Salvador Camarena

Las muertas y la candidatura de Peña Nieto

Por: | 14 de enero de 2011

41784_36394401504_1794_n

 

2011 ha iniciado con un signo ominoso para las mujeres: quienes se supone que las defienden desde los gobiernos estatales (como se llama acá a las autonomías o provincias) han votado en contra de investigar si el asesinato de 922 de ellas en el Estado de México amerita la emisión de una alerta de violencia feminicida. La razón de esa negativa es, como todo lo será este año, electoral.

Algunos creen inevitable el triunfo del priista Enrique Peña Nieto en las elecciones presidenciales mexicanas de julio de 2012. A los simpatizantes del PRI, a los compañeros de partido del todavía gobernador del Estado de México les urge que pase el tiempo, que ya sean los comicios, que la ventaja en las encuestas se convierta en votos y que se abra de nuevo la residencia oficial de Los Pinos al grupo que gobernó México durante siete décadas. Para otros, esa especie de "destino manifiesto" no luce halagüeño. Sus temores se basan en el récord que como gobernante tiene Peña Nieto en algunos rubros. Por ejemplo, en los feminicidios.

Con más de 15 millones de habitantes, el Estado de México es la entidad más poblada del país. De enero de 2005 a agosto de 2010, es decir prácticamente en el mismo periodo en que ha gobernado ese estado Peña Nieto, 922 mujeres han sido asesinadas ahí. No se conoce la identidad de los autores del 57 por ciento de esos homicidios, según ha denunciado el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. En cambio, sí se sabe que en el 35 por ciento de esos feminicidios (322 mujeres) el asesino fue un "conocido", básicamente su pareja. Dicho de otra manera: mientras que en España --con una población tres veces mayor que la del Estado de México-- hay en promedio 63 asesinadas por violencia machista al año, en el territorio de Peña Nieto hay alrededor de 58 anualmente.

Alarmada por este número de asesinatos, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos demandó, en el marco de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres investigara si procedía declarar una Alerta de Violencia de Género. La solicitud fue desechada este martes 11 de enero por mayoría de votos. Se opusieron sobre todo institutos "para la mujer" de estados gobernados por priistas.

Las autoridades del Estado de México han defendido esa negativa a investigar del que se supone es el máximo órgano legal de defensa de las mujeres diciendo que es indebido ver números "absolutos" de asesinatos (en esas estadísticas, es decir con 922 homicidios en cinco años, el Edomex ocuparía el segundo lugar nacional, sólo después del dramático caso de Chihuahua, donde en 2010 hubo 446 asesinatos de mujeres, 306 de ellos en Ciudad Juárez). Los defensores del gobernador Peña Nieto piden que se vean los números de prevalencia, o sea, cuántos casos hay por cada 100 mil mujeres, con ese rasero tienen un, suponemos que creen honroso, séptimo lugar nacional: en el Edomex en 2009 hubo 2.76 homicidios dolosos de mujeres por cada 100 mil de ellas.

Lo que los defensores del gobernador Peña Nieto no dicen es que el Estado de México ya disputa liderazgo nacional en muchos rubros, y que el mandatario de esa entidad debería ser ejemplo de buen gobierno, máxime si busca ser Presidente de la República. Lo que no se dice es que antes que mostrarse como un gobernante de avanzada, que frente a una realidad tan compleja como la de los feminicidios, y un señalamiento tan puntual como el que han hecho diversas agrupaciones de mujeres, Peña Nieto prefiere escudarse en que todo hoy se reduce a que sus adversarios quieren usar estas muertes para socavarle sus posibilidades electorales, y por tanto hay que impedir la investigación.

Ana Yeli Pérez es abogada de la comisión que solicitó la investigación para saber si procedía una alerta. Ya prepara una solicitud de amparo, que es un derecho Constitucional, ante el revés que han sufrido. Ella explica que la defensa mediática de los voceros de Peña Nieto constituye un "argumento vacío". Decir que tienen muchos casos porque tienen mucha población --dice con voz indignada-- es lo mismo a decir que como soy un estado grande no importa una masacre. Y menos aún parece importar, digo yo, si esa masacre se denuncia en días preelectorales, como los que corren.

 

Imagen tomada de la página 

 

Hay 7 Comentarios

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo

de acuerdo en la corrupcion total de mexico

"Ah, un simple monosílabo bastaría para hacer saltar al mundo. Pero esta noche no hay sitio para una sola palabra más." O. Paz en libertad bajo palabra
No! a la prevalencia, ok!

Ok! muy belo!

Es algo así como Águila o Sol de O. Paz, un mundo que se ha acostumbrado a la perversidad, belo!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y locutor de radio. Se ha propuesto hacer de este espacio una red de amigos en el continente.

Eskup

TWITTER

Salvador Camarena

Archivo

diciembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal