Cano

Un blog "americano"

Por: | 28 de octubre de 2011

Una de las controversias más frecuentes relacionadas con Estados Unidos tiene que ver con el uso de la palabra americano para referirse a los ciudadanos de este país. Esa es la expresión que emplean los habitantes de Estados Unidos y también la que se utiliza con mayor frecuencia en el lenguaje común. Los americanos hablan de sí mismos como eso, como americanos. Y cuando dos españoles, polacos o argentinos conversan en privado sobre los americanos, les llaman así, americanos. "Americanos, os recibimos con alegría", decía la copla de Bienvenido Mr. Marshall. Pedimos un café americano cuando lo queremos al estilo del que se hace en EE UU y llamamos americana a la chaqueta que no hace juego con el pantalón, como vimos por primera vez en las películas americanas de los años cuarenta. Sin embargo, ese término está excluido del lenguaje oficial en muchos países, entre ellos España, y prohibido en varios medios de comunicación, entre ellos EL PAÍS. Quienes lo utilizan en el ámbito público son considerados automáticamente como proamericanos.

Pueden entenderse dos objeciones para el uso de la palabra americano, una de carácter lingüístico y otra de significado político. Es muy fácil descartar la primera. El diccionario de la Real Academia Española admite el uso de americano como sinónimo de estadounidense y define la primera palabra como "natural de América". No se le negará a los habitantes de Estados Unidos su pertenencia a América y, por tanto, su condición de americanos. Por supuesto, también son americanos los bolivianos, los chilenos y los guatemaltecos. Pero eso no impide que lo sean los americanos de Estados Unidos de América. Si se descarta la palabra americano porque puede confudir la totalidad con la parte, habría que descartar también la palabra estadounidense, que podría referirse a los Estados Unidos Mexicanos, o el término norteamericano, que le corresponde igualmente a la población de Canadá. Ya que tanto americano como norteamericano como estadounidense podrían llevar a confusión, siguiendo esa lógica, los habitantes de este país se quedarían sin gentilicio nacional. Serían solo californianos, tejanos o neoyorquinos.

Parece, pues, que la prevención sobre el uso de americano tiene que ver más con la política. Al prohibir esa palabra se trataría de contradecir la voluntad de los americanos de trasladar su imperio al lenguaje. Se llaman a sí mismo americanos, sospechan quienes se niegan a usar ese término, porque desprecian al resto de los habitantes del continente y se creen que éste les pertenece en exclusiva. Plantémosle cara, pues, en el lenguaje, ya que no podemos hacerlo en otros terrenos, sería la actitud consecuente con ese pensamiento.

Resistir a la pujanza de un país tan poderoso como Estados Unidos para proteger tradiciones culturales y lingüísticas seguramente es un buen empeño. Pero, desde mi punto de vista, no es la palabra americano el mejor lugar para hacerlo. He sido testigo de muchos casos en los que la prohibición de esa expresión ha dado lugar a resultados grotescos. En alguna ocasión se me cambió la mención a "la revolución americana" por el de "revolución estadounidense", tergiversando sin contemplaciones una historia que conocería el nacimiento de Estados Unidos bastantes años después de aquel episodio. Como afirma mi compañero en esta causa Josep Colomer, el títular de la cátedra Príncipe de Asturias de la Universidad de Georgetwon, llamarle estadounidense a los americanos es como llamarles reinounidenses a los británicos, republicafederalenses a los alemanes o comunidadautonomicenses a los catalanes.

Un poco de calma. Déjemosnos de estas batallas estériles. Todos sabemos de quién hablamos cuando hablamos de los americanos. Nadie puede sentirse ofendido. Si algún día se crean los Estados Unidos de Europa, sus habitantes serán llamados europeos, por mucho que Rusia, Ucrania o Bielorrusia, europeos también, no formen parte de esa entidad. En realidad, ya ocurre así en la práctica. La mayoría de los latinoamericanos que conozco no se sienten heridos por el hecho de que los ciudadanos de este país se llamen a sí mismos americanos. Es más, de esa manera es como les llaman ellos también. No estoy dentro de la cabeza de los americanos y no se con certeza si tienen un propósito político al usar esa palabra. Pero mi experiencia en este país me hace pensar que no, que la utilizan con la misma naturalidad con la que otros usan el término español. Más, si cabe. Si les dices que te ofenden, lo dejan de usar y basta. No es una cuestión de principios para ellos.

Un blog de este periódico se llama The American Way of Life porque todo el mundo identifica fácilmente lo que significa el estilo de vida americano, cosa muy diferente al estlo de vida estadounidense. Existe el sueño americano, no el sueño de Estados Unidos. Incluso quienes odian esa palabra, la usan para protestar por el imperialismo americano, no del imperialismo estadounidense, y aceptan el término afroamericano para referirse a los americanos de raza negra.

En la medida de lo posible, llamemos a las cosas por su nombre. 

Hay 25 Comentarios

Efectivamente, como dice E, ha habido muy buenas aportaciones en este blog al debate sobre el uso de la palabra "americano". Se observa que sí existe en algunos países de América Latina, particularmente en México, una resistencia a permitir que los ciudadanos de Estados Unidos se queden en propiedad con el gentilicio americano, mientras que otros, como Mónica Pérez de las Heras, manifiesta que es incapaz de traducir por Estados Unidos las referencias que Obama hace a América. Yo me inclino a proponer que se permita convivir a los tres términos, americano, norteamericano y estadounidense, de manera que se pueda utilizar cualquiera de ellos cuando las circunstancias y el sentido común lo recomienden. En la medida de lo posible creo que lo más recomendable sería despolitizar las palabras. Gracias a todos por su colaboración.

Buenas tardes,
Vaya calidad de los comentarios, muchas gracias. Personalmente no tengo opinión sobre este tema, sinó la diría, lo único que espero que el dueño de este blog se exprese de alguna manera y aprecie todas estas aportaciones.
Muchas gracias a todos, para mí ha sido, de verdad, muy instructivo.
Un saludo

Puedes llamarle gringo, güero, yanqui, americano, norteamericano, gabacho, guey, pinche gringo… lo que quieras. La baja estima o problemas de identidad del norteamericano no es una de sus debilidades más reconocidas de su entorno social o cultural. Todo lo contrario, el gringo se ríe cuando usan esos gentilicios peyorativamente, le da gusto, simplemente porque sabe que es un sujeto afortunado de estar en el PRIMER ESLABON DE LA CADENA ALIMENTICIA…. Tal vez para el latinoamericano (y inmigrantes Hispanos que viven en los Estados Unidos) esto sea un asunto espinudo puesto que existen deficiencias indentidatarias dado que fueron colonias españolas y portuguesas, no obstante la hibridización y misceginación de sangre que se dio en la América Central, Caribe y del sur. Para el norteamericano este tipo de asuntos híbridos se define de manera distinta, por clase social y nivel de riqueza que se ostenta. Así puedes llamarlo como quieras, no le afecta como persona ni como sujeto social. Esto es una sandez del articulista que la parte izquierda del cerebro se niega a aceptar lo de la derecha.. se nota el prejuicio y la intención con la que fue lanzado esta nota… español tenía que ser….

Soy estadounidense. Cuando me defino en inglés digo "I am American". Cuando lo hago en español digo "soy estadounidense", y en italiano, "sono americano". Intento expresarme con propiedad en el idioma que empleo en cada momento.
Ahora bien, imagino que, en contextos muy específicos, se puede usar "americano" cuando en realidad uno quiere decir "estadounidense". Por ejemplo, cuando delante no hay ningún americano que no sea estadounidense.
Pero creo que cuando se habla o escribe para un público amplio hay que tener en cuenta que "American" es el gentilicio que inventaron los británicos para referirse a los súbditos de la corona británica que vivían en el continente americano. Y que, al mismo tiempo, en España se empezaba a denominar "americano" al súbdito de la corona de España que habitaba en América. El dar por supuesto que el gentilicio y sentido inglés de "American" sobresee el gentilicio y sentido español de "americano" es una admisión implícita de sumisión del español al inglés.
Lo cual, desde mi punto de vista estadounidense, me parece insensato y ridículo.

Que pena, no darse cuenta que diciendo americano a los habitantes de los Estados Unidos de Norte América, se obliga a otros Américanos a definirse por oposicion, lo digo por que soy Latinoamericano, y se que esa es una denominación que me diferencia del angloamericano. No soy latinoamericano, por oposición a los americanos, pero lo peor de esto es la confusion que crea el termino; Cúal es gentilicio de los ciudadano de USA que habitan y nacen en Hawai, como el señor presidente?, también son americanos

La Real Academia Española recomienda que «debe evitarse el empleo de americano para referirse exclusivamente a los habitantes de los Estados Unidos, uso abusivo que se explica por el hecho de que los estadounidenses utilizan a menudo el nombre abreviado America (en inglés) para referirse a su país. No debe olvidarse que América es el nombre de todo el continente y son americanos todos los que lo habitan. Debo recordar que en el mundo anglosajón América es utilizado únicamente para referirse a los EE.UU en vista que el continente americano para el mundo anglosajón de divide en dos, Norteamérica y Sudamérica, en cambio, para los hispanohablantes es distinto y América lo utilizamos para referirnos al continente. En 1538 se utilizaba América para referirse por primera vez a las islas y a toda la masa continental del hemisferio occidental. Creo que si los anglosajones dividieron al continente en dos y luego utilizaron el nombre del continente para llamar a su país es algo que no se puede remediar y debe ser aceptado pero no me parece que los americanos de habla española deberíamos aceptar el termino americano para referirnos a los estadounidenses, pues vendría a ser confuso. Ahora dirán, pero y los Estados Unidos Mexicanos? Podrían ser estadounidenses también? Y por un lado tienen razón, pero no existe ningún continente llamado México y por eso el gentilicio utilizado es mexicanos, lo cual no pasa con los Estados Unidos de América. “Y cuando dos españoles, polacos o argentinos conversan en privado sobre los americanos, les llaman así, americanos.” En Argentina el término yanqui es muy común para referirse a los estadounidenses, pero muy poco americano, he conocido muchas personas de varios países de Hispanoamérica y en su gran mayoría utilizan términos como yanqui o gringo y formalmente estadounidense. El Sr. Antonio Caño escribe “Incluso quienes odian esa palabra, la usan para protestar por el imperialismo americano, no del imperialismo estadounidense, y aceptan el término afroamericano para referirse a los americanos de raza negra”. El termino afroamericano en mi país lo utilizamos para referirnos a las personas de color, así como a las personas de color de cualquier país de América, pero si queremos ser más específicos los llamamos afro estadounidenses, afro argentinos, etc. El problema del Sr. Caño es el paso del tiempo, me imagino que toda su vida vio utilizarse el término americano para los estadounidenses y ahora es renuente al cambio y se empeña en querer que sigan las cosas como eran antes. Al Sr. Caño no le parece bien escuchar la revolución estadounidense, pero para mí es algo de lo más normal y perfectamente entendible. Me parece bien que los medios de comunicación prohíban el término americano para los estadounidenses para evitar las confusiones. Generalmente sigo escuchando el término americano para los estadounidenses en las personas de edad avanzada, en los países hispanoamericanos con mucha influencia de los EE.UU (que ya son muy pocos) y en los hispanos que residen en los EE.UU, porque reciben una educación en ingles utilizan el termino american y los traducen directamente como americanos, sin saber que el gentilicio ideal sería estadounidense.

Americano = habitante del continente americano.

Estadounidense = utilizado tambien para los mexicanos (cualquier persona que sepa de geografía sabe que el nombre de México es ESTADOS UNIDOS MEXICANOS y que México es la capital del país).

Norteamericano = Propio de los habitantes del norte de América, como son Canadá, Estados Unidos de América y Estados Unidos Mexicanos.

GREEN GO (gringo) = Verdes fuera, refiriéndose al color que utilizan en su vestimenta los militares de Estados Unidos de América.

Creo que gringo es el gentilicio por el que se les debería de conocer puesto que donde ven intereses (petróleo, lugares para tener bases militares, etc.) inventan una guerra e invaden los países, TODOS LOS PAISES DEBERIAN DARLES LA ESPALDA CUANDO ESTO OCURRE, creo que España no saldría bien parada, a poco no?

Yo creo que América Latina si considera el termino "americano" como un imperialismo de los estodounidenses, termino que mejor define a sus ciudadanos y aunque México también tenga su "Estados Unidos Mexicanos" no es del uso común y no creo que se conozca en el mundo el nombre oficial sea ese.

En Latinoamérica preferimos el uso de palabras como yankees, gringos y hasta gabacho. Yo por lo menos no lo uso en termino despectivo, sino por simpleza.

En fin, me parece que el artículo es una opinión poco objetiva y con poco conocimiento del tema, ya que tiene una visión demasiado Eurocentrista. Es decir, si en Europa ya están contentos con usar el término americano, entonces debemos aceptarlos todos los demás que habitamos el mismo continente. Si decir Europeo, significa que no incluyo a Rusia (la mayor parte de Europa) ¿qué sentido tiene?

creo que este senyor esta totalmente equivocado!

No sé en qué parte de Latinoamérica habrá vivido este señor, pero sin dudas no habrá sido por el tiempo suficiente. en la mayoría de América Latina no se usa la palabra "americano" precisamente porque somos mucho más sensibles a lo que esta palabra que los hispanohablantes de la Península. Así como en la península la palabra "americano" para referirse a los E.U.A es de uso común, en América Latina es muy común el uso de "estadounidense" o "norteamericano", y ya en forma más coloquial, "gringo". En cualquier caso, basta pasar un par de años en cualquier país de habla hispana para constatarlo. Realidades distintas. Una, la de los latinoamericanos que estamos siempre conscientes de la sombra de nuestro gigante vecino del norte y que por ello queremos siempre distinguirnos de ellos, aunque sea por el lenguaje que usamos para denominarlos. Otra, la de los españoles que son escasamente conscientes de esta relación y los llaman alegremente "americanos" porque así los han llamado siempre. Y que conste que ya sé que diciendo "españoles" levanto escozor en muchos. Que sepan que en América Latina el 99% de la gente no tiene ni la menor idea de las autonomías, de los catalanistas, los vascos, etc. Caen todo dentro del mismo saco. Españoles.

Siempre me ha gustado el término «estadounidense» por dos razones. (1) Solo en castellano y catalán («estatunidenc») hay una tal palabra; hasta en inglés no se puede hablar de «Unitedstatesians». (2) Claro que refiere a los del norte dado que nunca (¿?) se refieren los mexicanos a su país como «Estados Unidos».

Me alegra que algunos tienen un buen gentilicio para nosotros aunque nosotros mismos no tenemos ningún.

Que los americanos se llamen a si mismos eso, americanos, no excluye que otros, peruanos, o bolivianos, por ejemplo, no se llamen a si mismos americanos si quieren, o que otros lo hagan.

Creo que el mejor termino y mas usado en centro y sur de america, es Norteamericano, como se dice suramericano o centroamericano.

con tantos blogs no sé qué pasará. A mí me sigue gustando leer el periódico de papel. Pregunto al Pais por qué no publican ya cartas al director casi, y no en las páginas salmón.

El autor del artículo pasa por alto que Norteámerica no es sólo Cánada y EUA sino también México..

Creo que el artículo quiere defender el uso de un término en detrimento de otros. ¿Por qué "americano" sería más correcto que "estadounidense" o "norteamericano"? Al final no se sostiene de acuerdo a un argumento, sino a opiniones o a la autoridad que pueda brindar la definición de la RAE. En América (todo el resto que no es Estados Unidos de América) las personas normalmente pueden llegar a aceptar lo que es "el uso" del lenguaje, no significa que estén de acuerdo con él, y apelan a varias otras formas más o menos despectivas (yankees, gringos, son algunas) y sobre ello no hay fundamentación alguna por parte del periodista del artículo, o a lo mejor sí y puede demostrarlo de acuerdo a una estadística confiable. Lamentablemente para los intereses de los ciudadanos de ese país sus fundadores eligieron no ponerle nombre propio, si se usa uno (Estados Unidos y por tanto estadounidenses) se topa con que designa un sistema político o con un vecino que porta el mismo, si se usa otro (Norteamérica y por tanto norteamericano) se topa con que hay dos países más (el artículo hace mención a que Canadá es parte, así también México), y por último el nombrado América (y por tanto americano), que es tan sólo una referencia geográfica. Ante ese problema, el periodista opta por invitar a todo el resto del continente a aceptar esta última forma, es decir, a aceptar el modo en que los ciudadanos de ese país han escogido para denominarse a sí mismos, de forma tan justificada o injustificada como apelar al uso de algunas de las otras posibilidades, con la diferencia cultural que se esconde detrás, puesto que un "americano" promedio piensa que sí, que su país es América y no hay otra cosa.
En definitiva, me pregunto ¿por qué ponerse a defender ese término? No es claro el interés. ¿Por qué lo dicen los Estados Unidos de América? ¿Por qué la RAE lo dice (en mi versión sólo aparece "Natural de América")? ¿Por qué hay personas a las que les da lo mismo? ¿Por qué si no pierden su significado el "café americano" y expresiones como "sueño americano"?
La línea final tira abajo todo el artículo, llamar a las cosas por su nombre... no hay cómo defenderlo en este caso.

En mi país (Argentina) se los llama yanquis y jamás americanos. No sé de dónde saca el autor que en todos lados se los llaman de esa forma.

Para la mayoría de los latinoamericanos son simplemente "gringos" y para los mexicanos son "pinches gringos" Sencillo

Realmente su denominacion correcta es usamericanos, una palabra facil de recordar y que mantiene toda su identidad.

Soy colombiano y aquí ya nadie dice americano para hablar de los gringos, y es que sí, así les decimos coloquialmente: gringos (término que además hace mucho dejo de ser despectivo, al menos en Colombia). Nadie dice ya "qué bella americana", todos decimos "qué gringa tan bella". Estadounidense se usa en ámbitos más formales. La Embajada Americana, sin embargo, sigue siendo un término común (al igual que el Gobierno Americano, la Justicia Americana o similares). En los doblajes de películas se usa mucho "norteamericano" (si, es verdad, los canadienses pueden protestar). Americano suena ya un poco raro (aunque, y como usted menciona, dado el caso aqui también sabemos de quienes se habla cuando se dice "los americanos"). Gringo es ahora el térino de uso común. Debe ser porque entendimos, finalmente, que Colombia también está en América y el lenguaje no puede deformar esa realidad. No es esteril la batalla, aqui ya ha dado frutos. Y que conste que yo amo a los Estados Unidos, mi segunda patria.

Gringo es un extranjero que habla una lengua que no se entiende. Aunque los mexicanos y muchos centroamericanos lo utilizan despectivamente para referirse a los ¨americanos¨¨, muchos otros países como Brazil, Chile o Argentina lo usan para referirse a un extranjero, incluso a un europeo, sobretodo si tiene el pelo rubio. Tampoco yanki es útil, pues es un término peyorativo y se refiere a los del norte de USA. !Que maravilla un blog que trata de esclarecer conceptos equivocados atrapados dentro del intenso prejuicio "antiamericano" en España! . Gracias, Sr. Cano.

Gracias E por su aportación. Estamos trabajando para solucionarlo. Un saludo.

Y a qué se debe que los intereses, sean norteamericano, y no americano, será que gringo los define más.

Cuando escribí el libro El secreto de Obama sobre la Oratoria del presidente de EEUU, tuve mis dudas sobre si traducir America por EEUU en los discursos de Obama. Al final no lo hice porque perderían toda la musicalidad que tienen. Por eso considero que se debe respetar que se llamen a sí mismos "americanos".

Buenas tardes,
He entrado de manera un poco "patosa" en este blog, que por cierto me interesa mucho.
No sé si os pasa, pero cada vez que me conecto se activa un video (Club de Prensa en NTN24) el de la derecha, que interfiere bastante en la concentración de la lectura.
Espero no haber interrumpido algún flujo de ideas en el art. anterior, desde luego a Antonio Caño le voy a seguir con mucha atención.
Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

lleva más de 30 años de dedicación a la cobertura de la actualidad internacional, la mitad de ellos vividos en EE UU y América Latina. Actualmente, es corresponsal en Washington.

Club de Prensa en NTN24

Entrevista a Antonio Caño en el programa Club de Prensa de la cadena de televisión NTN24, en Washington.

TWITTER

Antonio Caño

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal