Del campo al consumidor ¿Qué quiere la gente?

Por: | 17 de marzo de 2015

Por Teresa Rodríguez Pierrard, responsable de comunicación de Amigos de la Tierra

¿Frutas que parecen recién salidas del museo de cera? ¿magdalenas que saben a corcho? ¿abrir un envoltorio, y otro, y otro, y otro hasta llegar al alimento que en realidad hemos comprado? ¿Realmente quiere esto la gente? Tal y como funciona nuestro modelo actual, intuitivamente la respuesta podría ser que sí, pero la verdad es que desde la ciudadanía queremos una comida sana, justa y respetuosa con el medio ambiente, una alimentación ecológica y local. Así lo confirma la conclusión de una encuesta elaborada por Amigos de la Tierra en ocho países de la Unión Europea.

Alimentos_locales_que_piensa_la_gente

Los resultados muestran como un 89% de la gente considera que fomentar la producción de alimentos locales se asocia a la creación de empleo, y a su vez el 91% cree que las administraciones deben fomentar la producción de alimentos locales. Y es que la ciudadanía no sabe bien dónde comprar este tipo de alimentos, y normalmente optan por acudir al establecimiento más cercano, lo que nos hace pensar que si existiese una oferta más amplia y accesible, una gran parte de la población consumiría alimentos locales. Sin embargo, a pesar de la voluntad ciudadana y el potencial en la generación de trabajo, la producción local no se fomenta desde ningún organismo público.

Es verdad que nuestros ritmos de vida nos impiden destinarle un buen rato a decidir qué vamos a comer y sobre todo en qué condiciones sociales y ambientales se ha producido nuestra alimentación. Y precisamente por este motivo es indispensable fomentar opciones que nos permitan elegir el tipo de alimentación que queremos, una decisión que implica disponer de comercios cercanos con productos locales a la venta.

Aunque es evidente la necesidad de más apoyo público, tenemos que reconocer que la ganadería y la agricultura industrial están forzando tanto la maquinaria de la alimentación, que ellas mismas han terminado siendo un detonante para que la gente empiece a escoger una comida que va del campo al consumidor, alejada de los grandes supermercados y las grandes cadenas de alimentación.

Todavía ha de generalizarse y visualizarse más la alternativa, pero está claro que va creciendo con cada temporada. Los productores, los grupos de consumo, los mercados, las huertas propias, y las pequeñas tiendas, están transformando los modos de entender del mundo.

Muchas veces no somos del todo conscientes de lo que implica nuestra alimentación. Se trata de una responsabilidad infinita que desconocemos, una larga concatenación de elementos a los que cuesta seguir la pista. Si ya es difícil que las grandes cadenas nos informen sobre la procedencia de los productos en sus etiquetas, parece mucho pedir que respondan a las demandas de información ciudadana, cuando en realidad debería ser una responsabilidad empresarial. Preguntas como: cuáles son las condiciones de su personal; han deforestado para cultivar; han expulsado a gente de sus tierras, y por tanto se les ha privado de su modo de vida; qué pesticidas, herbicidas e insecticidas, se han utilizado; cuál ha sido el procesamiento que se ha dado a los alimentos; cuál es la procedencia de sus envases…, una larga lista de etcéteras, difícil de determinar por un ciudadano o ciudadana en su día a día.

Una situación bien distinta es la que nos ofrecen los productores y productoras locales, de comercio justo y ecológico. Comprar local y ecológico es una forma saludable de tratar nuestro cuerpo, pero también comporta muchos otros beneficios para mejorar situaciones que catalogaríamos como injustas.

Si en algún momento nos hemos planteado que es necesario cambiar el mundo, nuestra alimentación es una herramienta indispensable para avanzar a una sociedad más concienciada, donde las personas y nuestro entorno sean el centro de las políticas. 

Aquí puedes ver los resultados de la encuesta realizada por Amigos de la Tierra

 

Imágen cedida por Amigos de la Tierra

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal