Orfandad cívica

Por: | 17 de noviembre de 2016

PALOMA ROMÁN MARUGÁN (*)

 

Pedro                                 Pedro Sánchez, en la entrada del Congreso de los Diputados.

 

La condición del huérfano tanto en sentido real como metafórico –y no por ello menos sentido- evoca el desvalimiento, la falta y la ausencia; sentimientos complicados porque la naturaleza de la orfandad implica que esas sensaciones adversas se conocen y se sufren, precisamente porque suponen una variación frente a una situación precedente bien distinta. Nadie se siente huérfano, si antes no tuvo padres, digámoslo así; por tanto se trata de un escenario sobrevenido.

¿Cuál es la causa que lleva a hablar de orfandad o de abandono a los ciudadanos? Algo tendrá que haber sido cuando hemos empezado a oírlo en los últimos tiempos con recurrencia en tertulias entre amigos, en reuniones familiares, o hasta en charlas de autobús.

El perfil de la ciudadanía afectada por esta especie de tristeza cívica se identifica sin dificultad en una parte importante del votante de izquierda. Es de sobra conocida la idea de que se trata de individuos que aplican una crítica más intensa al escenario político, a sus referentes ideológicos; plantean un debate más continuado a las opciones políticas existentes y exigen más a sus representantes, quienes nunca pueden estar seguros de que les volverán a votar…. salvo que haya un peligro en contra; es decir que a veces, el ‘re-voto’ sí que puede deberse a concentrarse en conjurar un adversario. Ya se sabe que es más sencillo unirse en contra, que hacerlo a favor; esta descripción también se encuentra más desarrollada entre las gentes de izquierda.

Siguiendo con el interrogatorio, ¿qué es lo que induce a estas personas a esa suerte de tristeza cívica? No se trata tanto de haber estado más de trescientos días sin gobierno –es cierto que no era normal, pero ahí se soportó-; tampoco es por haber tenido que repetir el paseo al colegio electoral en un plazo de seis meses – una vez se llevaba gorro de lana, y la otra, parasol-. Tampoco ha sido el hecho de que después de tanto hablar de negociación y de acuerdo, no haya sido para tanto. En definitiva, el causante estriba en uno de los resultados de tanto ajetreo entre la vieja y la nueva política, o entre la gravedad o la muerte del sistema bipartidista.

El nuevo gobierno ha sido posible gracias a la abstención del partido socialista y esto ha resultado ser una quiebra sonora en el alma de una muy buena parte de sus votantes. Es cierto que el PSOE venía perdiendo votos desde hacía tiempo –no hay más que mirar los distintos resultados electorales del año 2011-. , ya había muchos ex votantes que fueron eligiendo otras opciones, y entre las favoritas, dos nuevas formaciones, cada una situada a un lado y al otro del PSOE en el eje izquierda-derecha; así como habrá gente desde entonces varada en la abstención. Es seguro que el ruido de estos pasos que se alejaban, debía ser percibido por sus dirigentes.

Habrá algunas personas que habrán pasado de votar al PSOE a votar al PP, aunque es obvio que es una pequeña minoría, pero el mínimo común denominador entre un votante del PSOE de 2004 y de 2008, que ya no le votó ni en 2011 ni en 2015 y 2016, y quienes sí lo hicieron, era evitar el gobierno del PP. Por tanto, es patente que la abstención final ha golpeado en la línea de flotación del barco socialista.

No es este el lugar ni el momento de valorar las razones, ni los procedimientos utilizados para aquel resultado, pero es obvio que ha causado un malestar, una tristeza, un abandono en definitiva, para muchas personas que ahora mismo se encuentran en una tesitura difícil. Tampoco vamos a entrar ahora mismo en las repercusiones que esto puede tener en el futuro para la recuperación de un partido quebrado, pero que ha contribuido de forma muy significativa a la democracia en este país; sólo estamos hablando de esa tristeza cívica que atenaza a muchos ciudadanos.

 

Observación y estudio

La reflexión sobre los partidos políticos y los sistemas de partidos son abundantes. Tampoco estamos aquí para repasarlos, pero sí pienso que es de interés, recordar algunas conclusiones de aquellos que han dedicado horas de observación y estudio, a un fenómeno tan cotidiano en nuestras vidas democráticas como Peter Mair, en especial su trabajo póstumo, titulado Gobernando el vacío. Resume a la perfección esta situación.

Entre los ciudadanos y los partidos –los verdaderos protagonistas del modelo que tenemos- hay un vacío; no hay nada en medio. Se está produciendo un alejamiento entre representantes y representados; se trata de un proceso de retraimiento recíproco, situación que ya se veía venir. Estamos en la senda de una política de la despolitización, y esta frase es solo una contradicción aparente. Los partidos están más interesados en el gobierno que en la representación -situación que toma menos en consideración las demandas de la ciudadanía-, y la actividad política se acaba evaluando a modo de una función, de un espectáculo; ya se sabe, la política se acaba convirtiendo únicamente en un escenario de exhibición de acontecimientos, vaciándose el contenido del debate de ideas, o el de la articulación y la agregación de intereses de los ciudadanos; en definitiva, se trata de la banalización de la política. La sentencia suena dura, pero casi imparable: la era de la democracia de partidos ha terminado.

No obstante, frente a este sombrío panorama, cabe una interpretación de al menos, un ápice de optimismo. Esta tristeza cívica de la que se está hablando es una muestra de que ese retraimiento no es tan recíproco como se suponía. Al menos, una de las dos partes de la antigua relación que supone la representación política, presenta síntomas de vida, a través de la exteriorización de esta queja: ¿a quien vamos a votar ahora?

 

(*) Paloma Román Marugán es profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid.

 

Hay 1 Comentarios

Ha terminado la etapa de la democracia representativa y por mayorías. Los ciudadanos empiezan a darse cuenta o deben empezar a darse cuenta, de que ya han alcanzado la mayoria de edad. Que yo sepa los estudiosos de este tema abogan por un democracia participativa o por consenso, perfectamente posible gracias a la tecnología de la información y la comunicación. Nada de referendum.
Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal