Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Por Sandra Lartategui, ingeniero técnico agrícola, apasionada de la moda, colabora con Slow Fashion Spain

4_ideas_renovar_armario
Es difícil salir a comprar ropa y no entrar en una tienda de alguna de las grandes cadenas de moda que proliferan en las calles y centros comerciales de nuestra ciudad. ¿Quién ha podido resistirse a comprar unos vaqueros por 9,95 € o una camiseta por 4,99 €? Es una manera fácil, rápida, cómoda y  económica de comprar, pero ¿es realmente sostenible este tipo de consumo?

El modelo de producción de moda denominado "Fast Fashion" está basado en producir una nueva colección cada 15 días. Lo que hace años eran dos colecciones anuales, primavera-verano y otoño-invierno, ha quedado relegado a colocar nuevos productos cada vez con menor intervalo de tiempo a un precio más asequible para llegar a un público masivo. Cada año se compran millones de toneladas de ropa que acaban en el vertedero. Hay estudios que determinan que la ropa de temporada que compramos la utilizamos sólo 6 veces y después nos deshacemos de ella.

En España se desechan más de 300.000 toneladas de ropa al año, entre 8 y 9 kg. de ropa por habitante y año. Tirar la ropa a la basura significa abocarla en un vertedero o incinerarla. En el vertedero, si las fibras que componen la prenda son naturales, tras muchos años se descomponen. Si la prenda está compuesta por fibras sintéticas el residuo se hace eterno formando montañas de poliéster sintético que, por ejemplo en África, donde terminan muchos de estos residuos, provocan el estancamiento de aguas favoreciendo la propagación de enfermedades como la malaria. La incineración no es una mejor opción, la ropa que es quemada se convierte en cenizas y humo, que en función de los componentes del tejido pueden ser contaminantes y tóxicos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

La realidad es que ya hay suficiente ropa como para vestir a los siete mil millones de personas que poblamos el planeta durante varios años. La buena noticia es que hoy en día hay varias opciones para generar menos residuos textiles. El primer paso es reducir el consumo, pero si realmente necesitas completar tu armario con alguna prenda puedes:

  1. Intercambiar o compartir. Pedir ropa prestada a amigos o familiares es una buena solución para completar nuestro outfit cuando necesitamos ropa para un evento determinado. Para algo más duradero lo ideal es participar en un intercambio. Hoy en día se ha puesto de moda con el nombre de swap. Se trata de cambiar prendas que apenas has utilizado por otras que te parecen más atractivas. Por ejemplo Wikimums organiza swapping-parties para intercambiar ropa.
  2. Reparar o modificar la ropa estropeada o que ya no utilizas. En tiendas como The Storage en la calle Verlarde 6 de Madrid customizan ropa vaquera. Además en tu barrio o ciudad seguro que hay talleres que te pueden ayudar a modificar esa prenda que hace tiempo que no te pones. En Teté CaféCostura tienen una colección de upcycling que te puede inspirar. Además alquilan máquinas de coser por horas para que puedas lanzarte al "Do it yourself".
    Finalmente si decides deshacerte de la prenda, en función de si está o no en buen estado, tienes varias opciones:
  3. Donar. Organizaciones como Humana, Koopera o Roba Amiga recogen ropa en buen estado que sus dueños ya no utilizan y la venden en sus tiendas de segunda mano. Los beneficios son destinados a proyectos sociales.
  4. Desechar. Si la ropa está muy deteriorada la opción más sotenible es llevarla al punto limpio de tu ciudad, donde se gestionará adecuadamente.

Siempre hay opciones para vestir bien sin generar más residuos y no es difícil desechar adecuadamente la ropa que ya no nos ponemos. Si lo ponemos en práctica el medio ambiente nos lo agradecerá.

"No es lo que tienes, sino cómo usas lo que tienes lo que marca la diferencia" (Zig Ziglar)

Ilustradora: Ana Lage

Vida bajo el asfalto

Por: | 11 de junio de 2013

Por Pilar Sampietro

Trabajo en un barrio en construcción. Durante los últimos años, cuando nos mudamos desde el centro de la ciudad, he vivido las etapas de euforia constructiva, demolición de fábricas emblemáticas y cercado de solares que quedaban abandonados por la crisis tras una reja amenazadora. Cuando llegamos, andábamos hasta el metro atajando por un descampado en el que veía crecer "malas hierbas" hasta que un día mi amigo Evarist March me corrigió: no hay malas hierbas. Todas tienen una función y más aún en la ciudad. Evarist lleva adelante con amor y entusiasmo su pequeña empresa Natural walks, con la que se dedica a descubrir la fauna urbana que crece y sobrevive entre el cemento. Promueve excursiones hortícolas a las que llegas en metro y te hace distinguir entre el gusto picante de un trébol y el dulce sabor de una capuchina de balcón, todo comestible. Este es su trabajo.

Natural_walks
Así que ya me veis cruzando al estilo Marcovaldo, como si estuviera en pleno campo, sorteando adelfas por aquí y descubriendo dientes de león por allí. Los pocos vecinos que quedaban, porque los de ahora pasamos nuestras horas laborales encerrados en los edificios de cristal, paseaban al perro por el solar y les lanzaban el palo a una distancia contenida, con las fronteras puestas en los límites de la obra vecina. Ese olor a campo entre el asfalto era algo tan alentador que pensé en emular a los guerrilla gardening neoyorkinos y favorecer el crecimiento de otras especies vegetales y hasta árboles mediante el lanzamiento también limitado de bolitas Nendo Dango. Su creación es muy sencilla y responde a la enseñanza de un gran inspirador y permacultor japonés desaparecido hace pocos años, Masanobu Fukuoka. Él nos mostró cómo es la "Revolución de una brizna de paja". Y como entiendo que tú estás en estos momentos pensando en convertir en bosque ese solar lleno de escombros que tienes cerca de casa aquí te linko con un lugar donde te muestran de forma práctica cómo crear bolitas Nendo Dango.

Seguir leyendo »

Por Marco Coscione

SPP OK
En un interesantísimo artículo titulado "Comercio Justo y la despersonalización de la ética", Ballet y Carimentrand (2010) se detienen en el cambio simbólico y real que ha vivido el comercio justo certificado: se ha pasado de un sistema en el cual la información la proporcionaban los cooperantes, los voluntarios de las Tiendas del Mundo y demás redes de organizaciones sociales, a otro donde los sellos personifican las relaciones humanas.

Hoy esta despersonalización obliga el comercio justo a replantearse seriamente el sentido del sello y lo que los consumidores responsables podrían entender. De lo contrario seguirán existiendo una multiplicidad de interpretaciones de los principios del comercio justo y una falta real de credibilidad de los sistemas de certificaciones. De hecho, a pesar de haber nacido para proporcionar acceso al mercado a los pequeños productores en desventaja económica (pero organizados democráticamente en asociaciones, cooperativas u otro tipo de organizaciones), la certificación Fairtrade es utilizada hoy en día también para "trabajo contratado" (por ejemplo para las plantaciones en los rubros de té, banano y flores) y para pequeños productores no organizados bajo la fórmula de la "producción por contrato".

Además, y es bueno recordarlo, Fair Trade USA dejó el sistema internacional Fairtrade (FLO) principalmente para poder certificar plantaciones también en rubros emblemáticos como el cacao o el café, este último producto estrella del comercio justo desde sus inicios y protagonista del éxito del cooperativismo y asociacionismo de los pequeños productores en América Latina y África.

Para responder en parte a estos problemas de fondo, la CLAC (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo) lanzó en 2006 la iniciativa del Símbolo de Pequeños Productores (SPP), cuyo objetivo principal es identificar claramente que un determinado producto ha sido producido por organizaciones de pequeños productores. "Parte del contexto que nos llevó a este proceso", comentaba Marvin López García (actual presidente de la Fundación de Pequeños Productores Organizados, Fundeppo) durante la presentación del símbolo en 2011, "es la concentración del mercado, en particular, el de los alimentos, en pocas manos. Y lamentablemente los conceptos de producción sustentable y comercio justo han sufrido algunos cambios. ¿En qué se diferencia este nuevo sello de los anteriores? Es una iniciativa creada por y propiedad de los pequeños productores del Sur para identificarnos en el mercado local e internacional. Busca fortalecer las economías locales y crea un mercado y un mundo diferentes basados en valores y principios justos y solidarios."

Es un sello de sostenibilidad del pequeño productor organizado."Es más que un sello de comercio justo. Es un sistema de certificación independiente y económico para la producción sustentable, la organización democrática, el comercio equitativo y la autogestión." (Fundeppo, 2011:1). Se trata del único sello de certificación que nace enteramente de los mismos productores. Es por lo tanto una propuesta de relación directa productor-consumidor que llega desde el Sur, y no otra propuesta impuesta desde el Norte.

A pesar de que la iniciativa se lanzó en el 2006, el Símbolo no fue operativo hasta el 2010. En sólo tres años, sin embargo, ha conseguido bastante difusión tanto entre las organizaciones de productores como entre los compradores.

Para más información puedes consultar la base de datos de organizaciones de pequeños productores y compradores ya involucrados.

Mecambio.net porque hay otros proveedores

Por: | 06 de junio de 2013

Mecambio_net
Mecambio.net es un catálogo online de proveedores alternativos, éticos, ecológicos. La primera vez que cliqué en esta página web me sorprendió el diseño tan cuidado y elegante. Al poco descubrí que más allá de la forma lo mejor es el fondo. Se trata de una iniciativa colectiva y colaborativa de una quincena de amigos interesados en divulgar los "otros proveedores". Les vino la idea al darse cuenta de que les iban llegando noticias de proyectos potentísimos -y alternativos- y quisieron recompensar tanto esfuerzo meritorio pero disperso y de poco alcance ofreciéndoles mayor repercusión a través de esta "plataforma ciudadana". Ese grupo de amigos y amigas crearon por amor al arte -y a lo ético- esta web que busca acercar los proveedores alternativos al consumidor de a pie y hacerlo de manera práctica, clara y accesible.

Como no podían mantener desde el voluntariado la herramienta, que lanzaron en diciembre pasado, se han aliado con REAS Euskadi (Red de Economía alternativa y solidaria) para llevar la web con ellos y buscar sinergias con sus propias herramientas de difusión de otra economía. El equipo que está en el origen del proyecto prefiere permanecer en el anonimato y responden a las entrevistas bajo el pseudónimo de Amets Aldatzeko. Quieren desprenderse de la autoría, de la necesidad de identificar a personas concretas con la creación de una herramienta como esta, para que cualquier persona se pueda identificar con ella y se la apropie. Para Amets Aldatzeto mecambio.net es el resultado del trabajo de una red de personas que han condensado saberes sociales con tecnologías libres. Trabajo (y autoría) colaborativo 100%.

Seguir leyendo »

La ecología, ¿un lujo en época de crisis?

Por: | 05 de junio de 2013

Por Nerea Ramírez, ambientóloga y co-coordinadora de Ecologistas en Acción

Ecologia_lujo_epoca_crisis
Uso un pequeño smartphone desde el que miro mi correo electrónico cuando no estoy en la oficina, me conecto a twitter para enterarme de lo que se cuece, hago llamadas de trabajo y personales. Sé que algunos de los materiales de los que está hecho mi móvil son el níquel, el litio, el coltán... minerales procedentes de lugares lejanos cuya extracción y comercio provoca guerras, esquilma el territorio y condena a sus habitantes a una vida contaminada. Hago ejercicios diarios para recordar cómo vivíamos, felices, sin estos cacharros y trato de usarlo lo menos posible para que me dure mucho tiempo. Pero también se me cuelan en las reflexiones cuestiones como que puedo whatsappear con mi hermana, que vive fuera, y vivir al minuto el potencial de las redes sociales para hacer política de otra manera, para mostrar la realidad oculta y las alternativas que nos permiten crear un mundo en el que merezca la pena vivir.

Soy consciente de esa parcelita de incoherencia personal. Pero ¿cuánto margen de esta incoherencia debemos darnos?, ¿todo vale? Desde luego que no. Mi madre siempre dice que no es lo mismo ocho que ochenta, y esta afirmación puede ser un buen punto de partida. No es lo mismo tener tres faldas que quince; no es lo mismo coger un avión cada dos años que diez en uno; no es lo mismo comer ecológico y cercano que productos lejanos y sobreenvasados. En un planeta sobreexplotado, con pérdida masiva de biodiversidad, con los sumideros naturales colapsados por la cantidad de contaminación y residuos que producimos, es preciso ser conscientes de los límites del planeta y de las personas, y ponernos límites.

Seguir leyendo »

Los 6 principios de la banca sostenible

Por: | 04 de junio de 2013

Por Sonia Felipe Larios

6_principios_banca_sostenible
¿Un banco sostenible? ¿Pero eso existe? Sí, y de hecho hay más de uno. Algunos de ellos incluso han formado una red internacional, la Alianza Global para una Banca con Valores. Actualmente 25 entidades integran esta red mundial de bancos con valores, entre ellos, Triodos Bank. Su objetivo: servir de inspiracion a otras instituciones financieras y proponer acciones para contribuir a un sistema financiero más sostenible.

Se trata, por lo general, de entidades de pequeño o mediano tamaño que continúan obteniendo resultados positivos a pesar de las dificultades que atraviesa el sector financiero en gran parte del mundo. Instituciones financieras con historia, estructura y tamaños diversos, desde bancos comunitarios a cooperativas de crédito, bancos con presencia internacional o instituciones de microcréditos. La propia realidad de los países donde operan dibuja su función social: más inclusiva de personas con escasos recursos en Asia, Latinoamérica o África; más enfocada a sectores sostenibles y proyectos locales en América del Norte o Europa. Pero todos ellos comparten una base común: las personas están en el centro de la actividad financiera.

Por ello se han unido en este movimiento creciente de bancos con valores, desde la conviccion de que, desde el propio sistema financiero, cumpliendo con los mismos requisitos que exigen los reguladores bancarios a otras entidades y ofreciendo productos y servicios de calidad, es posible cambiar las cosas y seguir creciendo.

Pero ¿cómo reconocer si un banco es sostenible y no se trata de una estrategia de márketing? Para aportar un poco de luz la Alianza Global para una Banca con Valores ha definido 6 principios básicos de la banca sostenible, que están presentes en mayor o menor grado en todas las organizaciones de la red.

Seguir leyendo »

Festival Bioritmo: ecología, música y vida alternativa

Por: | 03 de junio de 2013

Por Marina Márquez, comunicación del Festival Bioritmo

Festival_BioRitmo
Este próximo fin de semana nace BioRitmo, el primer festival ecológico y autogestionado de España, y lo hace cuando el país se encuentra sumido en una crisis económica y de valores. Es por eso que el festival hace suyo el dicho popular: "A grandes males, grandes remedios". BioRitmo se celebra en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) del 7 al 9 de junio, y espera ser "alegría para el cuerpo y la mente."

El proyecto pretende involucrar a personas de todas las edades, enlazando la diversión y la música con la sostenibilidad y el consumo responsable. Será por lo tanto mucho más que un festival de música al uso. Por ejemplo, contará con numerosos stands de productos ecológicos, ONG, artesanía, turismo rural, terapias alternativas, bioconstrucción y energías renovables.

Un proyecto pionero en España, que une más de 70 actividades en un contexto festivo y cultural, y por el que se prevé que pasen unas 10.000 personas. A lo largo del fin de semana se podrán disfrutar:

  • Una veintena de ponencias de los mejores expertos en cada sector como Néstor Kornblum, Ángeles Parra y Quico Barranco entre otros.
  • Más de 25 conciertos de diferentes estilos como D'Callaos, Calima, Amparo Sánchez, Sabor de Gracia y Lenacay.
  • Mamaterra, el festival ecológico de la infancia. Lo más importante para los promotores de BioRitmo es que las generaciones venideras crezcan "en la biocultura y no en la incultura".
  • Zona salud con la colaboración de Tenacat, que ofrecerá masajes y terapias alternativas gratuitos. Se podrán disfrutar "masajes after party".
  • Zona de acampada. Los visitantes del Festival podrán plantar sus tiendas en una zona arbolada o, si lo prefieren, dormir en un poblado de tipis.
  • Cine. Se proyectarán películas comprometidas con el cambio y el medio ambiente.
  • Parque de aventuras: en el recinto donde se celebra el festival se encuentra el parque de aventuras ecológico más grande de España, Natupark.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal