Perdonazos

Por: Ernesto Ekaizer | 28 oct 2014

             

             1297979077_0

 

   

 

 

   

  

 

   

 

 

    En su última novela, La Fiesta de la insignificancia, Milan Kundera nos habla de aquellos personas que están condenadas, según una lógica implacable, a pedir perdón toda su vida.

    A los que el novelista llama perdonazos.

   Esta palabra me la han evocado Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy cuando piden perdón.

   Para jugar con las palabras de Kundera, diría que estos perdones son insignificantes.

   Pero, no creáis queridos lectores y queridas lectoras, que la insignificancia es algo menor.

  Lo dice el escritor checo afincado en París: "La insignificancia amigo mío, es la esencia de la existencia. Está con nosotros en todas partes y en todo momento...Pero no se trata tan sólo de reconocerla, hay que amar la insignificancia, hay que aprender a amarla...".

   El pasado domingo, en Murcia, esta es la opinión que Mariano Rajoy daba a sus conmilitones. 

   "Unas pocas cosas no son 46 millones de españoles ni el conjunto de España", dijo en referencia velada a la corrupción. Es la metáfora de la manzana podrida dicha de manera menos, por así decir, literaria.

  "Unas pocas cosas".

  Esas "pocas cosas", mejor dicho, haber despreciado la corrupción unas horas antes de la Operación Púnica, toda una torpeza, es lo que ha llevado, menos de cuarenta y ocho horas después, a Rajoy a revisar sus palabras y dejar saber a los ciudadanos, a través del ministro de Defensa, Pedro Morenés, que el presidente del Gobierno "sufre extraordinariamente" por todo lo que está ocurriendo.

 Unas palabras que han servido de introducción a su comparecencia en el Senado. Rajoy ha dicho: "Entiendo y comparto el hartazgo de los ciudadanos", y ha pedido "disculpas a todos los españoles".

   Rajoy da este paso después de que Esperanza Aguirre se anticipase convocando una rueda de prensa para pedir "perdón" por haber confiado en Francisco Granados.

  El caso de Esperanza Aguirre debería ser estudiado en las carreras de Políticas de nuestras universidades.

 Pretende, casi sin ambages, capitalizar los casos de corrupción (Gürtel y ahora Púnica) a favor de su renovada carrera hacia la alcaldía de Madrid.

  La presidenta del PP de Madrid estima que al pedir perdón conecta con los ciudadanos. Es sensible a lo que ellos piensan. Quiere ser el portavoz de esos ciudadanos.

  Problema: tanto Esperanza Aguirre como Mariano Rajoy han desestimado las denuncias de corrupción sistémica en el PP. Han desestimado una gran parte de los hallazgos de la investigación del juez Pablo Ruz en Madrid y del juez José Ceres en Valencia.

  No son tramas de corrupción del PP. Son (o eran) tramas contra el PP.

  Ese negacionismo en lugar de desalentar a los corruptos les ha hecho sentirse inmunes.

  Recordemos.

  A finales de febrero o primeros de marzo de 2005, el secretario del PP de Madrid, Francisco Granados, presentó una querella criminal, con el respaldo de Esperanza Aguirre, contra el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, por su decisión de enviar a la Fiscalía Anticorrupción una denuncia sobre la adjudicación presuntamente irregular de dos parcelas en Majadahonda para edificación de viviendas.

  La querella contra el fiscal general, por delitos de prevaricación y otros,  pasó a informe del teniente fiscal del Supremo, José María Luzón, quien señaló "la absoluta falta de fundamento para imputar un delito de prevaricación" a quien se había limitado a enviar una denuncia de actividades presuntamente ilícitas a la Fiscalía Anticorrupción. La querella habia sido presentada con gran alarde en las puertas del Tribunal Supremo.

  Y cuando fue desestimada, a mediados de febrero, Granados insistió con un recurso de súplica, que también fue rechazado..

   El concejal de Planificación Urbana, José Luis Peñas, y el de Medio Ambiente, Juan José Moreno, del Ayuntamiento de Mahadahonda, decidieron grabar a Francisco Correa y otros secuaces de su banda, a partir de  febrero de 2006, después de presentar un informe en la madrileña calle de Génova, primera planta, a Esperanza Aguirre sobre diversas irregularidades. 

   La grabación fue el último recurso.

  Fueron esas cintas con dieciocho horas de grabaciones a lo largo de veinte meses las que Peñas y su letrado, Ángel Galindo, depositaron sobre la mesa de la UDEF, en Canillas, el 7 de noviembre de 2007. Fue este acto de denuncia lo que permitió comenzar la investigación de la trama del PP - portavoz Alfonso Alonso, dixit, el 24 de agosto de 2013 - conocida como Gürtel.

   Ni el caso Naseiro, que salvó al PP a raíz de pruebas obtenidas de manera irregular, según el Tribunal Supremo, ni más tarde el caso Filesa, que afectó al PSOE, hicieron escarmentar al PP, que creyó haber perfeccionado su maquinaria de financiación, a la luz de lo que vemos en la contabilidad B y en las declaraciones de Luis Bárcenas ante el juez Ruz.

  Y la financiación irregular y el enriquecimiento ilícito van de la mano.

  Los sobresueldos en sobre, caso papeles de Bárcenas, y en tarjeta, caso Black, son dos caras de la misma moneda.

   Y el caso Púnica, ahora, no resulta una anomalía. La actividad de los que han venido o están en política para forrarse (la "codicia personal" invocada por Rajoy) es complementaria con la conductas que violan la ley de financiación de los partidos políticos y operan con dinero negro.

      

   

Hay 8 Comentarios

Vemos en los medios de comunicación que se pide perdón a la ciudadanía desde la alta jerarquía del estado.
Por colocar a personas poco responsables, y por consentir actitudes con lo público fuera de la legalidad, dando lugar a situaciones de injusticias.
Entonando un mea culpa, que es de agradecer.
Pero la responsabilidad en cualquier empresa se ha de garantizar no solo con buenas intenciones.
O con decir lo siento.
Ya que es todo el país el que está expuesto a las malas gestiones de unas personas garantizadas por la solvencia de una entidad como son los partidos políticos que se ofrecen en las elecciones.
Cuando se rompe un contrato, hay que pagar el gasto.
No basta con decir lo siento.
Pues la gente administrada hemos puesto nuestro dinero en juego, y lo hemos perdido.
Mal administrado.
En el caso nuestro, nos desahucian de nuestras casas y nos vemos en la calle sin contemplaciones por la fuerza pública, como se ha visto en más de una ocasión.
Aunque digamos lo siento, hemos de pagar hasta el último céntimo sin excusas.

El problema es, según veo yo, que han hecho del pais su cortijo particular... todo es considerado propio y lo ven hasta normal.

http://alicantegusta.com/editorial/15-editorial/1239-caradurismo-.html

En la consecuencia de una transición inacabada, sin ruptura con los asesinos anteriores; cuando en ella se abjura de la memoria histórica y de la verdadera justicia en consecuencia; lo que queda es la continuación del poder en las manos de aquellos grandes criminales que durante tantos años impusieron su dictadura, con derecho a todo, siendo el peor de los ejemplos, dejando sin espejo para mirarse, tanto la ética, como la estética, a las siguientes generaciones, que solo entienden a partir de ahí, que el demos cratos solo es una palabra más, donde cada cual tira hacia sí y, el que más tira más gana...Lo más triste de todo esto ha sido, que la ética SoZiAl, (voz de mando y poder de la raiz), también ha sido enmierdada, con un partido que diciéndose SoZiAta, más parece una jaula de grillos, que los herederos de Aquellos Grandes Caballeros... Ni en DiOsEz ni en reyes, ni en falsos tribunos. ZuTiik-SoZiAl-Podemos, todos unos BaTaZuUn@Z

Por más que sigan haciendo de las suyas, saldrán elegidos por gente que todavía les cree. Están esos electores en la España profunda, donde no llegan las noticias o entierran sus cabezas en la arena. Es a ellos, los que eligen los gobernantes, a quienes se dirigen las tretas de Aguirre y Rajoy. Pido perdón, quedo exonerado de toda culpa. Cuando debería ser al revés. Pide perdón, reconoce su culpa, y como resultado se convierte en un peligro para administrar lo público y por tanto proscrito a nivel político y empresarial porque... ¿Qué empresa entrega su dirección a gente "que es engañada" por otros empleados? Doblemente culpable! Por inepto y por dejarse engañar! Pero lo dicho: serán elegidos de nuevo. Al tiempo...

EL REGISTRADOR DEBE VOLVER A SU CASA! Porque tal vez para eso sirva. Pero como presidente es un inepto absoluto. No toma decisiones y se sube al carro de Alemania para atenuar la crisis en que nos metieron de forma especial los "genios" de su partido. Pide perdón con la inocencia (¿?) de un infante o adolescente. Da pena. Damos pena. Además de hartos, estamos apaleados por la corrupción que el registrador tutela.
http://odiaconmigo.blogspot.com.es/2012/12/un-ignorante-en-la-moncloa.html

¿Recuerdan aquella imagen de Rajoy sujetando las manos de la mujer que le preguntó cuánto ganaba, y el comienzo de su respuesta a esa pregunta?: "bastante..., más que usted", aunque estoy seguro de que su intención al iniciar la frase era algo así..."bastante le importa a usted". Por aquel entonces ganaba su sueldo de diputado en el Congreso; el de presidente del PP, los sobresueldos que le pagaba Bárcenas de la caja B, y alguna cosilla más de algún registro de la propiedad. En este tiempo transcurrido ha envejecido, adelgazado, se ha convertido en Presidente del Gobierno de España, y el partido que el dirige se ve envuelto en el mayor caso de corrupción de toda la UE. Los españoles somos más pobres, estamos más desprotegidos en todos los ámbitos de nuestra vida. Se nos han recortado derechos fundamentales, y se nos sigue robando, bien a través de la corrupción o, con leyes aprobadas ad hoc. Este hombre con ese rictus de tristeza en su rostro, amante del fútbol, lector del diario Marca, posiblemente medicado para eliminar los tics que delatan sus mentiras, pide perdón en el Senado. Solo le queda dimitir. La dimisión, en su caso, sería un acto de honradez y honestidad. Nos quedaremos con las ganas.
http://sinalmanicorazon.blogspot.com.es/

Hace tan solo unos días, hemos oído estupefactos unas declaraciones por los medios de comunicación de una persona poseedora de una de las tarjetas opacas.
Que decía ser una víctima más del banco, similar a las personas afectadas por las preferentes.
Sin perder la compostura.
Ni inmutarse.
Como si tal cosa, ante toda la audiencia nacional, el pueblo llano, que le escuchaba en diferido.
En un último regate al intelecto del personal que nunca hemos tenido tarjetas negras.
La gente, mucha en el paro, que hemos oído pacientes como se nos decía que debíamos acostumbrarnos a cobrar menos y a trabajar más.
Como quien arrea las mulas en el carro, que recorta el pienso para que sean más dóciles cuando tiran del carro, como si fuéramos lelos.
Del todo.
Y se quedó tan pancho, sintiéndose una víctima, él uno de los que tenían tarjetas límite de gasto ni declaración al fisco, engañado por el banco que no le informó.
Hoy sabemos que nadie ni ninguna de las personas afectadas por las tarjetas sabían que eran tarjetas fuera del control del fisco.
Y que sus gastos iban directos a las pérdidas, o a los errores informáticos, o extravíos.
Pero es que ahora vemos que había más víctimas en otros campos de la administración, afectadas por todo tipo de mala gestión y también unos desconocidos.
De los que nadie sabía nada.
Con dineros emigrados fuera de España, y con enormes comisiones en negro.
O en blanco, ante la inoperancia de los controles normales del sistema, que cosa rara.
A la gente normal, nos examinan con lupa.
A los roba gallinas, nos llaman algunos entendidos a la hora de explicar el desfase.
En el trato ante la fiscalidad del estado, que es de donde se nutre la nación para mantenerse en pie.
Desde la solidaridad.
Y el buen hacer, dando ejemplo.


Así es, se sienten impunes, si sus superiores en el escalafón de los partidos los amparan y hasta excusan, si el partido tiene una secretaria general que no cumple ninguna labor fiscalizadora de lo que ocurre en su partido, se dedica a hacerle oposición a la oposición, a vender la moto a los ciudadanos de la comunidad que preside y encima tiene "cosillas" que como la basura hay que meterlas debajo de la alfombra, si se dedican a entorpecer la labor judicial, a borrar las pruebas, y para más inri, al presidente ausente del partido y del gobierno lo escuchan decir que nunca podrán probar que no son inocentes. ¿Qué más quieren y necesitan para seguir con sus mangoneos?.
Y la guinda de la tarta es que el partido (del gobierno!!!) en su conjunto opera en B. El colmo.
Si el PP no se convierte en un partido marginal, este país es un país zombie.
¿Perdón?
A su casa, inepto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal