Nuestra Constitución se llama democracia

Por: | 09 de mayo de 2014

ImagesCARLOS CARNERO
La Constitución Europea –no hace falta decir de qué año, como se hace por ejemplo con las españolas, porque en la UE no ha habido otra– contenía muchas cosas interesantes. Incluso en su preámbulo, que comenzaba con una frase de Tucídides refiriéndose a la Atenas clásica: “Nuestra Constitución se llama democracia porque el poder no está en manos de unos pocos, sino de la mayoría”.

Una vez más –como cada cinco años desde 1979–, la ciudadanía europea está llamada a las urnas para seguir haciendo realidad esa frase en la Europa unida de los veintiocho estados, de los quinientos millones de habitantes, de las decenas de lenguas oficiales pero, sobre todo, del espacio más libre y socialmente avanzado del planeta.

El problema es que muchos electores no acudirán a ejercer su derecho al voto para elegir a los miembros de un Parlamento Europeo que ya no es una asamblea sin poderes, sino un legislativo con todas las letras, en el que –como en toda construcción de derecho– se adoptan las leyes, se elige y controla al ejecutivo y se hacen pronunciamientos políticos.

Es como si cada vez que se convocan las elecciones europeas es- tuviéramos condenados a revivir el mito de Sísifo, en una dinámica que parece no tener fin. Cuanto más fuerte es la Unión, cuanto más democrático es su funcionamiento, cuantos más derechos adquiere la ciudadanía, menos se involucra esta en la toma de decisiones. Es más, se siente progresivamente más ajena e incluso contraria a lo que hace y, en menor medida, parece representar la UE.

Ni la crisis, de la que sería impensable salir sin el factor decisivo de las decisiones adoptadas en el nivel comunitario, ha conseguido revertir la situación, sino más bien lo opuesto. Es para preocuparse, sí, pero sobre todo para actuar. ¿Actuar en qué sentido? ¿Qué más se puede hacer?

Lo primeroculminar la unión política con lo que aún le falta a la UE para serlo completamente: la unión económica, integrando en el sistema democrático de la UE lo puesto en marcha durante la crisis y aún más –Tesoro Europeo, armonización fiscal, Europa social–.

Lo segundo: dar a nuestro ordenamiento jurídico una forma comprensible, retomando el objetivo de sustituir los tratados por una constitución corta y clara, como ya hicimos en la Convención y, antes, se encargó de demostrar científicamente factible el Instituto Universitario Europeo de Florencia.

Lo tercero: hacer lo primero y lo segundo a través de un proceso participativo y democrático que incluya una convención y, por supuesto, una consulta a modo de referéndum de ámbito europeo, gracias a un acuerdo político de los estados miembros y las instituciones de la Unión, como ya propusimos el recordado Bronislaw Geremek y yo mismo hace años.

Lo cuarto: retomar la defensa y desarrollo del modelo social euro- peo desde el nivel de la Unión, porque debilitarlo ni es la salida adecuada a la crisis ni es lo que quiere la ciudadanía, como ha puesto de manifiesto la Confederación Europea de Sindicatos.

Y lo quinto, sobre todo lo quinto: no acobardarse por la previsible subida electoral de euroescépticos y populistas, porque la respuesta a ese fenómeno –ante todo preocupante en el nivel nacional– no es menos sino más Europa, para lo que los demócratas europeístas –populares, socialistas, liberales, verdes– deben conformar ya un gran pacto de legislatura.

Creo que no hay otro camino y, aunque lo hubiera, no sería tan ilusionante, que no ilusorio.

* Carlos Carnero es director gerente de la Fundación Alternativas, ha sido embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Hay 3 Comentarios

Menuda falacia acaba Usted de comentar Sr. Carnero.
Cómo se puede comentar que la constitución es una democracia, sacando una fotografia de Grecia con la bandera de la comunidad europea, no se da cuenta que es un grandisimo insulto a lo que es realmente la democracia instaurada hace siglos en Grecia, verguenza me daria a mi el haber echo este comentario.
En esta "democracia" que Usted alaba tanto, los que mandan en el parlamento Europeo nadie les vota se han puesto entre ellos, ¿ Usted cree que los millones de personas que vivimos en Europa ibamos a votar a elementos que han llevado a su propio país a la ruina ?
Porfavor... Todos Ustedes que ahora se les llenan las bocas de palabras preciosas hacia Europa y por la unidad de la misma, mas vale que se bajen del carro y vean la realidad de Europa, que desde Portugal, España, Italia, Bosnia, Croacia, Rumania, Bulgaria, Grecia, Irlanda y para que seguir, mencionando paises con un indice de paro y miseria que no se habia visto desde la segunda guerra mundial.
No se dan cuenta que ya nadie les cree ni a politicos ni a los comentaristas, es cómo el cuento del LOBO Sr. Carnero...

Bueno, se me está pasando la risa. ¡Menudo ataque! ¿La UE democrática? Por ejemplo, en una democracia en estas elecciones estarían explicando ese tratado de libre comercio que están negociando con los EEUU de forma solapada y con el menor ruido posible de forma pública y comprensible para todo el mundo. Pero claro, es que si nos enteramos de tal animalada, no cuela. En fin, no me meto mucho en la imposibilidad de democracia cuando no existe un demos unido o en la absoluta independencia de cualquier tipo de soberanía popular de las instituciones europeas, empezando por el sangrantísimo caso del BCE, que está gobernado por un hombre de Goldman Sachs implicado en el fraude de las cuentas de Grecia, que pagan los griegos pero él sigue en su sillón sin que nadie lo guillotine. Estoy empezando a pensar si no será mejor hasta apoyar a un populismo con tal que propugne salir de la UE. De votar una mierda, a la menos poderosa.

Nuestra Constitución recoge los fundamentos principales que rigen nuestra convivencia, pero aun quedan muchos flecos que ajustar a la vista de los desquicies sociales, que recientemente nos han ocurrido.
Pagando los ciudadanos todo el gasto millonario, por activa o por pasiva, han sido goles por toda la escuadra que se han pagado y se pagan.
Descontando de la caja de todos.
Que si recortamos las noticias de los últimos años es que hay para escribir un libro.
Una ristra enorme, con datos concretos y nombres de personas y de entidades involucradas en pifias que se cargan al erario público.
Estando vigente la constitución, con todo reglado se debería poder controlar los desmanes monetarios y morales a tiempo.
Ya que entidades tenemos, y preparación y medios.
Para que no se dieran casos de preferentes clamorosos por ejemplo a personas sin capacidad ni formación.
O los casos de presupuestos que se multiplican por dos y se pagan millones sin ningún pero.
Con todos los controles.
A cargo del erario público, cuando se recortan por abajo los salarios, las pensiones, las ayudas a personas disminuidas, en servicios sociales.
En la escuela, en la tercera edad, y sin solución con los desahucios que no tienen trabajo.
La constitución ha de valer para regirnos y para poder entendernos y ayudarnos.
Sobretodo la gente normal que ha delinquido, que solo son damnificados y víctimas.
Haciendo bueno el dicho del jefe del estado que la justicia es igual para todo el mundo, y además se constata.
En la ciudadanía demócrata.
Oyendo y escuchando, ayudando de veras.
A salir a delante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal