"/>
Cano

Con ustedes, Mark Knoller

Por: | 13 de octubre de 2011

Después de mi incursión en el bajo Manhattan, es casi un placer el reencuentro con la rutina del Ala Oeste y con gente como Mark Knoller. Quizá muchos de ustedes no sepan quien es Mark Knoller, un simple periodista. Pero me ha parecido imprescindible que los seguidores de este blog lo conozcan y he decidido dedicarle este post.


Mark Knoller explica los datos catalogados sobre Obama en el año 2010.

Mark Knoller es el principal corresponsal en la Casa Blanca de CBS Radio, pero su influencia y su prestigio en este lugar exceden con mucho al de su cargo. Knoller sabe más que nadie de lo que ha sucedido en los últimos años entre estas paredes y posee un mejor archivo sobre las actividades presidenciales que el propio Servicio Secreto. Cuando un periodista tiene una duda sobre qué ocurrió exactamente y cuándo, se lo pregunta a Knoller, no al jefe de prensa, siempre que el célebre colega esté de buen humor, por su supuesto.

El término celebridad no es exagerado. Desde la jubilación de Helen Thomas, Knoller es el periodista sobre quien más reportajes se han hecho y a quien más veces se ha entrevistado, precisamente por su reconocida sabiduría y otras particularidades de su personalidad y su estilo.

Con 59 años de edad, Knoller ha cubierto de forma estable la Casa Blanca para CBS desde la presidencia de George Bush padre, pero ha seguido de forma intermitente para otros medios a todos los presidentes desde Gerald Ford. Antes de la era de Internet, en los años de Bill Clinton, se le ocurrió elaborar lo que el llama "un diario" en el que anotar cada cosa, grande o pequeña, que hacía el presidente: cuántos minutos hablaba, qué adjetivos utilizaba con más frecuencia, de qué colores se vestía, cuántas horas pasaba fuera de la Casa Blanca, cuánto descansaba y otros cientos de detalles que pasan inadvertidos a los más atentos biógrafos.

Screen shot 2011-10-12 at 9.02.18 PM
Knoller cataloga en Twitter detalles como el tipo de
bolígrafo con el que firma Obama.

Esos diarios fueron creciendo hasta convertirse en la más extensa base de datos existente sobre los últimos presidentes norteamericanos. Está absolutamente todo, y aunque muy pocos han sido los privilegiados a los que Knoller les ha permitido el acceso, él mismo demuestra frecuentemente el valor de su documentación con la exhibición de cifras en medio del briefing regular o en algunas conferencias de prensa.

De Obama ha demostrado saber, por ejemplo, que hasta sus últimas vacaciones de agosto, había hecho diez viajes considerados vacacionales con una duración de entre dos y 12 días cada uno, para un total de 61 días de asueto desde que es presidente. Además de las 20 visitas que ha realizado a Camp David, donde ha pasado un total de 48 días. También sabe cuántas frases de sus discurso han empezado por "déjenme decirlo claramente" o en cuántas expresiones ha coincidido con su antecesor. 

En una ocasión, le rebatió a George W. Bush el número de jornadas de descanso que éste se atribuía porque, cómo le recordó Knoller, cuando se iba de Washington el viernes a las dos de la tarde el presidente se lo contaba como día trabajado. Atento a la jugada, el periodista lo anotaba en su diario como medio día de vacaciones.

Es evidente el esfuerzo que esto requiere. "Al final de cada día dedico alrededor de una hora a tomar nota de todo lo sucedido", ha explicado Knoller. Sus compañeros creen que se puede permitir ese lujo porque su vida privada es escasa y no tiene mayor vicio que el del periodismo. Él mismo reconocía hace poco en un tweet que sus últimas vacaciones fueron de cinco días en Las Vegas en 2004. Circula en la sala de prensa de la Casa Blanca la leyenda de que, en realidad, vive en un coche entre montones de periódicos viejos.

Lo del coche no lo sé, pero desde luego el mínimo cubículo que es su oficina en la Casa Blanca es un laberinto de pilas de papeles entre las que solo Knoller es capaz de moverse. Con una voz radiofónica proporcional al tamaño de su cuerpo, la presencia de Mark Knoller se hace notar enseguida. No porque sea uno de esos periodistas que buscan el lucimiento en sus preguntas, sino porque cada vez que levanta la mano, el pobre portavoz se echa a temblar.

Hay 9 Comentarios

Seria didactico que el Sr. corresponsal explicase que tiene que ver Mrs. Clinton es este articulo, como se comprendera, quienes leemos esto somo personas comunes, poco letradas que no sabemos ller subnominalmente de forma tal que estamos excentos de la obligatoriedad de leer entre lineas, solo me gustaria decirle que Mes. Clintos jamas ha gustado de segundos planos

Antonio is a committed Obama lover... that's why he kisses’ Knoller fat ass, 'couse Knoller is another Obama lover... in other words, Antonio is a leftist as everyone else who feel the tingle between their legs every time when Obama’s name is spoken….

Lo que no entiendo es, que tiene que ver esto con el titulo del tema del blog "Esperando a Hillary"?

.... y después de la rutina del Ala Oeste, estás invitado a participar en una realidad emrgente...:

"This Friday, October 14th, meet at the tall, red steel structure (the name of which, incidentally, is "Joie de Vivre") at the entrance of Zuccoti park at 4:30 PM for a talk by 2012 author and RS co-founder, Daniel Pinchbeck entitled, "What Comes After Money?: Transforming Society by Creating the Alternative".
This Saturday, October 15th, hundreds of cities across the country will host demonstrations in support of the #Occupy movement. In New York City, dozens of community groups, unions, student organizations and lots and lots of regular folk are taking to the streets in a mass protest that will culminate in Times Square at 5pm, then moving (by train party!) downtown."
http://www.realitysandwich.com/weekend_warriors

Señor Caño, le sigo desde hace años. Admiro su independencia, que le lleva a analizar sin compromisos al Tea Party y a los indignados por igual. Hay una tendencia en la izquierda a retratar sus creencias como una verdad absoluta. El que se atreva a someterlas a cualquier duda razonable, lo insultarán. Enhorabuena, y gracias por darnos los datos con los que nosotros podamos sacar las conclusiones que creamos oportunas. A muchos, pensar, les da miedo.

Sin duda el oficio periodístico que representa Knoller es emblemático y buen ejemplo para las nuevas generaciones que optan por esta especialidad. No es cosa menor acreditar los años de experiencia de este personaje, y es un buen ejercicio leer y escuchar con atención lo que comunican; siempre hay datos y símbolos entre líneas que interpretar.
Vaya desde aquí un saludo y mi reconocimiento al titular de "Ala Oeste" por esta muy oportuna historia. Un abrazo Antonio.

otra ameba...

Este Mark Knoller me ha recordado a uno de esos analistas 'freaks' de la NBA, los que te recuerdan cuánto porcentaje de acierto ha tenido el jugador A en los tiros de 2 del último cuarto de partido siempre que se haya jugado en domingo y en el campo estuvieran los jugadores B, C, D y E. Me gustaría conocerle en persona.

Saludos para el corresponsal y que no le desanimen los comentarios maleducados y que desprecian aquello que no concuerda con sus ideas preconcebidas.

Despues de todos los comentarios sobre el post desafortunado sobre las protestas de Wall St. no le cabia otra cosa que escribir sobre la tia del vecino de su primo...definitivamente voy a seguir otros blogs para ver si descubro vida inteligente...en este solo hay vida unicelular

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

lleva más de 30 años de dedicación a la cobertura de la actualidad internacional, la mitad de ellos vividos en EE UU y América Latina. Actualmente, es corresponsal en Washington.

Club de Prensa en NTN24

Entrevista a Antonio Caño en el programa Club de Prensa de la cadena de televisión NTN24, en Washington.

TWITTER

Antonio Caño

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal