Plataformas digitales: Diálogo sobre el diálogo

Por: | 10 de agosto de 2018

LUIS FERNANDO MEDINA SIERRA (*)

 

Shutterstock_422838592

El servicio de Uber se contrata a través de una aplicación móvil.

 

Una vez más Barcelona y Madrid han sido testigos de conflictos laborales en torno a las plataformas digitales, en particular Uber y Cabify. No es la primera vez ni será la última. Si en algo hay consenso entre todos los actores de estos conflictos es en que la tecnología de estas plataformas vino para quedarse. La única solución es adaptarse al cambio. ¿Pero cómo? Ahí comienzan las diferencias y, por lo visto, tomará mucho tiempo para que se llegue a una solución. Por eso, es fácil pronosticar que seguirá habiendo conflictos en torno a estos temas.

Los cambios tecnológicos siempre llegan de repente y por eso es normal que todos los afectados tarden en reaccionar. Además, las instituciones encargadas de liderar las reacciones están siempre diseñadas para mantener ciertas inercias, razón por la cual es normal que su primera reacción sea la de actuar como si nada, o casi nada, hubiera cambiado o, por lo menos, introducir la menor cantidad posible de modificaciones. Con la irrupción de las plataformas digitales estamos viendo este mismo fenómeno una vez más.

El problema va mucho más allá de Uber. De hecho, sigue siendo un misterio la rentabilidad de esta empresa y no falta quien le pronostique una pronta desaparición. Incluso, hay quienes ven en el horizonte la llegada de los coches sin conductor que terminarían por dejar a Uber en la obsolescencia. Pero aún si Uber desapareciera mañana, las plataformas digitales que permiten ajustar en tiempo real la oferta y la demanda de servicios han penetrado en muchísimos otros sectores.

Esto tiene profundas implicaciones. Una empresa es, en últimas, un sistema de contratos diseñado para repartir los riesgos y beneficios entre empleadores y empleados, incluidos muy prominentemente los riesgos resultantes del desajuste entre oferta y demanda. Por eso, las plataformas digitales tienen el potencial de transformar profundamente la relación laboral. Los conductores de Uber, los repartidores de Deliveroo, los traductores de Mechanical Turk, ¿son empleados o trabajadores por cuenta propia? De la respuesta que se dé a esta pregunta dependerá quién asume los riesgos económicos y ocupacionales, quién es responsable del ahorro pensional o de garantizar condiciones de trabajo dignas y dónde se resuelven los diferendos que puedan surgir entre trabajadores y empresas.

Hasta el momento tanto el Estado como los sindicatos (y en cierto modo la academia también) han reaccionado buscando la manera de incorporar estas innovaciones tecnológicas dentro del marco regulatorio existente. Pero no es fácil y hay razones para dudar de que sea posible. Los trabajadores de plataformas digitales operan de una manera bastante dispersa lo que hace muy difícil que los mecanismos habituales utilizados por los sindicatos para organizar a los trabajadores funcionen en este caso. Aún si se lograran los umbrales necesarios de organización, no está claro el marco legal dentro del cual se llevaría a cabo el supuesto diálogo social.

Cooperativas

Ante tantas dificultades, hay actores que han optado por otros modelos organizativos. Hay varios ejemplos de plataformas digitales creadas por trabajadores a manera de cooperativas que buscan competir con las más grandes. Pero, por supuesto, estas iniciativas también tienen muchas dificultades. Al fin y al cabo, detrás de un Uber o un Deliveroo están grandes inversionistas mientras que una cooperativa de “riders” difícilmente tiene capital semilla. Estas barreras podrían mitigarse con cierta inversión pública. Al fin y al cabo, muchas ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, han apostado recientemente por estimular la formación de cooperativas.

¿Es mejor extender el sistema tradicional de diálogo social a las nuevas plataformas o sería mejor priorizar la formación de plataformas cooperativas que den nuevas garantías de derechos laborales a sus miembros? Imposible responder esta pregunta en abstracto. Muy seguramente, cada una de estas opciones (y otras más) va a ser explorada cosechando éxitos y fracasos. Pero lo que esto deja en claro es que cada una de estas opciones corresponde a un enfoque distinto del estado del bienestar. El primer enfoque está sustentado sobre las estructuras sindicales ya conocidas, en el que el empleo es la fuente de derechos, mientras que el segundo depende más de un tipo de inversión pública que en lugar de “proteger al empleo” busca “proteger al trabajador” mediante medidas de soporte del ingreso desvinculadas de la relación laboral.

Todos los participantes en las plataformas digitales dicen estar a favor del diálogo social y, sin duda, muchos lo dicen con sinceridad. Pero para que dicho diálogo arranque en serio será necesario tener un diálogo sobre las premisas y objetivos de dicho diálogo.

 

(*) Luis Fernando Medina Sierra es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal