Ramón Lobo

Los asesinos tienen la risa fácil

Por: | 16 de octubre de 2012

 

Radovan Karadzic no se siente un asesino de masas. Su espejo refleja un héroe serbio, un hombre que protegió a su pueblo y que debería ser premiado por sus esfuerzos de paz durante la guerra de Bosnia-Herzegovina (1992-1995).

En la primera sesión de su defensa en La Haya, el jefe político de los serbobosnios no mostró arrepentimiento alguno. Vestido con un traje grisáceo, corbata azul a rayas y una sonrisa heladora se presentó ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) como un hombre de letras amante de la medicina.

Presume de poeta por sus versos en defensa de la limpieza étnica; es psiquiatra, profesión que le sirvió para torturar con conocimiento científico a los habitantes de la ciudad de Sarajevo durante un cerco de 44 meses que causó cerca de 10.000 muertos.

Siefe of Sarajevo Children Victims 1

Entre el público de La Haya, una representación de las madres de Srebrenica: la mayor matanza ocurrida en suelo europeo desde el final de II Guerra Mundial (si exceptuamos las purgas de Stalin). En tres días de julio de 1995 las tropas al mando del general Ratko Mladic, también procesado por el TPIY, mataron a cerca de 8.000 varones musulmanes. Después escondieron sus cuerpos en fosas comunes.

 

No existe justicia, nacional o internacional, que resacie a las víctimas; ellas ya perdieron en la muerte de sus familiares. En una zona de guerra -Bosnia-Herzegovina, Croacia, Kosovo, entre otras-, donde los crímenes son masivos, solo es posible impartir una parte de justicia.

El procesamiento de los jefes de la barbarie es esencial en la proyección de una imagen: pagaron sus crímenes. Sucede con Karadzic; también con Charles Taylor en Liberia y Sierra Leona y con los jefes jemeres rojos en Camboya. Esa justicia de imágenes, de sensaciones, no desciende a los crímenes de guerra individuales, a cada aldea, a cada barrio; nunca alcanza a cada mujer violada.

Captura de pantalla 2012-10-16 a la(s) 16.37.19
Mapa del cerco. / BBC
.

Karazdic se presentó con una sonrisa desafiante colgada de los labios. La misma pose de Mladic, que el ya difunto Slobodan Milosevic.

El jefe de los serbobosnios anunció que llamará a 300 testigos; también coqueteó con la idea, tan serbia, de la teoría de la conspiración. Los Balcanes pasaron de los relatos mitológicos transmitidos por tradición oral a los relatos mitológicos transmitidos por televisión. Algo parecido sucede en España.

Captura de pantalla 2012-10-16 a la(s) 14.36.26

Se regresará a la polémica de quién lanzó las bombas sobre el mercado de Sarajevo, a discutir el número de los asesinados. Como en Núremberg.

PeticionImagen(330)
Vukovar, 1991. / Vincent Amalvy (AFP)
.

El juicio a Karadzic devuelve al primer plano a la UE, premiada con el Nobel de la Paz. La guerra de Croacia, primero, y la de Bosnia, después, fueron la consecuencia del gran fracaso europeo. Mientras se inventaba la ingeniera de Maastricht y las bases del (fracaso) euro, Europa se descosía por el Este.

Regresaron los intereses nacionales. Alemania, Francia y Reino Unido jugaron en favor de sus intereses. No hubo voz europea. Pasaron los meses y los años: más de 100.000 muertos y dos millones de desplazados. Europa fue incapaz de prever la guerra, evitarla; también, de detenerla. Tuvo que ser el EEUU de Bill Clinton el que en agosto de 1995  decidió acabar con la matanza.

Después llegó la componenda de paz en Dayton, que secuestró a los bosnios en un Frankestein en manos de los mismos que crearon la guerra, que se beneficiaron.

Esa Europa ausente también sirvió para evitar el contagio, la chispa. No era 1914 ni 1939. Esa estructura de encuentro funcionó de alguna manera, evitó males mayores.

Veinte años después del inicio de aquella guerra, la UE vive su peor crisis de la historia y las causas que permitieron la guerra en 1992, el nacionalismo tribal, se mantienen en Bosnia y florecen en otras partes de Europa. Como decía Der Spiegel, es la hora de los egoístas, de los oportunistas.

 

 

Charlie Chaplin lo dijo en Mounsieur Verdoux: "La diferencia entre el héroe y el asesino es una cuestión de número; el héroe mata a un millón, el asesino a cinco". Ser héroe o asesino depende de quién escribe la historia y la historia siempre la escriben los vencedores.

 

Hay 11 Comentarios

Javier en una cosa estamos de acuerdo: castiguemos a los criminales de guerra, después barramos nuestro propio patio antes de ir al del vecino....

}}Las más GRANDES ESTRELLAS de Hollywood usan ahora este método para BAJAR DE PËSO: http://su.pr/1xuU15

Me gustaría matizarle que el Estado Bosnio sí que distingue entre las 3 étnias, de hecho como estoy seguro que sabe, el poder ejecutivo se reparte entre 3 miembros de presidencia (un serbobosnio, un bosniocroata y un bosníaco y le ruego que me disculpe usar ese término).
Por otro lado, no, los serbobosnios no pertenecen al Estado Serbio ni los bosnioscroatas pertenecen o son ciudadanos de la República Croata.
Por último, si de los serbobosnios dependiera, no pertenecerían al Estado Bosnio, sino que crearían su propio Estado Srpska o se incorporarían a Serbia, por esta razón no creo que estén esperando para intervenir a la mínima oportunidad para lanzarse a por los otros.
La unión de Bosnia no es para siempre y tampoco creo en "Burros Volando", por lo que se debería afrontar este problema ya y establecer un sistema político que refleje la realidad social del Estado Bosnio.
Lo importante ahora es castigar a todos los criminales de guerra y que vean que no todo vale, sean del bando que sean.

Estimado Javier los únicos bosnios son musulmanes. Serbios y Croatas pertenecen a estos países una vez comenzado y acabado el conflicto. Bosnia-Herzegóvina es un país independiente que no contempla el hecho serbio ni croata. Si estos anteriormente citados aún se "embolsan" dentro del estado Bosnio es para provocar e intervenir a la mínima oportunidad. Hace años que dejé de creer en Burros Volando. El señor Ramón Lobo lo sugiere con la justa ironía.
Vea la actitud que tiene Serbia en Kosova y luego hablamos de Kosovacos......

Sr./Sra. Sameera, ni he negado el genocidio (de hecho he señalado las BARBARIES de serbobosnios) ni es erróneo el término bosníaco para señalar a los bosnios musulmanes. He querido con eso diferenciar las 3 étnias que forman el termino "BOSNIO": 1) Bosníacos o Bosnio-musulmán, 2) Bosniocroatas y 3) Serbobosnio. Y no, no es un término despectivo.

Me reitero por lo tanto en mi afirmación y le invito a releer mi comentario en profundidad y sin buscar una maldad inexistente antes de afirmar tales insidias.

Repito por lo tanto que atrocidades se cometieron en ambos bandos y que con eso no justifico ni mucho menos, las acciones (incluyendo el genocidio) de algunos serbobosnios y en especial de los paramilitares de los Tigres de Arkan.

Un saludo.

Había tropas europeas en Srebrenica el día que llegó Mladic con sus matarifes. Soldados profesionales holandeses que debieron luchar para cumplir con su mandato de proteger a los civiles. Ellos y sus mandos (militares y sobre todo civiles) cargan hoy en su conciendia con miles de muertos) Si aquel día hubieramos, hablo de nosotros como europeos, puesto el pie en pared quizá aquella locura se habría cortado de raíz y miles de personas habrían salvado al vida. Pero para eso hace falta tener un coraje que quizá ya no tengamos.

Compartir esto en facebook por fa, y no olvidemos que hace 5 años la deuda pública era de 36% y despues de endosarnos la privada, bankia y cia. casi del 100% que pagaremos y sufriremos todos.
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/10/15/catalunya/1350331207_551842.html

(a los bosnios: vae victis, dejad de queraros de una vez como niñas por haber perdido y de pedir ayuda todo el tiempo a los demás; y los snobs de Sarajevo:en Africa también hay gente que sufre)

Muy buen artículo le felicito. La poesía a amarga de las victimas acompaña la lectura entretejida en sus palabras.
No se dice "Bosniacos" se dice Bosnios, lo despectivo guárdelo para su ámbito privado Javier, aquí es un delito. le apercibo que hacer apología del Genocidio es un delito contemplado por el Código español.

En mi opinión demasiado tópico de serbio es culpable y bosnio es inocente.

Es una guerra demasiado compleja en la que los bosníacos no son ni mucho menos "santos" a pesar de las barbaries de ALGUNOS serbobosnios.

Y con lo de Dayton no le entiendo correctamente si lo que afirma es que los serbobosnios tienen "secuestrados" a los bosníacos, algo que me parece lejos de la realidad dado el sistema político que se instauró y que aún perdura. Donde los que ahora quieren la autodeterminación son los serbobosnios y los que propugnan la "unidad" del Estado son los bosníacos. Le doy por lo tanto toda la razón al llamarlo "Estado Frankestein".

Me gustaría felicitarte por el post de ayer. Me gustó el titular. La palabra tarde, siempre tarde, aplicada al milagro o evolución que se espera, y también al pueblo paquistaní.
Es importante hablar sobre asesinos. No es bueno continuar en el tabú, en la evasión, ni fomentar la disidencia. Viven de ello. Se convierten en expertos parasitando. Yo creo que este es el objetivo del asesino. Por eso reincide, se repite y se replica en sus nuevas víctimas. Y con cada pequeño olvido, con cada resignación, nos vamos volviendo cómplices. Quizás por eso se sonría abiertamente. Porque demuestra que no ha perdido la sensibilidad. Cada uno de cambios por los que ha pasado su rostro, lo demuestra. Sabe que ante la enorme evidencia del crimen, buscamos detalles, señales que nos puedan conducir a encontrar algún sentido. Puede continuar riéndose para demostrar que es un ser humano, no una tenia. Porque no conseguirá que nos avergoncemos o nos asustemos o nos avergoncemos de nosotros mismos. Fue él quien decidió desmarcarse matando cuantas vidas le estorbaban, masacrando a quien consideró más débil.
En cuanto a la OTAN, se cita que "La unidad de la OTAN ha sido puesta en evidencia ya desde sus principios". Pero no es una cuestión de unidad, sino de humanidad la que se debe de abordar. Siempre y cuando no sirva para que los asesinos continúen prosperando.

|||Si quieres PERDER ºPESO*, un consejo: ¡¡CIUDA TU HIGADO!! http://su.pr/1xuU15

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal