La 'caja negra' de los avales

Por: Ernesto Ekaizer | 30 jun 2014

         1402079465_359254_1402080605_noticia_normal

Eduardo Madina conversa con Susana Díaz.

 

        177413-600-400

  Madina y Pedro Sánchez.

 

  El contenido de la caja negra de los avales de los candidatos a secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) es interesante al menos por dos motivos. El primero: permite confirmar retrospectivamente lo que ha ocurrido a partir de la medianoche del 25 al 26 de mayo de 2014, tras la pérdida de casi 2,6 millones de votos. El segundo: despliega el paisaje ante la elección del 13 de julio próximo. Entre uno y otro hay vasos comunicantes que, por el momento, no están en el debate.

  En relación al primer punto, ha quedado claro el apoyo vital de Susana Díaz y el partido que dirige, el PSOE de Andalucía, a Pedro Sánchez. Y, al tiempo, claro, su firme y activa voluntad de lograr la derrota de Eduardo Madina. Nada tiene de pecaminoso. Es absolutamente legítimo. Sobre gustos no hay nada escrito.

 Pero esta opción de Susana Díaz y el PSOE andaluz tiene, como todo, una explicación. O varias.

 Sin embargo, hay una principal. Y es la conducta de Eduardo Madina.

 En lo que hemos llamado la tercera vigilia de APR, Alfredo Pérez Rubalcaba, las horas que van de las 12 de la noche a las 3 de la mañana del 26 de mayo, el secretario general del PSOE, ante la vehemente posición de Susana Díaz expresada en conversaciones telefónicas, respaldada por otros dirigentes históricos, por así decir, entrega las primarias abiertas y decide convocar un congreso extraordinario para elegir primero secretario general.

 Madina denuncia inmediatamente esta marcha atrás de APR. La discusión en la ejecutiva federal del 26 de mayo es a cara de perro. Madina modifica su oposición y retoma un acuerdo de la conferencia política de 2013 por el cual la elección de secretario general debe hacerse con un nuevo criterio: un militante un voto. Para ello se acuerda en dicha conferencia que el congreso, como es preceptivo, apruebe la nueva metodología.

  Pero ya no estamos, el 26 de mayo, en una situación de normalidad. Ahora es la crisis. El criterio de Madina es que en esta nueva situación, donde se viola el acuerdo de primarias abiertas primero, congreso después, hay que anticipar la manera de elegir al secretario general ya pactada en la conferencia política a la imprevista inminente elección.

  En la tarde del 26, Rubalcaba hace un gesto bonapartista. A la entrega  de las primarias abiertas que ha realizado en la madrugada bajo la presión de Susana Díaz, añade, en lo que es una manera de equilibrar el peso del poder, el apoyo a la aplicación inmediata de la fórmula para que voten los militantes del PSOE. El bonapartismo de Rubalcaba supone colocarse por encima de las facciones en lucha.

  Este reequilibrio lejos de resolver pacíficamente la situación termina agravándola. Susana Díaz hace ver que está dispuesta a lanzar sus legiones para hacerse con la secretaría general. Y, detrás de los bastidores, personajes del PSOE intentan persuadir a Madina de que es necesario, frente a la crisis, evitar el enfrentamiento con la secretaria general de la organización territorial más importante, el PSOE andaluz.

 Eduardo Madina se mantiene en sus trece. Algunos dicen: titubea. Sí, en efecto, titubea, duda, no sabe por momentos qué es lo mejor. El peso del aparato del PSOE, ahora canalizado en parte a través de Pepe Blanco y Antonio Hernando, es todavía mucho peso. Los dirigentes que actúan como hombres buenos (Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero) le llaman a la responsabilidad.

  Con todo, resiste.

  Es que, dicen algunos dirigentes, Susana Díaz tiene que vender en Andalucía su entrada en Madrid. Y necesita mostrar que no tiene opción. Es decir: que es la llamada de todo el PSOE la que la convoca. Si tiene que competir con otra candidatura, ya no es lo mismo; es que ya es una decisión donde tiene opción.

  Otros dirigentes apuntan: ni así se podía vender. Susana Díaz no ha pasado por las urnas. La situación de Andalucía requiere mucha atención. Hay que ganar las elecciones autonómicas. Sobre todo necesita dedicación, además, cuando se está por modificar el sistema de financiación autonómica; Andalucía necesita el liderazgo territorial de Susana Díaz con dedicación plena, que represente ahora las aspiraciones territoriales desde allí. No desde Madrid.

  Pero la obcecación de Madina, su carácter esquivo (estos son los apelativos que el aparato usa contra él), hacen naufragar la entrada triunfal de Susana Díaz, que tiene a mano un argumento impecable: la prioridad es Andalucía.

  En este contexto, cobra fuerza Pedro Sánchez, la candidatura solitaria de un aparente corredor de fondo. La renuncia de Susana Díaz a su propia candidatura para hacerse con el control de la secretaría general del  PSOE no supone la renuncia a dejar el PSOE con Madina en el timón. Y Pedro Sánchez se convierte así en la opción que respaldará Susana Díaz y el PSOE andaluz frente a Madina. Con toda su fuerza, como ahora vemos.

 Esto no habla mal de Pedro Sánchez. No es un estigma para él. Pero sí revela parte del milagro de su meteórico ascenso durante estas semanas.

 Los colaboradores de Sánchez dicen que Madina es un hombre de Rubalcaba, que ya desde su lanzamiento, es una operación de Rubalcaba.

  Que Madina tenga el apoyo de Elena Valenciano, como lo tiene, no es la prueba de esa operación. Todos los indicios realmente existentes desmienten la versión de que Madina es una pieza que ha movido Rubalcaba. 

  Los hombres de Madina sostienen que Sánchez es una especie de consejero delegado in pectore de la presidenta de Andalucía.

   Que Sánchez sea la carta a la que apuesta Susana Díaz ya es un hecho. Que haya contado con la ayuda de Pepe Blanco y Antonio Hernando y sus muchachos es una realidad. 

   A partir de los avales, ¿hay partido?

   La gente de Sánchez dice que no, que es la crónica de una victoria anunciada.

   Los que acompañan a Madina sostienen que de ninguna manera. Que los avales son el resultado de los aparatos que se movilizan. Y que si la gente se moviliza a la hora de votar, los avales pueden quedarse en papel mojado. Que, en fin, puedes sacar más avales (sobre todo si están concentrados en una región) y perder la primarias.

  Para ello debería haber una movilización de los militantes. Y, de momento, no se advierte.

  Porque todo lo que ha ocurrido y ocurre detrás de los bastidores no es conocido por los militantes. Hemos dicho que entre la fase que se cierra con la marcha atrás de Susana Díaz y el paisaje actual hay vasos comunicantes. Si Madina no se hubiera plantado, si se hubiera avenido a integrarse en el plan de Susana Díaz, nada de lo que estamos viendo hubiese ocurrido, se habría consumado un plebiscito, no una elección. Pedro Sánchez, por ejemplo, hubiera tenido el recorrido que podemos ver a estas horas.

   Para movilizar a los militantes de todas las regiones hay que contar lo que pasa. El conocimiento de la caja negra de los avales ayuda. Pero no es suficiente.

   

 

  

 

  

  

Hay 21 Comentarios

¿Qué pasa? ¿Pérez Tapias no existe?

Yo soy militante de juventudes y me movi, y avalé a un candidato. Al que representa mejor mis ideales, esta noticia sólo demuestra cuales son los candidatos del aparato, no se menciona el intento de Sotillo de rejuvenecer aun mas el PSOE, ni el gran logro de Perez Tapias de conseguir la confianza de los militantes para apoyarle sin tener soporte mediático, porque queda claro que los medios os poneis de parte del aparato en estas cosas, de uno o de otro. Asi que yo como tantos otros me movi para avalar a tapias, que tiene la voz de las bases.

Muy interesante la lectura de este artículo, por otro lado nada extraño lo que en el se dice, especialmente para los que ya peinamos canas (por edad y veteranía) no nos pilla de nuevo. Por esto y alguna cosita más, yo avalé y VOTARÉ por el compañero JOSÉ ANTONIO PÉREZ TAPIAS, que sin otra ayuda que militantes de base sin ninguna responsabilidad ha conseguido los avales necesarios.
Si quieres regenerar realmente el Partido Socialista Obrero Español, tu voto tiene que ser para un candidato de base y que hasta la fecha no tiene ninguna responsabilidad institucional, y este es JOSÉ ANTONIO PÉREZ TAPIAS.

Leyendo el comentario 17 me doy cuenta que llevo razón en mi planteamiento ... es "obediencia debida". Por supuesto que para ejercer "influencia" no es necesaria la presencia activa. La justificación y defensa que hace y además el ejemplo que pone respecto al País Vasco en relación con el Sr Madina lo demuestra.

¡Gracias Señor Ekaizer por sacarme de mi error! Cuando varios compañeros firmamos el aval a favor de Pedro Sánchez, no fue porque nos convenció lo que dijo, no fue porque creemos que es el más preparado, no fue porque sus ideas son más afines a las nuestras y nos parece bien el rumbo que quiere darle al partido. No, no fue por eso por lo que nosotros firmamos; la verdad, según usted, es que fue Susana Díaz la que se nos apareció una noche en sueños y nos dijo: "Avalad a Pedro Sánchez y redimiréis al partido de sus fallos para llegar al Shangri La del socialismo español" o algo así ya que yo a esas horas no estoy muy por la labor de grabar conversaciones de altura. ¡Qué inmensa simpleza en los planteamientos periodísticos! Parece ser que pensar que los militantes socialistas podemos decidir por nuestra cuenta le viene mal y es mejor montar una película simplista que es efectiva para mentes sin axones. Por cierto, ¿por qué Madina obtuvo tan pocos avales en Euskadi? ¿el largo brazo de la señora Díaz también llega hasta allí?

Pero vamos a ver!, si se trata de hacer un proceso de renovación y todos los etc. etc. para la modernización del PSOE, me parece que si desde Andalucía se da instrucciones a quién votar y además otras regiones siguen el ejemplo de "obediencia debida" a los barones, esto va a resultar un pegote que nadie se va a creer y crecerá la desconfianza. Por una vez!! ... dejen hacer y pensar y tener confianza en los militantes, entre otros.
Si finalmente ya lo tienen todo decidido y se sabe el nombre del sucesor, vuelvo a sugerir que no hagan Congreso y no perderán tiempo y dinero.

Me da en la nariz que ganará Pedro Sánchez. Pero también que una vez que haya ganado seguro que no es un títere de Susana Díaz. Otra cosa es que colaboren. Y también que colaboren con los que queden en minoría. Es importante que en un gran partido haya varias figuras, como se ordenen luego, como las cartas en la mano, es el siguiente paso.

Tengo constancia absoluta de que, al menos en la agrupación que yo conozco (Galicia), se negaron a recoger avales para nadie que no fuera Pedro Sanchez, tanto es así que dos militantes (no sé si más) tuvieron que dirigirse a otras agrupaciones que están fuera de la influencia y control de la provincial para poder avalar a Madina.

Ahora nos acordamos que los partidos tienen aparato con opciones de gobierno, es un partido no una asociación de vecinos,como es posible que la maquinaria andaluza que es la UNICA que ha demostrado funcionar, la quieran hacer tropezar desde dentro del PSOE.
A Madina y a Sanchez no les puede diferenciar la ideológica, solo una manera diferente de ejecutarla. Por tanto votemos pensando en la renovación y que el día 14 estemos en mejor disposición de ganar a esta derecha reaccionaria y que tanto daño esta haciendo a los españoles. Yo como todos tengo a mi favorito, pero me pondré a la disposición de quien las urnas elijan. Por encima de todos y de todos Unidad y renovación.

Si Andalucía dice "Pedro", el PSOE lo deja todo en manos del elegido. Esa federación tiene el peso necesario para organizar al partido a nivel general. Otra cosa es que coincida con la visión general de los socialdemócratas a escala nacional.

http://casaquerida.com/2014/06/27/interdiccion-de-la-arbitrariedad/

Yo Pérez Tapias

Me parece que esto no va a ser un proceso limpio para la elección 'democrática' del Secretario general de PSOE. Es cierto que votarán los militantes, pero también es lo cierto que las "instrucciones" que cursaran los respectivos Secretarios regionales a sus Agrupaciones será la que será. Conclusión, saldrá elegido el Sr. Sánchez ... pregunta ¿para qué hacer el Congreso? ...

No leo en los comentarios contrarréplica al argumento de Ekaizer. Nadie de mi agrupación (más de trescientos) sabe lo que piensa Pedro Sánchez. A Madina, por lo menos, lo escuchamos en las tertulias de la cadena Ser. Podrá gustar más o menos, pero su discurso da para más de 30 minutos. El mensaje de Izquierda socialista lo conocemos de siempre y en algunos puntos todos estamos de acuerdo (nuestro pedacito de corazón más izquierdista). No lo vemos operativo, sin embargo.
El asunto, ahora, es una lucha de poder, con los andaluces tratando de controlar el partido (y a algunos nos da un tufillo de que sería a la antigua usanza). Lo digo con conocimiento de causa por vivir en Andalucía, aunque no soy andaluz.
Conozco el caso de Cádiz: se tiran a matar y cuando llegan a un acuerdo sobre el reparto del poder, amigos del alma de nuevo. Ese Psoe no lo queremos muchos militantes, que confiamos en que el Psoe entienda la importancia de los cambios que se han producido en el país en estos últimos decenios. Realmente desde 1993, nunca entendimos el mensaje, pese a repetirlo continuamente. El mensaje significa más atención a los ciudadanos y menos al ombligo.

Vaya, vaya. Pedro Sánchez, el malvado beneficiado; Eduardo Madina, el bueno perjudicado y Pérez Tapias, ¿convidado de piedra? Yo creo que hay que ser un poco más serio en el análisis.
En Madrid, eso que se da en llamar el aparato es una máquina a favor de Madina y han fracasado.
Algunos deberían ir a escuchar a los candidatos, así entenderían el por qué Madina viaja tan poco y sus intervenciones son tan cortas de tiempo. Su discurso vale para contestar entrevistas de hasta 30', más allá no funciona.
Sinceramente creo que propuestas políticas las tienen Pedro Sánchez y Pérez Tapias. Lo de Madina es como su valedora Valenciano, humo

En mi opinión el partido (o Susana Díaz) se equivocó cuando quisó forzar a Madina a no presentarse y que Díaz fuera elegida casi sin despeinarse, la imagen que daba era de un partido que otra vez no quería mirar la realidad a la cara y prefería y que no hubiera discusiones. Díaz acertó cuando no se presentó y se esta volviendo a equivocar dejando tan claro que no quiere a Madina porque piensa que Sánchez será más manipulable y se equivoca porque a lo mejor hierra el tiro. Tampoco veo a Madina como el candidato de Rubalcaba pero.... todo puede ser. Qué gane el mejor y el más votado.

En mi opinión el partido (o Susana Díaz) se equivocó cuando quisó forzar a Madina a no presentarse y que Díaz fuera elegida casi sin despeinarse, la imagen que daba era de un partido que otra vez no quería mirar la realidad a la cara y prefería y que no hubiera discusiones. Díaz acertó cuando no se presentó y se esta volviendo a equivocar dejando tan claro que no quiere a Madina porque piensa que Sánchez será más manipulable y se equivoca porque a lo mejor hierra el tiro. Tampoco veo a Madina como el candidato de Rubalcaba pero.... todo puede ser. Qué gane el mejor y el más votado.

Ahora, la base sociológica el PSOE, con su voto (bien a los candidatos de los aparatos, bien al dela izquierda) demostrará de una vez por todas si es un partido de centro o de izquierda.
Y, a partir de ahí, una nueva vida.

Hay un tercer candidato, Pérez Tapias, al que todos están descartando de antemano. Parece que no se tiene en cuenta un dato: Pérez Tapias, caso de ser elegido Secretario General, no se presentará a las primarias para ser cabeza de cartel. Y eso significa que quienes puedan tener aspiraciones a ser esa cabeza de cartel, y quienes les apoyan, ya saben a quien tienen que votar si quiere tener alguna opción.
Y parece que se obvia que el voto secreto de los militantes (los avales van con nombre y apellido) puede inclinar la balanza hacia el menos esperado si los militantes deciden, por fin, volver a políticas nítidamente socialistas y de izquierda.

Igual todavía no se han enterado en el PSOE pero lo importante no son ni los avales ni los militantes sino los potenciales votantes, o sea las urnas en las municipales. Sus guerras internas sólo interesa el partido y a los periodistas. Y un consejo a Susana Díaz: que limpie de una vez toda la corrupción que existe en Andalucía y se preocupe menos de Catalunya por muchos aplausos que reciba en Madrid. El pobre PSC no volverá a ser lo que fue en muchos decenios, por no decir nunca, por haber comprado el discurso de esta Bono andaluza.

Así como la elección del candidato por via interior, por el sistema electoral del partido, exige un mínimo de firmas para postularse, el sistema directo de eleccion por los militantes tendrá más en cuenta al candidato menos beneficiado por el sistema, si de lo que se trata, como realmente se trata, tras la debacle electoral y renuncia del secretario general, es de una auténtica renovación del sistema del partido. La mitad de los miltantes que no han
postulado tienen la llave de la renovación

Bajamos del cielo al abrir los ojos, y constatamos que en las espaldas no tenemos alas.
Si no que hemos de levantarnos como cada día, y la mayoría de nosotros nos prepararnos el desayuno y después, también somos bastantes, hemos de fregar los platos como comunes mortales.
No somos ángeles.
Somos gente ciudadana y nos salen callos como a la mayoría que trabaja.
La gente miramos de reojo a la clase política, y sospechamos que detrás de las ideas de progreso y de las buenas intenciones hay siempre un aparato.
Como cuando vamos a la gestoría a que nos hagan la declaración de la renta.
Buscando la que nos cobre menos.
Porque hacerla la saben hacer en todas partes.
Pero a la ciudadanía las ideas de altos vuelos no nos llegan, solo entendemos de lo que cuestan las ideas, lo que nos piden a cuenta de hacernos la declaración.
Para pagar los impuestos que nos tocan por ser simples ciudadanos y ciudadanas.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal