Las cooperativas tienen su público

Por: | 28 de enero de 2016

Por Olga Ruiz, Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya (Federación de Cooperativas de Trabajo de Cataluña)

Infografia
Se afirma que crece el interés por el consumo de proximidad y con valores
. Prueba de ello son las numerosas ferias y convocatorias en torno al consumo responsable, colaborativo o cooperativo y que ofrecen un respiro en la época navideña. Con el fin de buscar datos que respalden este tipo de afirmaciones, la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya ha elaborado un estudio que trata de establecer cuál es el perfil de las personas que optan por las cooperativas.

En la investigación, desarrollada durante 2015, se ha tratado de establecer cuáles son los hábitos de consumo, qué valora en el momento de adquirir un producto o contratar un servicio o, también, qué grado de conocimiento poseen sobre las características de la economía social. Para hacerlo se han analizado cuestionarios y grupos de discusión con cooperativistas, empresas proveedoras y clientes para llegar a las siguientes conclusiones.

  1. Las cooperativas son una opción real de consumo. Más de la mitad de la población catalana asegura haber adquirido productos y servicios de cooperativas en los últimos seis meses. Además resulta interesante saber que un tercio de personas encuestadas consume productos y servicios cooperativos desde hace cinco años. El público de las cooperativas existe y es fiel.

  2. Las cooperativas se asocian a valores positivos. El estudio asegura que el público de las cooperativas las asocia a “confianza, compromiso, transparencia, interés por la comunidad o el hecho de ser un agente de proximidad”. Es decir, la compra responde a una decisión consciente, basada en el valor intrínseco de la marca. Como aseguran algunas de las personas entrevistadas: “la democracia en las cooperativas es atractiva”. Este tipo de empresas se definen de forma contrapuesta al modelo capitalista “por oposición a las empresas que tienen el lucro como único objetivo”. Las personas entrevistadas valoran que el modelo cooperativo es “más auténtico, se entiende mejor y ayuda a las personas”.

  3. Las cooperativas son conocidas. Las cooperativas son más conocidas de lo que el mismo sector estima. Y entre el abanico de cooperativas agrarias, de consumo, de vivienda, de enseñanza, el modelo que mejor identifican las cooperativas es el de trabajo. Otra conclusión es que la crisis ha propiciado un tipo de consumo más responsable.

  4. Disposición a pagar más. El precio y la calidad son siempre determinantes a la hora de elegir el producto o servicio. En el caso de las cooperativas queda claro que ante dos productos o servicios con características similares, una amplia mayoría (entre 71 y 91%) estaría dispuesta a pagar un precio más elevado si detrás se encuentra una empresa con valores sociales, con una producción respetuosa con el medio ambiente. Esta es una variable constante en cualquier tipo de persona consumidora pero se acentúa en el caso de las compradoras de productos y servicios cooperativos, quienes valoran que “estas empresas escuchan más a los/as clientes y sus productos están más adaptados a la demanda”.

  5. Hay que mejorar los canales de distribución. Sin embargo, no todo es positivo y el estudio identifica aspectos a mejorar como los canales de distribución, una menor diversidad de productos cooperativos y, aunque cada vez menos, poca difusión del origen cooperativo de las empresas.

  6. Retrato robot cooperativista. El retrato robot de las personas consumidoras de cooperativas en Catalunya es alguien entre los 30 y los 60 años (especialmente hasta los 45) de nivel educativo medio alto, ideología mayoritariamente de izquierda y lengua habitual catalana. No es posible establecer ninguna distinción a partir de la ubicación geogràfica.

El estudio se ha complementado con una guía para la elaboración de un plan de marketing de cooperativas que se enfoca a incidir en facilitar más y mejor acceso a los servicios y productos de este tipo de empresas.

Hay 1 Comentarios

Pues la verdad que yo he ido a supermercados y en cuanto he tenido dudas de algún producto me han escuchado con toda la atención del mundo; además estos tipos de establecimientos se suelen ajustar a la legislación vigente y yo creo que ambos, tanto ellos como las cooperativas, intentan sacar beneficios, lo que ocurre que la que tu comentas en el blog es muy exclusiva, para un tipo de personas muy determinado y especial.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal