"/>
Cano

Un lehendakari en Washington

Por: | 20 de octubre de 2011

Contra lo que pueda parecer, la visita de un lehendakari a Washington no es un evento tan exótico ni extraordinario. La de Patxi López puede incluso acabar siendo oportuna.

Patxi López durante su intervención en Washington
Patxi López durante su intervención en Washington.
Foto: Cristina F. Pereda.

No es portada en The Washington Post -tampoco la del presidente del Gobierno español lo es-, pero se ha entrevistado con algunas personalidades sobre asuntos de transparencia y sociedades abiertas, ha hablado con investigadores y promotores de nuevas tecnologías y ha pronunciado una conferencia en la universidad Johns Hopkins en la que no ha reclamado derechos nacionales sino que ha aportado algunas ideas sobre la crisis que afecta a Europa. Por esta ciudad desfilan a diario muchas figuras con una agenda más modesta.

La visita coincide, además, con un resurgimiento informativo del conflicto vasco por la reciente conferencia internacional y la expectativas de una inminente declaración de ETA. Así es que los aficiondos a la política española han prestado cierta atención al viaje y algunos colegas me han llamado con curiosidad. Por cierto, es llamativa la facilidad que tenemos los periodistas para escribir de aquello de lo que nos acabamos de enterar y lo difícil que resulta explicar un problema al que uno está emocionalmente vinculado desde hace 30 años, mucho más hacerlo con cierta objetividad.

Washington ha conocido antes a otros lehendakaris. Ardanza llegó a ser recibido por Ronald Reagan en la Casa Blanca en 1988 e Ibarretxe visitó el Congreso en 1994. Son muy conocidas las raíces vascas de algunas poblaciones de este país, sobre todo en los Estados del noroeste, en Idaho, Oregón, California y el Estado de Washington, donde todavía se calcula que viven unos 50.000 descendientes de antiguos pastores vascos y de los inmigrantes atraídos por la fiebre del oro a mitad del siglo XIX. Existe un importante museo de cultura vasca en Boise y numerosas asociaciones y clubes que protegen la herencia vasca en distintas ciudades norteamericanas, incluida esta. Ha habido vascos famosos en el Senado -Robert Laxalt- y en el Salón de la Fama de béisbol -Ted Williams-. Actualmente, el republicano John Garamendi, de California, prolonga la presencia de sangre vasca en la Cámara de Representantes. Roberto Goizueta presidió la Coca-Cola, y probablemente los vascos más influyentes del país hoy en día, la familia Unanue, fundó y dirige la marca de conservas españolas Goya.

Sobre la vinculación de Estados Unidos a los asuntos vascos se ha escrito en abundancia. José Antonio Aguirre estableció en Nueva York su primer gobierno en el exilio hasta 1946 y dio clases en la universidad de Columbia. Siguiendo su ejemplo, también Ibarretxe optó por un breve descanso universitario en este país tras salir de Ajuria Enea. La sociedad norteamericana, que creó su democracia en la lucha contra un imperio invasor, siempre ha simpatizado con las batallas independentistas y los movimientos de liberación. Ayudado por la presencia de una amplia colonia irlandesa en posiciones de poder, la versión nacionalista de un pequeño País Vasco que defiende sus tradiciones y su libertad frente a la presión de un viejo imperio decadente, ha encontrado fácilmente simpatizantes en Estados Unidos.

Ardanzadespachooval
El lehendakari José Antonio Ardanza y el presidente
Ronald Reagan en el despacho oval en 1988.

Los lehendakaris han gozado habitualmente en Washington, por tanto, de un ambiente favorable en el que dar rienda suelta a su patriotismo. Eso cambió bastante cuando el 11 de septiembre de 2001 este país descubrió el peligro del terrorismo, y, con George W. Bush en la Casa Blanca y José María Aznar en Moncloa, empezaron a circular otras versiones muy diferentes sobre las causas del conflicto vasco. Ahora se han encontrado por primera vez con un lehendakari socialista, lo que confunde un poco, no solo porque no sea nacionalista, sino por el hecho de que pertenezca al mismo partido que gobierna en la capital desde donde supuestamente se oprime a los vascos. Puede parecer una simplificación, pero todos los problemas se ven de forma muy elemental cuando se observan a unos pocos kilómetros de distancia de su foco.

El hecho es que, entre unas razones y otras, la causa vasca ha perdido bastante seguimiento en Estados Unidos. O, más bien, ha perdido parte del componente sentimental que la sostuvo en un tiempo. La cosa se ha normalizado, y la presencia de un lehendakari tecnócrata que hablaba de los gobiernos 2.0 y presumía de su actividad en Twitter ha venido a certificarlo. Hoy en Estados Unidos se presta mucho más atención a otros problemas de España. El conflicto vasco se ha convertido más en un objeto de estudio académico que una preocupación política. 

Hay 15 Comentarios

Loanes, muchas gracias por su aclaración.

Robert Laxalt no fue nunca senador norteamericano, a ver si nos informamos. Fue su hermano Paul, que, además, fue gobernador de Nevada. Robert fue un escritor de éxito y cofundador del Basque Studies Program de Reno, que ahora lleva el nombre Center for Basque Studies y que es la institución académica vasca más importante fuera del País Vasco. Se te olvida incorporar al ex secretario de estado Pete Cenarruza en la lista de vascos americanos. ¿Adónde va el periodismo?

Alejandro, tu anulación de la suscripción a la revista TIME represento un antes y un despues en su linea editorial...las cosas nunca fueron igual después de eso... Pero como puede haber tanto gilipichi por el mundo....y encima se creen las txorradas que dicen. ¡¡Dios, armame de paciencia!!!... si fuera por revistas, periódicos, etc, que dicen txorradas de Euskadi nadie estaría suscrito a las revistas españolas... simplemente saltamos esas páginas y vemos las tía en bolas ya que no tienen nada más..

Alejandro, tu anulación de la suscripción a la revista TIME represento un antes y un despues en su linea editorial...las cosas nunca fueron igual después de eso... Pero como puede haber tanto gilipichi por el mundo....y encima se creen las txorradas que dicen. ¡¡Dios, armame de paciencia!!!... si fuera por revistas, periódicos, etc, que dicen txorradas de Euskadi nadie estaría suscrito a las revistas españolas... simplemente saltamos esas páginas y vemos las tía en bolas ya que no tienen nada más..

Esto es una información seria o un publireportaje pagado por la familia del tal Pachi....me recuerda a un anuncio de Euskaltel que decía....:"Pachiiiiiiiiiiii...." bueno en Euskaltel era con "tx". Este tipo quedo segundo en unas elecciones amañadas, vamos un PUTXERAZO ELECTORAL y tuvo que pactar con el que 24 horas antes decía que nunca pactaría, eso ya era un aviso de lo inutil del individuo. Y así todo.

ETA y el ruido político y mediático lo ensuciaban todo. ETA , en mi opinión, ha tenido un eco político amplificado intencionadamente. Pero, fuera de escena ETA, veremos sin distraernos ya los huesos de cada partido en el escenario vasco-navarro. Y quizás al problema político, algunos, a causa de los nervios, lo denominen conflicto. So, call it as you please..

Alejandro, comprendo la sensibilidad sobre el tema. Por eso, creo conveniente una aclaración: yo no considero el problema vasco "un conflicto" en el sentido que los expresan otros, como esa conferencia internacional. Si he utilizado esa palabra es en su sentido más genérico y la retiro para no confundir.

El conflicto, ¿qué? ¿de dónde? Mientras empecemos llamando erróneamente a un tema tan trascendente, cualquier posterior análisis está de más.
Yo dejé de estar suscrito a la revista Time por denominar de forma reiterada y constante a ETA como grupo de liberación vasco, con lo que cualquier noticia a este respecto que provenga de EEUU hay que darla escasa verosimilitud.

Para Gaineztia.
Orgulloso de tener como lehendakari a un socialista mediante un pacto con un partido de derechas con el que compito en votos?

Que este Lehendakari sea débil o mediocre es principalmente un argumento que repiten los nacionalistas que no soportan que un socialista vasco, hijo de socialistas vascos haya llegado a ese cargo.
Desde luego para muchos vascos, socialistas en Euskadi desde hace muchas generaciones, es un orgullo que Patxi sea Lehendakari; y no se equivoquen, no es ningún mediocre. Aurrera Lehendakari.

En Francia hay descendientes de celtas, de latinos, de judíos, de germanos, y también de vascos, y últimamente de árabes y saharauis, y no por ello el país francés se ha roto en pedazos. En milenios anteriores, los vascos, para subsistir, fueron fieles vasallos del imperio romano en expansión. Cuando España se convirtió en un gran imperio. los vascos, se sentían también españoles, y gracias a ello fueron los mejores empresarios en las ex-colonias españolas de América. El sentimiento de "separación" comienza cuando se acaba el negocio colonial, un sentimiento que alientan algunos jesuitas como respuesta a la expropiación de algunos bienes eclesiásticos durante el siglo XIX. Basar el concepto de nación o país en supuestos raciales da lugar a muchos entuertos políticos, un ejemplo fue el nazismo. Además, hay que tener claro que un país pequeño no pinta nada en la arena política internacional. De hecho, en ese sentido, son meras cacas de perros para las grandes potencias. Ahora bien, creo que la cultura vasca, como cualquier otra cultura, es digna de respeto y consideración.

Tiene razón megustacuba, Garamendi es demócrata. Gracias por su advertencia, que aprovecho para corregir. Puede seguir leyendo.

John Garamendi republicano..... venga, un poquito de wikipedia.

Sigo leyendo?

El conflicto vasco, es decir, ETA, será un fenómeno que tendrá cierta atención académica. El problema político vasco sin embargo se magnificará a partir de ahora. Y ahora irá en serio, y se podrá medir mediante las urnas. Supongo que el señor Caño no será tan ingenuo como para no admitir esto que ya era evidente mientras ETA impedía la confrontación democrática en sentido estricto, en el pais vasco,

Estariamos felices con este Lehendakari socialista, si no fuese porque tiene ese aire de debilidad, de mediocridad y de falta de autoridad que echa para atras.

No lo respetan ni sus oponentes, ni en su partido, ni en el PSOE.

Que lastima.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

lleva más de 30 años de dedicación a la cobertura de la actualidad internacional, la mitad de ellos vividos en EE UU y América Latina. Actualmente, es corresponsal en Washington.

Club de Prensa en NTN24

Entrevista a Antonio Caño en el programa Club de Prensa de la cadena de televisión NTN24, en Washington.

TWITTER

Antonio Caño

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal