Mismo Putin, distinta Rusia

Por: | 06 de marzo de 2012

Javier Morales. Doctor en Relaciones Internacionales e investigador en St. Antony's College, Universidad de Oxford.

Foto Post Putin
Vladimir Putin habla tras conocerse el resultado, junto a Dmitry Medvedev. / OLEG NIKISHIN (GETTY)

Con fraude o sin él, el apoyo social a Vladimir Putin sigue siendo mayoritario en Rusia. Ésta es la primera conclusión de los resultados electorales del 4 de marzo, pese a las irregularidades detectadas por la misión internacional de la OSCE y los observadores locales. El candidato oficialista obtuvo casi un 64% de los votos según el recuento oficial, y unas décimas más del 50% según las encuestas realizadas por la ONG Golos: suficiente, en ambos casos, para evitar una segunda vuelta. Sin embargo, el país ya no es el mismo que le aupó por primera vez al Kremlin en 2000.

Paradójicamente, Rusia es más fuerte al haber superado las graves crisis internas de la década de los noventa; pero Putin no cuenta ya con el grado de confianza que recibió en aquél momento, en el que representaba una esperanza de mayor estabilidad, prosperidad y prestigio internacional frente al caótico liderazgo de Yeltsin. Los ciudadanos ahora mas exigentes al pedir cuentas a sus líderes, como han demostrado manifestándose en las calles desde diciembre; el resultado electoral dice más de la ausencia de alternativas creíbles que de una voluntad popular de otorgar "carta blanca" al próximo presidente.

El "Putin 3.0" que se nos presenta en este nuevo mandato no se ha adaptado suficientemente a los cambios que ha experimentado la sociedad. El discurso nacionalista ha permanecido como hilo conductor del putinismo, bajo el nombre de "democracia soberana"; una ideología que tiene su eco, bien es verdad, en sectores sociales muy amplios que no se limitan a los votantes de Rusia Unida. Incluso algunos líderes de las recientes protestas, como el bloguero Alexei Navalny, encajan en la categoría de nacionalistas más que en la (mucho más minoritaria) de demócratas liberales. Sin embargo, la falta de neuvas ideas y la incapacidad del poder para renovarse están agotando la credibilidad de esta retórica de una "Rusia fuerte".

La reacción ciudada tras las pasadas elecciones parlamentarias, sin ser una "revolución de colores" como la de Ucrania, ni una extensión de la "primavera árabe", ha reflejado el descontento de numerosos rusos con el estado actual de las cosas. Se trata de un movimiento heterogéneo, que carece de un líder o un programa político comunes, pero que supone un toque de atención al poder para que atienda las preocupaciones reales de la población: no sólo el fraude electoral (que también), sino la corrupción, la aplicación selectiva de la legalidad o los privilegios injustificados de los cargos públicos, cuestiones que continúan sin resolver pese a las grandes iniciativas lanzadas por Putin y su sucesor Medvedev.

En la próxima etapa sólo existen, por desgracia, dos futuros posibles. Uno es el de estancamiento, en el que Moscú, dirigido por líderes cada vez más impermeables a las críticas, caiga en la irrelevancia superado por el auge de las potencias emergentes como China; mientras trata de acallar las demandas internas mediante recortes cada vez mayores de libertades. El otro es el de un país con vocación de modernidad (no sólo económica) y apertura al exterior, en el que la sociedad sea un actor de renovación del país y no tanto un riesgo desestabilizador al que mantener a raya desde el poder. Los mismos líderes sin nuevas recetas sólo pueden conducir, en un país que ya no es el de hace doce años, al primero de estos escenarios.

 

Hay 1 Comentarios

Algunos comentarios:
El fraude, si lo hubo, no es tan grande como usted sugiere. La cifra de los resultados que da de GOLOS, segun ellos mismos reconocen, no reflejan la totalidad de los votos emitidos, ya que no tienen presencia en las regiones que mas votan a Putin. Ademas, gran parte de las aproximadamente 6000 irregularidades que denuncian son defectos de forma, otras han sido denunciadas por miembros de las comisiones electorales, etc. Asi que no parece que estas irregularidades sean muy significativas. Ademas, si el gobierno hubiera tenido la intencion de hacer fraude masivo, no hubiera instalado camaras en los lugares de votacion y no hubiera guardado los videos de esta.
Parece ser cierto que una parte significativa de la poblacion esta cansada de Putin, pero, segun muestran los resultados de las elecciones, muchos de ellos votaron por un pais fuerte y la continuacion del resurgimiento de Rusia como gran potencia.
El descontento de la poblacion se puede explicar en gran medida por la personalizacion del poder en Rusia: se achaca a Putin fenomenos sobre los cuales no tiene mucho control. El enriquecimeinto exagerado de muchos es en gran medida debido a que Rusia es ahora un pais capitalista. El reforzamiento de la burocracia es uan consecuencia indeseada de las medidas que tuvo que tomar a finales de los 90 para salvar al pais de la desintegracion. Por otra parte, siendo de tendencias liberales, muchas de las politicas llevadas a cabo por su gobierno no satisfacen a la mayoria.
Sin embargo, resuta paradojico que la mayor parte de los que estan abiertamente contra el son los que mas se han beneficiado del resurgimiento ruso: la poblacion de clase media de las grandes ciudades que trabaja de administrativo, empresarios y los hijos de la familia de estos. Estos son los mas tienen que perder en el caso de que en Rusia los disturbios alcancen la magnitud que han tenido en los paises arabes o lleguen al gobierno gente tan inepta como la que alcanzo el poder en Ucrania como resultado de la revolucion naranja.
Lo que si puede resultar peligroso para el resto del mundo es que el resurgimiento de Rusia le lleve a ser un pais militarista con ganas de revancha de la derrota en la guerra fria. Es una posibilidad que sin duda existe y puede ser el camino que siga este pais si su gobierno y la mayoria de su poblacion llegan a creer que las potencias occidentales no tienen en cuenta sus intereses.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal