Copas de luna y otras alternativas ecológicas

Por: | 08 de mayo de 2015

Por Lucía Zuloaga

Las mujeres tenemos la capacidad de dar a luz, de crear vida. Para ello necesitamos ovular y, por lo tanto, menstruar. Es decir, que las mujeres durante nuestra edad fértil, que es casi la mitad de nuestra vida, sangramos de forma regular.

Jualiaro

Para evitar manchar utilizamos compresas y/o tampones, se calcula que unas cinco compresas al día, o tampones o salva slips, a veces incluso combinamos tampones y salva slips. Para simplificar diremos que se usan compresas.

En un ciclo se sangra durante unos 4 días, 4 días x 5 compresas/día esto nos da unas 20 compresas por ciclo. Para calcular la cantidad anual multiplicaremos por 13 ya que un año tiene 13 ciclos lunares de 28 días (sí, el ciclo de las mujeres está relacionado con los ciclos lunares). Esos son los días que pasan desde que comenzamos a sangrar hasta el día antes del nuevo sangrado. Total, que 20 compresas/ciclo x 13 ciclos/año nos da un resultado de 260 compresas al año, si lo multiplicamos por unos 40 años que solemos menstruar las mujeres nos da nada menos que 10.400 unidades a lo largo de nuestra vida.

Si esto lo multiplicamos por las mujeres que hay en el mundo, en nuestro país o simplemente en nuestra ciudad… la cantidad es más que relevante. Pero tenemos buenas noticias: ¡hay alternativas!

Aunque algunas mujeres de más edad han utilizado en otra época toallitas de tela, la mayoría de las mujeres hemos sido víctimas de una publicidad muy agresiva dónde tenemos un sinfín de posibilidades: compresas normales, con alas, sin alas, súper, súper plus, maxi, noche, finas, extra finas, tampones mini, normal, súper, sin aplicador, con aplicador de cartón, con aplicador de plástico… y algunos más que ya no recuerdo porque hace muchos años que dejé de usarlos.

Sí, hay opciones, yo llevo años utilizando la copa menstrual o copa de luna, un producto reutilizable que se nos ofrece como alternativa a los tampones. La copa se introduce en la vagina y recoge la sangre durante horas (el número de horas depende de cada persona y cada momento del ciclo, al igual que los tampones), cuando lo necesites se extrae fácilmente para vaciarla, limpiarla y volver a usarla en tan sólo unos segundos. Fácil y cómodo. Y también económico porque dependiendo de la calidad puede llegar a durar hasta 10 años, es decir que una sola copa de luna nos ahorraría unos… ¡¡¡2.600 tampones!!!

Copa-menstrual-ilustracionNormalmente están hechas de silicona médica, inocua para nuestro cuerpo. Y digo normalmente porque cada vez hay más marcas y precios más diversos y no todas están hechas del mismo material, por eso hay que fijarse bien a la hora de elegir.

Para aquellas a las que no les convenza esta idea también está la opción de la toallas reutilizables, compresas hechas de tela pensadas para ser lavadas para volver a utilizarse.

Hay quién dirá… ¡pero qué asco! ¿O no? Pues no, es algo que tenemos aprendido después de ver miles de anuncio que manchan compresas con un limpio liquidito azul, pero a mí no me importa en absoluto manchar mis manos con mi propia sangre. Además creo que es una forma de conocernos aún más, de conocer nuestro ciclo, en lugar de hacer como si no existiera.

 Y no, no vendo copas de luna, no voy a promocionar ninguna marca, solo quiero que esto llegue a cuántas más mujeres mejor.

¿Por qué?

Por el medio ambiente. El simple hecho de utilizar productos desechables en lugar de reutilizables hace que generemos basura innecesaria y que a la tierra le cuesta mucho tiempo y esfuerzo reabsorber. Las compresas y salvaslips están fabricadas con polietileno, plástico, que tarda más de 100 años en degradarse… teniendo en cuenta los cálculos que hemos hecho antes… da que pensar. Además para la fabricación se usan blanqueantes como el cloro.

Al igual que también contienen plástico los envoltorios y aplicadores, estos tardan aún más en desaparecer, como se suele decir: cuesta más el collar que el perro.

No solo eso, todo esto afecta a nuestra propia salud, ya que estos productos están en contacto directo con nuestra vagina, una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo. No sólo polipropileno o cloro, los tampones contienen productos tóxicos como amianto (sí, sí, lo mismo que el cemento), rayón o dioxina. Podéis conocer algo más en “veneno para el cuerpo y para la tierra”. Para pensárselo

Foto de portada de Juliaro

Foto central de Mariko

Hay 3 Comentarios

Perdón copié mal la url

http://www.ecobebes.es/45_natu

Lo cierto es que pese a los primeros prejuicios, funcionan genial y nos ahorramos de tirar a la basura cientos de compresas usadas por no hablar del cloro y otros productos químicos que pasan a nuestro organismo a través del contacto con la piel. Yo utilizo la copa menstrual Natu y me funciona genial, es más barata que la mayoría y funciona genial. La compro aquí por si a alguien le interesa (http://www.ecobebes.es/45_natu). Gracias por el artículo :)

No sabia ni que existian las copas de luna, sin duda las probaré, gracias por el artículo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal