Ramón Lobo

Sierra Leona, ¿solo un culpable?

Por: | 27 de abril de 2012

PeticionImagen(80)
Issouf Sanogo (AFP).

La Historia no existe; en realidad es solo el relato más o menos ingenioso de los vencedores. Charles Taylor lo fue durante años, como jefe de la facción guerrillera ganadora de la guerra civil de Liberia; después, presidente responsable de la guerra en la vecina Sierra Leona, perdón, solo cómplice, según la sentencia del Tribunal Especial (@SpecialCourt). El proceso ha durado cinco años y costado 250 millones de dólares. Para las víctimas la justicia es visualizar que el más poderoso no es impune; allí empieza la reconciliación.

 

Taylor tenía a su vez un financiador en jefe, Muamar el Gadafi, que jugó a emperador africano. Lo pagaron con su vida y la amputación de sus manos y brazos decenas de miles de personas; con su infancia y el futuro, decenas de miles de niños soldado. Taylor sacaba diamantes (de sangre) de Sierra Leona y los cambiaba por armas y dinero. Su suministrador principal era Viktor Bout, exoficial soviético del KGB, el mayor traficante de armas de finales del siglo XX, ahora en una cárcel de Nueva York. Taylor, Gadafi y Bout jugaron a varias barajas, algunas de ellas no han salido a la luz, y al final perdieron. Eran solo peones.

 

Los demás saqueadores de diamantes, entre los que se encuentran empresas conocidas, no han sido ni serán condenados. La justicia internacional tiene límites, como la política y la verdad; el límite son los intereses, como recuerda a menudo Global Witness.

Captura de pantalla 2012-04-26 a la(s) 19.56.07
Esencial para entender: Chema Caballero, un testigo de la matanza.

También: fotografías tomadas en Liberia por Tim Hetherington, muerto en Misrata durante la guerra civil de Libia.

 Aquí se puede leer la sentencia completa.

 

The Guardian se pregunta qué significa el veredicto para la justicia internacional y por qué África no ha podido juzgarle en su suelo. The Christian Science Monitor recuerda dos casos pendientes: el del expresidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, y el de Sudán, Omar al-Bashir, este procesado por la Corte Penal Internacional, un intento de justicia universal que, de momento, solo juzga a africanos negros, y que no cuenta con el respaldo de EEUU, China e Israel. No firmaron para evitar ser perseguidos.

El Telegraph recoge el júbilo de los antiguos niños soldados que padecieron el mando de Taylor.

PeticionImagen(81)
Gali Tibbon (AFP).

En la foto un soldado israelí enseña el manejo de un arma a un niño con ocasión de la fiesta nacional. Se conmemora el 64º aniversario de la fundación de Israel. La imagen fue tomada en el asentamiento de Efrat, en Cisjordania, tierra ocupada a los palestinos.

PeticionImagen(82)
Claude Paris (ASSOCIATED PRESS)
.

Captura de pantalla 2012-04-26 a la(s) 20.30.00
A The Economist no le convence François Hollande; sostiene que es una mala opción para su país y para Europa. Le Monde compara los programas de los dos candidatos. Tariq Ramadan, un intelectual árabe que la Administración de Bush consideraba demasiado radical, ha entrado en campaña con una propuesta muy concreta: votar contra Sarkozy.

Le Figaro realiza una 'prueba de estrés' de los programas de Sarkozy y Hollande, y sus efectos en las cuentas públicas y en la inflación.

Captura de pantalla 2012-04-26 a la(s) 22.54.39

Captura de pantalla 2012-04-26 a la(s) 20.32.46
Malas noticias para el futuro del Periodismo. The Atlantic informa de un nuevo peligro. No es la crisis, ni la caída de la publicidad, ni Internet, ni el periodismo ciudadano ni Twitter; el verdadero peligro son los periodistas-robot.

Hay 6 Comentarios

miles de niños y niñas amputados porque sí y con crueldad ...¿en qué mundo vivimos?...es un asco que no se frenen estas barbaries antes de que ocurran...¿políticos títeres y organismos internacionales qué hacen y de qué sirven?...

Juega al mejor simulador político, económico, y militar, gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

no hubiera sido demas darnos el listado de empresas occidentales que saquean diamantes y otros recursos y participan del crimen de manera principal. O sol hay huev.. para nombrar a africanos?

Los Hombres Belstaff Blazer

Belstaff Cazadora hombre

Los Hombres Belstaff Bombardero,

Hombres chaqueta Belstaff

Belstaff Mujeres de la Blazer

Mujeres Chaqueta Belstaff

Ventas y bajos Con Envío Gratuito una región de España, cualquier

Nuestra tienda: http://www.belstaffsale.co.uk/

100% auténticos bolsos de diseño para asegurar que las compras por favor, introduzca la siguiente URL

http://www.bolsosoutlet.net/

http://www.designerhandbags.uk.com/

http://www.designer--handbags.co.uk/

http://www.bagireland.net/

Evidentemente no. Pero de lo que se trata es de mantener ese tribunalillo para africanos evidentemente malos, y tranquilidad de dos ó tres.
Lo ideal es que hubiera funcionando a pleno rendimiento mas de un tribunal y se hiciera justid¡cia de verdad, no simbolismos.
Pero como las leyes las hacen los políticos a su medida...y el pueblo dice amen...

Señor Lobo, desde la más sincera modestia, le comento que la afirmación con que da comienzo a su artículo en absoluto es cierta: la Historia SÍ que existe y sus escritos son la mejor muestra de ello. Ciertamente, asistimos diariamente al devenir de sucesos intrínsecamente conectados con lo que pudo suceder ayer o incluso 1200 años atrás. El que algunos de esos hechos estén tergiversados y el Hoy contribuya aún más a ello constituye una parte importante de la tarea del historiador, quien en teoría debe hallar la luz en el caos. Así pues, me reitero en lo dicho: la Historia está viva y está entre nosotros.
Por otra parte, me alegro muchísimo de su grata recuperación y la posibilidad que diariamente nos ofrece a sus lectores de acercarnos a la realidad internacional desde una óptica nada común y altamente formativa.
Reciba señor Lobo un cordial saludo!!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal