Clovis Rossi

Mais dor, mais soluções

Por: | 10 de octubre de 2011

530 Se é verdade que a dor ensina, o Brasil aprendeu mais com ela do que a Europa está aprendendo.

Não tanto porque somos mais inteligentes, mais preparados, mais sábios. Nada disso. É que a dor no Brasil foi, primeiro, mais intensa, mais profunda, machucou por mais tempo, foi muito tempo de anarquia econômica, inflação obscena, descontrole idem e por aí vai.

A dor nos fez colocar o sistema financeiro brasileiro em relativa ordem, ao contrário do que está acontecendo na Europa. Antes mesmo de ser saudado como potência emergente, o Brasil, no governo Fernando Henrique Cardoso (1995/2002), enfrentou a ameaça de quebradeira generalizada do sistema bancário e deu um jeito, chamado Proer (Programa de Estímulo à Reestruturação e ao Sistema Financeiro Nacional), do qual omitirei os detalhes técnicos, para falar só da questão política.

No programa brasileiro, os banqueiros perderam o controle das instituições que tiveram que ser resgatadas, ao contrário do que está acontecendo na Europa e aconteceu antes nos Estados Unidos.
62f67d947aa2bd9fee7e4a86fba1dda4.jpeg

Estou perfeitamente à vontade para falar (bem) do programa brasileiro porque fui um dos seus críticos mais severos à época. Parecia-me que se tratava de uma velha e ignóbil prática, a de socializar os prejuízos e privatizar o lucro - exatamente o que se está fazendo agora com, por exemplo, o banco franco-belga-luxemburguês Dexia.

No Brasil dos anos 90, Ângelo Calmon de Sá, que chegou a ser ministro e era um importante cacique regional (da Bahia) perdeu o seu Banco Econômico.. Também perderam o banco os herdeiros da família Magalhães Pinto, um patriarca da política brasileira, que havia sido igualmente ministro (nos governos militares), fora um dos chefes civis da conspiração que resultou no golpe de 1964, e chegou a ser tido como " presidenciável", se os militares tivessem devolvido rapidamente o poder aos civis, como alguns deles esperavam, em vez de permanecer 21 anos no controle.

Magalhães Pinto era também um mecenas, que dava créditos em condições de pai para filho até para jornalistas, o que lhe garantia uma certa simpatia.

Se personagens desse poder puderam ser afastados de seus bancos pelo governo de um país ainda subdesenvolvido, não vejo razão para que os poderosos governos europeus não possam assumir o controle dos bancos que tiveram que socorrer - e, pelo jeito, vão ter que continuar a socorrer.

A ação do governo brasileiro ajudou a criar um sistema financeiro mais resistente a crises, até porque a regulação é mais rígida no Brasil do que a europeia ou norte-americana. É verdade que parte da resiliência se deve à dor citada no principio: anos de inflação desavergonhada fizeram com que bancos e seus correntistas se tornassem cautelosos ao extremo. No Brasil, não houve nada nem remotamente parecido com o caso das hipotecas "subprime", que foram a primeira fonte da crise de 2008/09.

Quem seria louco de tomar dinheiro emprestado, se a inflação chegou a girar em 80% ao mês, o que significava que a prestação mensal sobre qualquer empréstimo poderia ter aumentos absurdos de um mês para outro, às vezes de um dia para o outro?

Confesso, só entre nós, que temo que o "boom" de crédito dos últimos anos sem inflação possa levar a uma bolha, mas, por enquanto, é apenas um temor íntimo, de quem passou a maior parte da vida sob inflação escandalosa. Não há indicadores econômicos que dêem razão aos meus temores.

Pena que a Europa prefira concentrar a dor na maior parte dos mortais comuns, e poupar seus banqueiros. 

Hay 27 Comentarios

Este Siglo 21 es una maravilla. Acabo de estrenar la voz portuguesa [Raquel] para el lector de pantallas VoiceOver de mi iMac. Su columna me estímulo a violentar varios tabúes culturales de AppleUSA y vencer la anticuada idea de que en Vermont, USA solo hablamos inglés. Antes de instalar a Raquel, mi iMac solo leía en inglés, pero ya AppleUSA percibió que el planeta es redondo y está lleno de gente que gusta de hablar el idioma que le entiendan, no el que se supone .... Fueron muchos los años de cátedra con la Tropicalía de Bethania, Buarque, Costa, Veloso, todos mis profesores de portugués puertorriqueño. La verdad que esto del Internet es una cajita de sorpresas. ¡Gracias amigos de El País!

nada mais simplista, que achar algo ou alguma coisa, simplista. é de rir. isso não quer dizer aprovação ao blog ou desaprovação. que seria tamanha e mesma egolatria quanto não gostar de cebola, por fazer chorar, e com isso "achar" suficiente para banir a cebola dos pratos! vaya, anda ya!.

nada mais simplista, que achar algo ou alguma coisa, simplista. é de rir. isso não quer dizer aprovação ao blog ou desaprovação. que seria tamanha e mesma egolatria quanto não gostar de cebola, por fazer chorar, e com isso "achar" suficiente para banir a cebola dos pratos! vaya, anda ya!.

nada mais simplista, que achar algo ou alguma coisa, simplista. é de rir. isso não quer dizer aprovação ao blog ou desaprovação. que seria tamanha e mesma egolatria quanto não gostar de cebola, por fazer chorar, e com isso "achar" suficiente para banir a cebola dos pratos! vaya, anda ya!.

Conozco Brasil y algunos brasileños desde hace diez años. Mi experiencia en España es que los que hablan de lo maravilloso que es Brasil y lo bien que va su economía son los miembros de la clase alta que vienen a estudiar un máster. Los demás, la mayoría, que vienen - o venían - a sobrevivir y ahorrar para comprarse una casa en su tierra no son tan optimistas. Como los segundos son más, me quedo con su versión. Y me quedo con lo que vi cuando fui hace seis años. Jamás he visitado un país tan triste, y lo digo con pesar, porque me esperaba todo lo contrario. Se me quitó la idea de que el carnaval compensa la miseria. La miseria es lo más triste que hay, y en Brasil hay tanta que marca el tono general del ambiente que se respira en las casas, en las calles, en la cara de la gente.

Vivo en Brasil hace años, y en mi opinión, va a 200 por hora hacia la ruina. Mi mujer es brasileña, mi hijo también, y yo lo soy ya al 50%. Amo a Brasil, que es el paraírso en la tierra, así que espero que ningún brasileño se ofenda por mi comentario. Pero yo veo que continúa la corrupción de siempre. Continúa la pobreza y la falta de perspectiva de los pobres. Con los 525 reales de salario mínimo no pagas ni la mitad de lo que vale una escuela de primar al mes. La gente compra todo "parcelado", y se endeuda a ritmo creciente. La burbuja inmobiliaria a duplicado los precios de la vivienda en 3 años. La gente sigue sin tener médico (incluso los que le pagan una fortuna a Unimed o Gama Saúde tienen una atención con frecuencia precaria), y hemos visto estos días que cuando estornuda China, nos venimos abajo como un flan. Algún día el mundo verá claramente la gran estafa del PT en este país, ahora estamos acabándonos la sexta vaca gorda.

Vivo en Brasil hace años, y en mi opinión, va a 200 por hora hacia la ruina. Mi mujer es brasileña, mi hijo también, y yo lo soy ya al 50%. Amo a Brasil, que es el paraírso en la tierra, así que espero que ningún brasileño se ofenda por mi comentario. Pero yo veo que continúa la corrupción de siempre. Continúa la pobreza y la falta de perspectiva de los pobres. Con los 525 reales de salario mínimo no pagas ni la mitad de lo que vale una escuela de primar al mes. La gente compra todo "parcelado", y se endeuda a ritmo creciente. La burbuja inmobiliaria a duplicado los precios de la vivienda en 3 años. La gente sigue sin tener médico (incluso los que le pagan una fortuna a Unimed o Gama Saúde tienen una atención con frecuencia precaria), y hemos visto estos días que cuando estornuda China, nos venimos abajo como un flan. Algún día el mundo verá claramente la gran estafa del PT en este país, ahora estamos acabándonos la sexta vaca gorda.

Vivo en Brasil hace años, y en mi opinión, va a 200 por hora hacia la ruina. Mi mujer es brasileña, mi hijo también, y yo lo soy ya al 50%, así que espero que ningún brasileño se ofenda por mi comentario. Pero yo veo que continúa la corrupción de siempre. Continúa la pobreza y la falta de perspectiva de los pobres. Con los 525 reales de salario mínimo no pagas ni la mitad de lo que vale una escuela de primar al mes. La gente compra todo "parcelado", y se endeuda a ritmo creciente. La burbuja inmobiliaria a duplicado los precios de la vivienda en 3 años. La gente sigue sin tener médico (incluso los que le pagan una fortuna a Unimed o Gama Saúde tienen una atención con frecuencia precaria), y hemos visto estos días que cuando estornuda China, nos venimos abajo como un flan. Algún día el mundo verá claramente la gran estafa del PT en este país, ahora estamos acabándonos la sexta vaca gorda.

Ramon, excelente contribucion. Coincido en un % enorme de tus comentários. Solo discordo en la descalificación al articulo. Al final, es un gran problema la falta de autocrítica que hay hoy en Brasil, cuando son mas responsables del éxito brasileño, tal y como tu dejas entrever, el govierno chino que el brasileño. Este articulo de Rossi es un fiel reflejo, o de esta falta de autocrítica, o de un revanchismo hacia los países desarrollados, otra tendencia bastante imperante por aquí. Y este blog se define como la visión de un brasileño de su propio país... Pues ahí lo tienes...

Ramon, excelente contribucion. Coincido en un % enorme de tus comentários. Solo discordo en la descalificación al articulo. Al final, es un gran problema la falta de autocrítica que hay hoy en Brasil, cuando son mas responsables del éxito brasileño, tal y como tu dejas entrever, el govierno chino que el brasileño. Este articulo de Rossi es un fiel reflejo, o de esta falta de autocrítica, o de un revanchismo hacia los países desarrollados, otra tendencia bastante imperante por aquí. Y este blog se define como la visión de un brasileño de su propio país... Pues ahí lo tienes...

Ramon, excelente contribucion. Coincido en un % enorme de tus comentários. Solo discordo en la descalificación al articulo. Al final, es un gran problema la falta de autocrítica que hay hoy en Brasil, cuando son mas responsables del éxito brasileño, tal y como tu dejas entrever, el govierno chino que el brasileño. Este articulo de Rossi es un fiel reflejo, o de esta falta de autocrítica, o de un revanchismo hacia los países desarrollados, otra tendencia bastante imperante por aquí. Y este blog se define como la visión de un brasileño de su propio país... Pues ahí lo tienes...

Ramon, excelente contribucion. Coincido en un % enorme de tus comentários. Solo discordo en la descalificación al articulo. Al final, es un gran problema la falta de autocrítica que hay hoy en Brasil, cuando son mas responsables del éxito brasileño, tal y como tu dejas entrever, el govierno chino que el brasileño. Este articulo de Rossi es un fiel reflejo, o de esta falta de autocrítica, o de un revanchismo hacia los países desarrollados, otra tendencia bastante imperante por aquí. Y este blog se define como la visión de un brasileño de su propio país... Pues ahí lo tienes...

Nossa! Já não bastava o Juan Arias a escrever ...as sôbre o Brasil agora teremos que ler... êsse aí? É prá desistir de ler o El País ou não tinha ninguém pior?

Nossa! Já não bastava o Juan Arias a escrever ...as sôbre o Brasil agora teremos que ler... êsse aí? É prá desistir de ler o El País ou não tinha ninguém pior?

Um ótima surpresa ver o artigo do nosso Clóvis Rossi, um jornalista respeitabilíssimo no Brasil, um dos poucos verdadeiramente imparciais e com rara habilidade de comunicar objetivamente.
Como leitora diária do El País, creio que não podíamos ter um melhor porta-voz de nossa história, política e conjunturas sociais perante a Europa.
Parabéns, sempre acompanharei seu trabalho.

Me apena mucho ver que un periódico como El País, publique semejantes artículos! Como latinoamericano, reconozco y admiro los grandes cambios que Brasil ha realizado en los últimos años, pero de ahí en más creo que el artículo de Rossi está muy fuera de tea realidad. Sin olvidar los millones de personas qe aun viven en la pobreza total, según cifras extraoficiales 50 millones, un cuarto de la población, hay que recordar que todo el avance económico realizado por Brasil se ha hecho en el marco del mismo sistema económico que en este momento sacude la crisis de los países desarrollados, el mismo sistema financiero, la misma falsificación o modificación de información, el mismo clientelismo por lo tanto Brasil, así como China e India y más países son propensos a caer en crisis en cualquier momento. Para no extendería demasiado diré solo dos elementos: el aumento de la inflación con el relativo crecimiento de todas las posibles burbujas que hay en Brasil, y la caída del Bovespa que en lo que va del año ya lleva acumulado 24% de perdida anual, el peor en el continente y uno de los peores del mundo, pues ya se sabe que mucha de la información brindada por el gobierno brasileño no es veraz y los inversores tratan de vender sus títulos. Pero más allá de esto la verdad es que la economia de un pais está cada día más interdependiente de los otros y no es en juzgar los errores de los otros que estaremos exentos de caer en los mismos, pero si de encontrar soluciones globales para la estabilidad de todos. El crecimiento de Brasil se debe a la gran demanda de materias primas de China e India ( el manufacturado brasileño está muy caro) y si China deja de vender por desaseleración de las economías desarrolladas, dejara de comprar materias primas. Como decía un gran economista, la crisis griega frente a una eventual desaceleración del crecimiento chino se puede comparar a un granito de arena frenta a un tsunami.

O problema é que o Brasil continua cheio de favelas e a desigualdade social persiste, alem a corrupção que é outro grave problema brasileiro. Acho importante que as pessoas se manifestem no mundo inteiro para começar a mudar o sistema mundial, só assim os brasileiros vão começar a se menifestar também e exigir seus direitos...

Concordo sobre a duvidosa qualidade dos comentaristas escolhidos pelo jornal para falar do Brasil, sem dúvida há melhores e mais capacitados. Mas se compararmos com Juan Árias, a quem é impossivel ler, houve um pequeno avanço. Veremos.

Luis, si el análisis del autor es simplista, el tuyo es completamente falto de pies y cabeza, ademas de insultante. Primero, no se que brasil conoces que tiene u 80 % de muertos de hambre. Lo del colonialismo, blancos aprovechandose de negros... Por favor, eso es la prehistoria del análisis sociológico... Brasil es un país muy complejo, y con capas sociales cada vez mayores impulsando el país hacia una nueva realidad.

A análise é simplista, como de resto a grande maioria dos comentários econômicos feitos por Clovis Rossi ao longo de sua carreira. É uma pena que El País abra espaço ao pessoal que escreveu tudo o que pode contra as mudanças que realmente tiraram o Brasil do subdesenvolvimento. Sei que é difícil escolher diante da qualidade da atual imprensa econômica brasileira mas há, sim, articulistas mais competentes e isentos para nos representar sem dizer tolices. Falar sobre "dor" em economia é o mesmo que falar da "índole amável do brasileiro" em sociologia. Tolices!!!

Pero si en Brasil el 80% de la población está literalmente muerta de hambre....Así si que funciona la economía! Imagínate un país de 100 personas. 80 no tienen recursos, viven en la miseria, 15 son clase media, 2 son políticos, 2 son empresarios y 1 banquero y estos últimos nadan en la abundancia gracias a la miseria de 80. Eso en mi pueblo se llama Edad Media. Es que hay cosas que son flagrantes. Es como irte a Nigeria a hacer turismo en una tribu watusi y ver al jefe de la tribu en taparrabos con una lanza y hablando por móvil con el jefe de otra tribu de la región negociando mujeres y vacas. Puedes ponerle a los brasileños iPhones, coches de lujo, televisiones de plasma, un sistema bancario moderno....pero al final lo que tienes es colonialismo heredado, una minoría de blanquitos exprimiendo a una panda de brasileños de piel más oscura sin referencias culturales, reprimidos, desorientados, que sólo consumen y consumen con la poca renta que tienen.

Nada sé de sistemas bancarios, pero me felicito y felicito a El País por traer hasta el lector un blog en esta lengua magnífica y tan próxima. Nada sé de bancos pero algo sí de Europa: tiene que pasar, necesariamente, por mirar cara a cara a la verdad. El problema es que hace más de un siglo que ya no es la suya.

E é certo que se a Europa tivesse um sistema bancário como o brasileiro, não teria acontecido esta crise, porém seria bem mais pobre que agora...

E é certo que se a Europa tivesse um sistema bancário como o brasileiro, não teria acontecido esta crise, porém seria bem mais pobre que agora...

E é certo que se a Europa tivesse um sistema bancário como o brasileiro, não teria acontecido esta crise, porém seria bem mais pobre que agora...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Clovis Rossi. 48 años de periodismo, columnista del diario "Folha de S. Paulo" y del portal Folha.com, ya ejerció todas las funciones posibles en el periodismo, de reportero a editor-jefe, ganador de los premios Maria Moors Cabot, de la Universidad Columbia (NY) y de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, dirigida por Gabriel García Márquez, los dos por el conjunto de la obra.

TWITTER

Clovis Rossi

Archivo

abril 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Categorías

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal