Ramón Lobo

Filtrar a Wikileaks, peor que matar civiles en Haditha

Por: | 25 de enero de 2012

 

El sargento Frank Wuterich no irá a prision por ordenar y participar en la matanza de Haditha, ocurrida en noviembre 2005 en Irak. Un grupo de marines destinados en la provincia de An Anbar, al oeste de Bagdad, respondieron a un ataque con bomba contra su columna con una acción de castigo y venganza indiscriminada; entraron en varias casas de Haditha y dispararon contra todo lo que se movía. Veinticuatro personas, cinco de ellos niños, perdieron la vida. Todos eran civiles, ninguno insurgente. Wuterich era el último de los ocho acusados. Los otros siete ya fueron puestos en libertad sin cargos. The Christian Sciene Monitor se pregunta si funciona la justicia militar.

 

El soldado Bradley Manning se enfrenta a un consejo de guerra que podría condenarle a la pena máxima. Su delito debe de ser más grave: le acusan de ser el filtrador de Wikileaks. La primera de las filtraciones, que después incluyeron decenas de miles de documentos secretos, fue el vídeo del ataque de un helicóptero Apache en Nuevo Bagdad contra un grupo de personas desarmadas, entre ellas el fotógrafo Namir Noon-Eldeen, de la agencia Reuters. Nunca hubo investigación, nunca hubo castigo. Como en el caso del camarógrafo español José Couso.

Esta doble vara de medir se extiende a la política exterior, al trato a los países, a los conflictos y a los autócratas, según los intereses. Al Yazeera explora el legado de EEUU en Irak después de casi nueve años de invasión.

 

Barack Obama pronunció ayer ante el Congreso -la suma de Cámara de Representantes y el Senado-, el tradicional discurso de la Unión. Uno de los puntos estrella, con las elecciones de noviembre de fondo, fue la economía, la salida de la crisis y la desigualdad en Estados Unidos, que ha sido uno de los motores de las protestas de OccupyWallStreet.

The Washington Post asegura que el discurso tiene la narrativa de la reelección. Su rival capitalino, el conservador The Washington Times, afirma que fue una mezcla de conciliación y confrontación. Politico titula con ambición: "Traduciendo el discurso del estado de la Unión de Obama".

Captura de pantalla 2012-01-25 a la(s) 07.21.30
El presidente de EEUU también habló de Irán, donde asegura están funcionando las sanciones, de las primaveras árabes, de la retirada de Irak, de la muerte de Osama bin Laden y de Afganistán, donde, según el presidente, se ha recuperado la iniciativa política y militar.

The Guardian publica una información con gráficos sobre los cambios ocurridos en EEUU bajo el mandato de Obama. Uno de ellos es este, la reducción de soldados muertos.

Captura de pantalla 2012-01-25 a la(s) 06.47.36

El republicano Mitt Romney, con serios problemas en su campaña, se dio prisa en asegurar que se siente decepcionado por el presidente. The Economist afirma que los republicanos han perdido el norte: "Un partido incoherente, candidatos incoherentes".

 

La jueza Patricia Flores ha tenido el coraje de llamar al declarar, el jueves, al exdictador de Guatemala, Efraín Ríos Montt, para que dé testimonio sobre los delitos de genocidio y crímenes contra la humanidad. También ha llamado a declarar a tres exaltos cargos militares. Guatemala sufrió una prologanda dictadura militar y una guerra en la que se cometieron graves crímenes; ahora sufre de silencio e impunidad.

 

Hay 15 Comentarios

sergio carioni, tu envidia, odio y amargura contra USA es clínica. Busca atención médica (si tienes como.) Saludos al Cono del Fin del Mundo. Cuidado con las ovejas.

¿Capitalismo? ¿La palabra de Marx? Claro, es una estupidez usarla. LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO, LIBRE MERCADO. Y que les arda a los monstruos prediluvianos marxistoides. Seguiréis muertos de hambre y a la cola.

Los Republicanos analizan opciones para la palabra capitalismo: "Yo estoy tan asustado de este esfuerzo anti-Wall Street. Estoy asustado a muerte", afirmó Frank I. Luntz(1962) , uno de los estrategas nacionales más reconocidos del Partido Republicano en una reunión de gobernadores republicanos del país. Indicó que están teniendo un impacto sobre lo que el pueblo estadunidense piensa del capitalismo. Entre sus recomendaciones a los políticos republicanos que enfrentan preguntas de sus bases sobre la desigualdad económica y otros temas que surgen del movimiento Ocupa: no usen la palabra capitalismo. “Estoy intentando remover esa palabra y sustituirla con ‘libertad económica’ o ‘libre mercado. El público… aún prefiere capitalismo que socialismo pero creen que el capitalismo es inmoral. Y si nos perciben como defensores de ‘Wall Street’, tendremos un problema”.sc

Los Republicanos analizan opciones para la palabra capitalismo: "Yo estoy tan asustado de este esfuerzo anti-Wall Street. Estoy asustado a muerte", afirmó Frank I. Luntz(1962) , uno de los estrategas nacionales más reconocidos del Partido Republicano en una reunión de gobernadores republicanos del país. Indicó que están teniendo un impacto sobre lo que el pueblo estadunidense piensa del capitalismo. Entre sus recomendaciones a los políticos republicanos que enfrentan preguntas de sus bases sobre la desigualdad económica y otros temas que surgen del movimiento Ocupa: no usen la palabra capitalismo. “Estoy intentando remover esa palabra y sustituirla con ‘libertad económica’ o ‘libre mercado. El público… aún prefiere capitalismo que socialismo pero creen que el capitalismo es inmoral. Y si nos perciben como defensores de ‘Wall Street’, tendremos un problema”.sc

El Imperialismo Norteamericano, antes de la primavera árabe, era socio y muy buen amigo: del régimen de Ben Alí en Túnez, de la monarquía de Marruecos, de Muamar Kaddafi en Libia, de Hosni Mubarak en Egipto, de la dictadura yemenita del general Alí Abdalla Saleh, y lo sigue siendo (todavía) de los emires y sultanes de la península árabe. La Primavera árabe es democrática y nacionalista. Su dirección es de clase media, su expresión religiosa, su base es de jóvenes, estudiantes y trabajadores. Su dinámica es antimperialista. Sabe que EU sólo significa para el mundo árabe sumisión colonial, dependencia, desocupación. Los pueblos árabes, para creer en las propuestas Norteamericanas de paz y diálogo, primero necesitan ver acciones concretas en favor de la paz y el reconocimiento del Estado Palestino. Todo pasa inexorablemente por ahí. El resto es retórica imperial, en la que los pueblos árabes, y el iraní también, hace ya mucho tiempo dejaron de creer.

Faluya o Bagdad se incorporan a la lista de batallas libradas hasta ahora por el Ejército norteamericano, pero con bastante más pena que honra. El monumento a la guerra de Vietnam es subterráneo y triste. El de Irak quizá no sea levantado jamás. Antonio Caño. El País

Yo nunca he oído a alguien protestando por la destrucción de los Nazis Alemanes. Ni he oído a un comunista quejándose de los asesinatos de Stalin. Ni he conocido a un comunista que no se queje hasta del color del cielo si tiene que ver con USA. Pero si hay comunistas chillando porque a los invasores japoneses que asesinaron a punta de espada ciudades chinas completas durante la Segunda Guerra Mundial les ajustaron cuentas. "Que horrible que USA lanzara 2 bombas nucleares a los pobres indefensos japoneses." Me imagino que la Armada, Fuerza Aérea y Ejercito japonés no existían, ni tampoco existió la Masacre de Nan King, pero si conocí a un sobreviviente chino quién me dijo: "Ojalá les hubieran reventado unas 20 bombas nucleares a esos desgraciados." Y estoy de acuerdo que la Guerra de Viet Nam la perdió USA después de lanzar más bombas que en toda la Segunda Guerra Mundial y dejar al país pareciendo la superficie de la luna. Solo a los estalinistas no les repugna la masacre ilimitada. USA se hartó de matar enemigos y decidió parar la matanza descerebrada de comunistas. Si reconocer aunque sea tarde que el costo en vidas enemigas es demasiado, pues se perdió. El resto de argumentos y ponderaciones hechos por ignorantes "futbolistas de salón" al otro lado del mundo, no dejan de ser lo que son: habladurías hipócritas hechas por perdedores que ni defender unas pequeñas islas pudieron.

Cuando los críticos norteamericanos de la guerra censuran la sangre y el dinero desperdiciados, generalmente se refieren solo a vidas estadounidenses y al dinero estadounidense. También los encuestadores lo presentan de esa forma. Un reciente sondeo de CBS preguntó: “¿Piensa que la remoción de Sadam Hussein del poder justificó la pérdida de vidas estadounidenses y otros costes del ataque contra Iraq, o no? (50% no, 41% sí) y “¿Piensa que el resultado de la guerra contra Iraq justificó la pérdida de vidas estadounidenses y otros costes del ataque contra Iraq, o no? (67% no, 24% sí). Simplemente no mencionan el coste para los iraquíes. “Es el fin solo para los estadounidense”, escribió Emad Risn, un columnista iraquí, en un periódico financiado por el gobierno. “Nadie sabe si la guerra terminará también para los iraquíes”. Y parece que a pocos estadounidenses les importa. Ha pasado un tiempo desde los días en que Iraq aparecía entre las prioridades de la nación, y ni hablar de las primeras. Tienen razón los estadounidenses cuando se quejan de la suerte de los veteranos que vuelven a una economía deprimida con una serie de discapacidades físicas y mentales. Pero los civiles iraquíes apenas merecen que se les mencione.

Cuando la invasión a Irak comenzó, casi tres cuartos de los estadounidenses la apoyaron. Solo los políticos con principios se opusieron, y hubo muy pocos. Cuando preguntaron a Nancy Pelosi por qué no presionó por la recusación de Bush cuando llegó a presidenta de la Cámara en 2006, dijo: “¿Y los demás que votaron por esa guerra sin tener evidencia alguna?… ¿Dónde estarán esos demócratas? ¿Van a votar por nosotros para recusar a un presidente que nos llevó a la guerra basándose en información que ellos también tenían?” Hoy, el retiro de las tropas es casi lo único popular que ha hecho Obama en los últimos dos años. Los sondeos muestran que más de un 70% apoya la retirada, aproximadamente dos tercios se oponen a la guerra y más de la mitad cree que fue un error. Pero existe una diferencia entre lamentar algo y aprender de ello. Y aunque hay amplia evidencia de lo primero, hay poca que sugiera lo segundo. Según Christopher Gelpi, profesor de ciencias políticas de la Universidad Duke, dspecializado en actitudes públicas ante la política exterior, el factor más importante que conforma las opiniones de los estadounidenses sobre cualquier guerra es si creen que EE.UU. vencerá. Esta visión solipsista del mundo difícilmente lleva al tipo de introspección que puede convertir el remordimiento en redención. Es un modo de pensar que ve que la guerra de Vietnam fue errónea no porque se invadió a un país independiente, lo arrasaron y asesinaron y torturaron a miles de personas. Fue errónea porque EE.UU. la perdió.

Según el New York Times, entre el testimonio descartado había una entrevista con el sargento mayor Edward Saz: “Ordené que los marines dispararan sobre niños en coches, y encaré a los marines individualmente, uno a uno, al respecto porque les costó enfrentar esa situación”. Cuando le dijeron que no sabían que había niños a bordo, les dijo que no era su culpa y afirmó que las muertes no deberían significar un lastre vitalicio para ellos. Los progresistas, que tratan de vincular el colapso económico a los contratiempos militares, argumentan a menudo que la construcción de la nación debería comenzar en casa, no en Iraq, convirtiendo así –a sabiendas o no– a los iraquíes en la imaginación pública de víctimas de una guerra ilegal a receptores de un bienestar ilícito. Sin ninguna ironía aparente, Obama marcó el fin de la ocupación llamando a otros a no interferir en los asuntos internos de Iraq. El esfuerzo conjunto de todo esto es como romperle primero la mandíbula a alguien con tu puño solo para lamentarte después del terrible dolor causado a tu mano. EE.UU. no es el único en esta situación. La amnesia y la indiferencia son privilegios de los poderosos. El coste de hacer las cosas siempre parece más razonable cuando son otros los que pagan el precio. © 2011 The Guardian/UK Gary Younge .

El 19 de noviembre de 2005, un pelotón de marines estadounidenses fue atacado por una bomba al borde de la ruta en Haditha, en la provincia Anbar de Iraq, matando a un soldado e hiriendo gravemente a dos. Según declaraciones de civiles los marines se lanzaron a una masacre desenfrenada, matando a 24 personas. Entre ellas un hombre de 76 años en una silla de ruedas y un niño de tres años. Fue una matanza. “Pienso que simplemente estaban cegados por el odio… y perdieron el control”, dijo James Crossan, uno de los marines heridos. Cuando escuchó la noticia, el General Steve Johnson, el comandante estadounidense en la provincia Anbar en esos días, no vio motivos para más exámenes. “Pasaba todo el tiempo… en todo el país. Tal vez, si yo hubiera estado sentado aquí [en Virginia] y hubiese oído que 15 civiles fueron asesinados me habría sorprendido y espantado y habría hecho más para investigarlo. Pero entonces sentí que solo era el precio de la acción en ese enfrentamiento en particular”. Ocho soldados fueron acusados originalmente por la atrocidad. Los cargos contra seis soldados se retiraron, uno fue absuelto y el otro sigue a la espera de un juicio. Lo sabemos porque un periodista del New York Times encontró documentos de la investigación interna de los militares estadounidenses en un basural cerca de Bagdad. Un asistente los estaba usando para alimentar un fuego para cocinar carpa ahumada para la cena. sc

«Los peritos creen que "la imagen vista por el personal que tripulaba el carro de combate" debía tener "entre 600 y 400 centímetros", lo que les lleva a concluir que eran capaces de distinguir "con total claridad" a las personas que se encontraban asomadas a los balcones del Hotel Palestina.» El Pais, 16/05/2011.
Si CREER es evidencia, cualquier loco es Napoleón Bonaparte con solo creerlo. Y no está demás mencionar que el comandante del tanque no tenía otra cosa más que hacer que mantener contacto visual con los periodistas apostados en un balcón del hotel A MÁS DE 1.8 KM DE DISTANCIA. Ver el mapa de Bahgdad para no parecer "Perito Independiente" y hacer el total ridículo.

«... bajo el mandato de Obama... la reducción de soldados muertos.» Si leo bien el gráfico la mayor reducción de muertes en Iraq se da de 2007 al 2008, y si mal no recuerdo el presidente era BUSH. Obama toma posesión del cargo en enero 2009, que es cuando se da el pico de muertes en Afganistán. Ahora las muertes han bajado a cero en Iraq debido a la salida de las tropas NEGOCIADA POR BUSH, en Afganistán las bajas han decrecido debido a que el Congreso forzó a Obama a mandar más tropas. En fin, no importa, la Verdad en boca izquierdista es muuuuuuuuuy elástica.

¡¡¡Que desperdicio!!! Los gobiernos deberían abolir las cortes y ministerios de justicia. ¿Para qué sirven si el Sr Lobo puede decidir la culpabilidad de cualquier persona sin siquiera analizar las pruebas? Pues Lobo para Juez Universal. La ARROGANCIA e ignorancia de algunos...
Si estuviese yo comandando un tanque en combate y me apuntan con un lente telescopico a distancia, abriría fuego más rápido que Garzón pidiendo dinero. Los DESIGNADORES LASER PARA ARTILLERÍA vistos de frente parecen cámaras fotográficas... Si Couso no sabía eso, pagó caro.

¡ Coño! de pequeño siempre había oído que está muy feo señalar, pero nunca pensé que sería tan grave.
Entre lo que dices del soldadito ese, por señalar, de Garzón por lo mismo, y lo de aquel por señalar a la justicia en España. ...Yo no miro a nadie.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal