El desempleo de jóvenes, mujeres e inmigrantes en España

Por: | 20 de marzo de 2013

CARLOS GRADÍN Y CORAL DEL RÍO

CARLOS.ROSTILLO

La sociedad española experimentó, a lo largo de la primera década del siglo XXI, profundas transformaciones que afectaron a su mercado laboral y que alteraron algunos de los parámetros que la habían venido caracterizando desde décadas pasadas. Así, a principios de la década de los años noventa España era un país con escasa presencia de población extranjera; con la tasa de desempleo más elevada de la UE; con una importante brecha de participación laboral femenina en relación a la masculina (siguiendo así un patrón común en el modelo social de los países del sur de Europa); y con una juventud en gran medida aislada del mercado de trabajo. Sin embargo, a mediados de dicha década se inició un prolongado período económicamente expansivo que no sólo elevó los niveles de renta de la sociedad sino que, a su vez, propició transformaciones estructurales de gran calado que contribuyeron a intensificar dicho crecimiento.

Entre los fenómenos más relevantes cabe destacar la intensa inmigración económica acontecida a partir de entonces, sin precedentes en nuestra historia moderna, que ha situado a España entre los países con un mayor porcentaje de población extranjera. Esta integración se produce en el contexto de unas políticas de inmigración que se mostraron poco eficaces a la hora de ordenar dichos flujos y garantizar su plena inclusión laboral y social. En los años de expansión económica su integración en el mercado de trabajo se caracterizó por alcanzar elevadas tasas de participación, aunque también por presentar mayores tasas de desempleo que la población nativa, siendo ambos hechos en gran parte consecuencia del constante flujo de entrada de nuevos inmigrantes. Esta inserción, sin embargo, se produjo con un alto grado de precariedad dada la elevada temporalidad y especialización sectorial, la sobre-representación en ocupaciones de baja cualificación (con un persistente problema de sobre-cualificación), la escasa movilidad ocupacional y, como consecuencia de todo ello, la elevada presencia en empleos con bajos salarios. Pese a ello, los y las inmigrantes fueron capaces de mejorar sus condiciones de vida, llevando a cabo importantes procesos de reagrupación familiar y/o generando un importante flujo de remesas para ayudar a sus familias en sus países de origen.

Por otro lado, la incorporación decidida de las mujeres españolas al mercado laboral logró reducir las elevadas brechas de género que históricamente han caracterizado a nuestro mercado laboral, tanto en materia de participación como de empleo. Sin embargo, la persistencia de un desigual reparto de las tareas domésticas y de cuidado de personas dependientes entre hombres y mujeres nos mantiene alejados de los modelos más igualitarios de nuestro entorno. Igualmente, los jóvenes conforman tradicionalmente un tercer grupo caracterizado por presentar un elevado riesgo de exclusión del mercado de trabajo, en este caso porque pese a su creciente nivel de formación, en comparación con otros grupos, carecen de experiencia laboral. Durante el período de expansión económica un porcentaje importante de jóvenes se incorporó al mercado de trabajo en aquellos sectores de mayor crecimiento (como la construcción y algunos servicios) abandonando, en consecuencia, su formación educativa.

Es de destacar que la incorporación masiva de mujeres y jóvenes e inmigrantes de ambos sexos, se produjo en un mercado de trabajo fuertemente segmentado, tanto en las ocupaciones como en las características de los empleos a los que estos colectivos han tenido acceso, situándolos en una posición especialmente vulnerable ante cambios en el ciclo económico.

La irrupción de la crisis produjo una explosión del desempleo especialmente visible entre la población inmigrante y que ha tenido un mayor impacto entre los varones, los que trabajaban en el sector de la construcción y, en general, entre los que poseen bajos niveles de cualificación. La crisis y las crecientes limitaciones de nuestro sistema de protección social han situado a este colectivo entre los de mayor riesgo de exclusión social. Igualmente, el estallido de la crisis ha expulsado masivamente a los jóvenes del mercado de trabajo elevando sus niveles de desempleo e inactividad, contribuyendo a una incipiente emigración cualificada, y a la conformación de un grupo con un especial riesgo de exclusión, lo conocidos como jóvenes ni-ni que ni están adquiriendo experiencia laboral, ni están mejorando su formación. La evidencia empírica muestra que la prolongada exposición al desempleo en la juventud genera efectos negativos perdurables en el futuro. También cabe destacar que pese a que en sus inicios la crisis golpeó con mayor dureza el empleo en sectores de menor participación femenina, es también previsible un profundo deterioro. Esto se debe a la extensión del desempleo por todas las ramas de la economía debido a la persistencia de la depresión económica y financiera, así como a su devastador efecto sobre la provisión de servicios públicos esenciales y el sistema de prestaciones sociales, con mayor impacto sobre las mujeres precisamente como consecuencia de su papel de cuidadoras y la consecuente intermitencia de su inserción laboral. Es evidente que es impensable un avance en la cohesión social en España durante los próximos años sin revertir de manera decidida la regresión en la inserción laboral de estos tres colectivos.

Ebook-informe-sobre-desigualdad

Hay 3 Comentarios

Los jóvenes nunca habían sido parte de la estructura laboral y otras 20 sandeces para el artículo con menos contenido que he leído en lo que va de año. Enhorabuena por hacerme perder el tiempo, por haber redactado un ladrillo hueco.

Menudo negocio la incorporación de la mujer al trabajo, su sueño de convertirse en andróginos emancipados ha conseguido bajar los salarios hasta tal punto que donde antes podía mantenerse una familia con 40 horas de trabajo remunerado, ahora hacen falta 80 o 100 y mientras tanto el niño desatendido criando desórdenes mentales o con su tutela transferida casi totalmente a los abuelos. Un aplauso por las femitontistas.

Leyendo el titular uno puede pensar que si heres hombre, nacional y de mediana edad, estos problemas no te afectan. Leyendo el articulo ("También cabe destacar que pese a que en sus inicios la crisis golpeó con mayor dureza el empleo en sectores de menor participación femenina, es también previsible un profundo deterioro.") uno se da cuenta que a las mujeres tampoco, pero hay que tenerlas en cuenta por defecto debido al "previsible profundo deterioro".
Sin la mas minima intencion de ofender a nadie, me parece una desfachatez de articulo y una manipulacion torticera de la informacion.
Saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal