Cómo las monedas sociales pueden ayudar a los refugiados

Por: | 07 de septiembre de 2015

Por Miguel Yasuyuki Hirota, experto en monedas sociales

Reuters
Estos días estamos viendo dramas impactantes de los refugiados que están llegando masivamente hacia Europa o que han perdido sus vidas al naufragar en el mar. Este mes quisiera dedicar mi post a presentar cómo las monedas sociales pueden ayudarles en sus distintas etapas.

Primera etapa (llegada y asentamiento): Sólo sirven monedas sociales ya existentes (no tienen tiempo para implementar nuevas monedas para ayudar a los refugiados). Se puede aprovechar bancos del tiempo y LETSpara organizar actividades dedicadas a ofrecer los primeros auxilios (oferta de comidas para los refugiados que duermen en la calle / estación de tren etc., movilizar recursos para alojarles temporalmente en casas de algunos socios).

Segunda etapa (adaptación a la sociedad española): Se trata de la altura en que los refugiados empiezan a integrarse en la sociedad que les acoge. En primer lugar se necesita aprender el nuevo idioma (al menos el castellano si se instalan en España, y otros idiomas en algunas regiones), pero también es importantísimo que estos nuevos vecinos nos conozcan para poder establecer relaciones humanas con nosotros. Diferentes tipos de monedas sociales tienen sus propias funciones, tales como:

  • Bancos del Tiempo: Dar a conocer a sus vecinos a través de diferentes actividades. Este sistema funciona no sólo para ayudarles a los refugiados sino también para que ellos nos ayuden a nosotros en lo que puedan.

  • LETS: Funciona de modo similar a bancos del tiempo, pero permitirá que los refugiados obtengan alimentos y objetos de segunda mano (vestimenta para niños, por ejemplo).

  • Chiemgauer: Donar el 3% del consumo a las asociaciones dedicadas al apoyo a los refugiados.

Es muy importante reconocer que cada refugiado tiene su propio nombre y apellido, profesión y conocimientos aunque tuvieron que dejar todas sus propiedades en su país de origen. Por lo tanto el proceso de integración debe respetar las experiencias de cada uno. En caso de Alí, que era mecánico de coche en su país antes de abandonarlo y venir a España, sería más fácil ayudarle a encontrar un trabajo en este campo que ofrecerle un curso de fontanería para formarle en esa nueva carrera. A este fin también servirá el juego presentado en mi post anterior para que los refugiados se den cuenta de su propia potencial económico.

La cohesión social nutrida por las transacciones en moneda social servirá de base para que estos refugiados consigan lo que se necesita para encontrar un empleo y/o iniciar su propio trabajo, por ejemplo para que un panadero pueda aprender qué normas sanitarias hay que cumplir para abrir su nuevo negocio aquí en España, dónde se puede alquilar un sitio adecuado, etc.

Tercera etapa (independencia económica): Estado avanzado de integración que se produce cuando los refugiados consiguen su propio trabajo. En este caso las monedas sociales son útiles si están diseñadas para ayudar nuevos emprendimientos. El modelo Chiemgauer puede servirles para conseguir microcréditos y también para que los socios de la misma moneda prefieran comprar a esos nuevos comercios que establecen los refugiados.

Otra experiencia útil es el caso de Deli Dollar(más información en inglés aquí) una moneda que emitió una tienda de comida para llevar en Great Barrington, Massachusetts (Estados Unidos) y así pudo cubrir el gasto necesario para reformar su tienda. Vendió vales de 10 dólares por 8 dólares y los de 100 dólares por 75 dólares para adelantar el fondo necesario para esta obra. El propietario consiguió 5.000 dólares para realizar este trabajo mientras que los clientes que compraron estos vales disfrutaron descuentos. Este modelo puede funcionar también para los refugiados que quieren abrir un nuevo comercio aquí.

Es cierto que la acogida y la integración de los refugiados son muy complicadas, sobre todo cuando se trata de una cantidad masiva, pero espero que estas técnicas puedan servirles.

Foto de apertura: Migrantes a su llegada a Dortmund el domingo por Ina Fassbender (Reuters)

Hay 2 Comentarios

Todo lo que sea apoyar a esta gente debe considerarse positivo. Supongo que ideas nuevas o menos conocidas, también !

Muchas gracias por esa información. ¿Cómo hacerla más pública? Es necesaria.
Un saludo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal