Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

Sr. Ban Ki-Moon, España no va a estar a la altura

Por: | 05 de abril de 2013

KATTYA CASCANTE

1359486119_202175_1359486584_album_normal
Fotogalería: Enemigos del Hambre

Ayer Madrid acogió la reunión de alto nivel sobre el hambre, la seguridad alimentaria y nutrición donde se pretendía dar un último empujón al objetivo del milenio de reducir el hambre del mundo a la mitad antes del 2015. Como bien nos recordaba el Secretario General de NNUU,  el Sr. Ban Ki-Moon ayer mismo en este diario, 1000 días son suficientes para no tirar la toalla si remamos todos en la misma dirección. Para ello el Sr. Ban Ki-Moon, al mismo tiempo que agradecía el firme compromiso de España, recomendaba la inversión estratégica, especial atención a los más vulnerables y cumplir con los compromisos financieros adquiridos.

Recomendación esta última que nos lleva de la mano a la otra noticia que ayer mismo también, nos hacía llegar el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La institución más relevante del sector, constató la reducción del 4% en términos reales de la ayuda al desarrollo en 2012, un hecho que se repite por segundo año consecutivo y que en el caso español alcanza su máximo exponente. España ha reducido su ayuda un 49.7% respecto a 2011 ( a 1.500 millones de euros) otorgándole el triste honor de encabezar la lista de los 15 países que, en menor medida, también han reducido su aportación. La crisis financiera como telón de fondo parece ser argumento sobrado para legitimar el incumplimiento financiero de los compromisos adquiridos.

Sin embargo no resulta tan automático justificar nuestra política de asignación. España sigue manteniendo una clara focalización en su política de ayuda, al igual que el resto de los países miembros del CAD, sobre los países de renta media. Algo que desde el punto de vista técnico no resulta cuestionable (dado que las mayores desigualdades se dan precisamente en los países que recientemente han superado la categoría de bajos ingresos) se torna insuficiente si como bien acaba de afirmar el CAD, eso supone un cambio notable en las asignaciones de ayuda fuera de los países más pobres.

Por otro lado, centrar nuestra política de ayuda hacia una inversión estratégica no parece probable si tenemos en cuentas las decisiones recientes. No solo la ayuda multilateral se ha llevado la peor parte en los recortes sino que además parece haber agudizado las carencias más estructurales de la modalidad más estratégica para incorporar la dimensión de desarrollo más allá de intereses nacionales. España no solo ha llegado tarde al multilateralismo de la ayuda, sino que incorpora la misma falta de criterio que sobre la globalización arrastran el resto de políticas públicas de nuestro país, donde no se supera la mirada regionalista. Así que no es fácil suponer una mirada más estratégica en las inversiones futuras cuando solo apoyamos aquellos sectores y países que responden a nuestra propia estrategia nacional, aunque sea camuflada a través de organismos internacionales. Para ser estratégicos a la par que coherentes con la visión de desarrollo que anuncia Ban Ki-Moon habría que comenzar a desbilateralizar nuestra política multilateral, además de no recortarla hasta el punto de hacer imposible el cumplimiento de los compromisos financieros.

Así que, estimado Sr. Secretario General de NNUU, no agradezca usted tanto el firme compromiso español con el hambre, ni con cualquier otro propósito que albergue el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para antes del 2015. España no va a estar a la altura. De hecho, cuando nuestro presidente Mariano Rajoy se refería ayer a que “España es clave en el ámbito internacional” no albergaba mayor intención que la de ser admitida como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de NNUU, no espere más.

 

 

 

 

Una situación sanitaria cada vez más crítica

Por: | 03 de abril de 2013

JAVIER REY DEL CASTILLO

1330722733_481437_1330723513_noticia_normal
Si  hay una palabra que puede definir la situación actual del sistema sanitario español esa palabra es incertidumbre.
No sólo son los efectos derivados del Decreto-Ley 16/2012, que han reducido drásticamente en términos económicos el consumo farmacéutico ambulatorio, con efectos sanitarios, pero también sobre la viabilidad del actual modelo de oficinas de farmacia,  todavía por dilucidar. En relación con la misma norma,  la ruptura de la cobertura sanitaria universal, por exclusión de la población inmigrante irregular, pero también la española de mayor nivel de renta, con la consolidación simultánea de sistemas de protección exclusivos para determinados grupos de población, ha abierto la puerta a la ampliación de esa ruptura mediante sistemas de protección desigual.
MUFACE, cuyo sistema de cobertura a través de aseguradoras privadas se está extendiendo de manera artificial en detrimento del Sistema Nacional de Salud (los beneficiarios no titulares de MUFACE han crecido en 2012 un 7%, rompiendo una tendencia de sentido contrario de más de veinte años) es el mejor ejemplo de esos sistemas de protección exclusivos para determinados grupos de población, cuya extensión beneficia la facturación de las aseguradoras privadas que prestan la atención en esos sistemas. Esa extensión es consecuencia sobre todo de decisiones arbitrarias recientes tomadas de acuerdo con el INSS por quienes rigen MUFACE que, sin ningún control ni información general, están facilitando la transformación de titulares del SNS en beneficiarios de la Mutualidad. Por su parte, las compañías privadas compensan de esa manera la limitación del valor de las primas que reciben de la Mutualidad en medio de la actual crisis económica. Las mismas aseguradoras y cadenas de hospitales privadas, agrupadas en el Instituto de Desarrollo e Innovación Sanitaria (IDIS), siguen a su vez presionando con informes, campañas publicitarias y recogidas de firmas, por la desgravación fiscal de las aportaciones por acogerse a un seguro privado, un sistema cuya aplicación y plazos parecen todavía por concretar, en todo caso coherentes con los planteamientos del artículo primero del Decreto-Ley 16/2012. 
En ese contexto general, las medidas adoptadas en términos de copagos añadidos (euro por receta) en Cataluña y Madrid, aunque suspendidas temporalmente por el recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional, a los que, con una reiteración posiblemente innecesaria, se han sumado  los interpuestos por el PSOE, han abierto también la veda a  la posibilidad de desarrollos de la protección sanitaria distintos por diferentes CCAA, algo sobre cuyo alcance habrá que esperar a las sentencias correspondientes.

 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal