Los recortes no mejoran la calidad de la ayuda, la debilitan

Por: | 31 de agosto de 2012

KATTYA CASCANTE

1326814515_385047_1326814915_noticia_normal

España que había duplicado su AOD en los últimos años, llegando a destinar en 2009, 4.728 millones de Euros (el 0,46% de la RNB española), redujo a principios de año sus estimaciones de gasto a un 50% (2.404,66%, un 0,23%), confirma las peores sospechas, volver al vagón de cola de las 30 economías de mercados que integran el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD). Por tanto, el compromiso marcado por el CAD de elevar la AOD hasta el 0,7% de la RNB española en 2015, convertido en objetivo político por la Administración de Zapatero, ya ha dejado de serlo.

Sin embargo, ¿qué criterios están primando en los recortes? Si bien la AOD ha sido siempre el instrumento híbrido por excelencia en cuanto a la presencia de los intereses que la informan y dirigen, ¿hay realmente una intención de reformar la política española de cooperación internacional y desarrollo? ¿Representan las decisiones recientes una oportunidad para adaptar la arquitectura institucional a las necesidades del sistema de cooperación, adecuar las capacidades y los recursos humanos, concentrar la ayuda en menos actores, sectores, países e instrumentos, al mismo tiempo que se mejora el sistema de rendición de cuentas y medición de impacto?

Si acudimos al sistema de planificación, el Plan anual de Cooperación Internacional de 2012, parece responder más y mejor I Plan Director (2001-04) que el actualmente en vigor. Durante la anterior legislatura, la carga ideológica impidió el consenso necesario para cumplir con el objetivo común de convertir la AOD en una política de Estado, con lo que ante el primer pulso de superposición de intereses económicos, y con un Pacto de Estado contra la Pobreza promovido desde la Coordinadora Nacional de ONGD difunto, el retroceso ha sido del todo inevitable.  Confrontar principios (de corte progresista) con intereses (de corte conservador) en vez de alinearlos hacia un mismo objetivo, ha sido una gran equivocación y suficiente motivo para que el nuevo gobierno se viera legitimado a cambiar sin complejos.

De entre las decisiones más representativas, destaca la de otorgar al Ministerio de Economía y Hacienda (MEH) más peso en cooperación que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC). En 2012, el MEH vigilará que en términos absolutos y relativos, la cooperación no incremente la carga fiscal del país, más allá de que los créditos ganen terreno a las donaciones, o de si se produce un mayor endeudamiento en los países más empobrecidos con los que se coopera.

De igual modo, modificar la estructura del MAEC, fusionando como hace ocho años la Secretaría de Cooperación internacional con la de Iberoamérica, supone regresar a la fuerte vocación latinoamericana el gobierno frente a las necesidades de desarrollo del contexto internacional. Desestimar la elaboración del III Plan África e impulsar la iniciativa de "marca España" confirma la concentración de la ayuda en aquellos países con los que España mantiene especiales vínculos de carácter histórico o cultural. Criterio que, lejos de suponer un avance en la eficacia de la ayuda, refuerza la inercia de unir la capacidad del sistema español de cooperación a un modelo de acción exterior poscolonial. Si en la legislatura pasada, el discurso de la agenda de desarrollo de los países de Nordic Plus, se adelantó a nuestra práctica, el actual gobierno nos propone volver a la casilla de salida.

En cuanto a la modalidad de la ayuda también encontramos que la apuesta del anterior Gobierno por el multilateralismo activo, retorna a las proporciones del I Plan Director (2001-04). Las contribuciones a la UE se incrementan en 17 millones de Euros mientras el resto sufren una reducción de más de un 64% en el caso de los organismos financieros multilaterales de desarrollo y hasta del 78% en los no financieros respecto al 2010. Una lógica que sin embargo no debería permitir renunciar a la experiencia, el conocimiento adquirido y el capital para consolidar nuestra posición de liderazgo dentro de los foros internacionales. ¿Se quiere renunciar a rentabilizar los esfuerzos realizados justo ahora que se gesta una nueva agenda de desarrollo post-2015 y de la gobernanza mundial?

La carencia de una visión identitaria y estratégica para conseguir mejores niveles de calidad de la ayuda y para maximizar su impacto en el desarrollo sigue ahí, en el sistema. Sin posicionamientos claros en los distitnos debates y foros de la comunidad internacional no se puede fortalecer una presencia con perfil propio. Nuestro papel será cada vez más irrelevante gracias a los bandazos políticos que los distintos cambios de gobierno provocan. Sin una política pública de continuidad y sostenible, se hacen menos relevantes los argumentos de racionalización del gasto o cualquier otro criterio urgente que pueda aplicarse en estos tiempos de crisis.

Hay 3 Comentarios

¿Y por qué solo 5.000 millones donamos? Por lo menos deberíamos donar unos 150.000 millones. ¿No deberíamos hacer una huelga general para EXIGIR que se respeten los derechos humanos de los recipientes de esa ayuda?

Hay que salvar a los pobres regalándoles más dinero.

Desde que el mundo es mundo, el tema socio-económico relacionado con la pobreza material tiene dos matices: de un lado, el hambre y el desamparo; y de otro lado, convertir al pobre en un esclavo de los intereses que manipulan lo económico. Luego, el recorte, tiene un trasfondo clasista de centenares de ricos y millones y millones de pobres. Y esos ricos, eso sí, son muy astutos para convertir a los pobres en meros rebaños, aplicando el necesario lavado de cerebro a la víctima, tal es la hipocresía que corroe a la sociedad humana.

Era de esperar.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal