La 'tasa YouTube' y la diversidad del audiovisual

Por: | 26 de marzo de 2018

Mª TRINIDAD GARCÍA LEIVA Y LUIS A. ALBORNOZ (*)

 

384072-600-338

Un usuario utiliza YouTube en una tablet. 

 

A través del decreto 2017-1364, el pasado 20 de septiembre Francia aprobó la entrada en vigor de nuevos impuestos destinados a financiar la producción de obras audiovisuales. Las tasas serán abonadas por las plataformas que ofrezcan películas y series de televisión, gratuitamente o mediante el pago de un abono, estén establecidas en el país o no.  

El impuesto, creado en 1993 a propósito de la comercialización de contenidos audiovisuales en soportes como el VHS y el DVD, se extendió en 2004 a las plataformas de vídeo bajo demanda por abono radicadas en Francia y, en 2013, a todas aquellas plataformas que tuvieran suscriptores en el país. En 2016 el Parlamento francés acordó una nueva extensión de la tasa para aquellas plataformas, establecidas o no en Francia, que ofrezcan gratuitamente producciones audiovisuales a los franceses. Este último es el caso de la conocida como ‘tasa YouTube’, un gravamen del 2% que afecta a los ingresos publicitarios de plataformas como YouTube o Dailymotion. En otras palabras: con la entrada en vigor del nuevo decreto se hacen efectivas las últimas extensiones de esta tasa que será abonada por cualquier operador que ofrezca en Francia un servicio que brinde o permita acceso, gratuito o de pago, a obras audiovisuales, indistintamente de la localización geográfica de sus operaciones. 

La Comisión Europea ha dado el visto bueno a esta adaptación que persigue integrar a las plataformas audiovisuales en línea al ecosistema francés de financiación de obras audiovisuales nacionales y europeas. La lógica subyacente es simple y se remonta a la creación misma del Centre National du Cinéma et de l’Image Animée (CNC), organismo destinatario de los fondos recaudados: tous les diffuseurs financent la création

Este tipo de medidas, sumadas a otras por el estilo ensayadas por Alemania, enfrenta la difícil tarea de repensar en el entorno digital las iniciativas públicas de promoción y/o protección desplegadas con la consolidación de las industrias culturales a lo largo del siglo XX. En un contexto en el que la legitimidad y utilidad de iniciativas como las cuotas de contenidos para garantizar la presencia de un mínimo de obras en salas de cine y televisores son cada vez más cuestionadas, el’ desafío digital’ presenta interrogantes nada fáciles de resolver para la formulación e implementación de políticas públicas. Por ejemplo: ¿cómo se ataja o penaliza la evasión fiscal cuando el objeto del tributo y los sujetos obligados a tributar no pueden ser fácilmente definibles ni explícitamente interpelados por las estructuras jurídico-administrativas existentes? O: ¿qué sentido tiene transformar las cuotas de exhibición en ‘cuotas de catálogo’, a fin de asegurar la presencia de producciones nacionales en plataformas en línea, si integrar un catálogo no garantiza promoción y visibilidad?  

Si bien las redes y dispositivos digitales han dado lugar a un novedoso entorno de producción, circulación y consumo de contenidos culturales desmaterializados, dicho entorno, signado por oportunidades y amenazas -como la multiplicación de contenidos disponibles o la re-intermediación del campo cultural a manos de poderosas plataformas en línea- es un escenario crucial donde hoy se dirime el poder de comunicar y de moldear percepciones acerca de lo social. Lejos de los discursos promocionales de la tecnología digital, los cuales auguraban que esta por sí misma sería fuente de diversidad dejando sin sentido el rol de los Estados como hacedores de políticas culturales, la existencia de un audiovisual en línea diverso no está asegurada.  

Pensar las posibilidades y limitaciones de la actuación de los Estados en clave de diversidad es pues esencial para presentar alternativas y ensayar estrategias. Y pensar el audiovisual en clave de diversidad supone partir de una visión holística sobre el funcionamiento de las industrias culturales. No se trata únicamente de preocuparse por la representación de determinados colectivos en las pantallas o de preguntarse por la concentración empresarial. Se trata también de conocer la composición de la fuerza laboral que produce los contenidos y las prácticas de los ciudadanos que los consumen.   

La diversidad de (y en) las industrias culturales, en definitiva, depende de una multiplicidad de factores. Por lo que es necesario prestar atención, como mínimo, a las fuentes (propietarios, productores y distribuidores de contenidos, así como la fuerza laboral contratada por éstos), a los contenidos ofrecidos (formatos o tipos de programas, colectivos representados, puntos de vista presentes…) y a la exposición de las audiencias a los mismos (cómo se distribuyen los públicos en el conjunto de la oferta y qué consumen los individuos).  Únicamente manteniendo una mirada integral sobre el audiovisual podremos discutir en qué medida una iniciativa como la“tasa Youtube”puede contribuir con la promoción y/o protección de su diversidad.   

 

 * Mª Trinidad García Leiva y Luis A. Albornoz son profesores de la Universidad Carlos III de Madrid donde dirigen el grupo de investigación Diversidad Audiovisual. Han editado los libros colectivos Diversidad e industria audiovisual. El desafío cultural del siglo XXI (FCE, 2017) y El audiovisual en la era digital. Políticas y estrategias para la diversidad (Cátedra, 2017).

 

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal