Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Política colaborativa: las nuevas covalencias sociales

Por: | 05 de mayo de 2015

Por Franco Llobera

El concepto clásico del consumo responsable plantea que el consumo es un escenario de decisiones políticas tanto o mas importantes que las Elecciones cada cuatro años. El consumo se politiza y, por otro lado, en año electoral es evidente que la política se vende y se consume.

Arbol polítoca colaborativa

El árbol de prioridades soñado participativamente por los vecinos y la candidatura de un pueblo de Extremadura en abril de 2015

En pleno despegue de los consumos y las economías colaborativas, en esta caldeada primavera electoral, es momento de introducir el concepto de política colaborativa como aquella en la que al margen de las instituciones -ya sea “dentro”, como representantes, o “fuera” de ellas, como participantes- los ciudadanos exhaustos de revoluciones infructuosas, volvamos a ser simples vecinos, tejiéndonos comunitariamente en lentas y solidas alternativas ascendentes.

Se apuntan nuevas formas de relación, de “enlace” entre los ciudadanos; innovaciones en la química básica del ecosistema social. En Química, los enlaces covalentes (*) entre átomos y moléculas son aquellos de “ultimo nivel”, los que acaban de dar consistencia a cuerpos más complejos. Así están surgiendo nuevas formas de cohesión social, nuevas formas colectivizadoras (que poco tienen que ver con el comunismo), en parte reactivadas en lo que llamamos en el anterior post la olla recalentada de la crisis.

Más allá del Ejecutivo y del Legislativo, más allá incluso de esta sociedad de masas átonas, en los próximos años se va a remover la política en el ámbito de lo colaborativo, de lo emergentes pro-común.

El consumo y la economía se van haciendo cada vez más colaborativas (grupos y cooperativas de consumo, compra compartida de energía, etcétera). Donde crecen nuevas formas de comunidades de consumo habrá necesariamente nuevas formas de política. Y la colaboración da pie a nuevos experimentos y posibilidades y formas políticas. Una comunidad de consumo o de intercambio requiere decidir un qué y un cómo;  pero sobre todo un qué y un cómo existir. Las monedas sociales y comunidades de intercambio son un claro ejemplo de que una comunidad económica –o proto-económica-, requiere un constituyente político, nueva formas de construir enlaces, nuevos compuestos en la química social. Es tiempo de innovaciones sociales, de explorar hiper-conductores, cuya investigación e innovación ofrecerá sin duda resultados tan notables o más que la investigación de la química de materiales. No toda innovación es tecnológica. Y veremos innovación política.

La nueva política será colaborativa como lo es la nueva economía. Las elecciones municipales van a servir de “germinado” a diferentes experiencias y propuestas, surgidas de esa química social de base. La levadura de lo social fermentará en lo político en los próximos años.

Con la levadura calentada por la crisis, va a henchirse la política a nuevas formas de pan artesano. De circos mediáticos y dúctiles masas políticas ya tenemos bastante. En próximos posts hablaremos sobre experiencias ya contrastadas en esta pasada legislatura y de nuevas posibilidades que surgirán de la removida artesa. Nuevas levaduras y nuevas masas ascienden, prepárense para nuevas formas de pan, con menos circo.

(*) Tipo de enlace o asociación de átomos. Segun la wiki: Un enlace covalente entre dos átomos o grupos de átomos se produce cuando estos se unen, para alcanzar el octeto estable, comparten electrones del último nivel

Imagen de Franco Lloberas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal