"/>
Cano

Esperando a Hillary

Por: | 14 de octubre de 2011

Aunque no tiene su oficina en este Ala Oeste, la conoce bien porque vivió aquí ocho años y ahora entra y sale de ella con frecuencia, al menos una vez por semana. Su nombre también suena constantemente entre estas paredes, a donde podría regresar algún día como jefa. El futuro de Hillary Clinton sigue siendo motivo de especulación por muchos esfuerzos que ella haga por desmentir cada uno de los rumores que surgen. El último y el que más ha circulado en los últimos meses es el de que, a partir de 2012, intercambiaría su puesto con el vicepresidente Joe Biden para situarse en la plataforma de salida para las elecciones de 2016.

Clinton y Obama charlan en los jardines de la Casa Blanca

Obama y Clinton conversan en los jardines de la Casa Blanca, en abril de 2009.
(Foto: Pete Souza)

En una entrevista esta misma semana en la cadena NBC ha vuelto a decir que "no hay ninguna posibilidad" de que eso ocurra. Pero ya se sabe que los desmentidos de los políticos son la antesala de la confirmación y, en el caso de Hillary Clinton, después de tantos años de esfuerzos por ser la primera presidenta del país, cuesta creer que renunciara ahora a ello si viese la más mínima oportunidad.

Todo es todavía una conjetura, la incubadora en la que se engendran muchas noticias en Washington. Pero si ese conjetura se prolonga y parece tan creíble es porque está sostenida en hechos ciertos: Hillary Clinton ha sido una gran secretaria de Estado, ha demostrado condiciones sobradas para la presidencia y no es otean en el horizonte líderes demócratas capaces de hacerle seria competencia. Además, aunque llevemos muchos años oyendo hablar de ella, es muy joven: este mes de octubre cumple 64 años. Es decir, podría tomar posesión en enero de 2017 con 69 años, menos de la edad que tenía Ronald Reagan al llegar a la Casa Blanca. La esperanza de vida ha aumentado en estos treinta años y es más alta aún en las mujeres.

Clinton y Obama en el Air Force One
El presidente y la Secretaria de Estado, durante un viaje
oficial en el Air Force One. (Foto: Pete Souza)

La carrera de Hillary Clinton ha sido una auténtica montaña rusa. Ha pasado de la admiración al odio con más frecuencia de la que ha cambiado de peinado. En fases sucesivas, se la ha tratado con miedo por su audacia, con envidia por su inteligencia, con piedad por las afrentas sufridas en su matrimonio, con recelo por sus confesadas ambiciones, con desprecio por su pugna con Obama y, finalmente, con enorme respeto por su saber perder.

Ahora ha llegado a un punto de madurez en el que combina con armonía todas esas virtudes y defectos y goza de la simpatía general. Es la política más popular del país. Según una encuesta de Bloomberg, el mes pasado, dos teceras partes de los norteamericanos tenían una opinión favorable de ella, y un 34% consideran que las cosas irían mejor en Estados Unidos si Hillary Clinton fuese hoy presidenta. Aunque en el Ala Oeste no son muy partidarios de estas comparaciones, muchos demócratas meditan en silencio si no hubiera sido mejor haberla elegido a ella en 2008. Lo cierto es que, desde el Departamento de Estado no ha ofrecido nunca una sola muestra de deslealtad a Obama, a quien se ha cuidado de no hacer sombra. El presidente, a su vez, la ha dejado brillar sin demostrar celos jamás. El tándem ha funcionado a la perfección.

Tanto, que es justo preguntarse ahora por qué no extenderlo y potenciarlo cuatro años más. Hillary Clinton ya ha dicho varias veces que no quiere seguir al frente de la diplomacia norteamericana. ¿Qué puede hacer entonces? ¿Una organización internacional? No hay ninguna a su altura. ¿Gobernadora de Nueva York? Muy local. ¿Volver al Senado? !Nooooo! ¿Retirarse y quedarse en casa? Menos aún. Así pues, queda la candidatura a la vicepresidencia, con la esperanza de que Obama sobreviva en 2012, se despeje la incertidumbre económica y llegue a 2016 como la candidata presidencial obligada y segura.

Hillary Clinton nos ha confundido antes muchas veces. Cuando la dábamos por divorciada, después del espectáculo Lewinsky, se unió más que nunca a Bill Clinton. Cuando la dábamos por presidenta, apareció Obama. Cuando la imaginábamos moviéndole el piso al nuevo presidente, apareció como su más fiel servidora. Quizá ahora nos vuelva a contradecir y decida disfrutar de su pensión en Chappaqua. Apuesten.

Hay 11 Comentarios

Obama ha conseguido que se apruebe una reforma sanitaria. Una reforma sanitaria adaptada al contexto de la sociedad americana.

Obama ha conseguido que se apruebe una reforma sanitaria. Una reforma sanitaria adaptada al contexto de la sociedad americana.

Lo cierto es que como Secretaria de Estado ha sido muy buena. Ha ninguneado a Europa, sí, volcándose en Asia (como explicaba hace poco en Foreign Policy), pero es que es lo que hay... Quedarse atrás con respecto al ascenso de las potencias asiáticas es suicida para EEUU. Europa es un problema resuelto, unos aliados a los que acudir en caso de necesitar apoyo en la ONU pero cada vez pintan menos. Verdades como puños

Chema Rodríguez: Gracias por tu aportación. A veces el sistema tarda unos minutos en procesar el comentario y no aparece de forma automática.
Un saludo.

He puesto un comentario que no ha salido ¿Error o censura? espero que sea lo primero.
Ojala se presentase y ganase unas elecciones. Hillary tiene todo lo que hay que tener pero me temo que el pueblo americano no es precisamente avanzado en ciertos temas. Ha costado siglos "colocar" un hombre de color en la presidencia, ahora, a continuación, una mujer sería demasiado para un pueblo tan tradicional y conservador. Aún así suerte Hillary.

Personalmente aún encuentro dificultad en fijar postura de lo que pueda ocurrir con la reelección de Obama, a pesar de los resultados de su gestión hasta la fecha.
La política norteamericana es atípica.
De lo que si estoy seguro es de que Hilary Clinton reune todos los atributos para ser la primera mujer que ocupe la presidencia de los EUA. Me resultan absolutamente convincentes los elementos que Antonio Caño nos expone. Es más, coincido con todo lo expuesto en cada una de sus partes del análisis.
Realmente me gustaría que ella fuera la presidenta.
Suscribo el comentario final que hace Mili-O: A Hillary Clinton se la deben. Saludos!!!

Volverás Hillary. La historia de los Estados Unidos te lo debe. No lo hubieras hecho peor que el tonto útil actual pusto por las siniestras corporaciones, en la Casa Blanca. El arrogante patán que en en connivencia con los vergonzantes, entreguistas y sometidos medios informativos norteameriocanos te apartaron de una carrera a la Presidencia que era tuya. Te tuvieron miedo eido y te quitaron de enmedio, sin más. Volverás Hillary. Te lo deben. Nos lo debes.

Durante unas horas se ha producido un error en el enlace de la portada a este blog. Ya está resuelto. Mis disculpas.

¿Han notado como la ha crecido la nariz a Obama…? ¿Por qué será?

http://s.michellemalkin.com/wp/wp-content/uploads/2011/10/ZZ1D980EAE.jpg

La presidencia Obama es una gran decepción, creo que hubiese sido mejor que Clinton ocupara la Casa Blanca. Incluso los esfuerzos como primera dama de Clinton en el 92 para lograr una reforma sanitaria fueron más audaces que los del actual presidente.
Se le recriminó no tener experiencia política, pero siempre ha demostrado su valia. Fue una abogada brillante, principalmente en el reconocimiento de los derechos de los infantes, precursora en la protección de los niños como ciudadanos independientemente de sus padres.
En 2012 ya ha dicho que dejará la secretaria de estado (tambien la política?), pero vicepresidenta... No se si Biden estará de acuerdo, seguro que también tiene sus planes.
El único puesto que se me ocurre es sustituyendo a Ban Ki-moon, que está teniendo un perfil muy bajo.
En 2016 creo que Clinton seria una presidenta fantástica pero 69 es demasiado, el caso Reagan fue una excepción hace 30 años. No estoy segura de que ahora fuese posible.

Apuesto por un amago de candidatura a la presidencia en 2012 si las cosas empeoran para Obama. En caso contrario puede pasar cualquier cosa, desde su candidatura como vicepresidenta hasta su retiro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

lleva más de 30 años de dedicación a la cobertura de la actualidad internacional, la mitad de ellos vividos en EE UU y América Latina. Actualmente, es corresponsal en Washington.

Club de Prensa en NTN24

Entrevista a Antonio Caño en el programa Club de Prensa de la cadena de televisión NTN24, en Washington.

TWITTER

Antonio Caño

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal