Vuelta al cole: 5 ideas simples para no arruinarse

Por: | 10 de septiembre de 2014

QueenslanderLos hijos de mis amigos empiezan este año Primaria, o mejor dicho, inician la carrera de gastos sin freno que sólo acabará el día en que dejen de estudiar. Mis amigos tendrán que desembolsar este año entre 200 y 300 euros sólo en libros y material escolar... y es para ¡Primero de Primaria! Mi hijo también inicia Primaria aquí en Francia. Para nosotros la vuelta al cole no ha supuesto ni 30 € (en material escolar) porque gran parte del gasto lo asume la propia escuela.

España es de los pocos países de Europa que no colabora en el gasto escolar, salvo las honrosas excepciones de algunas comunidades autónomas. Recuerdo cuando era pequeña la ilusión que me hacía ir a comprar los libros de texto nuevos, cómo me gustaba forrarlos, olerlos... Pero la verdad es que desde la más tierna infancia educamos a nuestros hijos en el consumo de « usar y tirar » de bienes -en este caso libros y material- que pueden reaprovecharse perfectamente o reciclarse. ¿Quién sale ganando y quién sale perdiendo con esta práctica atávica ?

Por ello, ofrezco una lista de 5 ideas simples para limitar y racionalizar el gasto y el consumo que supone la vuelta al cole :

  Getting johnny ready
  1. Opta por la bici, el transporte público o por compartir coche. No sé cómo es en tu ciudad pero en Barcelona, donde yo vivía, cada mañana había embotellamientos en la zona alta a la misma hora, donde se concentran muchas de las escuelas privadas de la ciudad. Muchos de los coches que circulan a esas horas están claramente infrautilizados : suelen estar ocupados por el conductor y 1 o 2 niños. ¿Por qué no aprovechar para llevar a otros niños de la clase o de la escuela ? O seamos aún más ambiciosos : ¿por qué no tomar una resolución de nuevo curso y optar por el transporte público ? Sí, será menos cómodo : nos obligará a caminar un poco, a ajustarnos a sus horarios, pero contaminaremos menos y ahorraremos en gasolina y gasto de coche. Y con un poco de suerte incluso hacemos algo de ejercicio y nos ponemos en forma. Siempre nos queda si no la opción de la bici, ya sea de uso compartido, ya sea la propia. Cuando vivía en Berlín veía los padres llevando a sus hijos al cole en bici en pleno invierno. El padre pedaleaba mientras sus dos retoños se arrebujaban dentro de un pequeño remolque. Y en pleno invierno significa no sólo con temperaturas polares sino soportando además una nevada.

  2. Compra ropa de segunda mano. Si todos sabemos que a los niños la ropa les dura lo que un telediario ¿por qué nos obstinamos en comprarla nueva como si fuéramos a crearles un fondo de armario? Gracias a internet han proliferado cantidad de portales donde comprar/vender/intercambiar ropa a precios ridículos y con garantías. Algunos ejemplos son Percentil, Grownies, Creciclando o una plataforma genérica como Segunda Mano. Si el mundillo digital te da aún grima y no te atreves a comprar por internet, siempre puedes organizar intercambios con vecinas, madres de hijos del cole, amigas o buscarte un mercadillo de segunda mano en tu ciudad. Si no existe, ¿por qué no crearlo ? 

  1. Encuentra profesores sin que haya intercambio de dinero de por medio. España es uno de los países europeos donde se han expandido más las monedas sociales y los bancos de tiempo, como explicaba ayer en este blog Miguel Yasuyuki Hirota. ¿Por qué no apuntarse a un banco de tiempo ? Tal vez consigues clases de inglés para tu hijo a cambio de pasteles o reparaciones o cualquier otro servicio que puedas ofrecer. Aquí está el mapa de bancos de tiempo en España. 

  2. Alquila juguetes on y offline. De la misma manera que no tiene sentido acumular ropa que dura lo que una temporada, tampoco tiene sentido hacer otro tanto con los juguetes. ¿Por qué no racionalizar el consumo, enseñar al niño a tener cuidado de los objetos -puesto que son de uso compartido- y de paso además racionalizar el gasto ? La web Pikatoy te ofrece la posibilidad de alquilarlos online. Quizá cuentes con una ludoteca en tu ciudad que se preste al juego (del préstamo de juguetes) y si no, puedes iniciar tú la cadena de préstamo/intercambio con amigas, vecinas, o madres del cole. 

  3. Intercambia libros de texto. He empezado este post lamentándome del poco interés del poder público en subvencionar el gasto escolar en nuestro país. La verdad es que no hay mucha iniciativa privada tampoco que intente compensar el vacío o bien que busque cambiar el status quo. El tesón de una ciudadana, Elena Alfaro, y una petición que creó en Change consiguieron que se aprobara una ley en noviembre de 2013 por la que el Gobierno y las CCAA se comprometían a lograr sistemas de préstamo gratuito de libros de texto en todos los centros escolares públicos y concertados. Pero del dicho al hecho, nos lo recuerda el refranero, hay siempre un trecho. Y las buenas palabras y las buenas intenciones fueron barridas con el tiempo por la consabida crisis. Así que si el poder público hace mutis por el foro, ¿por qué no cederle el poder al público ? Existen webs que promueven/promocionan el intercambio de libros de texto, sobre todo los de bachillerato, FP y de universidad, como Bookint.eu, Bolsadelibros, Donaz, Truequebook. Para los cursos inferiores las editoriales modifican cada año ligeramente el texto, por lo que las ediciones anteriores resultan al poco « anticuadas ». Me recuerda la práctica de las grandes farmacéuticas, quienes modifican ligeramente el componente de un medicamento cuando está a punto de expirar la licencia, para alargar la patente y así frustrar la intención de crear genéricos. Acabo con la misma pregunta retórica de antes : ¿Quién sale ganando y quién sale perdiendo con esta práctica atávica ?

    Fotografía de apertura: Illustrated front cover from the Queenslander, 31 enero 1929, vía Flickr / The Commons

    Segunda foto: Getting Johnny ready to go to school again from the New York Tribune, vía Flickr/The Commons

Hay 13 Comentarios

muy buenas ideas. Algunas no sabia que existian. Me encanta este bllog. Gracias por compartir. Saludos desde http://visitalascatedrales.com

Ahora con el verano ya esta una pensando en como ahorrar para ir comprando los libros para el siguiente año, es el mundo de nunca acabar.

magnifico artículo, muchas formas para ahorrar dinero, yo también apuesto por ahorrar en la ropa con las tiendas online,

maginificas ideas para la vuelta al cole, además en tiempos de crisis desde luego hay que intentar ahorrar cómo sea

Comprando ropa barata en las webs tambien podeis ahorrar bastante, tan solo hace falta saber buscar y donde, hay muchos chollos, solo hay que saber buscarlos!

Gracias por las ideas, algunas son para tenerlas muy en cuenta. Yo tengo 2 hijos y cuesta bastante darles una buena educación y todo consejo es bueno.

Totalmente de acuerdo con Nerea. Se puede decir más alto pero no más claro.

Lo siento pero me parece una lista de ideas poco imaginativa y cero realista. Igual a uno una de ellas le va bien pero no son aplicables a una generalidad, y por supuesto, no son en absoluto novedosas.

1.- transporte público. Obvio. Si llevo a mi hijo en coche al cole es porque no existe la posibilidad de hacerlo de otra manera. No es por desgana ni desidia ni vagancia. En cualquier caso el uso del coche no tiene nada que ver con e gasto que supone la vuelta al cole, es un problema más complejo.

2.- Compra ropa de segunda mano. Lo malo que tienen los niños en época escolar es que destrozan la ropa. El problema no es comprarle un chándal, es que ese chándal le va a durar dos telediarios, y si encima tiene que ser uno muy concreto carísimo de la muerte, pues es una ruina.

3.- El tema de los profesores y el intercambio de tiempo no lo entiendo bien. No creo que tenga nada que ver con el problema general de las familias en estos tiempos de arranque de curso. Además, y esto ya es personal, no creo en esas cosas mucho. Los servicios profesionales se pagan de manera profesional, no puedes pagar clases de chino con pasteles caseros. Hay que valorar las cosas.

4.- El tema de los juguetes, tampoco tiene que ver con la vuelta al cole, sino con un concepto de acumular que estoy de acuerdo en que tenemos que cambiar.

5.- Intercambio de libros de texto. Esto es más viejo que el mundo, y si no se hace en la actualidad no es por falta de deseo de los padres, si no porque colegios y editoriales están compinchados para que los libros que usan los niños ahora no sean reutiilizables. Yo siempre estudié con los libros de mi hermano mayor. Ahora es imposible. Ahí hay un trabajo importante que hacer para revertir esa sitiuación y que los libros puedan pasar de hermano a hermano y a primo y vecino, o para crear fondos de préstamo en los colegios.


Las vacaciones se acaban..., ¡comienza la rutina! Pero no siempre es fácil recuperar los hábitos con la vuelta al cole.
Por eso, te damos las siguientes recomendacionesDecálogo para sobrevivir a la vuelta al cole http://youtu.be/D4ZaJ4Cyeks

En mi caso ( menos de 2 kilómetros hasta el cole), el billete simple de tren sale 1,75 euros y el de bus creo que anda por 1,10 o 1,20 euros... Mientras dura el buen tiempo se puede ir andando, pero cuando caen chuzos de punta como afrontar el gasto del transporte colectivo? Malamente...

Hay posibilidades de que te los paguen http://deoferta.hol.es/blog/22-blog/865-libros-de-texto-gratis.html aunque sea complicado. También los bancos de libros como el caso del Gabriel Miro en Alicante

Me encanta este artículo. Muchas ideas y muchos e interesantes espacios con los que contar para que el gasto sea mucho menor.

Muchas gracias y enhorabuena

Me encanta este artículo. Muchas ideas y muchos e interesantes espacios con los que contar para que el gasto sea mucho menor.

Muchas gracias y enhorabuena

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal