¿Es rentable tener un vehículo privado?

Por: | 22 de octubre de 2013

Por Jorge Romero, arquitecto especialista en energía y medio ambiente

Coche-bus-bici
Posiblemente el segundo mayor desembolso después de la vivienda es la compra de un coche
. La última encuesta de presupuestos familiares elaborada por el INE habla de que una quinta parte del dinero que entra en casa (el 18%) se destina a los gastos del coche. Pero normalmente solemos tomar en consideración sólo su precio y nos olvidamos de todos los gastos que un vehículo suele acarrear durante su vida útil. Como resultado y a raíz de la crisis económica, muchas personas se han comprado coches que no pueden mantener.

Al comprar un vehículo nuevo o de segunda mano nos preocupamos básicamente de su precio y de su consumo, pero para obtener una visión más global de lo que consumimos podemos realizar unos sencillos cálculos para saber cuánto cuesta recorrer 1 kilómetro con nuestro coche, y de éste modo tener un valor de referencia.

Siempre tendremos unos costes fijos, ya que además del precio de compra, tendremos que pagar unos gastos de matriculación o cambio de nombre, a menos que hagamos las gestiones por nuestra cuenta (nuestro tiempo también se valora). Si formalizamos un préstamo, que es lo más normal, habrá que pagar comisiones y gastos de notario, que introduciremos en costes financieros. La póliza de seguro también es obligatoria, al igual que el impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM) al ayuntamiento donde el coche está dado de alta en tráfico, e ITV (dependiendo de su antigüedad).

En relación a los costes variables, en primer lugar tenemos el combustible, que ya es lo que todos solemos contabilizar. A continuación entramos en el mundo del mantenimiento, tanto si hablamos de revisiones como de averías. Dentro de este apartado entra todo lo relacionado con la vida en el taller: cambios de aceite, filtros, ruedas, chapa, pintura, etc.

Si seguimos haciendo números nos encontramos con otros gastos que también deberíamos tener en cuenta como el aparcamiento; ya sea privado, público, zonas azules o verdes. Las multas que nos podemos encontrar a lo largo de la vida de nuestro vehículo, así como los gastos en peajes y limpieza.

Sumando todos estos gastos, y dividiendo entre los meses de uso, podemos calcular el gasto mensual muy aproximado del consumo de nuestro coche. Si apuntamos los kilómetros que realizamos a lo largo de un año, podemos llegar a calcular el precio por kilómetro de nuestro vehículo. En la red podemos encontrar aplicaciones que nos faciliten todos estos cálculos para hacernos una idea.

El resultado dependerá en gran medida del tipo de coche que tengamos y de su uso, pero es complicado imaginar un coche que cueste menos de 0,15€/km, mientras que el coche medio se situaría más bien hacia los 0,25€/km si hacemos bastantes kilómetros y esperamos una larga duración del mismo. Para kilometrajes pequeños, por debajo de 15.000 km/año, las cifras se disparan y podemos considerar que el coche se convierte en un lujo del que somos poco conscientes. En realidad estaríamos pagando por la “disponibilidad" de tener un medio de transporte; que en algunos casos es la principal causa.

La pregunta clave es si tenemos alguna alternativa, y si es viable en realidad. Todo dependerá de la combinación entre nuestro lugar de trabajo y residencia; y si las conexiones de transporte público son buenas. En el caso de que el trabajo se encuentre en el mismo municipio de residencia la bicicleta puede ser la mejor aliada. Incluso podríamos llegar a calcular los gastos por ejemplo si utilizáramos siempre taxi, transporte público o coche de alquiler en lugar de nuestro coche privado.

Para desplazamientos a partir de 5 ó 6 kilómetros es claramente más barato utilizar el transporte público (en relación a un coche medio), por lo tanto no compensaría utilizarlo para ir solos por la ciudad. Si la comparativa se realiza con dos o tres ocupantes, el coste pasa a ser la mitad o 1/3 para cada uno, de forma que las iniciativas que se basan en el uso compartido del coche gana muchos puntos.

Después de realizar el ejercicio que planteamos y algunos cálculos, podemos llegar a tener una mayor conciencia de nuestro consumo real en relación al transporte privado. En el momento que somos conscientes, estamos más preparados para elegir el medio de transporte adecuado, ya que en definitiva, nuestro bolsillo nos lo agradecerá.

Fotografía de apertura: Espacio requerido en la ciudad para transportar el mismo número de personas por tres medios diferentes: coche, bus y bicicleta (c) Departamento de planificación urbana de la ciudad de Münster (Alemania). Agosto 2001

Hay 101 Comentarios

Estos argumentos ya se utilizaron en los años 70 y está bien que se saquen de vez en cuando. Ilich, un sociologo de aquellos años hablaba también de la velocidad. En las grandes ciudades y considerando un periodo de tiempo habríamos vuelto a la velocidad de ir en burro a los sitios. Pero estos argumentos, que están bien, son razonables, racionales , piensan en el planeta y hasta eligen el angulo de la rentabilidad, tienen poco recorrido aunque sirvan para aumentar o reforzar la conciencia ecologista de algunos. El coche es algo más, bastante màs, que un medio de transporte derrochador e insensato. Tiene que ver con el desarrollo de las ciudades, con los modos de vida, con la sicología de las personas en estas condiciones de vida, con la asociación a sensaciones reales de libertad, autonomia e independencia. Al consumo también y al placer que reporta sea o no un placer alienado, al poder de la industria y al lugar que ocupa la economia y el consumo en el mundo como fin y no como medio.. En fin... el uso de coche necesita restricciones, hay que apostar por mas y mejor transporte público pero que corto se queda todo esto frente a los "grandes poderes del automovil".

¿Y si nos quedamos sin casa , o la parienta nos echa? ¿donde dormimos? ¿Has tenido en cuenta lo que nos ahorramos de hotel?

No esta mal, pero hay que tener en cuenta la variable tiempo.

El transporte publico (al menos en sevilla, y sobre todo su area metropolitana) suele ser malisimo, y el trayecto que en tu coche te lleva 15 o 20 minutos, en autobus se transforma facilmente (y no exajero) en mas de una hora.

Y como dicen en este mismo articulo, nuestro tiempo tambien se valora.

De acuerdo con Tomas, una reflexión más. El principal componente de la estructura de costes de un vehículo es el de depreciación. Para bajar este coste sólo existen dos medios: comprar un vehículo lo más barato posible, alargar cuanto más la vida útil. Para comprar lo más barato hay que comprar de segunda mano (no deja de ser alargar la vida útil del vehículo por otro propietario). Para alargar la vida útil hay que gastar más en mantenimiento, lo que casi siempre sale más barato que comprar un otro vehículo de iguales características aunque sea de segunda mano y misma antiguedad pues este gasto se repercute entre todos los kilometros que ya has hecho y los que te permitirá hacer en el futuro. Dos cuestiones a tener en cuenta. Los automoviles viejos consumen más, pero económicamente se compensa por menor coste de depreciación y mediambientalmente también pues se compensa al no incurrir en nuevos costes energéticos de fabricación. El recurso a mayores costes de mantenimiento potencian la economía local en contraposición a los de la fabricación globalizada.

. . . yo necesito el buga, si no, no tengo donde meter.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el automovil está diseñado para ser consumido, no utilizado. Igual la clave está en saber usarlo.

Un calculo sencillo para ver lo que me refiero: ¿cuanto tiempo dura un coche?

Partamos de un dato que todos podemos estar de acuerdo: un coche viene a durar unos 300.000 kms (habrá matices, pero creo que es una cifra razonable).

Seamos pesimistas y digamos que haciendo un uso medio, la velocidad media sería de 60km/h; eso hace un uso real de 5000 horas.

Recordemos que una bombilla de las antiguas duraba 1000 horas y se rumoreaba que en los años 30 los fabricantes acordaron que no duraran más ¿pasa lo mismo con los coches? Un avión está diseñado para favorecer su mantenimiento y hay aviones con más de 40 años a sus espaldas que siguen operativos gracias a la posibilidad de mantenerlos y actualizarlos eficientemente.

Jamás pensé en identificar consumo con democracia. Democracia son valores, y consumo...no lo es, pues gastamos lo que le pertenece a otros para vivir....me refiero al consumo excesivo.

Partamos de que soy un feroz defensor del transporte público, pero yo creo que todo es relativo, ya que se está hablando de la rentabilidad economica, pero no solo se puede ver desde ese punto de vista:

En mi caso trasladarme desde mi domicilio a mi trabajo me supone, en coche, 45 minutos y en transporte público, 2 horas exactas. Por supuesto que gasto más en combustible que en el abono transporte (si compro el abono mensual, pero en meses donde, por ejemplo tengo 15 dias de vacaciones y compro billetes sueltos no me compensa), pero teniendo en cuenta que los gastos fijos como la propia compra o el seguro no me los puedo ahorrar porque viviendo en zona rural lo necesito obligatoriamente para cualquier emergencia.

Es decir, si a los calculos del articulo unimos el coste de esas 2,5 horas diarias que me ahorro y puedo dedicar al ocio o a mi familia, el razonamiento no es tan obvio.

No hace falta tanto cáculo para darse cuenta de que NO ES RENTABLE, ni tan siquiera para el PLaneta, un coche que tiene un costo altisimo solo dura a lo sumo 10 años, y luego al desguaze, solo vean los desguazes por toda España llenos de coches y camiones muchos de ellos nuevos. Energéticamente tambien es un desperdicio, el motor a explosión solo aprovecha el 30% del costoso combustible y ni se diga de quienes conducen que solo dan pena. Los coches son MAQUINARIAS y necesitan como toda maquina personal ESPECIALIZADO que los manipule como erl caso de la AVIACION COMERCIAL, los trenes , los servicios de metro y los autocares: TODOS EN MANOS DE PERSONAL CALIFICADO, no de quien el mercado y su mano invisible les permite darse el lujo de un coche para luego borrachos desbarrancarse en una autovia o cercenar vidas de inocentes.

El costo a pagar por el planeta es mayor: humo , derrames de petroleo, PRESTIGES por todo el orbe, lluvia ácida y demas males.

El coche es hijo del ego y la avaricia, y del consumismo.

ver estos enlaces:

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/05/la-plutocracia-en-america.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/07/mitos-y-verdades-sobre-el-capitalismo.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-servidumbre-moderna-sistema.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/09/la-economia-del-mundo-en-crisis.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/08/efecto-goteo-trickle-down-effect.html

No hace falta tanto cáculo para darse cuenta de que NO ES RENTABLE, ni tan siquiera para el PLaneta, un coche que tiene un costo altisimo solo dura a lo sumo 10 años, y luego al desguaze, solo vean los desguazes por toda España llenos de coches y camiones muchos de ellos nuevos. Energéticamente tambien es un desperdicio, el motor a explosión solo aprovecha el 30% del costoso combustible y ni se diga de quienes conducen que solo dan pena. Los coches son MAQUINARIAS y necesitan como toda maquina personal ESPECIALIZADO que los manipule como erl caso de la AVIACION COMERCIAL, los trenes , los servicios de metro y los autocares: TODOS EN MANOS DE PERSONAL CALIFICADO, no de quien el mercado y su mano invisible les permite darse el lujo de un coche para luego borrachos desbarrancarse en una autovia o cercenar vidas de inocentes.

El costo a pagar por el planeta es mayor: humo , derrames de petroleo, PRESTIGES por todo el orbe, lluvia ácida y demas males.

El coche es hijo del ego y la avaricia, y del consumismo.

ver estos enlaces:

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/05/la-plutocracia-en-america.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/07/mitos-y-verdades-sobre-el-capitalismo.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-servidumbre-moderna-sistema.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/09/la-economia-del-mundo-en-crisis.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2013/08/efecto-goteo-trickle-down-effect.html

Hombre, habría estado bien indicar las cantidades específicas que se usa en cada caso y no sólo el resultado final. Porque los precios varían mucho.

Como mera anécdota decir que, quizás, convendría tener en cuenta dos elementos más, aunque muy difíciles, por no decir imposibles, de cuantificar: la posibilidad de transportar objetos que ofrece el coche y los malos ratos que se pasan al volante.

Lo primero es fácil de comprobar si se va a hacer la compra a un lugar distante. Intentar venir cargado con bolsas de plástico o el carro de la compra en el autobús (mejor no hablar de la bicicleta) no es comparable al poder llenar el maletero y los asientos de atrás con lo que queramos, sea en número o en tamaño. Y quien habla de objetos, habla de personas: amigos, novia, suegra cabrona, etc.

En el lado de los inconvenientes está el hecho de que, conducir, aunque un placer para muchos, también es un mal trago para otros, debido a la tensión, el riesgo de un accidente, nuestro mal comportamiento al volante (o el de los demás) y la necesidad de una atención continua.

Quien más, quien menos, se ha tomado algún disgusto conduciendo, aunque sólo sea como espectador. Y eso se nota en el carácter y, quién sabe, si pasa incluso factura a nuestra salud (no lo sé). De todas formas, es difícil ponerle un precio a los malos ratos y la inquietud de conducir en mitad de un atasco o cuando intentamos meternos en una rotonda sin chocar.

Ah, y eso sin olvidar que, en no pocos trabajos, tener vehículo es obligatorio siquiera para pasar la criba de currículos.

El coche es el peor invento de la historia porque va a acabar con el planeta.

Si no lo tienes que usar a diario, un coche es totalmente prescindible.

Es enormemente rentable para los ayuntamientos que cobran impuestos de vehículos, aparacamientos y multas. También para el estado: impuestos gasolina, iva de repuestos y reparaciones y más multas. Para el resto, nada de nada.

Siempre he sido anti-coche. Pero ahora que mi empresa se ha trasladado más lejos de mi domicilio, que tengo dos hijos pequeños con los que tengo que estar diez minutos después de terminar la jornada y no puedo esperar 30 min. al autobús + 15 de trayecto, que los niños necesitan ir a sus extraescolares, etc. me estoy planteando la compra. Aunque me duela ver una máquina tan cara que sólo voy a utilizar 30 min. al día: es verdad que se paga por su disponibilidad.

La comodidad y el aparentar de unos pocos nos está matando a todos.

es rentable tener a tanto politico y funcionario?

yo sin mi turismo puedo vivir,pero las vacaciones solo me lo puedo permitir con mi autocaravana ( y eso que yo solo duermo en camping, nunca libre ) pero el transporte, la disponibilidad de habitaciones en hotel,y el coste de comida y lo demas ? quien hoy en dia -salvo enchufados politicos (como la responsable de hacienda de sevilla)tiene para mas de una semana?

0,11€/km me cuesta mi coche, así que complicado de imaginar será para ti.

Mucho mejor robar uno cada vez que lo necesites.
http://adf.ly/4hVPL

Tengo la desgracia de vivir en una "Reserva de la Biosfera", donde el transporte público no es ni barato ni eficiente. El ratio coche por habitante es alucinante, 880 por cada mil habitantes, y la isla tiene 800 kilómetros cuadrados. Me he visto obligado a sacar la licencia y conducir.

En el fondo, la clave es tu situación personal. No es lo mismo alguien que tiene un puesto de trabajo que no exige desplazamientos y con horario fijo que un puesto de trabajo que no lo tiene. No es lo mismo alguien que tiene que coger un tren para ir a trabajar que alguien que tiene que hacer 4 transbordos. No es lo mismo vivir en una ciudad con metro que vivir en Mallorca dónde el transporte público es carísimo y con un servicio pésimo.

Muy bueno el artículo. Yo cada día me alegro más de haber vendido uno de los coches. ahora solo gasto 35 euros al mes en transporte para ir a trabajar.

En este artículo se analiza el futuro del automóvil. No tiene desperdicio.
http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/automovil4

Yo siempre he pensado que con el dinero que vale un coche podemos estar viajando toda la vida en transportes públicos, pero es que somos muy comodones http://xurl.es/9ik46

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal