Elecciones europeas 2019: Apuntes de cara al comienzo del proceso electoral

Por: | 28 de agosto de 2018

MATEO PEYROUZET (*)

 

1510770854_252870_1510772253_noticia_normal_recorte1

Vista del hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo. / EFE

 

Llegados al políticamente descafeinado mes de agosto, es buen momento para dirigir la vista hacia el evento que marcará el calendario político continental en los próximos meses: las elecciones al parlamento europeo que se celebrarán en mayo de 2019. Así pues, esta novena legislatura europea se dirige progresivamente a su fin (la última sesión parlamentaria será el 18 de abril), la Comisión Juncker se va quedando sin tiempo para más, y los focos van apuntando a la carrera de fondo que culminará en dos tiempos; con la composición de la cámara el 26 de mayo, y la posterior investidura del que será presidente de la Comisión Europea hasta 2024.

Las fechas clave del proceso electoral anotadas por el Parlamento Europeo son las siguientes [1]. Para empezar, el proceso de selección de los Spitzenkandidaten, los candidatos de las diferentes familias políticas europeas a la presidencia de la Comisión, ocurrirá en los últimos meses del año. De hecho, el Partido Popular Europeo ya ha anunciado que elegirá a su candidato en un congreso en Helsinki a principios de noviembre, mientras que el Partido de los Socialistas Europeos anunciará la terna de candidatos el 19 de octubre. A continuación, el pistoletazo de salida al período de campaña electoral oficial está previsto para el mes de marzo, mientras que los debates entre los candidatos a la presidencia tendrán lugar entre abril y mayo.

Ineludiblemente, el proceso electoral estará a su vez marcado por el 29 de marzo, fecha en la que se hará efectiva la desvinculación del Reino Unido a la UE. Una legislatura europea que comenzó con la sombra del fatídico referéndum anunciado por David Cameron acechando, y que quedó en shock cuando un 52% de votantes británicos puso en junio de 2016 a un socio clave en la rampa de salida, terminará con la formalización del Brexit en plena campaña electoral. A tiempo para que el debate se centre en la Europa que viene, y no en la que decidió dejar el país gobernado (a duras penas) por la conservadora Theresa May. Si la novena legislatura será recordada por el Brexit y la crisis del sistema de asilo migratorio, la décima deberá hacer méritos para generar una unión políticamente efectiva que pueda tanto ofrecer una solución real a los refugiados, como contrarrestar el auge de los populismos nacionalistas xenófobos, entre otros frentes abiertos.

'Spitzenkandidaten': ¿sí o no?

 No son pocas las voces que critican la novedad de las últimas elecciones de 2014, donde se estipuló que el nuevo presidente de la Comisión Europea debería ser el candidato común de la lista más votada. Los mayores detractores del nuevo encaje institucional son el Consejo Europeo y los euroescépticos. Varios de los jefes de Estado que forman el Consejo ansían volver al antiguo encaje, en el cual decidían el presidente de la Comisión tras rondas de negociaciones, resultando en la designación de un presidente con pocos enemigos, pero también con menor poder y legitimidad al no haber sido votado por los ciudadanos europeos (en su lugar ‘recibiendo’ el puesto de los primeros ministros, presidentas y cancilleres a los que debía su presidencia). Por su parte, los euroescépticos no presentaron candidato común en 2014 ya que esto supondría, según su juicio, legitimar una visión federalista e integradora de Europa.

Mientras esta reforma electoral e institucional no es vinculante formalmente, ya que tanto el Parlamento como el Consejo tienen que ratificar al candidato, sí que constituye un importante enlace directo entre los votantes y el presidente de la Comisión, y mucho se tendrían que torcer las cosas para que las instituciones vayan en contra de los resultados electorales. De hecho, el Parlamento ha expresado por activa y por pasiva que no permitirá la investidura de un presidente que no sea cabeza de lista, respondiendo tajantemente a los miembros del Consejo que apuntan que no respetarán el proceso.

Por otro lado, otras de las voces críticas argumentan que, si bien los Spitzenkandidaten supusieron un paso en la dirección correcta en cuanto a europeizar las elecciones y legitimar al presidente de la Comisión, este paso se queda corto de cara a tener unas elecciones ‘verdaderamente’ europeas, como claman tantos europeístas, Macron incluido. El siguiente paso, así pues, serían reformas institucionales tales que la competición de listas transnacionales en las elecciones, siendo elegida la candidata de la lista transnacional más votada, en vez del candidato de la familia política europea con más votos. En cualquier caso, los ejes centrales de desacuerdo son el nivel de europeización de la política parlamentaria y los encajes institucionales que decantan la balanza entre integración y soberanía nacional. 

A pesar de las dudas que existen acerca de esta medida, introducida también para dar mayor visibilidad y coherencia interestatal a los diferentes proyectos europeos en liza a través de un candidato común, y a pesar de que el nivel de interés popular que generaron los debates televisados no satisfizo las ambiciones de los europeístas, parece ser que el proceso electoral dará cierta continuidad al modelo de 2014. Si finalmente, sale adelante esta segunda oportunidad a la iniciativa, varios actores (partidos políticos domésticos y sus familias europeas, medios de comunicación, sociedad civil) tendrán que realizar un esfuerzo para que realmente se consiga el interés público deseado. Antes de llegar a ese punto, será interesante ver quienes lideran las candidaturas de las diferentes familias políticas europeas, más aún teniendo en cuenta que estas elecciones contarán con las primeras listas transnacionales de su historia, ya confirmada Primavera Europea, asociada al movimiento paneuropeo DiEM25 (no confundir con la coalición española del mismo nombre que participó en las últimas elecciones europeas, uniendo a Equo y Compromís, entre otros), y a la espera de ver como se desarrolla el proyecto de Macron junto a Ciudadanos.

Debates electorales y la importancia de la mediatización del contenido programático

Uno de los mayores quebraderos de cabeza con los que se topó el intento de europeizar las elecciones de 2014 a través de los candidatos comunes fueron los debates televisados. Se celebraron un total de diez debates figurando a diferentes candidatos, de los cuales la mitad enfrentaron únicamente a Juncker (PPE) y Martin Schulz (PSE), y solo uno contó con los cinco cabezas de lista. Tres de los debates fueron en francés, dos en alemán y los restantes cinco en inglés. Estos debates no fueron seguidos en España, mientras que los debates entre los cabezas de lista de los diferentes partidos nacionales dejaron índices de audiencia decepcionantes [2].  

Así pues, es esencial que los medios de comunicación recojan los puntos programáticos de los diferentes candidatos, y que se dé lugar a un verdadero debate sobre asuntos europeos. Los partidos políticos domésticos también deben abandonar la mala costumbre de centrar el debate en asuntos puramente nacionales y cálculos electoralistas para que el intercambio de información e ideas se centre en los diferentes proyectos paneuropeos que competirán, ya sea a través de candidatos comunes o de listas transnacionales.

 Triple cita electoral simultánea: ¿Positivo o negativo?

La coincidencia de las europeas con las municipales y autonómicas en nuestro país el domingo 26 de mayo (la última vez que ocurrió fue en 1999) es, por lo tanto, un arma de doble filo. Por un lado, puede incentivar a los partidos a perder de vista Europa para centrarse en mensajes nacionales, pero también puede situar asuntos europeos en las  agendas domésticas con una facilidad mucho mayor que si las elecciones no coincidieran. A la vez, si tenemos en cuenta que la participación en las municipales y autonómicas suele estar alrededor de un 65%, mientras que la participación en las últimas europeas se situó en un pobre 44%, lo normal sería que la participación española en estas europeas sea notablemente mayor de lo habitual.

Una mayor participación ciudadana es indudablemente algo que celebrar; sin embargo, si los ciudadanos depositan su voto para las europeas sin conocimiento de los diferentes programas y dependiendo de lo que voten en los comicios municipales o autonómicos, habrá menos que celebrar. No hay que restar la importancia que tienen la política local y regional, pero de ninguna manera se puede perder de vista que el proyecto europeo se juega mucho en estas elecciones.

[1] http://www.europarl.europa.eu/elections-press-kit/key-dates/

[2]https://www.20minutos.es/noticia/2143600/0/infimo-seguimiento/debates-televisivos/elecciones-europeas/

 

(*) Mateo Peyrouzet es investigador de la Fundación Alternativas

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal