Alalá: "La moda low-cost es efímera, en durabilidad, y como tendencia"

Por: | 03 de marzo de 2014

Por Isabel García, de Caras de la Información

Vestido_joya_perseida_alalaALALÁ es el sueño de Álex Regueiro y Alfredo Iglesias, dos diseñadores compostelanos comprometidos con la moda, la artesanía, las raíces y la búsqueda de la excelencia en cada una de sus piezas. Sus creaciones se encuentran a medio camino de la « slow fashion » y de la « ecocouture », distanciandose de las líneas más consumistas y decantándose por elaborar los trajes qué salen de su Atelier al estilo de la costura tradicional. Siguen las técnicas artesanales del pasado, que eran sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Sus modelos son personales, atemporales, artísticos y están realizados manualmente en su propio atelier de Santiago de Compostela, porque como señalan Álex y Alfredo “la confección en un taller artesano aporta a cada prenda un valor incalculable, alargando su vida y dándole carácter”. Sus « vestidos joya » tienen nombre y apellidos, son elaborados a medida y cosidos a mano, y pueden emplear de uno a tres meses en su elaboración.

¿Cómo surge ALALÁ?

Álex: ALALÁ es puro amor, amor por la moda, por la historia del vestir y por la artesanía en la costura. Sólo del amor y la pasión puede surgir una firma de alta costura y vestidos joya en pleno siglo XXI. ALALÁ es producto de dos perspectivas del diseño y la costura y de dos trayectorias creativas que se suman y entremezclan con el objetivo de crear obras absolutamente singulares por la vía de la excelencia.

¿Por qué es tan importante para vosotros recuperar la forma artesanal de hacer una prenda?

Alfredo: En realidad es algo que forma parte de nuestra identidad. Somos diseñadores y somos artesanos, al 50%. La misma pasión y conocimientos que ponemos a la hora de recuperar y reproducir el traje histórico la ponemos a la hora de crear colecciones de costura o a la hora de plantear los « vestidos joya ». Más que una elección es una consecuencia lógica de nuestras experiencias laborales dentro de la industria textil y de la del diseño. Si todos nos detenemos a pensarlo un instante, estaríamos de acuerdo en que el mimo en la costura y en la elección de telas debería ser la norma y no la excepción. La moda "low cost" es absolutamente efímera, pero no solo en durabilidad, también como tendencia.

ALEX_ALFREDO_alala
¿Buscáis inspiración en la historia del vestido y en las raíces?

Álex: Desde luego. Sin una buena base histórica es muy difícil cimentar una propuesta sólida en moda. El conocimiento de los "must have" en los tejidos, tendencias, líneas, cortes o bordados que marcaron épocas a lo largo de la historia es para nosotros imprescindible a la hora de plantear nuestras colecciones. Nos sorprendería descubrir cuántos patrones del XVIII o del XIX sirvieron de base a las colecciones más aplaudidas del siglo XX y cómo siguen inspirando a los grandes diseñadores del XXI. Para los ALALÁ, solo puede haber evolución teniendo muy presente nuestro pasado.

Estáis muy cerca de la "ecocouture" y de la "slow fashion"¿Cómo entendéis esa forma de hacer ropa?

Alfredo: La verdad es que nos sentimos muy identificados con ambas etiquetas, porque en realidad son filosofías que reflejan nuestro respeto por la costura tradicional y por unas técnicas artesanales que ya eran sostenibles y respetuosas con el medio ambiente en 1800, y que dos siglos después en ALALÁ nos gustaría ayudar a perpetuar. 

¿La moda debe dejar de ser efímera para ser eterna?

Álex: Es más una cuestión de elección personal. A la hora de vestirnos, según nuestra elección, estamos expresando un mensaje efímero o una actitud atemporal. Dime cómo es tu armario y estarás definiéndote ante el mundo y manifestando tus anhelos de eternidad, estilo y glamour o tus ansias por aferrarte a un día concreto que no volverá. La industria de la moda ha convertido lo efímero en tendencia y la sociedad contemporánea ha sucumbido a la estrategia de las grandes multinacionales asimilando los postulados de la industria con fe ciega. Que estemos a la última es, en realidad, el objetivo de las grandes marcas para seguir sosteniendo su aparato empresarial y sus costosísimas campañas de marketing y publicidad.

Det_bordado_alala
¿Cuál es vuestro compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad?

Alfredo: La excelencia es para nosotros el principal sostén de la sostenibilidad y del respeto medioambiental. Por eso creamos prendas sin fecha de caducidad, prendas con las que nuestros clientes se identifican y con las que pueden sentirse satisfechos durante mucho tiempo, apoyándonos en tejidos y formas que estén en tendencia ahora pero también en dos, cuatro u ocho temporadas. La durabilidad y perdurabilidad de un ALALÁ es un principio irrenunciable para nosotros, como lo es trabajar con materias primas locales y rodearnos de profesionales comprometidos con la sostenibilidad de nuestra obra a lo largo del ciclo completo de producción.

¿Trabajar artesanalmente impide la explotación que observamos en la "Fast fashion"?

Álex: Un patronista, un cortador, un artesano bordador o un artista del plisado se deja los ojos en su labor, y su oficio además de reconocimiento debe recibir una justa compensación económica. La confección en un taller artesano aporta a cada prenda un valor incalculable, alargando su vida y aportándole carácter. En un taller artesanal, sus responsables tienen nombres y apellidos; en la fast fashion sus miserias son anónimas. Ahora que la crisis ha situado el mercado laboral nacional en una situación tan extrema, las multinacionales de la moda anuncian a bombo y platillo que vuelven a confeccionar en la península, pero no es por principios sino porque los precios por prenda de los talleres y cooperativas textiles empiezan a ser más rentables aquí que en Bangladesh o India. Deberíamos preguntarnos si se preocupa alguien de comprobar las condiciones de trabajo en el sector textil aquí en España.

¿Cómo es vuestro trabajo cotidiano en el taller? ¿De qué fuentes bebéis para recuperar tradiciones y retomar el saber hacer de los artesanos?

Alfredo: Fíjate qué importantes son para nosotros tradición y artesanía, que Alejandro es el artesano en traje histórico más antiguo de la comarca compostelana, y en el caso de ambos la costura es tradición familiar que se remonta a varias generaciones. Nos apasionan las hemerotecas, los museos, las bibliotecas y nos encanta seguir aprendiendo de los sastres, bordadores, modistas y costureras de más edad, cuyo oficio conserva su autenticidad en estado puro. Nuestro trabajo cotidiano es resultado de la ilusión y del amor por nuestro oficio y de muchísimas horas encima de cada prenda. Dependiendo de la hoja de pedidos o de la singularidad del encargo, lo mismo nos inspira el costumbrismo de Sotomayor, que la irreverencia de Chanel o el misterio de una melodía tradicional búlgara.

¿Creéis que el consumidor de alta costura y de pret a porter está más concienciado con lo que compra y usa?

Álex: Aunque no se puede generalizar, quien consume alta costura y pret-à-porter valora y respeta profundamente a la moda y a sus hacedores. España no mima a su industria de la moda ni a sus creadores y ejecutantes como ocurre en París. Aquí la moda no es una cuestión relevante ni a nivel político ni a nivel cultural. A la vista está cómo visten la mayor parte de nuestros políticos o la práctica total ausencia de moda española en las alfombras rojas. No se nos educa en la moda y sin conocimiento y sin respeto, nos vestimos por pura apariencia. Llevamos mucho retraso con respecto a Francia, donde desde hace siglos se entiende la costura como una cuestión de identidad nacional, por lo que es natural que los franceses vivan la moda como un fenómeno cultural y se enfrenten a la moda y al arte del vestir también como una importante cuestión de identidad individual.

¿Vuestras creaciones son una obra personal, artística y manual?

Alfredo: Frente a la saturación de colecciones de las multinacionales, cruceros, microcápsulas e introducción masiva de nuevas series quincenal o semanalmente, a nosotros nos gusta crear; crear colecciones o piezas singulares. A veces creamos tres colecciones de costura en un año, y en otras ocasiones apostamos por una única colección de « vestidos joya ». No nos gusta bailar al ritmo que marcan los grandes grupos, porque nos gusta ser nosotros mismos y conservar nuestra independencia económica y artística para crear moda. De hecho, todo, incluso el tiempo, parece detenerse cuando lo que tenemos entre manos es un nuevo « vestido joya », la máxima expresión de la alta costura. Cada vestido joya, ya sea el "Rosa de Bulgaria", el "Klimt" o el "Perseida", tiene nombre y apellidos, se hace a medida y se cose a mano, enriqueciéndose con aplicaciones, bordados tridimensionales, etc. Son nuestra vida entre 1 y 3 meses. Así y solo así entendemos la moda.

¿La moda hecha con amor, arte y sin explotación está al alcance de todos los bolsillos?

Álex: No. Cualquier expresión artística, moda, cocina, pintura, etc, requiere sensibilidad. ¡Ojalá que la sensibilidad y la liquidez fueran siempre de la mano! El mundo sería más bello. Quién no tiene en su armario una prenda especial, unida a recuerdos hermosos y que no valora por lo que en su momento costó. Esa prenda somos nosotros. Un ALALÁ es eso.

¿La alta costura y los grandes diseñadores están comenzando a concienciarse de la necesidad de una moda sostenible?

Alfredo: Habitualmente la industria disfraza las ventajas competitivas y las demandas del público de sostenibilidad. La alta costura debe ser reflejo de los cambios que vive la sociedad, pero en las grandes marcas los equipos de diseño apenas pueden ajustar sus propuestas a las decisiones y márgenes empresariales. Por fortuna, la alta costura es y debería seguir siendo paradigmática en sostenibilidad, al requerir mano de obra muy cualificada y tejidos nobles, tratados y tintados artesanalmente.

¿Hay un regreso a cómo se han hecho los vestidos antiguamente, con amor, arte y tejidos naturales?

Álex: La moda es cíclica y si es así, ya sea por intereses económicos o por una cuestión de conciencia colectiva, los ALALÁ estaremos felices de vivir ese retorno a la autenticidad. En los países nórdicos o en EE.UU. la moda sostenible es una realidad desde hace años y en Francia las grandes casa de alta costura están adquiriendo los talleres artesanos para evitar su desaparición. España es un país muy rico en artesanos y creadores. Sería fundamental evitar la desaparición de oficios y de artes de gran arraigo y la fuga de más talentos. Todavía no es demasiado tarde.

¿Qué proyectos tenéis?

Alfredo: Todos. En primavera esperamos anunciar excelentes noticias y seguir sumando puntos de venta a los de  ALALÁ en Santiago de Compostela, Égova en Madrid y VM the shop, en Valencia. Nuestra última colección "El jardín de Carla", inspirada por nuestra musa Carla Royo-Villanova, llega en unos días a las tiendas y ya estamos expectantes. Al mismo tiempo estamos inmersos en la creación de dos nuevos « vestidos joya » y en el desarrollo de una colección cápsula exclusiva. Y, en los huecos libres, estamos bocetando la línea de nuestra próxima colección que nos gustaría presentar en otoño en Madrid.

Fotografía de apertura: "vestido joya" Perseida. Otras fotos: Alex y Alfredo trabajando y detalle de un bordado (c) Alalá

Hay 1 Comentarios

La moda "Low cost" es efímera. Pero la moda "Easy Rider" toda vía sigue viva.
Os dejo con el pequeño cuento "Esperando a Jack"
http://loscuentostontos.blogspot.com.es/2014/03/41-esperando-jack.html#cuento41

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal