Francino somos muchos

Por: | 15 de septiembre de 2014

Estamos viviendo tiempos convulsos. Necesitamos urgentemente líderes que sean capaces de dialogar y de comprender al otro. Referentes comprometidos con la sociedad, inteligentes, empáticos y si no es mucho pedir con algo de sentido común. Tal y como señalaba Tagore: “No es tarea fácil dirigir a los hombres; empujarlos, sin embargo, es muy sencillo”. Las culturas sólo pueden crearse a partir de diálogos con otras culturas. No puedo dejar de sentir una nueva dentellada de indignación cada vez que asisto a un nuevo atropello por parte de alguno de nuestros políticos. Cansado de que los que controlan las banderas acaben dirigiendo nuestro destino. No creo que en este momento exista en el Estado Español y Catalunya una sola persona informada que sienta que vamos en la buena dirección.

  Spain

En definitiva, estamos sufriendo las consecuencias de treinta años de hegemonía conservadora. De una ideología neocapitalista que nos ha conducido irremediablemente hacia una crisis económica y de valores. El modelo actual es el de la cultura de la indiferencia y el autoritarismo posdemocrático. Estamos todos (sin excepción) colonizados por los intereses corporativos. Coexistimos sin mecanismos, ni capacidad para crear un futuro que se ocupe de las personas. Interesamos principalmente como votantes, pero nuestras necesidades no son ninguna prioridad para el establishment. Ramoneda recuerda: “Nos han situado sobre la senda de una lenta pero imparable degradación de la democracia, con una concentración de poder cada vez en menos manos y una reducción de los ciudadanos al papel de figurantes”. La soberanía no la ejerce la ciudadanía, sino poderes externos, que controlan el poder político.

7-el-roto-rico

 

"Ante esta situación, lo lógico, sería que estos temas sociales centraran el debate político del país. Este debate está centrado, en cambio, en el tema nacional con un enfrentamiento de nacionalismos, el españolista y el catalanista, que utilizan las banderas para movilizar a la población, a los dos lados del Ebro, para ocultar el deterioro social y la alianza de los partidos nacionalistas que ha sido responsable de este deterioro.” Vicenç Navarro Dixit. Quienes han movido los hilos son los mismos que han fomentado la división entre España y Catalunya y han limitado la interdependencia entre los pueblos. Por favor, que los símbolos dejen de convertirse en verdades absolutas y que se evidencien y salga a la luz las verdaderas intenciones económicas que pretenden perpetuar el sistema y que se ocultan tras la exaltación a los nacionalismos.

Nacionalistas-catalanes
 

Que nos expliquen de una vez por todas a qué intereses sirven. Sabemos muy bien, que nadie abandona su cuota de poder fácilmente. Ahora más que nunca es imprescindible alentar la inteligencia, la bondad (tan subestimada) y el coraje del que hablaba con anterioridad. ¿De verdad es tan difícil comprender al otro?

Son cansinas las generalizaciones y tópicos simplistas. Todo es mucho más sencillo y al mismo tiempo más complejo. A pesar de la globalización y de las nuevas tecnologías hemos caído en los mismos errores.  ¿Es posible que no hayamos aprendido nada de derrotas anteriores? Con las redes hemos llegado más lejos, pero no hemos conseguido hacer un mundo más comprensible. Permanecen las campañas fraude con promesas que nunca se cumplen. El conflicto como motor de nuestra historia.

Felipe-Gonzalez-y-Jordi-Pujol-_54222593549_53389389549_600_396

Y cuando te encuentras -por una cuestión de azar-, en medio del conflicto, de lo único que te entran ganas es de evaporarte como si fueses el genio de la lámpara mágica. El editorial de Francino en la Ser no puede ser más acertado: “Creo que como otros muchos me veo casi como en tierra de nadie... miro el panorama, pero me resisto a ser encuadrado en uno de los bandos. No por ninguna falsa equidistancia sino porque no me da la gana, porque es que además puedo encontrar argumentos con los que estar de acuerdo en todas partes. Y eso debería ser una ventaja, no un inconveniente”.

Frontera

No soy ningún experto en nada. Casi siempre me he guiado por la intuición y por los sentimientos. He cometido algunos errores, que todavía me duelen. Pero hay algo a lo que nunca me acostumbraré: la crueldad deliberada. Ningún sentimiento nacionalista o religioso debería ser más importante que la condición humana. El nacionalismo no es más que un trazado que ha sido marcado por la fe y el dogma, para luego expandirse y transmitirse por los “salvadores de la patria” a través de todos los medios a su alcance. No puedo dejar de pensar lo lejos que dicha doctrina está de la mejor reflexión que he leído nunca de Albert Camus: “Amo demasiado a mi país para ser nacionalista”.

  Frase-la-piel-mi-piel-los-vientos-han-preguntado-tanto-en-las-orillas-tanto-se-han-estrellado-por-luis-garcia-montero-193065

 

Montllor
 

 

"Quienes no quieren que se hable, se lea y se piense en catalán son los mismos que no quieren que se hable, se lea y se piense". Ovidi Montllor (1942-1995)

 @josepescorial 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay 1 Comentarios

Totalmente de acuerdo.
Y es una de las más claras muestras del avance de los tiempos, donde la gente se para a pensar antes que tirarse detrás de cualquier propuesta.
Con los ojos cerrados.
La diferencia con otros pasados, es que cada día hay más personas que anotan, reflexionan, comparan y sacan conclusiones calculando.
Cuanto nos cuesta el paso a dar.
El cambio de estos tiempos está en la rapidez de la información y en su universalidad.
Donde los datos se analizan casi por si solos con solo darlos uno a uno.
Creando resultados en las mentes de las personas como reflejos de pantallas electrónicas.
El poder de las grandes corporaciones que median en política a través del dinero, es un mal necesario pero corrupto y la realidad solo nos pone delante de nosotros la necesidad de regularlo.
A la vista del estado de la cuanta corriente en números rojos, y de los desquicies en que estamos empantanados llevados por las ansias de grandeza.
Por la hipoteca.
Y los desahucios.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Amores Imaginarios

Sobre el blog

El componente humano primordial debería ser el del reconocimiento del otro. Sin los demás no podríamos existir. Por lo tanto, disfrutemos de “otros mundos” y que esa diferencia –en vez de aislarnos- sea el camino para conseguir un mundo más justo, menos convencional y más libre. En este blog rendimos homenaje a algunas de las más significativas creaciones humanas que han marcado nuestra existencia: libros, películas, autores, canciones, etc. y que han estimulado nuestra (mi) necesidad de pensar, sentir y gozar. Al mismo tiempo, es un espacio que indaga sobre la realidad humana e intenta contribuir a la reflexión y al aprendizaje.

Sobre el autor

Josep Giralt Josep Giralt. Trabajó en Canal Plus, en el Congreso de los Diputados y como fotoperiodista en América Latina, África y Asia. Coautor del libro Sentir Etiopía, (RBA), compatibiliza su trabajo como periodista en una Fundación con el de colaborador en tertulias de actualidad en Ràdio Barcelona-Cadena Ser. Anteriormente dirigió durante cuatro años el espacio Películas incómodas en Com Ràdio. Ha publicado artículos y entrevistas en El País, Avui, y El Mundo, entre otros. Su frase: "No sirvo ni para seguir ni para conducir", de Nietzsche; su película: Rocco y sus hermanos, de Visconti. Sus libros: Los ensayos, de Montaigne y Conversaciones, de Cioran.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal