estrellas más allá de Orión, sin ser capaces de contemplar la ficticia realidad que está mucho más cerca, una verdad que nos abraza como ilusos y cándidos electores que ya no esperan armoniosos horizontes del político al uso. Las máquinas podrían ocupar nuestro sitio y espacio en la toma de decisión de nuestros futuros gobernantes, sin la virtud de la intervención del ser humano, que puede ser sustituido por el aparato o el ingenio más contemporáneo que se alimenta del litio. Siendo alambre de espinos el político poco creíble que chirría y desafina. Mientras, la economía sigue intentando hacer ladrillería de sus viejas molduras, pensando que todo esto, nos pueda seguir dando el confort y el bienestar como si fuese el cálido vientre de una madre. Los gobernantes pueden pasar a integrarse en un “museo de los políticos”, o peor cosa; que se expusieran en ágoras y mercadillos como atracción de feria, pasando de oradores a cuenta cuentos, o narradores orales de eternas promesas y ficciones que nadie ya cree ni confía. Porque al final, los fragmentos de nuestros sueños nos distancian de los que no saben a donde van, deambulando por caminos de horizontes de bruma y promesas impías. Y el que tuviese el secreto del aroma del incierto futuro, ese sabor fuese metálico, igual que el silicio y no la sabrosa y jugosa manzana pecadora. Para tratar de saborear lo que los sentidos engañan y fingen para burlar al auténtico gusto, para solo repetir sabores insípidos que apañen y amañen nuestros sentidos. Como el pincel que ya no quiere plasmar colores, con el peligro de inundar de tenue luz el venidero mañana político.

Resplandores eternos de alientos metálicos exhalarán de autómatas programados por la lógica congruente, y que podrían encomendarse a la vereda y senda de las urnas, para recorrer manantiales de indiferencia política, que sigue empeñada en adherirse al poder, como “Un Dios ha muerto” de Nietzsche. Quizás, los androides no suspiran ni se abrazan a las flores, ni sus relojes marcan los latidos de un corazón de pasión o de un alma quebrada. Pero a la política actual, que va floja de interés y participio ciudadano, hace que otras alternativas de arbitraje y parecer mucho más automatizadas, pudieran alcanzar su objetivo en un futuro no muy lejano. Estos artilugios electrónicos que vagan por el mundo libres de materia humana y que se han exudado en nuestras vidas cotidianas.

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas? Yo, no lo sé. Prefiero pensar en el proverbio japonés de qué: mil árboles que crecen hacen menos ruido que un árbol que se derrumba.

Sergio Farras, escritor tremendista.

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas?

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Esa es la cuestión que planteó Philip Kindred Dick, haciendo en su día más cromada la mirada del ser humano que se asienta en la rama quebrada de las inquietudes materiales y morales de la tecnología. Dick, se acercó bastante a un futuro más cierto que ficticio. Avanzándose a un mañana que está cerca de ser el hoy de la mirada del ser humano, poniendo su semilla hacia un mañana más tecnológico que de madurez humanista.

Y hasta puede, que en un futuro no muy lejano, la llama alargada de la tecnología alcance una dimensión de influencia política. Ante la aflicción del votante contemporáneo, las incertidumbres del futuro y la poca credibilidad de este sistema actual globalizado ¿Acabaremos votando a Google, a Apple o a cualquier corporación que nos ofrezca más aplicaciones entretenidas que promesas de trapacería?

Políticos “replicantes” o cualquier clon parlanchín bien parido, podrían
Sustituir al orador errante que son los actuales administradores, incapaces de convencer a veces ni a sus propios militantes, que no acaban de satisfacer su curiosidad participativa. Pues no es de descartar, como dice Kindred en su novela, que cada ciudadano recibirá un androide sirviente hecho a medida. De momento vamos tirando con Internet, el ipod y algún que otro multirobot de cocina.

Y como la gente está adicta a las nuevas tecnologías inmateriales de esta sociedad de la información. En un futuro no lejano, igual otros oráculos decidirán el mañana siempre incierto, de liderazgos y guías predicadores en vanos desiertos. Desde el corporativismo ambicioso y calculador puede salir cualquier cosa, sin más factor humano que la ingienería más cafre y grosera nos desee dar, anulando lo filantrópico y el amor al ser humano que anda desorientado y confundido en estos momentos de luz tenue, en este mundo trazado de crisis y trances agresivos de recesión.

Los políticos van a la baja. Pues todo fuera que las Corporaciones funcionales podrían a medio plazo sustituir a los partidos políticos. Viendo todo esto, como algo de política “no biológica”, camino entre la locura y el pragmatismo del juicio fuera del entendimiento. Entre lo artificial y lo natural, entre lo efímero y lo perecedero.

Votar desde la video consola, por sms, por “ipod”, o por cualquier artilugio de última generación podría ser factible y viable a corto plazo. Porque igual, la política acabe siendo sólo una aplicación más de nuestra vida cotidiana. Para acabar sustituyendo pancartas por hologramas de eslogans convincentes en laminados “pixeles”, de persuasión y creencias codificadas dirigidas por códigos binarios poco dados al yerro.

La codicia y la endogamia más fecunda, junto al mercantilismo mísero de la vida, nos han llevado a esta crisis global e integral de este siglo XXI. El siglo que debería de ser el de la definitiva humanización, para acabar de una vez anulando tiranías y autocracias. Y no la de la involución, que es como una detención y retroceso. Para acabar tirando piedras a la figura de Darwing con desprecio infinito y burla socarrona. Porque aquí, Dios, no quiere embalarse por no ser todo esto competencia divina ni celestial. Pues la tecnología, es más omnipresente que cualquier esencia desnuda o dogma que prometa satisfacer por lo sencillo al alma sufrida. Sustituyendo a los partidos por corporaciones, que fueran reemplazados sus candidatos políticos por replicantes de poca sensibilidad aparente y profundamente profílicos. El hedonismo mal entendido ya está enterrado como el barro que se mezcla. La riqueza sin felicidad y el poder adquisitivo del bienestar se secaron en el pozo de las soberbias desmedidas.
Estamos empeñados en ver estrellas más allá de Orión, sin ser capaces de contemplar la ficticia realidad que está mucho más cerca, una verdad que nos abraza como ilusos y cándidos electores que ya no esperan armoniosos horizontes del político al uso. Las máquinas podrían ocupar nuestro sitio y espacio en la toma de decisión de nuestros futuros gobernantes, sin la virtud de la intervención del ser humano, que puede ser sustituido por el aparato o el ingenio más contemporáneo que se alimenta del litio. Siendo alambre de espinos el político poco creíble que chirría y desafina. Mientras, la economía sigue intentando hacer ladrillería de sus viejas molduras, pensando que todo esto, nos pueda seguir dando el confort y el bienestar como si fuese el cálido vientre de una madre. Los gobernantes pueden pasar a integrarse en un “museo de los políticos”, o peor cosa; que se expusieran en ágoras y mercadillos como atracción de feria, pasando de oradores a cuenta cuentos, o narradores orales de eternas promesas y ficciones que nadie ya cree ni confía. Porque al final, los fragmentos de nuestros sueños nos distancian de los que no saben a donde van, deambulando por caminos de horizontes de bruma y promesas impías. Y el que tuviese el secreto del aroma del incierto futuro, ese sabor fuese metálico, igual que el silicio y no la sabrosa y jugosa manzana pecadora. Para tratar de saborear lo que los sentidos engañan y fingen para burlar al auténtico gusto, para solo repetir sabores insípidos que apañen y amañen nuestros sentidos. Como el pincel que ya no quiere plasmar colores, con el peligro de inundar de tenue luz el venidero mañana político.

Resplandores eternos de alientos metálicos exhalarán de autómatas programados por la lógica congruente, y que podrían encomendarse a la vereda y senda de las urnas, para recorrer manantiales de indiferencia política, que sigue empeñada en adherirse al poder, como “Un Dios ha muerto” de Nietzsche. Quizás, los androides no suspiran ni se abrazan a las flores, ni sus relojes marcan los latidos de un corazón de pasión o de un alma quebrada. Pero a la política actual, que va floja de interés y participio ciudadano, hace que otras alternativas de arbitraje y parecer mucho más automatizadas, pudieran alcanzar su objetivo en un futuro no muy lejano. Estos artilugios electrónicos que vagan por el mundo libres de materia humana y que se han exudado en nuestras vidas cotidianas.

¿Soñarán algún día los políticos con ovejas eléctricas? Yo, no lo sé. Prefiero pensar en el proverbio japonés de qué: mil árboles que crecen hacen menos ruido que un árbol que se derrumba.

Sergio Farras, escritor tremendista.

@incordio:las enormes subvenciones al campo existen desde décadas antes de aparición del euro.por tanto,este no puede ser la causa de las mismas.Además,siguen siendo hechos comprobados que estas enormes subvenciones quitan competitividad al resto de la economía,que sólo benefician al 2% de lapoblación y que causan hambre en africa.Y los aranceles son justo lo contrario de lo que conviene al mundo entero(aún más a los países subdesarrollados:EL LIBRE COMERCIO.La producción agrícola debe pasar a los países pobres.de este modo iniciarán su ciclo de desarrollo(siempre y cuando abracen el LIBERALISMO).Un saludo,incordio.

Estos cobardes libegales se creen que vamos a votar alppsoe, lo que consigue la doctrina, madre mia que ceguera.

спасибо жителям Донбасса!



Que cantidad de comentarios frikis!!

@incordio:O sea,que para que el 2% de la población europea se dedique a la producción agrícola,además de destinar FORTUNAS INIMAGINABLES a ello,el 40% del presupuesto,que sale de nuestros bolsillos,con lo cual,además,nuestras empresasson poco competitivas alpagar más impuestos y hay mas paro,además de ello,hay que condenar al hambre a todo un continente,África?Las subveciones son NEFASTAS incluso para nosotros.Jamás es bueno sostener artificialmente un negocio que no es rentable.¿Qué el agro habría dejado de funcionar en Europa?Si para que funcione hay que condenar al paro a decenas de millones de europeos y a al hambre a 1000 millones de africanos,que desaparezca!

Para carlos j. reagan: Las subvenciones europeas a la produccion agricola existen en funcion de la enorme diferencia de valor entre el euro y otras monedas, y es una diferencia artificial.Para que hubiera un comercio mundial justo, tendria que haber una moneda mundial. Sin las subvenciones europeas y norteamericanas al agro, este habria dejado ya de funcionar en nuestros paises.Quiza no es el mejor sistema, pero sin el habria que volver a los aranceles.

Para carlos j. reagan: Las subvenciones europeas a la produccion agricola existen en funcion de la enorme diferencia de valor entre el euro y otras monedas, y es una diferencia artificial.Para que hubiera un comercio mundial justo, tendria que haber una moneda mundial. Sin las subvenciones europeas y norteamericanas al agro, este habria dejado ya de funcionar en nuestros paises.Quiza no es el mejor sistema, pero sin el habria que volver a los aranceles.

@alexanxo:¡¡Qué bien !!.Vamos a hacer que el bienestar de todo el planeta llegue usando como base un video de Youtube.Genial.entre esto,la Atlantida,los Vikingos y los habitantes de la isla de Pascua,todos ellos citados por los indignados aquí como ejemplo de lo que nos pasa,la verdad es que no se con cua lquedarme.

esto es el neoliberalismo : sicario economico , buscadlo en youtube

esto es el neoliberalismo : sicario economico , buscadlo en youtube

Pues que bien. El vacío llegando para absorver los desmanes del capital y de sus agentes socialdemócratas. Ya era hora. Que se están descarriando hace mucho.

@carlos:la pobreza en África tiene 2 orígenes:uno,la falta de adopción de los países de ese continente del liberalismo.El otroorigen está en las políticas de subvenciones de la Europa socialdemócrata:los enormes subsidios al campo tiran los precios hacia abajo hasta un nivel en el cual el africano NO PUEDE dedicarse a la producción agrícola porque sus costes siempre serán más altos que el artificialmente bajo de los productos europeos.Sin esas subvenciones,los africanos podrían conseguir en sus países enormes producciones agrícolas que darían trabajo a los propios africanos y con esto se iniciaría el ciclo de desarrollo en ese continente.desgraciadamente,una vez más,las políticas intervencionistas,de subvenciones de Europa condenan al subdesarrollo y al hambre al continente africano.Y luego algunos aquí se califican de progres mientras alimentan esa monstruosidad creada por no seguir las políticas del liberalismo.

Es curioso; uno lle el post, luego los comentarios, y se queda tieso y sin palabras.
No entiendo el excesivo interés de algunos por poner etiquetas y hablar mal de lo que no conocen. Pero entiendo menos que ya nadie llegue al niño africano comido por las moscas y muerto de hambre. ¿Nada que decir?
Y por lo visto nada que hacer....que pena, serán los perroflautas de Africa sin acceso a Internet.
Y al final el omnipresente y adorado vendedor de Apple. Amen

@ilgatopardo:lo que comprobarás,porque confundes tus deseos con la realidad,es que la gente NO está con vosotros.Y no está con vosotros porque percibe que,dicho con respeto,de verdad,lo de los indignados además de irrelevante es una fantasmada ya que es una cáscara vacía.Una novedad,que atrae a los medios por un tiempo,pero vacía.Ojalá,lo digo sin acritud ni ironía,sigas aquí periódicamente con el mismo nick dentro de 3 o 4 años y te recordaré lo que te dije hoy.

Liberalismo mientras acumulamos beneficios -la pastuki para unos cuantos- pero socializar las pérdidas en tiempos de vacas flacas -el agujero lo repartimos a escote-. En eso ha derivado el liberalismo (neo o no). ¿No os dais cuenta de que la gente ha abierto los ojos, que ya no quiere comprar vuestro juguete roto, más amañado que la ruleta de un casino de pueblo? Se ha roto el hechizo, amigos, por mucho que algunos os empeñéis en vender duros a cuatro pesetas. Quedaros con vuestro activos tóxicos y respirar profundamente.

Ladran -Carlos Javier Reagan, Descerebrados sociatas no se qué-, luego cabalgamos.

@alertom:iba leyendo las consabidas frases huecas yu vacías de cambio,etc sin decir,como siempre HACIA QUÉ es el cambio,llegué a el "reajuste de nuestras mentes y corazones"(muy sabio y práctico a la hora de hacer avanzar la economía y la sociedad hacia el bienestar de sus gentes)pero he de confesar que llegué a un punto en el que quedé ESTUPEFACTO:tu mención a LEMURIA Y LA ATLÁNTIDA.¡Lo que nos faltaba!:ahora la atlántida entra en juego en la crisis económica.Te daré un consejo:si pretendes defender el movimiento indignado,no menciones esas cosas.Ahora bien:una vez pasado el ataque de risa,si que,y esto es en general para los "indignados",si que es para ponerse SERIO:"indignados"y demás soñadores:No os dáis cuenta que está en juego el bienestar de miles de millones de personas y que por esto debéis dejar de tratar el tema con las fantasías mas absurdas,con los disparates mas grandes,con los slóganes más vacios?Podríais tratar el tema más seriamente?No tenéis la más mínima posibilidad de obtener la aplicación de algunas de vuestras "ideas"(y soy generoso con el calificativo):la mayoría de la gente es lo suficientemente sensata para distinguir a alguien que sabe de qué habla de un vendedor de coches usados.Pero le faltáis el respeto a la gente que sufre y a algunos los ilusionáis con salidas fáciles que sóloexisten en...¿Como era? Ah si:Lemuria y la Atlántida.

El problema de este enorme despertar no son solo las crisis sino, y sobre todo, las posibilidades...la gente ha tenido acceso a información que le permite entender que existen condiciones para dar un vuelco radical en el sistema de cosas que opera en este mundo, la gente no está reaccionando solo por la crisis (hay conciencia de la necesidad de un cambio de conciencia o mentalidad en todo este asunto -fijarse bien) y eso es lo que algunos están dejando por fuera del analisis, la gente sabe que puede construirse un mundo completamente nuevo para acercar a la especie humana y cada uno de los individuos que la formamos hacia un estado de felicidad más plena...y esto tiene que ver con lo que se rumorea, cada vez más, acerca de la entrada de la especie humana a la civilización cosmica...por eso no solo se está buscando reestructurar las democracias y se apoyan los intentos de desarticular las dictaduras y los totalitarismos, por eso se cuestiona ya el papel del dinero y las actuales fuentes de producción de energia...esto no se entiende sin ver la relación estrecha entre crisis y potencial...y toda esta información se está moviendo por todo el mundo, por lo que incluso aquellos que no han podido disfrutar de las llamadas sociedades de consumo y comfort ya están interesandose por saltarse esto y sumarse a lo que ya es probable e incomparablemente mejor...el viejo olfato nos dice que solo necesitamos reajustar nuestras mentes y corazones para que se produzca el cambio más extraordinario jamas acontecido para la especie humana en toda su larga historia desde los tiempos de Lemuria y la Atlantida...Ahora son los recursos disponibles para realizar sueños los que nos retan a atrevernos a soñar

@David:quizás noconozcas las ideologías Liberal y neoliberal defienden la intervención en casos de fallos delmercado.por lo tanto,el liberalismosigue vigente(en los países donde sus poblaciones tienen la fortuna que se aplique.elmundó los seguirá

Cierto lo que dicen los de acampada badajoz, hay más, tres veces más indignados que los que se manifiestan, a mí me constan cientos de ellos que ni siquiera se manifiestan por internet, pero he escuchado sus conversaciones, las charlas en las calles en los centros de trabajo, a parte de los que apoyan y colaboran por la red, muchos más lo hacen por el boca a boca...y cuento con una reserva que está observando lo que sucede, porque presienten ya que las cosas están por tocar a las puertas de su propia conciencia...

Carlos Javier Reagan, está claro que tu argumentación está fuera de toda realidad viendo que los estados más neocons o liberalistas como EEUU bajo el mandato de G.W. Bush han tenido que intervenir fuertemente sus economías rescatando aseguradoras, bancos y demás empresas. La recapitalización de la banca que pretenden Merkel y Sarkozy también son medidas contrarias a la ideología neocon. Por lo tanto lo que ha llegado a su fin es la ideología liberalista que sostenía el Tea Party o que sigue varios altos cargos del PP. NO se sostiene simplemente porque no es factible y se ha demostrado en esta coyuntura. Vamos a asistir a como los gobiernos inyectarán grandes sumas de dinero a las economías como va a hacer Obama en EEUU y es que el único punto de referencia es lo que hizo Roosevelt con el New Deal tras la depresión de los años 30. La retrospectiva muchas veces ayuda.

Pobres gringos, su "sueño americano" se esta convirtiendo en pesadilla.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal