Rebelión 'de lo contencioso´

Por: Ernesto Ekaizer | 20 nov 2013

     Los magistrados de la sección tercera de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que resolvieron la suspensión cautelar de la privatización-externalización de seis hospitales en Madrid, el pasado 11 de septiembre, bajo la presidencia de Fátima Arana Azpitarte, fueron Pilar Maldonado Muñoz, Margarita Pazos Pita y el magistrado Rafael María Estévez Pendás.

    La decisión, el 11 de octubre, de desviar desde la sección hacia un pleno de todas las secciones (50 magistrados) el debate sobre el recurso de reposición de la Comunidad de Madrid (junto con otra resolución adoptada por la sección octava en relación con el mismo asunto pero por otros motivos), para desbloquear la privatización, emergió como una jugada maestra del presidente de la sala, Gerardo Martínez Tristán.

  Fuentes judiciales señalan que Martínez Tristán adquiría así un protagonismo en un asunto que era de vital interés para el Partido Popular de Madrid en momentos cruciales: el magistrado era, y todavía es, candidato a ser miembro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 

 La celebración del pleno suponía quitar la jurisdicción a la sección tercera, la que había resuelto suspender cautelarmente la privatización-externalización hasta debatir el problema de fondo: la existencia o no de irregularidades en el concurso de adjudicación de los hospitales, tal como plantea el recurso de los facultativos representados por el recurso de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM).

   El Partido Socialista de Madrid presentó un incidente de recusación de Martínez Tristán.

  Pero el magistrado decidió ignorarla. Convocó pleno para el 31 de octubre. Y la maniobra ha sido frenada.

   Cuarenta y cinco de los cincuenta magistrados de las secciones de lo Contencioso hicieron acto de presencia en el pleno del 31 de octubre. Los magistrados preguntaron al presidente si estaba recusado, hecho sobre el que no se había proporcionado información alguna.

  La Cadena Ser informó sobre este pleno asambleario el pasado lunes 11 de noviembre, un pleno en el cual Martínez Tristán se resistió, según fuentes solventes, a informar sobre la recusación que pesaba sobre él.

   Muchos magistrados elevaron su voz con afirmaciones según las cuales el pleno era ilegal si, en efecto, todavía no se había resuelto el incidente de recusación.

  Martínez Tristán admitió a regañadientes que existía esa recusación, pero sostuvo que ello no era obstáculo para entrar en el fondo: el recurso de reposición de la Comunidad de Madrid.

   Hubo hasta voces. "Ilegal, ilegal, ilegal", gritaron algunos magistrados. Si existía esa recusación, ¿por qué no se apartaba el presidente y dejaba al magistrado más antiguo al frente del pleno?

   Según el auto notificado a las partes el miércoles 20 de noviembre, entre ellas a quien había recurrido la privatización-exdernalización, la AFEM, Gerardo Martínez Tristán consiguió reunir 4 votos a favor de que se debatiera el recurso.

  La abrumadora mayoría de 41 magistrados decidió que se abordara al asunto solamente cuando quede resuelto el incidente de recusación. Los cuatro magistrados que votaron a favor de que el pleno entrara a debatir el recurso de la Comunidad de Madrid presentaron un voto particular. 

    "Hasta hoy no teníamos ninguna noticia oficial sobre el pleno. Aunque creíamos que la maniobra de convocar el pleno suponía tener apalabrada a una mayoría, los resultados indican que no parece ser así", dijo a EL PAIS el abogado de AFEM, Miguel Ángel Muga, tras conocer el auto.

   Con todo, el incidente de recusación solo es una parte, y más bien secundaria, del problema.

   Es posible que las causas de la recusación no sean admitidas, según fuentes jurídicas consultadas. Ni el hecho de que Martínez Tristán sea el marido de la consejera de Fomento de una Comunidad Autónoma distinta de Madrid, en este caso la Junta de Castilla-La Mancha, ni la circunstancia de que su nombre se encuentre en una lista de candidatos al CGPJ que podría promover el PP, encajan en las razones tasadas de una recusación.

   El punto esencial es otro, la presunta nulidad de la convocatoria del pleno. ¿Por qué? Porque Martínez Tristán pretende quitar la jurisdicción sobre el recurso de reposición de la Comunidad de Madrid a la sección que resolvió paralizar la privatización. Los magistrados que se oponen a ello sostienen que está en juego el derecho constitucional al juez natural predeterminado por ley.

   La representación del juez natural, señalan, es la sección tercera de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de Madrid.

   El auto de la sala de lo Contencioso del TSJ de Madrid en la que se describen los resultados del Pleno lleva fecha del 4 de noviembre de 2013, el lunes siguiente a la reunión. Esta tuvo lugar, como se ha apuntado, el jueves 31 de octubre.

   Aunque participaron en él cuarenta y cinco magistrados nada trascendió sobre lo que allí pasó hasta que la Cadena Ser informó sobre las deliberaciones, el lunes 11 de noviembre. El hermetismo ha sido total.

   Tras conocer la información de la Cadena Ser, los letrados que representan a AFEM acudieron, la semana pasada, a la sala de lo Contencioso del TSJ de Madrid para conocer lo que ocurrió en el pleno. El hermetismo seguía vigente. Aún cuando ya había un auto desde hacía una semana, no se les notificó.  Hasta ayer, miércoles 20 de noviembre.

Hay 4 Comentarios

Nadie, hasta hoy ha demostrado que la sanidad privada es mejor que la pública.Ni un sólo estudio serio,decente y neutral que lo demuestre.Así se lo dijeron ayer a la señora
Aguirre en la CUATRO y ella dijo tenerlo.¡¡Que lo demuestre!
Por lo pronto, la privada tiene una motivación, que la pública no puede admitir: GANAR DINERO.SER RENTABLE.Si no es así no la querrá jamás. ¿Es tan difícil
comprender esto tan simple?.La pública tiene otra motivación, que para los ciudadanos es IMBATIBLE : ¡¡¡Mejorar la salud de los ciudadanos!! La privada también:PERO SI LA PAGAS.Esto no quiere decir que la pública sea gratis.¿No la pagamos con nuestros impuestos?..Pues eso.No, a esos hospitales llenos de corbatas y no de batas¡¡¡.

La justicia no puede estar más mangoneada por los políticos. Una justicia así, es un camelo y una estafa de proporciones y alcance estratosférico a los ciudadanos. ¿No "prometió" Mariano, en ese rollo de papel higiénico que es su programa electoral, que los jueces no serían elegidos por los partidos? Pues los componentes del CGPJ acaban de ser elegidos por ppsoe. Pues otra patada en la boca de los votantes del insigne partido que se salta la legalidad, la constitución y lo prometido con una soltura digna de un trapecista. Mienten más que hablan. Son lo peor del país.

¿Y a ese tal Martínez Tristán no le van a abrir expediente por prevaricador?

Vaya lio tenemos montado con lo público para atender a las personas que pagan sus impuestos.
Esperando ser servidas en sus necesidades según pagan por anticipado el gasto.
Como es normal, y ha sido siempre.
Sin confundir mala gestión, con un sistema privado, que para ese viaje, con contratarse uno una mutua sanitaria ya tenemos bastante.
Además de mucha gente que no puede, estamos los que nos va bien fiarnos de nuestros servicios públicos.
Como es de recibo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal