Mujeres por el medioambiente: celebrar el compromiso, denunciar la desigualdad

Por: | 09 de marzo de 2017

ANA BELÉN SÁNCHEZ Y LAURA MARTÍN MURILLO (*)

 

Muj

 

las mujeres como el medioambiente aún necesitamos un día al año para visibilizar todo lo que queda por hacer. De la situación ambiental mundial, de los avances y retrocesos del último año hablaremos el 5 de junio. Hoy, 8 de marzo, celebramos los logros sociales y económicos alcanzados ya por las mujeres en todo el mundo y recordamos los desafíos que aún quedan por delante.

Celebrar el compromiso de las mujeres en el medio ambiente

Hay muchas razones para celebrar la implicación de las mujeres en la protección ambiental. Si bien los hombres y las mujeres tienen una sensibilidad ambiental parecida, las mujeres dan un paso más e introducen cambios en su vida que les permiten poner en práctica esta sensibilidad en su día a día. Por ejemplo, en España compran más alimentos ecológicos las mujeres que los hombres. También reciclan más y lo hacen en todas las categorías. El 74% de las personas que reciclan medicamentos son mujeres, también reciclan más vidrio y son las mujeres las que más envases separan. Son también las que más usan el transporte público y se mueven más andando.

En otros países, muchas mujeres trabajan cada día defendiendo la explotación insostenible de bosques, aguas, tierras y otros recursos naturales. Lamentablemente, a menudo pagan con su vida esta defensa. En este día todas nos acordamos de Berta Cáceres, activista ambiental y por los derechos de los indígenas que fue asesinada en Honduras hace un año. Berta encabezaba la lucha contra el proyecto de la presa hidráulica Agua Zarca, la más grande del mundo y en el que participaban varios bancos de desarrollo de distintos países (China y varios países europeos entre otros).

Berta denunciaba el enorme impacto ambiental y social del proyecto, que tenía como principal objetivo generar energía barata para la minería, que ya ha arrasado una buena parte del país. No cesó en su esfuerzo de denuncia a pesar de las amenazas reiteradas que recibía. Es la historia de una muerte anunciada. Ella misma lo dijo en varias ocasiones. La última cuando recogió el premio Goldman a la lucha ambiental.

Como Berta, su madre antes y su hija ahora, miles de mujeres arriesgan su vida cada día por defender unos recursos naturales que nos benefician a todos y de los que todos dependemos. Estas mujeres se enfrentan de forma sistemática a la violencia contra ellas ejercida directa o indirectamente por las empresas que quieren hacer uso de los recursos, por los gobiernos que miran hacia otro lado cuando se dan casos de violencia y acoso contra ellas y por la violencia patriarcal. El cambio climático está agravando esta situación. La lucha por unos recursos cada vez más escasos aumenta y es más violenta.

Afortunadamente hay otras muchas mujeres que defienden un medioambiente mejor desde las instituciones, ayuntamientos, ONGs ambientales, fundaciones, centros de investigación, desde los medios de comunicación. En España tenemos excelentes ejemplos. Las mujeres están trabajando por la defensa del medio ambiente, y se nota. Nuestro agradecimiento a todas ellas por su trabajo y su esfuerzo, que hace que todos vivamos mejor.

Seguir denunciando la desigualdad

También hay muchas razones para denunciar la desigualdad de género relacionada con los temas ambientales. Por ejemplo, mueren más mujeres que hombres, de media, como consecuencia de un desastre natural. Las normas sociales y las diferencias de roles de género entre hombres y mujeres tienen la culpa. Estos son los resultados del estudio llevado a cabo por la London School of Economics, en el que concluyeron que el impacto diferenciado de género en desastres naturales así lo demuestra.

Cuanto más violento es el desastre natural, peor es el impacto en las mujeres que en los hombres, por varias razones. Las mujeres, en los 141 países analizados, tenían menor acceso a bienes físicos, financieros, humanos, menor acceso a crédito y a la propiedad de la tierra y de la tecnología, e incluso a la formación. Todas están carencias les colocaban en una situación de partida peor.

Seguimos hablando de desigualdad. Hablemos del acceso de las mujeres al empleo verde, una de las grandes bazas sociales y económicas que trae asociada la sostenibilidad. Sin embargo, de momento, el tren del empleo verde para poco en la estación mujer. Uno de los sectores en el que más empleo verde se está creando en el mundo es el de las energías renovables. Hay más de ocho millones de personas en el mundo empleadas en el sector.

El sector, a pesar de ser una de las grandes promesas de la economía verde, está dejando de lado a las mujeres. En España, según el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), sólo el 26,3% de las personas que trabajan en energías renovables son mujeres. Sin embargo, el 67% de los contratos temporales del sector lo tienen ellas. Los datos sobre el número de trabajadoras en el sector de las renovables es muy parecido en Alemania y en Estados Unidos, y sólo alcanza el 25%. Un pequeño porcentaje del total de las mujeres que trabajan en este sector en el mundo ocupan puestos técnicos: sólo el 28%. Casi la mitad trabajan en departamentos administrativos.

Datos positivos

Es cierto que hay algunos datos positivos: a nivel global, las mujeres ocupan el 25% de los puestos de gestión de alto nivel. En el sector de las renovables este porcentaje sube hasta el 32%. En Reino Unido, el Gobierno ha financiado un programa para ayudar a que se recupere el número de mujeres que trabajan en el sector. No obstante, según ha ido creciendo el sector y haciéndose menos nuevo y más convencional, más hombres han ocupado cargos de responsabilidad, apartando a las mujeres que los ocupaban antes, que ahora pasan a tener puestos más bajos.

Algunos hablan de buenas noticias porque el sector de las renovables es mucho mejor en términos de igualdad de género que el sector de las energías no renovables (gas, petróleo, carbón, nuclear), donde la presencia de mujeres es mínima. Dicen que hay razones para el optimismo y para pensar que es posible que la energía que consumamos dé empleo también a trabajadoras. Es difícil tener esperanza cuando también son hombres las personas que ocupan el cargo de director ejecutivo de las principales empresas que trabajan en el sector de las renovables (Acciona, Iberdrola, Enel, Gamesa, Vestas, por ejemplo).

Son también hombres las personas que dirigen las asociaciones patronales de renovables (solar, eólica, asociación de empresas de energías renovables). Incluso nuevas estructuras empresariales activas en el sector, como es el de las cooperativas, tienen un porcentaje abrumadoramente mayor de socios que de socias. El 75% del total de miembros de Som Energía son hombres. La transición energética supone también un sistema energético igualmente participado por hombres y mujeres.

Otra de las grandes promesas de la economía verde en cuanto a creación de nuevo empleo es el de la producción de vehículos eléctricos. Tampoco parece que este vaya a ser el gran sector que cree empleo para las mujeres. En Tesla, la empresa que más está innovando en el sector del coche eléctrico y el desarrollo de vehículos autónomos, sólo dos de los treinta directores generales de la empresa son mujeres. Y la primera mujer en formar parte del consejo de administración de la empresa lo hizo en 2014.

Hablamos de un sector altamente masculinizado, donde en España, al igual que en EEUU, el porcentaje de empleo femenino es del 25%. Un estudio que analizaba la diferencia de empleo entre hombres y mujeres en este sector en EEUU indicaba que el 70% de las mujeres recibía remuneraciones inferiores a sus colegas hombres.

Agricultura ecológica

Veamos qué pasa en otro sector prometedor para la mejora de la sostenibilidad del planeta: la agricultura ecológica. Cada vez producimos y consumimos más alimentos ecológicos a nivel global. En Europa, el consumo se duplicó entre 2005 y 2014. Y los escenarios de futuro advierten que el aumento de interés de los consumidores por estos productos hará que el sector continúe creciendo. ¿Será este un buen sector para la creación de empleo verde entre las mujeres trabajadoras?

Un 74% de los responsables de producción ecológica eran hombres, dos puntos por encima de lo que ocurre en la agricultura no ecológica. Dentro de la UE, sólo en Austria e Italia el porcentaje de mujeres encargadas de producción ecológica subía al 30%. En Andalucía, una de las regiones líderes en producción ecológica de España, el 37% del total de quienes operan en el sector son mujeres. La presencia en los órganos de decisión es mucho menor.

Es evidente que sobran las razones para trabajar por la igualdad de la mujer, también en el terreno ambiental. No nos podemos permitir que una economía y una sociedad más sostenible ambientalmente no cuente con las mujeres, ni facilite su implicación más allá del compromiso personal. No es posible que, como comunidad, nos enfrentemos al mayor desafío de la humanidad, el cambio climático, dejando de lado a la mitad de la población. Necesitamos una estrategia, un plan de trabajo, presupuesto y personal preparado dedicado a ello. Sólo así mejoraremos esta situación.

(*) Ana Belén Sánchez es responsable de Sostenibilidad de la Fundación Alternativas y Laura Martín Murillo es directora de la Fundación Energías renovables

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal