Luis Prados

Sobre el autor

es corresponsal en México, Centroamérica y el Caribe. Desde febrero de 2007 ha sido redactor jefe de la sección de Internacional de El PAÍS. Ahora empieza una nueva etapa.

Eskup

Javier Bardem y las fresas con chocolate

Por: | 08 de junio de 2011

 

Javier Bardem, con barba de un par de días, busca desesperadamente por la ciudad fresas cubiertas con chocolate. Le pregunta a una joven, que, encantada de la vida, le indica una dirección. El talentoso actor español piensa mientras callejea: “¿De dónde saco yo fresas cubiertas con chocolate?”. Una preocupación tan acuciante –tal vez tenga que satisfacer urgentemente un antojo--, le lleva a sumergirse en una profunda reflexión: “Las mujeres tienen las cosas tan claras que muchas veces me gustaría ser como ellas… Entendería mejor cuáles son los temas importantes de la vida…”. Aunque lo urgente, ¿estamos o no estamos?, siguen siendo las fresas cubiertas con chocolate. Javier Bardem sigue callejeando, acaricia a un perro, intercambia sonrisas cómplices con las mujeres siempre guapas con las que se va cruzando por una ciudad amable y en paz y, por fin, entra en unos grandes almacenes. No sin antes ofrecer una última reflexión –“las mujeres son la mejor parte de nuestra vida”--, Bardem logra su objetivo.

El actor que, hace solo unos meses, triunfaba con la película Biutiful del director mexicano Alejandro González Iñárritu ha regresado a las grandes pantallas de México –y también a las pequeñas—en su papel de incansable buscador de fresas cubiertas con chocolate. Se trata en esta ocasión de un anuncio para Liverpool, una importante cadena mexicana de grandes almacenes –tiendas departamentales se las llama aquí— con sucursales por toda la República. El guión, justo es decirlo, no tiene la profundidad del de Biutiful ni tampoco el descaro de Jamón Jamón, pero seguramente, en cuestión de audiencia, no tendrá nada que envidiarle. El anuncio, de apenas un minuto, se difunde incansablemente por todas las televisoras del país y también se proyecta antes de cada película en las muy confortables salas de cine mexicanas. No solo de Óscar vive el hombre.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal