Monedas sociales tras las últimas elecciones

Por: | 08 de junio de 2015

Por Miguel Yasuyuki Hirota, experto en monedas sociales

Ada Colau
 

  El 24-M ha generado un cambio histórico en muchísimos ayuntamientos y distintas comunidades autónomas, también desde el punto de vista de monedas sociales: entre los partidos que han ganado, Barcelona en Comú, Compromís en Comunidad Valenciana y PSOE en Olivenza (Badajoz) han prometido la puesta en marcha de monedas sociales.  Es probable que otros municipios muestren interés a medida que salgan más noticias sobre la puesta en marcha y me gustaría ofrecer mi propio punto de vista para la mejor implementación de monedas.

     Ya en mi post en febrero presenté a qué nivel funciona mejor cada modelo de moneda social, pero quisiera añadir algunos comentarios más:

  • En caso de grandes ciudades, por ejemplo Barcelona, se podría emitir una moneda social pagable para el transporte público (metro y/o autobús).
  • El modelo brasileño de bancos de desarrollo comunitario podrá funcionar en algunos barrios / municipios con alto nivel de cohesión social, aunque hoy en día es muy complicado establecer nueva institución financiera.
  • Durante la crisis de 2001-2002, muchas provincias argentinas emitieron sus propios bonos (ejemplo: Patacón en la Provincia de Buenos Aires) para financiarse y funcionaron bastante bien (véase aquí para ver la eficacia de tales cuasimonedas provinciales).
  • En cuanto a la oxidación, recomendaría implementarla sólo en caso de que se teme a la acumulación de monedas sociales y/o que quiere utilizarla para bajar tasa de interés (ej.: Chiemgauer).  En general, no vale la pena introducirla para el modelo LETS y bancos del tiempo.

     Una vez que elijan un modelo de moneda social, se hace necesario diseñarla de modo a atender las necesidades insatisfechas por aprovechar recursos locales, ya que las monedas sociales son básicamente una herramienta para fortalecer una economía autosuficiente: Mis posts de octubre y noviembre del año pasado trataron de descubrir cuáles recursos existen en la comunidad y cómo aprovecharlos para la puesta en marcha exitosa de monedas sociales, pero un concepto imprescindible es que las monedas sociales son una herramienta para construir una economía local / regional más orientada para la autosuficiencia, sustituyendo productos y servicios importados con los localmente producidos.

    Otra cosa fundamental es el diseño y el marketing de monedas sociales en que el proceso participativo es fundamental: allí cada grupo de participantes presenta sus intereses y expectativas en la moneda social y se realizan varias reuniones para coordinarlos.  A continuación mostraré lo típico que espera cada grupo:

  • Comercios locales y PyMEs: atracción de nuevos clientes y fidelización de clientes existentes, aumento de facturación y acceso a préstamos con menor tasa de interés o sin ningún interés.
  • Consumidores: donación de parte de su consumo a asociaciones locales (Chiemgauer), aumento de su poder adquisitivo (Sol-Violette), creación de un fondo destinado a invertir en proyectos locales con euro depositado.
  • Prosumidores (LETS / Clubes de Trueque): facilidad de realizar compraventas de bienes y/o servicios pese a su ingreso limitado en euro, capacitación técnica con posibilidades de conseguir empleo formal.
  • Asociaciones: ingreso adicional (Chiemgauer)
  • Ayuntamientos: realización de algunos objetivos socioeconómicos, tales como reducción de pobreza, inclusión social y desarrollo económico.

    En breve, es fundamental que la moneda social ofrezca ventajas a todos los actores involucrados para serle atractiva.  Hay otros aspectos más a pensar, pero lo que he escrito es lo más importante.

 

Hay 1 Comentarios

El efecto invernadero es un fenómeno climático causado por el desequilibrio producido por la emisión de gases que se quedan en la atmósfera reteniendo el calor del sol, como si fuera un horno la tierra.
O un microondas encendido.
Con la vida vegetal y animal dentro, entre los cuales estamos los seres humanos, tostándonos.
De ahí la necesidad de cambiar el rumbo del barco que nos lleva contra las rocas, haciendo simplemente más dignas nuestras vidas, y menos deshumanizadas.
Regenerando el consumo necesario desde unos mínimos fundamentos que contemplen a las personas en primer plano, y no solo a la avaricia de acaparar.
Como la única forma de gestionarnos las personas, y la única manera de asegurar el progreso.
A nivel planeta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal