Medidas sociales para combatir el fraude fiscal en España

Por: | 09 de abril de 2014

UnknownMARÍA GOENAGA RUIZ DE ZUAZU

Todos los Estados desarrollados, en mayor o menor medida según la extensión de su Estado de bienestar, tienen la obligación de proveer a la sociedad de un conjunto determinado de bienes y servicios públicos vinculados a la promoción del bienestar económico y social sobre la base de la redistribución de la riqueza. Para ello, es imprescindible evitar altas tasas de fraude e informalidad y, por tanto, el principal objetivo de cualquier Administración tributaria consiste en lograr el nivel de cumplimiento tributario más alto posible dada su estructura tributaria.

En un contexto de crisis como el actual, en donde no parecen viables las subidas de impuestos para lograr una mayor recaudación, parece que lo más sensato sería mejorar la lucha contra el fraude, así como lograr una mayor eficacia en los mecanismos de recaudación y, de hecho, es lo que está centrando los esfuerzos, tanto de los Estados, de forma unilateral, como de los distintos foros de carácter supranacional.

Si bien es cierto que pagar o evadir impuestos es un acto individual, los determinantes a través de los cuales los individuos llegan a sus decisiones están fuertemente determinados por el contexto social donde se producen. El grado de cumplimiento con las obligaciones tributarias varía mucho de unos países a otros. El hecho de que un país tenga un grado de cumplimiento mayor o menor depende de muy diversos factores, y todos ellos han de ser tenidos en cuenta: sociológicos, económicos, culturales, jurídicos, etc. En este sentido, en este informe nos centraremos principalmente en el ámbito sociológico de la fiscalidad en España, para intentar estudiar sus percepciones y las opiniones en torno a ella, y de este modo poder proponer medidas para la mejora de la conciencia fiscal en nuestro país.

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) ha desarrollado en nuestro país medidas importantes para convertirse en una Administración tributaria avanzada, pero, sin embargo, la sociedad española sigue adoleciendo de baja conciencia fiscal, desconocimiento generalizado acerca del sentido de los impuestos (por qué y para qué), así como de una visión meramente “utilitarista” de sus responsabilidades tributarias. En este sentido, y a lo largo del siguiente informe, se presentarán una serie de medidas sociales recomendadas para la lucha contra el fraude fiscal en España. Es imprescindible, y más en los tiempos de crisis económica como el que vivimos, que la AEAT ponga los cimientos necesarios para alcanzar mayores cotas de cumplimiento fiscal voluntario, con ciudadanos más informados y responsables de sus responsabilidades tributarias, y con actitudes de total rechazo hacia el fraude fiscal. Y más, si cabe, cuando el último Plan Nacional de Lucha contra el Fraude en nuestro país data de 2008.

Si bien es cierto que en los últimos años la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) ha trabajado para mejorar el determinante “oportunidades para incumplir” a través de la mejora en los mecanismos de asistencia en el pago de los impuestos e información a los contribuyentes, no se han desarrollado medidas ni estrategias para mejorar las opiniones y percepciones sobre el aumento del fraude fiscal, la impunidad de los defraudadores, el desconocimiento del coste de los servicios públicos o prestaciones sociales, o el alto nivel de presión fiscal soportado (intrínsecas todas ellas dentro de las normas sociales y personales de los ciudadanos); la percepción ciudadana de inequidad en el sistema tributario español; así como la percepción social generalizada de una baja probabilidad de sanción o inspección (disuasión). Y, además, habiéndose desarrollado un programa de educación cívico-tributaria a nivel estatal desde 2005 de forma institucionalizada, este ha quedado paralizado por falta de apoyo institucional y de recursos.

A todas estas cuestiones se le suma el que, en un contexto de crisis económica, recortes en el gasto público y pérdida de la ilusión financiera, se generen entre los ciudadanos actitudes de resistencia fiscal provocados, principalmente, por cuestiones como percibir una presión fiscal soportada demasiado elevada o que los contribuyentes opinen que el gasto público al que se destinan sus impuestos no cumple los objetivos adecuados.

Por todo ello, parece que es pertinente el desarrollo de iniciativas por parte de la AEAT para un “rearme moral” de los ciudadanos-contribuyentes con el fin de evitar que este contexto de crisis aniquile los avances de concienciación fiscal que se habían conseguido hasta el momento en nuestro país. Y, en este sentido, se estima pertinente que la Administración tributaria española emprenda acciones basándose en los dos principales factores que han legitimado hasta ahora su obligación tributaria: los intereses personales (relación de intercambio fiscal) y la equidad fiscal (vertical y horizontal). Es importante que estas medidas de rearme moral por parte de la AEAT se segmenten en dos grupos de población diferenciados: jóvenes y niños, a través de medidas educativas; y adultos, por otro lado, centrándose en medidas de información y comunicación, principalmente.

María Goenaga Ruiz de Zuazu es autora del estudio Medidas sociales para combatir el fraude fiscal en España, publicado por la Fundación Alternativas. Pertenece a la red de expertos en Educación Fiscal del Proyecto EUroSocial I de la Comisión Europea, es la primera especialista española en la materia. Más información en su página web: Sociología Fiscal

 

 

Hay 2 Comentarios

Si nos dejamos de hipocresías y cuando decimos aue Hacienda somos todos, lo decimos con convencimiento existe una medida sencilla y sin coste que se puede poner en práctica de manera rápida para reducir el fraude; si existiesen incentivos económicos para el ciudadano que denunciase un fraude, con una escala variable y se podía empezar a partir de ciertas cantidades, para evitar el canibalismo social, se podría aumentar la recaudación de manera espectacular. Otra cosa es que a éste gobierno de las amnistías fiscales, no le interese, no vaya a ser que les perjudique a ellos y a su entorno.

Precisamente ahora estamos en ello, con la declaración de hacienda en la mano.
La ciudadanía en general, la base grande de la gente en general, que pagamos por activa y por pasiva sin resguardo de ningún tipo, es verdad que hemos perdido la ilusión tributaria.
Básicamente por lo que vemos a nuestro alrededor, siendo también iguales y responsables quienes eluden el pago, amparados en excusas legales en activo, algunas de hace casi cien años.
Y se quedan exentos y tan campantes, ante la mirada complaciente de nuestras jerarquías institucionalizadas, sin atreverse a modificar una coma.
Sin mover un dedo ante el hecho de que la gente endeble lo pague todo a escote, y quienes tienen medios sobrados se escabullen por la tangente.
Y aquí paz y después gloria, o compadreando en hoy por ti mañana por mi.
¿Lucha contra el fraude?
¿Cual fraude?
Si vemos los dineros en Suiza a millones, hechos durante años, y aquí no ha pasado nada.
Vemos entidades que son propietarias de fincas de todo tipo, y exentas de pago por el artículo veinte, o sea porque se acordó en la etapa preconstitucional.
Y ahí siguen, sin que nadie diga ni pio, con promesas o amenazas de cortar labores sociales.
¿Si pagan cortan servicios sociales que ahora prestan.
Con dinero subvencionado público?
La lista es enorme de excepciones exentas de pagar impuestos al erario público.
¿Fraude? Aquí no hay fraude, aquí tenemos diferentes raseros a la hora de pagar los impuestos.
Por un lado la gente normal de la calle, sin discusión de ningún tipo, o se paga o se embarga.
Y el resto que si saben sortear el escollo, desde parapetos legales que les excluyen.
De pagar los impuestos como a los demás hijos de vecino.
Rearme moral tenemos.
Y leyes.
Y políticos, y partidos legales, y parlamento.
Y gente que paga al contado.
Con la conciencia fiscal bien alta.
Y fraude descubierto cometido a lo largo de años a tope y exentos de pagar.
Legalmente.
¿Subir impuestos?
¿A quienes?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal