Grabaciones y venganza súbita

Por: Ernesto Ekaizer | 22 ago 2013

Gomez

Javier Gómez de Liaño y su esposa, María Dolores Márquez de Prado, letrada de Rosalía Iglesias.

   "Como decíamos ayer...", el caso Bárcenas, o "la trama de corrupción que sí ocurrió en el PP", según ha declarado el portavoz parlamentario Alfonso Alonso el pasado 11 de julio, ya es un caso en el que la realidad desafía a la novela negra de ficción, según observábamos al evocar el primer cuento del escritor norteamericano Raymond Chandler, Los chantajistas no disparan.

   Ahora, Javier Gómez de Liaño, letrado de Bárcenas, añade más evidencias  que apoyan esa idea. Es lo que se deduce de un artículo publicado por el diario El Mundo. 

    El "soporte documental", o al menos uno de ellos, que posee Luis Bárcenas, de cuya existencia ha dado noticia el letrado Javier Gómez de Liaño en sede judicial al final de la declaración del testigo Javier Arenas, el martes 13 de agosto, ¿lo aportará al juzgado?

  La pregunta es pertinente porque una de las acusaciones populares, Asociación Observatori Desc, a la sazón la acusación popular que presentó en los juzgados de Plaza de Castilla la primera querella criminal para investigar los papeles de Bárcenas publicados por EL PAÍS el 31 de enero de 2013, ha elevado al juez Pablo Ruz un escrito sugerente.

 Le pide que emplace a Bárcenas a entregar al juzgado el llamado "soporte documental" de la conversación mantenida entre el ex tesorero nacional del PP y el vicesecretario del PP Javier Arenas en la comida que ambos celebraron en el restaurante Oriza de Sevilla el 14 de diciembre de 2012.

  La acusación popular pide dicho "soporte documental", dos palabras que pronunció Gómez de Liaño para refrescar la memoria de Arenas durante su testimonio, además de los otros soportes mencionados por el letrado: los billetes del AVE de la mañana del 14 de diciembre.

  Ese día 14 de diciembre de 2012 no deja de tener su miga. Porque Bárcenas visita esa mañana a un notario de Madrid para dejar constancia sobre los donativos que había recibido en su calidad de gerente primero y tesorero nacional del PP más tarde.

  Por aquellos días, estábamos en una fase de chantaje que podríamos llamar, parafraseando a Chandler, "agradable y fácil". Como el que sale a la luz en la comida  del restaurante Oriza de Sevilla, próximo a la sede del PP. Se trata de que Arenas le transmita a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, lo que se informa en la comisión rogatoria procedente de Suiza.

  Es decir, esas primeras cuentas que registran hasta 22 millones de euros en el LGT, el banco de la familia principesca de Liechtenstein, ex Dresdner Bank de Ginebra.

 La acusación popular también pide "cualesquiera otros soportes documentales -audio, video u otros documentos- que pudiese tener Bárcenas de cualquiera otra reunión, hecho, participación o actividad, incluso "contable", que sea relevante para el procedimiento".

   Según apunta, "fue la parte a quien ahora se pretende se le requiera para aportar estos documentos (defensa de Luis Bárcenas) la que hizo directa alusión a los mismos [billetes de AVE y soporte documental de la reunión del 14 de diciembre de 2012]."

   La acusación popular se apoya en la reciente decisión de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, del pasado 7 de mayo de 2013, en el caso Urdangarín, donde se señala que "no es admisible que sea una defensa la que marque el devenir y curso de la instrucción". La acusación traza un paralelismo entre la actitud de las defensas de los imputados Diego Torres y Luis Bárcenas.

  "El señor Bárcenas ha aportado lo que ha considerado oportuno en el momento que más ha interesado a sus intereses; sin embargo, en caso de existir estos otros soportes documentales...los mismos deberán ser aportados ya a estas actuaciones", dice el escrito.

  El miércoles 21 de agosto, dos días después de la presentación de este escrito, Gómez de Liaño firma una columna en el diario El Mundo. A propósito de si los testigos suelen, en general, decir o no verdad, el letrado hace una referencia más que implícita a las declaraciones testificales de dos ex secretarios generales del PP y de la actual secretaria general.

   "Perjuro, o sea, el que jura en falso o quebranta maliciosamente el juramento que ha hecho, es un adjetivo demasiado potente e incluso ofensivo, pero quizá también sea el que mejor pudiera cuadrar a quien jura mucho o por vicio", escribe.

   Mira por dónde, su cliente ha dicho mentira de manera sistemática. Ha negado su propia letra en los papeles de la contabilidad manuscrita que llevaba durante largos años. Incluso ha llegado a forzar su letra para engañar a los peritos calígrafos de la Policía Judicial.

  El 15 de julio, el ex tesorero nacional reconoce, tras cinco meses y medio de mentiras, que la letra de la contabilidad B es suya y que, también, lleva el visado de Álvaro Lapuerta.

  Gómez de Liaño podría objetar: Bárcenas era y es imputado. Por tanto, tenía el derecho a no declarar contra sí mismo.

   Sí, pero hablamos de la verdad y de la mentira.

  Está claro que Bárcenas mintió.

 Y, además, en operaciones que están relacionadas con su patrimonio y sus declaraciones a Hacienda, también.

 Por ejemplo: la compraventa de cuadros por 560.000 euros que Bárcenas y su esposa simulan en Buenos Aires.

  Tanto el juez Ruz como las fiscales del caso Gürtel,  sostienen que mintió (estafa procesal), a partir del testimonio de la pintora argentina Isabel Mackinlay por videoconferencia, a primeros de junio pasado. 

  Pero es que Bárcenas, para tomar una expresión de Gómez de Liaño, "suele jurar mucho o por vicio" en su vida personal y social, según múltiples testimonios de gente que le conoce y que le ha visitado recientemente en la cárcel.

    Pero vayamos a lo importante.

    Gómez de Liaño advierte:

  "En cualquier caso, el perjuro debe saber que la verdad tiene mucha memoria y cuando menos te lo esperas ejerce súbita venganza".

  Es decir, que aquí ya no tiene mucha relevancia la colaboración con la justicia o con la instrucción del juez, como tal, como prometía el letrado al asumir la defensa de Bárcenas, en la que condenó un eventual "chantaje".

  Estamos ante una "súbita venganza" de la verdad.

  ¿Y no habrá querido decir súbita filtración?

  Quiere decir, en ambos casos, una movida de pieza de Luis Bárcenas.

  Termina su columna el letrado con una alusión implícita a María Dolores de Cospedal, vía Miguel de Cervantes en El laberinto del amor.

   Le advierte a Rosamira-María Dolores:

   "Que los filos de la verdad cortan con facilidad las armas de la mentira".

   Y para que no haya duda o interpretaciones erróneas, el letrado se aparta de Cervantes y pone su impronta:

   "Pues eso, señora", concluye.

Hay 83 Comentarios

great content and interesting to me see, thank you

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal