Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Comedor escolar: ¿llena barrigas o alimenta personas?

Por: | 07 de febrero de 2014

Comedor_escolarLa disyuntiva se la planteó Nani Moré, una cocinera profesional catalana, mientras estuvo trabajando una temporada en la cocina de una colectividad. Le disgustaba tanto la comida que preparaban a base de congelados y platos precocinados que se le indigestó el sueño. Empezó a sufrir insomnio. El cargo de conciencia la llevó a saltar al vacío: dejó el trabajo seguro para buscar un proyecto que le permitiera darle sentido a su día y dormir a pierna suelta por la noche. Fue así como llegó a un parvulario público de un pequeño municipio, donde hoy cocina productos ecológicos de proximidad, enseña a los niños a comer, no sólo a portarse bien en la mesa y a acabarse lo que hay en el plato, e incluso da talleres sobre nutrición a los padres. Comida para el estómago y para la mente. Ya no elabora menús y luego va a la compra, sino todo lo contrario. Los agricultores de la zona le traen a su cocina las verduras y frutas, que son de temporada y de la zona, y sobre esa realidad ella organiza las comidas. Nani ahora alimenta personas y, de paso, también llena barrigas. Pasó de la oración disyuntiva a la coordinada copulativa.

La historia de Nani Moré se explica en un bellísimo documental, el plat o la vida (en catalán, subtitulado al castellano). La narración te deja un muy buen sabor de boca por la realización de factura impecable y por el final feliz de su trayectoria personal pero a la vez te arroja a la cara una pregunta inquietante. ¿Nos tomamos en serio los demás también la alimentación de los niños en la escuela?

Tengo la impresión de que la escuela es a ojos de la sociedad en realidad un párking donde abandonar a los niños unas horas, mientras los adultos nos ocupamos de las cosas serias e importantes de la vida. Lo hacemos, es cierto, con la esperanza de que les inculquen un mucho de conocimientos, un algo de modales y de civilidad, y sobre todo que nos los tengan entretenidos y nos los sacudan a base de bien, para que al llegar a casa hayan quemado suficiente adrenalina y no nos den demasiado la lata. Que les llenen la cabeza de datos y cifras, y la barriga de comida. Siempre ha habido, y supongo que habrá, grandes debates sociales sobre qué se les enseña a los niños dentro del recinto educativo. Los datos y las cifras tienen su peso y también la imagen del mundo que dibujan. Van a abrir o cerrar puertas profesionales en el futuro. Y eso es la escuela, a fin de cuentas: una fábrica de trabajadores. En cambio, parece que a nadie le interese seriamente qué les ponen a los niños en el plato, mientras les llenen la barriga, claro está. Ojos que no ven, barriga que no siente.

Seguir leyendo »

Mi teléfono es un "móvil justo"

Por: | 05 de febrero de 2014

Por Carlos Ballesteros

Fairphone
Llega a mis manos la interesante infografía titulada “Los españoles y el recomercio de móviles”
 en la que TNS, una de las empresas de investigación de mercados más grande y prestigiosa del mundo nos cuenta como el 93% de los próximos compradores de móviles estaría interesado en donar o revender su antiguo terminal de teléfono y que más de un 85% de los que usan un móvil demandan que sean las compañías operadoras las que agarren este tema por donde puedan y propongan soluciones. Casi 35 millones de personas en España tenemos un terminal de teléfono móvil, y casi dos tercios de los que lo tenemos es del tipo inteligente, sí esos que para que funcionen tienes que tocar la pantalla y aparece una foto, estás permanentemente conectado con el mundo a través de correo electrónico, whatsapp y demás zarandajas y tienes media vida metida en él, con una gran dependencia por tanto del aparatito y su batería. El País se hacía eco de la situación del sector hace ahora justo un año 

Los aparatitos de teléfono duran poco, son de usar y tirar. Llevan dentro gran cantidad de tecnologia que, por eso de la obsolescencia programada, se queda antigua enseguida. El iPhone de Apple nació hace apenas 7 años (oficialmente se lanzó en junio de 2007 en los EE.UU. de Norteamérica) y ya lleva ¡8 versiones/actualizaciones! Hay móviles baratísimos, marcas blancas, imitaciones. Se dice que son malísimos para la salud, por las radiaciones que emiten y más cuando ahora están en permanente alerta a ver si nos ha entrado el ultimo “guasap” o si ya nos han mandado desde el otro lado de la mesa la foto de la comida que estamos disfrutando. Y si son perjudiciales para la salud ¡qué decir de sus maldades para con el entorno! ¡Y de la injusticia social que supone producir Coltan en países africanos!

Seguir leyendo »

Cristina Peral: "La moda sostenible es el camino del futuro"

Por: | 04 de febrero de 2014

Por Isabel García, de Caras de la información

Utopia by cristina peral
Cristina Peral
es una joven diseñadora madrileña que está luchando por comercializar su nueva colección. A
banderada de la moda sostenible, considera que este es el camino del futuro y siente que se trata de una “obligación y una responsabilidad como diseñadora y ciudadana de este mundo”. El sector de la moda es un mundo muy cruel, con muy pocas oportunidades para los nuevos talentos,  “pero trabajando duro puedes llegar a donde quieras.” La creadora ha sido seleccionada por la revista Vogue Italia como una de las jóvenes promesas del diseño internacional, y esto le ha dado la oportunidad de colocar su colección Utopíaen Wowcracy, una plataforma de crowdfunding que junto a Vogue Talents Italia ayuda a nuevos talentos a lanzar sus diseños.

¿Cómo se traduce la sostenibilidad a la hora de hacer un diseño?
Mediante el uso de tejidos y materiales de bajo impacto medioambiental, utilizando tintes naturales y evitando los que resultan tóxicos para la salud y el medioambiente, potenciando un sistema de contratación ética y transparente con condiciones laborables dignas, con la preservación de técnicas artesanales y potenciando el desarrollo de economías locales. En mi trabajo personal mi filosofía es hacer prendas y accesorios de calidad. Quiero que la gente vea mis prendas como una joya que sea para toda la vida. Todas mis creaciones están hechas a mano, con un proceso lento y utilizando materiales respetuosos con el medio. No son prendas de usar y tirar.

Seguir leyendo »

Chiemgauer: una moneda regional que ayuda a proyectos sociales

Por: | 03 de febrero de 2014

Por Miguel Yasuyuki Hirota, experto en monedas sociales

Chiemgauer 2012 face (1)
Chiemgauer
 
es la moneda regional más activa en Alemania y funciona en las comarcas de Rosenheim y de Traunstein, además de la ciudad de Rosenheim, Baviera (en la zona entre Múnich y Salzburgo, Austria). Aunque ya me he referido a esta experiencia en este blog, quisiera volver a presentarlo detalladamente para que sepáis cómo contribuye este medio de intercambio a la zona.

Chiemgauer nació en enero de 2003 como actividad extracurricular de una escuela Waldorf (escuela privada con un currículum elaborado a base de la filosofía de Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía). La región es económicamente muy próspera gracias a varias actividades, entre otras, la agricultura, la industria y el turismo (allí está el lago Chiemsee, un destino turístico importante). Christian Gelleri, en aquel entonces profesor en esta escuela, hablaba de monedas sociales en la clase cuando seis alumnas estuvieron interesadas en iniciar un proyecto.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal