Que se hable de sostenibilidad en esta campaña electoral, ¿misión imposible?

Por: | 27 de mayo de 2016

ANA BELÉN SÁNCHEZ (*)

Belen

 

Llama la atención el poco espacio que se dedica a los temas ambientales en las campañas electorales en nuestro país. Da la impresión que sólo algunos políticos y algunos votantes se percatan de la enorme importancia que tiene en nuestro futuro individual y colectivo el impacto ambiental de nuestro modelo de desarrollo. Se trata de saber el impacto sobre nosotros y sobre otros de la forma de producir la energía que consumimos, la basura que generamos o la producción de los alimentos que comemos. Parece que sólo nos acordamos del medioambiente cuando se quema un vertedero ilegal de neumáticos, cuando suben los niveles de contaminación del aire de nuestras ciudades o cuando se firma un nuevo acuerdo internacional sobre política climática y toca informar de la nueva subida de emisiones de gases de efecto invernadero en España.

Una reflexión parecida hacíamos en la presentación del nuevo informe de la Fundación Alternativas sobre sostenibilidad en España: Hoja de ruta para un desarrollo sostenible, que publicamos la semana pasada.

El informe ofrece un diagnóstico de los niveles de sostenibilidad en España desolador. En los últimos años hemos dado un paso a atrás en la mayor parte de las áreas ambientales analizadas: en energía con el gran parón de las energías renovables, continua la mala situación de nuestras aguas, hemos ido atrás en desarrollo rural sostenible -término que prácticamente ha desaparecido de la política local, regional y nacional-, en movilidad de pasajeros y mercancías que siguen moviéndose por carretera y utilizando petróleo en más del 90% de los casos. No estamos mejor en producción de emisiones que provocan el cambio climático. Sólo hemos conseguimos reducirlas durante los años de la crisis. El primer atisbo de crecimiento económico se ha traducido en un crecimiento del 2,3% de nuestras emisiones, en contraste con la reducción a nivel europeo.

Nuestro sistema productivo no está preparado para cumplir con el objetivo europeo (tras el Acuerdo de París, también internacional) de descarbonizar nuestra economía y reducir el 95% de nuestras emisiones en 2050. Aún tenemos una altísima dependencia de los combustibles fósiles (alrededor del 77% frente al 53% de media de Europa). Todo esto ocurre en un marco político internacional que obliga a mirar en la dirección de la sostenibilidad. El año pasado, celebramos la aprobación del Acuerdo de París por un lado y de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Parece que aún no hemos asumido que esta transición a un modelo más sostenible de desarrollo no es una opción, si no que el único camino.

No queda otro remedio que repensar nuestro sistema productivo y apostar por otros sectores que no dependan de la energía fósil. Según advirtió Nicolas Stern, uno de los economistas que mejor conoce la economía de la acción climática, mantener un aumento de temperatura medio del planeta de máximo 2C que es el objetivo del Acuerdo de París, supone dejar enterrados dos tercios de las reservas de carbón, petróleo y gas.

Las recomendaciones que se proponen en el informe mencionado pueden servir para situar a España en la senda de la sostenibilidad. Sería bueno conocer la postura de nuestros políticos sobre estos temas y saber qué ideas tienen en el caso de llegar a gobernar.

Algunas de nuestras propuestas:

  • Pacto por una energía limpia y una ley de cambio climático que defina la hoja de ruta para descarbonizar nuestro sistema energético y cumplir con el objetivo europeo de reducir un 40% nuestras emisiones en 2030 y un 95% en 2050 y la producción de al menos un 27% de energía con fuentes renovables en 2030. Además, se debe dar prioridad a las medidas de adaptación a los efectos del cambio climático, cada vez más evidentes en nuestro país. Los cambios en los patrones de precipitación, la escasez de agua, el aumento de temperaturas afecta a nuestra salud y nuestra economía. Tanto la agricultura (sobre todo en el sur) como el turismo (sobre todo playa y nieve) serán de los sectores más afectados.
  • Ley sobre movilidad sostenible, que asegure suficiente financiación para fortalecer nuestro transporte público, ganar en calidad y en frecuencia y se accesible a todos;
  • Reforma fiscal verde que prime el uso eficiente de recursos y elimine exenciones de impuestos y grave aquellos sectores ambientalmente negativos;
  • Mejora urgente de la calidad del empleo, dejando atrás la precariedad laboral y aumentando la protección de los trabajadores. Programa de fomento del empleo verde que incluya un programa de educación para la sostenibilidad que ayude a todos los profesionales a adaptar sus conocimientos y capacidades a las demandas de la nueva economía verde con muy especial refuerzo en aquellas zonas que donde la transición verde tendrá mayores impactos sociales, como nuestras cuencas mineras. Además, proponemos una reconversión ecológica de pequeñas y medianas empresas (que son más del 99% del total de las empresas!);
  • Mejora de la coordinación de la administración central, comunidades autónomas y ayuntamientos en política ambiental y áreas conexas como el urbanismo;
  • Reforzar la política de sostenibilidad de las ciudades, productoras del 80% del total de las emisiones en España a través de planes de movilidad sostenible, dando espacio al transporte público, a la bici y al peatón y reduciendo la supremacía del coche, trabajar porque nuestros edificios sean casi nulos en la producción de emisiones con planes de rehabilitación energética y fomento del uso de renovables y mejorando la gestión de residuos a través de la recogida separada en origen, la prevención y el aumento de reciclaje;
  • Activar el mundo rural como lugar como sector encargado de la provisión de alimentos, desarrollando la economía de la biodiversidad y fomentando el emprendimiento rural sostenible.

No estamos faltos ni de propuestas ni de razones ¿Lograremos esta vez que se debata sobre temas ambientales en campaña electoral?

 

(*) Ana Belén Sánchez es coordinadora del área de Sostenibilidad de la Fundación Alternativas

Hay 3 Comentarios

es un tema siempre faltante

Toda mi vida me he dedicado a a ciencia y no comparto la fe que tiene ECO en el desarrollo científico.
Conozco algo, quizás muy poco, de las comunidades de transicción y me gustaría conocer la opinión de ustedes.

Un saludo

Un tema muy interesante.

Todos queremos vivir en un mundo mejor, pero en esto de la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente hay mucha hipocresía, mucho cinismo, poco rigor científico, muchos intereses ocultos y sobre todo mucha irresponsabilidad, proponiendo medidas sin considerar las negativas consecuencias que provocarían.


Para frenar el cambio climático está de moda la corriente filosófico-política del decrecimiento, pero aquellos que la proponen quieren que sean otros y no ellos los que cambien de forma de vida, reduciendo su consumo, adoptando una vida más local, por ejemplo haciendo menos turismo, utilizando medios de transporte públicos, etc. Además, no valoran las consecuencias del decrecimiento, pues hay rigurosos estudios que afirman que provocaría a corto plazo una fuerte destrucción de empleo. Elevado desempleo que, por ejemplo, se generaría cambiando de forma brusca a un sistema productivo no basado en la energía fósil. Elevado desempleo que, por ejemplo, se generaría reduciendo de forma importante y brusca la utilización del automóvil. Además, esto de la reducción del uso del automóvil como medio de transporte privado es un tema polémico, que puede llegar a afectar a la libertad de las personas, pues ¿Quien decidirá sobre quien puede o no tener un automóvil privado, en función a que criterios? Acaso el Estado, como ocurrió en el pasado en los países comunistas, en los que solamente a la elite del partido que gobernaba se le permitía el lujo de tener coche propio.


El Acuerdo de Paris ha sido una gran farsa con la que se intenta manipular la historia. Su firma no obliga a ningún país a nada concreto, sino que dice que los Estados contribuirán a su cumplimiento dentro de sus posibilidades. No se cumplirá, la razón una palabra: Competitividad. Aquel Estado que lo cumpla vería reducida su competitividad frente a los que no lo cumplen y ello provocaría que se incrementara la que empieza a ser la principal enfermedad de los países desarrollados, el desempleo.


Entre vivir bajo un poco de contaminación o morir de hambre, de desnutrición, es evidente que es mejor la primera opción. Soy de la opinión de que hay que tener fe en el desarrollo científico, pensando en que surgirán nuevos descubrimientos que permitirán luchar de forma rápida, efectiva, y medible contra el cambio climático, hasta el punto de poder reducir la contaminación provocada por una industrialización que tanto bien ha aportado a la humanidad.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal