El Comercio Justo crece y cambia

Por: | 25 de septiembre de 2013

Por Mercedes García de Vinuesa, presidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo

Alimentación Comercio Justo Foto M Charlon
En el último año y en nuestro país
las ventas de productos de Comercio Justo siguieron creciendo: concretamente un 6% con respecto al año anterior. Y desde el 2008, el aumento es de más del 33%. Unos resultados y una tendencia que sin duda chocan con la actual situación económica. ¿Acaso son los consumidores de Comercio Justo indiferentes a la crisis? No, en absoluto. Lo que ocurre es que cada vez hay más consumidores de Comercio Justo con perfiles más diversos.
 

Y, ¿a qué se debe este aumento? Se debe a que cada vez hay más espacios donde podemos encontrar estos productos: tiendas de Comercio Justo, grandes superficies, supermercados, herbolarios, tiendas ecológicas, grupos de consumo, hoteles, cafeterías.

Las personas que van a cada uno de estos espacios son diferentes y, seguramente, tienen motivaciones diferentes a la hora de consumir productos de Comercio Justo. El abanico es muy amplio: encontramos desde el consumidor altamente informado y comprometido hasta el que apenas es consciente de estar consumiendo Comercio Justo ni los beneficios que está generando con ese consumo. En el medio de este abanico hay múltiples variedades.

Aquella imagen que durante más de veinte años caracterizó al Comercio Justo español (consumidores muy concienciados y activistas que acudían a las tiendas a comprar productos importados directamente por organizaciones de Comercio Justo) se ha visto desbordado por nuevas realidades. Hoy el Comercio Justo es más complejo. Es un sector de la economía solidaria que crece a la vez que cambia, o más bien, que crece porque cambia y viceversa.

Precisamente por esta complejidad, a la hora de valorar el incremento de las ventas es importante conocer algunos detalles. Por ejemplo que mientras que los productos de alimentación -especialmente café y dulces- aumentaron un 9’5%, los de artesanía disminuyeron. Estos últimos, que hace una década suponían dos tercios de las ventas de Comercio Justo, ahora representan menos del 10%.

La alimentación es uno de los tres pilares en los que se apoya el crecimiento del Comercio Justo. Los otros dos son, por un lado, los productos certificados por el sello Fairtrade, que registraron un aumento del 11,5% con respecto al año anterior. Y, por otro lado, la distribución a través de supermercados y otros canales mayoritarios como vending o cafeterías.

Estas tres luces generan, a su vez, sombras. Además de la bajada en las artesanías, están la caída de los productos importados por las organizaciones de Comercio Justo y las ventas en las tiendas especializadas.

En esta realidad las organizaciones de Comercio Justo no ocultamos nuestra preocupación. Para nosotros, el Comercio Justo no consiste solo en comprar y vender, sino que es un movimiento de transformación social y económica, supone participar, informarse, involucrarse, estar en contacto con otros movimientos de la economía solidaria y esto es lo que se genera a partir de la acción desarrollada en las tiendas y organizaciones. Éstas son lugares de encuentro entre quienes entendemos que hace falta otro modelo económico con criterios más humanos y sostenibles. Nos alegramos, ¡cómo no!, del aumento global de las ventas de Comercio Justo pero lamentamos que la crisis esté haciendo mella en las tiendas, en los espacios que son el corazón del Comercio Justo, la parte esencial de nuestro movimiento.

No somos ajenos a que este panorama de crecimiento y cambio ha abierto algunos debates y ha movilizado los que ya estaban abiertos. Son, desde luego, unos debates necesarios y naturales en un movimiento transformador y una señal de que está vivo y alerta. Ante ellos, lo más probable es que no lleguemos a ninguna conclusión. Y, en realidad, quizá no haga falta. Asumir la complejidad y diversidad crecientes pueden resultar una clave para que el Comercio Justo siga creciendo. Porque, de un modo u otro, lo que sí tenemos claro es que necesitamos ser muchos más, necesitamos que cada vez haya más personas que sepamos que el consumo no es un acto neutro, sino un acto político con el que tomar partido por tipo de mundo u otro.

Fotografía de apertura: Alimentación de Comercio Justo. (c) M. Charlon

Hay 1 Comentarios

Como muy bien se indica hay que romar conciencia de que "el consumo mo es un acto neutro, sino un acto político con el que tomar partido por un tipo de mundo". Como ciudadanos tenemos una insoslayable responsabilidad económica. Con el simple acto de consumir `pdemos arreglar muchísimas cosas. Estoy pensando ahora en los grandes supermercados.
Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal