El mecenazgo cultural. Lecciones Internacionales

Por: | 08 de julio de 2013

ENRIQUE BUSTAMANTE

1334513302_326979_1334514474_noticia_normal

Ante el derrumbe de las ayudas del Estado central en España a la cultura (en un 50%, entre 2009 y 2013) y autonómicas y municipales (en un 70% estimado en ese período), frente a la subida brutal del IVA (en un 162 %) a la mayoría de las actividades culturales, y en el marco de las dramáticas consecuencias que esas decisiones están teniendo, todas las expectativas se han centrado en España sobre el mecenazgo, y sobre las promesas oficiales de su reforma legal para incentivar las donaciones.

Con fronteras siempre borrosas respecto del patrocinio, definido reiteradamente en términos altruistas, como apoyo no lucrativo y por tanto sin retorno económico posible –lo que no deja de resultar contradictorio con las rebajas fiscales que pretenden incentivarlo-, la ausencia de una experiencia consistente en España ha teñido esta promesa de matices voluntaristas e ideológicos, sin que ello implicara un auténtico debate político o ciudadano sobre sus mecanismos o sus consecuencias sobre la cultura. Ni siquiera se ha acudido generalmente a los modelos internacionales de mecenazgo más acuñados, que podrían orientar las actuaciones y conclusiones en esta línea.

Y sin embargo, la experiencia internacional sobre el mecenazgo es amplia y rica. No tanto en cifras, ya que la evaluación oficial de la inversión resulta generalmente difícil y sujeta a instancias privadas no garantizadas, como en términos de herramientas y de sus impactos sobre la cultura. Luces y sombras sobresalen frecuentemente de ese abanico de experimentos, especialmente centrados en la Europa occidental, pero también y sobre todo en los casos americanos más veteranos, Estados Unidos y Brasil, que permiten aprender mucho de las grandes virtudes y clamorosos fallos de este sistema que no es sólo ciertamente financiero.

Los estudios realizados sobre esas trayectorias dan conclusiones muy claras: el mecenazgo de las grandes corporaciones detrae dinero del fisco estatal, y desvía así el poder cultural hacia las empresas y sus departamentos de marketing, que orientan sus apoyos hacia las grandes instituciones culturales, hacia proyectos de gran visibilidad, centrados en las capitales o grandes urbes, que aseguren un retorno comercial en términos de marketing o de ganancias comerciales; Tiende a marginar pues a los proyectos sociales, vanguardistas e innovadores, para minorías, descentralizados o para públicos de renta baja.

Por ello, en Brasil o Francia se ha planteado en los últimos años el debate cultural sobre los efectos incontrolables del mecenazgo: exigen una agencia independiente que mida y controle periódicamente las donaciones, y su orientación pública hacia las prioridades estratégicas y de interés general (culturales y económicas), bien mediante una graduación de las deducciones o bien mediante un label especial que prime los objetivos esenciales para la sociedad.

Pero ambas tareas suponen, evidentemente, organismos de selección cualitativa (Estado, sociedad civil, empresas donantes…) en donde es preciso asegurar buenas prácticas que impidan todo dirigismo estético, tanto desde la presión estatal como de parte de las grandes corporaciones.

Por otra parte, y si se quiere impulsar verdaderamente la vinculación de la cultura en la sociedad civil, sería preciso dar especiales incentivos a las donaciones de las personas físicas y, especialmente al mecenazgo de masas (microfunding, crowfunding), que en España alcanza cifras todavía ridículas, pero que podría constituir un complemento interesante de las políticas estatales.

En definitiva, todas las fuentes financieras son aceptables y el mecenazgo no es en absoluto desdeñable como instrumento de apoyo a la cultura, más aun en época de crisis, pero las políticas y regulaciones públicas son las únicas garantes de su plegamiento al interés general, y de su integración en la sociedad civil, que se asegura especialmente si la financiación pública es mayoritaria en el conjunto o, al menos, si el sector público canaliza el grueso de los recursos extraordinarios que deben afluir, más allá del mero consumo, hacia la cultura.

Este texto es un fragmento del informe “España: Cultura en tiempo de crisis”, Fundación Alternativas (en prensa).

Hay 3 Comentarios

que se jodan los cocainomac@s que se lo metieron todo por la nariz para salir a escena

Para que el mecenazgo funcione, los potenciales mecenas deben tener cultura, y en España... pues fútbol para todos.

En este país para lo único que hay mecenazgo es para el fútbol, así nos luce el pelo...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal