Crecimiento sin desarrollo

Por: Ernesto Ekaizer | 17 nov 2013

    ¿Qué perspectivas de cambio real se abren tras las elecciones en Chile?

  He aquí el diagnóstico de dos abogados chilenos. Ramón Briones y Hernán Bosselin señalan en una columna publicada horas antes de los comicios por el periódico digital El Mostrador: "La derecha económica que controla el 80% de la economía nada teme, salvo en algunos aspectos puntuales como la carga impositiva y aquellos relacionados con la excesiva concentración económica y los abusos asociados a ello, ya que no se proyecta, para el nuevo gobierno, realizar cambios estructurales importantes en las rentas de la minería, del agro, industria bancaria. En general, se puede decir que la derecha económica mantendrá todos sus privilegios, ya que el electorado, con una infinita inocencia, podría contentarse, por ahora y en esta elección, con un aumento del gasto social en aspectos muy focalizados, como el caso de la educación".    

   Y añaden: “La derrota de la derecha política, estrepitosa como algunos la anuncian, no significa el fin de un sector de la sociedad conocido y vertebrado y extremadamente poderoso, como es la llamada derecha económica, que a nuestro juicio es la más poderosa de todas las que se conocen en la historia republicana”.

    El sociólogo Alberto Mayol ofrece alguna clave sobre “ese sector de la sociedad conocido y vertebrado y extremadamente poderoso” en Chile.

   “Si alguien comienza a presentar la factura por algo que era barato o incluso gratuito con anterioridad, como la educación y el sistema de salud, él o ella dirá que contribuye al crecimiento y la riqueza. Y exagerando un poco: si la gente tiene que comenzar a pagar por el aire que respira, el PIB también crecerá, pero la gente será más pobre”.

   Los estudiantes han explicado el “enigma” económico chileno durante sus movilizaciones en 2011. La idea: Chile crece pero no se desarrolla.

   Más allá de la brutal desigualdad (un 70% de la población tiene unos ingresos mensuales de 650 dólares o 408 euros), la yugular de la actividad económica chilena es el movimiento que generan los servicios públicos privatizados (sanidad y educación). Este sector es más importante, incluso, que la exportación de cobre, mariscos, frutas, madera y vino.

   “El otro motor del crecimiento es doméstico: la comercialización de la vida de los chilenos, que en gran medida sigue el modelo norteamericano. Redistribuye dinero dentro del país. En los últimos años, este segundo motor del crecimiento ha tomado el liderazgo”, sostienen Roland Benedikter, de la Universidad de California, y Katja Siepmann, investigadora del instituto Opina de Chile, en un trabajo publicado por la revista económica norteamericana Challenge.

   “El cambio del centro de gravedad del crecimiento desde el sector exterior al doméstico ha creado una situación en la cual una gran parte del crecimiento económico es improductivo para la mayoría de los ciudadanos”, afirman.

   El informe compara lo que en su discurso de despedida, en enero de 1961, el presidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, llamó el poder del complejo militar-industrial ("Debemos estar en guardia contra el peso de una influencia injustificada, sea buscado o no, del complejo militar-industrial") con lo que podría llamarse en Chile el complejo académico-financiero.  

   Estos sectores, educación y servicios sanitarios, se desarrollan con el crédito bancario a los consumidores presentes en ambas actividades.

   Según el informe, hace mucho tiempo que las tiendas, supermercados y farmacias han dejado de generar beneficios a partir de la calidad de sus productos y sus ventas. “La mayor parte de los ingresos se obtienen por productos financieros que se venden con las mercancías”, señalan. El ejemplo más común: el farmacéutico ofrece a su cliente pagar hasta las aspirinas en varias cuotas. “El crédito se impone en las compras más pequeñas”. El crédito tiene una importancia colosal también en la educación universitaria privada.

 Un segundo mandato de Michelle Bachelet, ¿cambiará el modelo de “comercialización de la vida de los chilenos”? Si la respuesta se deduce de su primer periodo (2006-2010), no parece que su gestión, más allá de un retoque, a través de mayores inversiones sociales, vaya a afectar la continuidad de lo esencial del modelo.

 
 

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal