Comedores escolares: el negocio de dar de comer a los niños

Por: | 22 de julio de 2014

Por Laura Alcubilla

Comedor_escolarLos malos hábitos alimentarios y sus consecuencias han llenado noticias en los medios de comunicación, pero siempre con el mismo enfoque “malos hábitos en los hogares españoles”. En realidad, el 40 % de los niños realizan la comida más importante del día en los colegios.  Entonces ¿por qué no se cuestiona lo que nuestros hijos comen allí?

Eficiencia es el concepto facilitador de cualquier normativa que se necesite para modificar la gestión pública y esta vez los afectados son los comedores escolares. El gobierno quiere transmitir la idea que centralizando el contrato de todos los comedores en grandes empresas de catering se ganará en eficiencia y se escuda en que viene impuesto por Europa.

Visto lo sucedido en otros sectores como el sanitario, que hicieron lo mismo con la misma justificación y con sonoros fracasos ¿no deberíamos exigir, como ciudadanos, tener opción de debatirlo? No nos olvidemos que la centralización en grandes multinacionales no es garantía de reducción de costes y penalizaría a las empresas locales con producto de proximidad. Perjudica a muchos y beneficia a unos pocos. ¿Y la calidad quién la garantiza?

Durante todos estos años se ha intentado luchar para cambiar modelos alimentarios impuestos. Se debe destacar el gran papel pedagógico que las Cooperativas de consumo y los activistas han realizado para concienciarnos de la gran importancia de lo que comemos, reivindicar el rol de los campesinos y de descubrirnos nuestro poder como consumidores críticos.

También los cocineros nos recuerdan constantemente lo esencial de una buena materia prima, de la necesidad de tener una dieta variada y con grandes contenidos en comida fresca, evitando los precocinados. Lola Puig del restaurante El Fort  es un buen ejemplo de lucha por conseguir cambios en el contenido de nuestras mesas, haciendo pedagogía sobre la necesidad de los productos ecológicos, de temporada y de proximidad (Km. 0), e intentándolo transmitir en las escuelas.

En 2010 se realizó el Manual para la introducción de los alimentos ecológicos y de proximidad en las escuelas dentro del plan de acción para fomentar la alimentación ecológica. Dicho manual fue consecuencia del gran interés social que esta temática suscita y hace hincapié en la obligación que los adultos tenemos en ofrecer la mejor alimentación a nuestros hijos. También explica que el servicio de comedor en las escuelas nos ofrece el espacio educativo ideal para transmitir los valores de una alimentación sana, de proximidad. Nos recuerda algo obvio “Abrir los comedores escolares a la alimentación ecológica – de proximidad tendría unos efectos positivos en el desarrollo del sector agrario local. Conseguir el acercamiento de los consumidores a los productores que garanticen la seguridad y soberanía alimentaria (el derecho y la capacidad de poder escoger que queremos producir y consumir respetando nuestra cultura y biodiversidad)”.

Muchos estaréis pensando que lo ecológico está muy bien para quien pueda permitírselo. Sin embargo, el estudio demuestra que puede ser más barato el consumo de proximidad si lo avala una buena gestión, se pueden conseguir menús equilibrados y económicos ajustando el coste de la materia prima.

Aunque nos pueda parecer de sentido común, este manual no ha tenido demasiada difusión aunque ha servido de apoyo y guía  para que algunos padres planteen cambios en sus colegios.

La implicación de los padres es vital para garantizar algún cambio y son muchos los que por desgracia lo delegan a los colegios.

La buena alimentación de nuestros hijos garantiza su futuro y debe estar por encima de intereses mercantiles. Y es prioritaria independientemente del partido que gobierne en ese momento.

Fotografía: "Every child needs a good school lunch", 1941-1945 US National Archives, vía Flick / The Commons

Hay 6 Comentarios

En hora buena si me gustaria como graduad ane alimentacion se tomen los gobiernos la responsabilidad de la mala higiene de la materia prima usada para preparados de los alimentos de ninos en fase de crecimiento ,la superficialidad como ese tema viene observado de forma general ...pero bueno por eso las estadisticas mundial dicen que esta generaciòn tendrà defici mental a causa de la mala alimentaciòn en los primeros agnos de la vida de un nino ...

Laura enhorabuena por el blog me parece un tema muy importante a tratar a día de hoy que no se ofrecen muchas alternativas de cambio. Sin embargo en mi opinión pienso que los comedores cumplen una función social que es dar de comer a los niños que se encuentren en el colegio dando clase. Los colegios buscan comida de calidad en la que miden el porcentaje de calorías, grasa, etc., es decir, se preocupan por la alimentación de los niños pero al existir gran cantidad de bocas a las que alimentar el coste cada vez es más grande y existe gran dificultad de preparar comidas a tantos niños y además que sean de calidad. La opción de la comida "ecológica" es una idea buena pero que en mi opinión a la larga tendrá un gran coste ya que no creo que haya ninguna empresa que distribuya tal cantidad de comida ecológica y no eleve los precios por la difícil obtención de este tipo de alimentos y además que los padres no estarán dispuestos a pagar esa elevación de precios.A pesar de ello se ha de buscar una solución por que remitiéndome a los datos estadísticos España se ha situado por delante de EEUU en obesidad infantil, con un 19% de niños obesos en este país frente al 16% de los estadounidenses, un porcentaje que triplica al de hace 30 años.En conclusión se ha de buscar una solución que cumpla los intereses comunes de todos para solucionar un problema que cada vez va a más.
Un saludo.

Hermosos los Comedores!

Saludos y éxitos con el blog!

Ramona

Comedores peru

Apreciado Marc, Gracias por leer la entrada y por su comentario que da pie a debate. En la entrada si he querido reflejar la realidad actual , la nueva norma de centralizar el catering es de plena actualidad. Son los propios autores del manual los que se quejan de la poca implicación en distribuir el manual .En mi entrada lo que he pretendido es recuperarlo y dar la oportunidad de poder leerlo y usarlo a los padres que no la tuvieron hace 4 años. Claro que hay muchas escuelas implicadas en cambios pero siguen siendo pocas.
Sobre su reflexión rápida y fácil sobre los supermercados, discúlpeme si discrepo. De fácil no tiene nada y merecería una nueva entrada que refleje que opinan los productores de esta nueva tendencia o en mi modesta opinión campaña de Marketing.

Senyors de El Pais i sra. Laura Alcubilla,

Leer el titular y ver que no tiene relacion con el articulo. Ya que en se remarca "Aunque nos pueda parecer de sentido común, este manual no ha tenido demasiada difusión aunque ha servido de apoyo y guía para que algunos padres planteen cambios en sus colegios"
Escribir un articulo es dar su vision sobre un tema, con informacion propia y/o contrastar, pero no es este el caso. Han preguntado sobre cuantos manuales de papel se distribuyeron, cuantas descargas ha tenido desde la web, ...
Han consultado colegios, ampas, padres y/o alumnos sobre que tipo de comedor escolar desean, pero que los grandes gestores con sus contratos blindados se lo impiden.
De estos gestores (que ya deben conocer) que dinero invierten directamente en la materia prima del menu escolar?
Solo le planteo una reflexion facil y rapida: porque las grandes superficies y distribuidores tienen ya producto ecologico, de proximidad y local en sus establecimientos?
La sociedad cambia sus habitos en la compra y hay quien no quiere perder ese tren, pero siempre es mejor la compra directa al productor (frescura, sabor, gusto, variedad, precio, ...).
Siga investigando, pero desde 2010 ya han pasado 4 años y para muchas escuelas ha implicado un cambio.
Escriban sobre la realidad del 2014.

Gracias,

Marc Esteve
Badalona

Buena entrada al blog, pero creo que la realidad es mucho más dura y cruel que lo idílico de la propuesta. Es muy difícil que en los comedores se de comida 'ecológica' 'de proximidad o km 0', etc, cuando lo que hacen los colegios es exigir a dichas empresas de catering menús por 3-4 euros y luego cobran a los progenitores 10 euros por ello. Difícilmente una empresa de catering va a poder dar comida ecológica por esas cantidades. Hablo con conocimiento de causa.
Pero sí, toda la razón con la primera conclusión grande que sacas en la entrada. Si se está pendiente de los hábitos de las personas en sus casas, -en cuanto a alimentación en este caso- ¿por qué no se cuestiona lo que comen los niños en los coles? Muchos hacen allí almuerzo, comida y merienda ¿Entonces?
Mucho que hacer!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal