Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Criptomonedas para cambiar el mundo (II)

Por: | 04 de junio de 2015

Por Carlos G. de Juan, activista de la comunidad global OuiShare

Fairforest_currentsituation

La semana pasada vimos criptomonedas para cambiar el mundo (I), hoy conoceremos más sobre Faircoin.

Sobre el Faircoin (moneda justa) comentar que fue una criptomoneda creada en el 2014 por un desarrollador anónimo,  quien creo hasta un total de 50 millones de monedas pero que poco después dejo en el anonimato. Al poco tiempo, Enric Duran, (el Robin Hood de los bancos) las rescató con la ayuda de Thomas König, un experimentado desarrollador  informático. Con el rescate de esta moneda se consiguió una pieza fundamental sobre la que construir un proyecto muy ambicioso y de carácter global llamado FairCoop. Este proyecto consiste en la creación de una cooperativa abierta, de ámbito mundial, que se auto-organiza a través de internet fuera de los límites y controles de los estados-naciones, que nació a mediados de septiembre de 2014.

De forma conjunta, FairCoop y Faircoin tratan de impulsar un nuevo sistema global de "economía postcapitalista", basado en la colaboración y en el 'software' libre que permita transferir valor a otras personas, colectivos y cooperativas de manera rápida, segura y poco costosa, independientemente de gobiernos y bancos, siendo más autonomos del sistema capitalista. Para profundizar más sobre el proyecto FairCoop puedes informarte desde su página principal.

Actualmente ya se ha superado el número de Faircoins iniciales de los 50 millones, en cuanto al valor actualizado de esta moneda con respecto al euro o al dólar puedes consultarlo aquí. Actualmente son entorno a los 10.000 los usuarios que las utilizan y su capitalización actualizada en el mercado puedes consultarlo aquí. Desde comienzos de 2015 es posible comprar faircoins con tarjeta o adquirirlos mediante transferencia bancaria, así como cambiarlos por dinero en efectivo en 10.000 cajeros de España gracias a los servicios de Getfaircoin y Fairtoearth. De momento el Faircoin se esta implementando como herramienta para hacer donaciones en aquellos colectivos sociales que lo acepten y en breve la apertura del fairmarket para que comercios, autónomos y cooperativas lo utilicen en su actividad.

No solo se crean herramientas sino que continuamente se mejoran, como es el caso del FairCoin, que ya esta desarrollándose su segunda versión, para que sea la criptomoneda más ética y cooperativa existente. El Faircoin, aunque nace como una copia del Bitcoin, se diferencia de esta por  su filosofía. En el caso de Faircoin, detras de ella se encuentra una comunidad que quiere utilizar la criptomoneda para mejorar la sociedad e impulsar el bien común. En cambio, el bitcoin como cualquier otra moneda del sistema capitalista, fomenta el individualismo y el lucro individual. Otra diferencia con respecto al bitcoin, es que entorno al Faircoin se quiere construir un sistema solido que a su vez sea accesible y comprensible también para las personas que tengan mayor distanciamiento con las tecnologias facilitandose así un acceso universal, de este modo la economía digital se le da una función social activa para integrarla en la economía real del día a día.

Educación para un cambio social

Por: | 03 de junio de 2015

Por Silvia Corchero de la Torre y Philip Bruchner

  Bosquescuela1

En estos tiempos en los que estamos inmersos en profundos procesos de cambio y actualización a muchos niveles: social, económico, político, institucional…la educación no podía quedarse al margen de este fenómeno. Desde hace años diferentes iniciativas buscan impulsar también un giro en el ámbito educativo; un cambio en las metodologías y pedagogías que se aplican en la actualidad en los centros y que apenas han cambiado desde la revolución industrial. Ken Robinson, una de las personas más reconocidas a nivel mundial en el ámbito de la educación y la creatividad, ha mostrado en varias ocasiones la necesidad de cambiar el paradigma educativo para evitar matar la creatividad de los más pequeños.

Es claro que las competencias que los niños y niñas de hoy deben desarrollar para tener éxito y ser felices en el futuro, son muy diferentes a las que eran necesarias hace unas décadas. La sociedad ha cambiado, las relaciones laborales y las prioridades de las personas también, las tecnologías siguen sin parar de crecer y la innovación y originalidad son claves para sacar adelante proyectos de éxito. Por eso, el modo en el que enseñamos a nuestros hijos e hijas debe también cambiar. Los niños deben desarrollar habilidades muy esenciales que les ayuden el día de mañana a ser personas emprendedoras, creativas, autónomas, con pensamiento crítico y una gran capacidad de diálogo, comunicación y trabajo en equipo, además de una gran inteligencia emocional.

Seguir leyendo »

Lo que un pueblo come

Por: | 02 de junio de 2015

Por Marian Simon

IMG_5357

Hace 40 años, en Italia, comenzó un movimiento alternativo de jóvenes que volvían al campo, a reencontrarse con la tierra como opción personal y vital. Se convertían en un nuevo campesinado que no perdió del todo sus vínculos con la ciudad. Fueron tejiendo redes urbanas de apoyo, unas redes que reflejaban los principios de consumo crítico, consumo responsable o comercio justo que empezaban a calar entre la ciudadanía más concienciada. Con el tiempo, las relaciones directas entre campo y ciudad, o mejor dicho entre consumidoras/es y productoras/es se fueron formalizando, hasta que en 1994 se registró el primer Grupo de Compra Solidaria (GAS por sus siglas en italiano). Desde entonces estos grupos se han extendido por toda Italia (hoy hay más de 900) y han servido de inspiración para otros países.

Hace unas semanas, en un céntrico barrio de Madrid, vio la luz un nuevo huerto comunitario, La Sanchita. Vecinos y vecinas de Arganzuela y Usera decidieron llenar de vida un espacio olvidado, sabedores de que sembrando semillas, estaban también sembrando comunidad y ciudadanía. Es uno más de los cientos de huertos comunitarios que están floreciendo en nuestras ciudades.

Seguir leyendo »

¿Qué es la desinversión en combustibles fósiles?

Por: | 01 de junio de 2015

Por Luis Morales Carballo, de Greenbiz (@greenbiz_es), el partner en España de Ecopreneur, la organización europea de entidades de economía verde. 

4W5A2324

 

Hacer frente al cambio climático, que en realidad no es más que una de las múltiples manifestaciones del cambio global en la nueva era del Antropoceno, requiere tomar urgentemente medidas audaces, de gran calado, con el objetivo de reconectar la economía con la naturaleza (el cambio global se origina por la actual desconexión). Se trata, en definitiva, de hacer compatible la economía con las limitaciones de la naturaleza, del mundo físico. Hemos de dar pasos hacia una economía más verde y baja en carbono, ambientalmente sostenible y socialmente mucho más inclusiva.

No es fácil, pues por cada persona u organización que da pasos en esta nueva dirección, hay por desgracia bastantes más que siguen la inercia imperante, por desconocimiento, egoísmo, etc. Pero poco a poco la balanza empieza a cambiar su inclinación. Cada vez son más las iniciativas que impulsan una economía social y solidaria, como nos recordaban nuestros compañeros de Altekio en este mismo blog hace unos días. El imparable desarrollo tecnológico está facilitando enormemente la conectividad: surgen cada día nuevas plataformas basadas en compartir, que ponen el foco en la prestación en lugar de en la propiedad, comentaba recientemente Teresa Ribera. Este formidable desarrollo tecnológico, y particularmente internet, está impactando enormemente en todas las industrias y sectores. Todo está reinventándose. Nos encontramos ante un estimulante escenario de reconstrucción en común que afecta a todos los procesos y fases del ciclo económico (producción, distribución y comercialización, consumo, finanzas), y con el que podemos, con tesón, constancia y voluntad políticas adecuadas, revertir el modelo de desarrollo y reorientarlo hacia patrones más sostenibles.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal